Tu foro de historias
 
ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Forbidden [+18][F][TERMINADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Forbidden [+18][F][TERMINADA]   Miér 01 Abr 2015, 6:04 pm

Capitulo 24

—Es... es fresco y refrescante y limpiador—ella le dijo a Nicky. —Casi como... como si el tuyo cancelara el otro.

Él alzó una ceja.

— ¿Así que sentir mi pre eyaculación contra tu coño te hace sentir mejor?

—Lo hace. No entiendo por qué, y sé que suena extraño...

Nicky sacudió su cabeza.

—No importa cuán extraño suene si funciona. Si te hace sentir mejor...

—Lo hace—ella le aseguró. —Mucho mejor. ¿Puedo...? ¿Te importaría si sólo pongo la cabeza dentro de mí ahora?

— ¿Estás segura de que quieres?—él preguntó. —Después de lo que pasó anoche...

—Nunca he estado más segura de nada en mi vida—Ella se mordió el labio.—Pero sé que estás preocupado de que me puedas dañar o desencadenar algún tipo de recuerdo. Así que como he dicho, podemos hacer sólo un poco. Y entonces puedes tocarme hasta que me corra de nuevo

Él asintió.

—De acuerdo. Pero tú me guías. No quiero resbalarme y poner demasiado dentro...

—Sólo un poco—Leah prometió de nuevo, y entonces el la lo agarró, y guió su polla dentro de su coño.

Ambos gimieron mientras que él llenaba su entrada.

—Dios, se siente tan bien —La voz de Nicky era baja y tensa. —Y te ves tan sexy con mi polla deslizando dentro de ti, Leah... —  

—Sí que se ve increíble—Leah admitió, mirando abajo para admirar la caliente visión de su coño siendo empalado por su polla.—Sólo... mis piernas se están cansando, Nicky—De hecho, sus muslos estaban temblando por sostenerse en una posición extraña para asegurarse de que sólo la cabeza de su polla entrara.—¿Te importa...? ¿Te molestaría si bajo? ¿Sólo un poco?

—Leah, seamos honesto entre nosotros—él murmuró, agarrando sus caderas.— ¿Quieres bajar todo el camino? ¿Necesitas sentir mi polla llenando tu coño por completo?

—Sí—ella susurró. —Sí, por favor, Nicky..

—Cualquier cosa que necesites, cariño—le dijo. —Sólo quiero que seamos cuidadosos...

Leah no necesitó una invitación más directa. Lentamente ella se bajó, dejando que la gruesa vaina la penetrara por completo. Dios, se sentía tan bien, se sentía tan correcto tenerlo dentro. Era tan grande, tan ancho, que ella podía sentirlo estirándola incluso cuando ella no se había movido una pulgada. Se sentía maravilloso estar completamente llena, saber que él aún la deseaba después de todo lo que había pasado. Ahora si ella pudiera correrse con él enterrado dentro de ella, ella sabía que se sentiría mucho mejor... Y entonces lo sintió de nuevo.

— ¡Oh!

— ¿Qué es?—Nicky miró hacia arriba ante su ansiedad, aunque previamente su mirada había estado pegada a la visión de su polla enterrada en la empuñadora de su coño desnudo—¿Estás bien?—él preguntó a Leah.

—Bien. Yo sólo... lo sentí de nuevo. Esa refrescante, hormigueante sensación.

—Probablemente porque esté liberando pre eyaculación dentro de tu coño—Dijo Nicky secamente. —Y ya que no estoy llevando condón, eso no es exactamente seguro.

—Pero se siente tan bien. Tan correcto —protestó Leah. —¿Puedes decirme honestamente que no se siente igual para ti también, Nicky? ¿Como si estuviésemos hechos para encajar juntos? Como una cerradura y una...

—Y una llave—él terminó por ella, sus ojos ensanchándose. —Sabes, yo he tenido el mismo pensamiento antes.

—Porque estamos en la misma longitud de onda—Leah le sonrió. —Nicky—dijo ella suavemente.—Por favor, no puedo evitar pensar si tu pre eyaculación se siente tan bien dentro de mí, tu verdadera eyaculación.

—Espera un minuto—Él frunció el ceño. —Pensé que sólo me querías dentro mientras te corrías.

—Podemos corrernos los dos—Leah se inclinó hacia delante de forma que la mitad de su gruesa vaina se deslizó hacia fuera y lo besó gentilmente en la boca. Entonces se sentó de nuevo lentamente, dejando que su polla se deslizara profundamente dentro de su coño de nuevo. —Por favor, Nicky—ella susurró. —Por favor, ¿por mí?

— ¿Estás segura de que estás preparada para esto? Podemos esperar hasta que...

—No quiero esperar. Hazme el amor. ¿Sí? ¿Por favor? —dijo Leah. —No puedo evitarlo, Nicky. Tenerte dentro de mí se siente tan correcto.

—Me siento de la misma forma—él admitió, sus ojos preocupados. —No sé por qué eso debería ser. Es casi como..

—Como si hubiésemos sido amantes en otra vida—Leah terminó por él. —Incluso he tenido sueños sobre ello. Sé que suena una locura, pero—se encogió de hombros—así es como me siento.

—Quizás no tan loco—murmuró Nicky, mirando hacia arriba a ella. —Puedo vernos queriendo pasar toda vida juntos, toda la eternidad, cariño.

Aun manteniendo su mirada, él salió en un largo, lento movimiento que dejó sólo la punta de su polla aún dentro de ella. Entonces, agarrando firmemente sus caderas él la bajó de nuevo, impulsándose en profundidad.

Leah lanzó su cabeza hacia atrás y gritó con placermientras que él lo hacía de nuevo. Y una y otra vez. Nicky no podía creer que realmente estuviese haciendo esto. No podía creer que estaba impulsando su polla profundamente en el coño de Leah con la única intención de llenarla con su eyaculación. Y lo más increíble era, que era perfectamente correcto.
Sin estar realmente emparentados. No hermano y hermana en realidad. Pero tenía que admitir que incluso si lo hubiesen estado, él no habría sido capaz de parar. Incluso si significara que su alma estuviera maldita al infierno. Leah lo necesitaba, maldición, él la necesitaba. Él la amaba tanto como para negarla. Demasiado para parar, sin importar qué.

Una y otra vez él salió y entró, sujetando fuertemente mientras que él sentía sus apretados músculos internos acariciando su polla. Él quería asegurarse de que ella alcanzaba su cima de nuevo, que ella se corriera tan duro como pudiera mientras él estuviese enterrado profundamente dentro de ella, antes de que él se permitiera llegar y llenarla con su eyaculación.

Dios, tan bueno. Te amo tanto, Leah. Tanto, tanto...

Y entonces él sintió algo extraño.

Algo que había empezado a sentir la vez anterior, antes de que la culpabilidad lo sobrepasara y parara. Empezó como una pequeña chispa que llegó a ser una estrecha amenaza, una conexión creciendo entre él y Leah mientras que ellos se empujaban hacia la cumbre. Como... no sé a qué se parece. Pero se siente tan familiar. Una soga dorada, uniéndonos.

Los ojos de Leah habían estado cerrados fuertemente en éxtasis, pero ahora ella los abrió y miró hacia abajo a él mientras se movían juntos.

— ¿Lo... lo sientes?—ella preguntó sin aire. —¿Lo sientes creciendo entre nosotros, Nicky?

—Lo siento—él murmuró, aún empujando dentro de ella. —¿Qué es?

—No lo sé. Pero se siente... Oh, Nicky, se siente maravilloso. Y casi está completo. Estoy tan cerca. ¿Y tú?

—Sí—él admitió. Él estaba intentado contenerse, pero Leah tenía el más apretado, dulce coño en el que él hubiera estado nunca, y él la amaba como nunca había amado a una mujer. Esa combinación de factores quería decir que él se podía sentirse acercarse al borde.  

—Bien—Los ojos de Leah estaban brillando ahora, su pelo dorado girando alrededor de sus esbeltos hombros mientras que ella trabajaba en mantenerse con su ritmo. Ella se veía más que hermosa, Nicky pensó. Ella se veía de otro mundo. Angélica. —Bien, Nicky. Quiero... quiero sentir tu corrida dentro de mí. Córrete cuando me corra. ¿Puedes?

—Dios, sí—él gimió, y entonces él la sintió apretándose alrededor de él, los músculos de su coño ordeñándolo como un guante de seda, él no pudo contenerse más. De repente sintió su orgasmo rebasándolo. —Leah—él gimió mientras la llenaba, saliendo a chorros profundamente en su suave, húmedo coño. —Te quiero tanto, cariño. Te quiero tanto, Ariel..

Él escuchó el nombre que salió de sus labios y apenas tuvo tiempo para preguntarse lo que estaba diciendo. ¿Ariel? ¿Quién es? ¿De qué estoy hablando? Y entonces la conexión entre ellos de repente se completó, y él sintió la cuerda de oro hecha de luz uniéndolo a la mujer que amaba para siempre.

Era tan maravillosa sensación, él se sentía como flotando. Se sentía como si estuviese alzándose fuera de su cuerpo y... y...volando.

Y de repente, lo estuvo.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Forbidden [+18][F][TERMINADA]   Jue 02 Abr 2015, 12:34 pm

Capitulo 25

Ariel miró a su alrededor con desconcierto. ¿Dónde estaba? Sólo hace un momento se había reunido con su verdadero amor, Micah, y ahora...

— ¿Ariel?—su baja, voz familiar hizo que volviera su cabeza para verlo flotando en el aire a su lado, sus poderosas alas con sus largas plumas blancas batiendo el aire para mantenerlo a flote. Él estaba flotando y así mismo ella.

— ¿Micah?—Ella frunció la ceja. — ¿Dónde estamos?

—El Cielo, nuestro lugar ante la habitación del trono...

—Oh—Ariel miró con ojos renovados, y sí, él estaba en lo cierto. Ahí estaban las enormes puertas de oro derramando luz brillante que ella y su amante habían guardado por la eternidad juntos. Al igual que los pilares blancos llenos de gracia alineando la antecámara que dirigía a la habitación del trono. Pero... pero todo parecía de alguna forma incorrecto.

— ¿Qué es lo que pasa?—ella preguntó a Micah con voz temblorosa. —He tenido un sueño tan horroroso. Queríamos estar juntos, pero alguien “todos” decían que no podíamos estar. Y cada vez que te me acercabas, te sentías tan mal por ello.

—No fue un sueño—dijo él severamente. —¿No recuerdas? Nuestras almas fueron revertidas y fuimos enviados a la tierra para vivir como humanos. Me llamaba Nicky. Y era tu hermano. Al menos, ambos pensábamos que lo era.

— ¡Oh no!—Ariel puso una mano en su boca, sus alas revoloteando con consternación. —Y era Leah, tu hermana. Qué horrible. Sin duda no podíamos estar juntos. Pero... pero lo estuvimos de todas formas, ¿verdad?

Él sonrió hacia ella, esa hermosa sonrisa dorada que ella siempre había amado, y acunó sus mejillas.

—Sí, estuvimos, mi amor. Al final, no me pude resistir...

—Pero entonces... ¿Cómo regresamos aquí?—Ariel frunció el ceño.

Una diferente voz le contestó.

—Cuándo finalmente se unieron, recobraron su conexión con el cielo. La energía resultante los liberó de sus formas humanas con tal fuerza que ellos fueron transformados en nada excepto calor y luz. Cualquiera que los esté buscando ahora en la tierra encontrará nada. Su esencia, todo lo que una vez fueron o pudieron ser, ha sido transformado de nuevo aquí a sus cuerpos celestiales.

— ¿Elloria?—pregunto Ariel, volando hacia el otro ángel. —O espera... ¿profesora Dobrev?

—Una y la misma—Elloria la abrazó fuertemente. —Lo siento tanto no pude salvarte de todo lo que pasó. Juro que lo intenté Ariel.

— No enredes tu cabeza por ello—Ariel besó su mejilla.—El amor de Micah me vio a través. Estoy bien...

—No hay tiempo para reuniones, señoritas—Otra nueva voz sonó, y Ariel miró hacia arriba para ver a Jael descendiendo hacia ellos.—Las fuerzas del infierno han hecho un brecha en el último muro—dijo mientras Micah volaba hacia arriba para unirse a ellos.—Debemos abrir la habitación del trono y alertar al Todopoderoso ahora.

—Pero ¿qué está pasando?—preguntó Ariel en desconcierto. —No lo entiendo.

—Estamos siendo atacados—dijo Jael secamente. —Lo hemos estado desde que fueron enviados a la tierra. Y ahora están aquí, todos los demonios del infierno en cada círculo interno del cielo.

— ¡Tenemos que hacer que esas puertas se abran!—Micah exclamó. Él tomó la mano de Ariel. —Vamos, amor. Date prisa. Ariel voló con él hacia las enormes puertas doradas, cada una de ellas tan altas como un rascacielos en la tierra.

Solos, ninguno, ella o Micah podían generar el poder para mover las estructuras enormes.
Pero no estamos solos. Somos la pareja de ángeles, y al final estamos juntos. El pensamiento le dio fuerza, una fuerza que desbordó a través de su conexión con su amante. Ella sintió la fuerza de Micah ir hacia ella al mismo tiempo, su poder multiplicándose una y otra vez en un lazo cerrado, incrementando geométricamente. Y finalmente fueron capaces de hacer aquello para lo que habían sido creados. El sello de las puertas doradas se ro
mpió, liberando una brillante corriente de luz, y las increíbles estructuras pesadas empezaron a moverse.

Una vez puestas en marcha, las puertas se movieron por sí mismas. Ariel sólo estaba protegiéndose los ojos con sus alas, por si la gloria del Todopoderoso era una cosa temible, cuando escuchó a Micah decir:

— ¡Ariel! ¡Observa!

— ¿Qué?—Ella se volvió desde el brillo de la gloria del Creador justo a tiempo para ver una horda de demonios vertiéndose como agua sucia en la blanca prístina antecámara.

De repente Micah tenía una flamante espada en su mano y estaba en formación con Jael y Elloria.

—Debemos luchar. Las puertas no van a abrir a tiempo.

—Mantenlos fuera—tronó Jael, y Ariel encontró que estaba blandiendo una espada en su mano. Incluso más extraño, ella de repente sabía cómo utilizarla.

Entonces los demonios fueron por ellos.

Tan oscuro y malvado como una vez que fueron luz y hermosura, empezaron a gritar y gemir, cargando cuatro frentes. Ariel apenas tuvo tiempo de estar asustada antes de que el primero la alcanzara, y su espada se deslizó a través de su escondite oscuro de piel.

Y el siguiente vino. Y el siguiente y el siguiente.

Aunque ella nunca pensó que pudiera ser posible atrás en la tierra, Ariel se dio cuenta de que era una excelente guerrera. De hecho, era como una máquina destructora de demonios. Eran sólo ellos cuatro con tra cientos, pero ella no tuvo miedo. Su brazo se alzaba y caía, alzaba y caía, y los demonios caían gritando bajo sus embestidas, rasgados en jirones mordidos por su espada.

A cada lado de ella, Micah y Jael estaban haciendo lo mismo, y Elloria también.

¡Vamos a ganar! Ellos nunca lo conseguirán. Las puertas se están abriendo, y pronto...

Sus pensamientos de victoria fueron parados por un grito a su derecha. ¡Micah! ¡Mi amor! Ella volvió su cabeza y vio un enorme demonio con motas, oscura piel gris y puntiagudos cuernos cortos girando una espada afilada. Pero las llamas que la cubrían no eran doradas; eran rojas: sangre. Ariel la reconoció. ¡El revertidor! ¡Él tiene el revertidor! ¡Y estaba intentando usarlo en Micah! Gritando, se lanzó hacia el enorme demonio, intentando desviarlo de su objetivo. Pero fue demasiado tarde. La horrible hoja roja ya estaba girando hacia abajo, cortando a través de la defensa de Micah, y entonces...

— ¡No!—Ariel gritó mientras su otra mitad caía en un lío de plumas sin vida a sus pies. —No, ¡Micah! Mi amor...

Los otros demonios se estaban yendo, mientras que se daban cuenta que la habitación del trono se estaba abriendo, pero no el demonio moteado. Él se mantuvo allí riéndose, un ronco, graznido sonido, burlándose de ella con sus ojos.

— ¿Cómo pudiste?—Ariel lo miró con angustia, y entonces, desde las profundidades de su interior, las palabras de poder salieron de sus labios.

— ¡Vete al foso!—ella le gritó. —Y nunca vuelvas.

Ella alzó su espada y la clavó directa a través de su oscuro corazón lleno de pecados. Ella tenía la severa satisfacción en sus ensanchados ojos por la sorpresa y el horror, y entonces se había ido, forzado a regresar al infierno, al lago de fuego a quemarse por la eternidad.

Ella permaneció jadeando por un momento, su espada agarrada fuertemente en su mano. Eso era; el demonio se había ido. Pero eso no le traería de vuelta a su amado. Nada lo haría. Gimoteando mientras pensó que su corazón se rompería, Ariel se dejó caer sobre sus rodillas y recogió el cuerpo sin vida de Micah hacia ella.

—Oh, mi amor, mi amor. Por favor no... por favor no...

Ella no supo durante cuánto tiempo lloró, pero de repente el aire a su alrededor estaba lleno con una brillante, penetrante luz.

Las puertas de la habitación del trono se habían abierto.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Forbidden [+18][F][TERMINADA]   Jue 02 Abr 2015, 12:37 pm

Capitulo 26

—Bueno, tienes lo que deseas...

Un susurro de las alas.

— ¿De qué estás hablando?

—Dijiste que echarías de menos ser un ángel de la guarda. Y aquí estamos, cuidando de ellos de nuevo...

— ¿Habría de ser de otra manera?

—No— dijo suavemente. —Por supuesto que no. Sólo deseo que no fuera tan duro con ellos, tener que volver atrás y ser humanos de nuevo...

—Ariel podría haber esperado Micah. El Todopoderoso le dio esa opción...

—Sí, pero sabías que ella no lo haría. Lo ama demasiado. Tanto que preferiría soportar arrastrarse sin alas por otros sesenta o setenta u ochenta años de la tierra que estar sin él, incluso un poco de tiempo en el cielo.

—Por lo menos podrán estar juntos esta vez. Fue misericordioso del Todopoderoso resolver las cosas tan bien.

—Sí, un matrimonio concertado. Esos son cada vez más raros en la Tierra.

—No en algunas culturas. Y a pesar de que no se reunirán hasta el día de su boda, sabes que van a sentir la conexión a la vez.

— ¿Eso no los enviará de vuelta a sus cuerpos celestes?

Un encogimiento de hombros.

—Si ellos quieren ir. El Todopoderoso pensó que les gustaría experimentar más de la tierra esta vez. Ahora que se les permite estar juntos, tal vez les gustaría tener hijos humanos. ¿Quién sabe?

Un suspiro de satisfacción.

—Yo no. Pero me alegro de que estén juntos. Y me alegro de que fuéramos elegidos para seguir cuidando de ellos.

—Yo también, Elloria. Yo también...


FIN
Volver arriba Ir abajo
 
Forbidden [+18][F][TERMINADA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Forbidden Lover - Amuto
» Duda de forbidden dress vs veiler
» bite fight hombre lobo nivel 20
» CMCP Black rock shooter X konata *Terminada!!!*
» Iracebeth CMCP x Coke terminada el 14.02.2011

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Apartados :: Novelas Hot-
Cambiar a: