Tu foro de historias
 
ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 08 Ago 2014, 12:09 pm

Nombre: Cuando encuentre mi camino de regreso
Autor: Vanessa
Artista ó personaje: Nicky Byrne
Adaptación: No
Género: Romance/Drama
Advertencias: Ninguna
Resumen:
Cuando Nicky conoce a Anna se enamora inmediatamente,pero ¿Anna permitirá que Nicky entre en su vida tan facilmente? sobre todo cuando cada uno de ellos todavía está luchando con su pasado






Última edición por vanessa el Dom 31 Ago 2014, 11:48 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 08 Ago 2014, 12:11 pm



CAPITULO UNO



Ató sus zapatos y con una mirada en el espejo deslizó una mano por su cabello rubio, suspiró, las palabras de su entrenador todavía resuenan en sus oídos. Que él no puso suficiente amor en el juego, que actuó muy egoísta y arrogante cuando el equipo
es lo que realmente cuenta. Que tenía que aprender las reglas pronto. Que no lo hacía
diferente por haber llegado hace apenas unas semanas al equipo, que tenía que demostrar que era digno del dinero que estaba ganando.

El se quedó tranquilo, pero ahora estaba moviendo la cabeza. La gente no le importaba. El entrenador lo vio como su posesión, una bola de arcilla que tiene que formar y no lo culpaba. Era su trabajo despedazarlo para hacerlo más fuerte. Y los
aficionados, que adoraban cada paso, cada movimiento que hacía, pero nadie le preguntaba acerca de quién es él en realidad. Pero no los culpaba. Su trabajo era admirar el exterior sin necesidad de conocer el interior. Y que no permitiría que ningún aficionado se acercase a él. No después del “incidente”.
Había sido un gran problema cuando ocurrió y trataron de ignorarlo, trató de actuar
como si nunca hubiera sucedido. Dijeron que fue cedido a otro club de fútbol porque sería bueno para su carrera. Sabía que lo hicieron más bien para evitar el escándalo. Así que aquí estaba, en un equipo nuevo, en una nueva ciudad y sus nuevos compañeros lo miraron como si tuviera una enfermedad venenosa.

“Byrne, vamos, ya es hora de salir al campo, no se cómo se te haya tratado antes, pero aquí el entrenador te pateará el trasero si no sales ya mismo.”

Parpadeó al escuchar las palabras de su compañero de equipo, lo sacaron fuera de
sus pensamientos. Todavía estaba de pie delante del espejo y con un suspiro, se
volvió y tomó los guantes de cuero antes de seguir al jugador. Estaba listo para darles un espectáculo. Listo para probarle al entrenador que él era el mejor arquero del país. Estaba dispuesto a demostrarles a todos que estaban mal.

*** ***

“¡Mami!” “¡Mamáaaaa!”

Anna se volvió al oír el grito desesperado de su pequeño hijo entrando a la cocina, sonrió al ver a su hijo corriendo hacia ella, con la cabeza escondida en un montón de tela azul. Obviamente, el chico trató de ponerse la camiseta el mismo y se perdió a la mitad. Anna iba a ayudarlo cuando oyó la voz de Kian apareciendo segundos más tarde.

“Espera, Jeremy! ¿Por qué siempre tienes que llamar a mamá? Yo solo quería jugar un poco a las escondidas contigo.”

Anna no podía dejar de reír a carcajadas.

“Kian, la próxima vez que quieras jugar con él sería un buen comienzo avisarle, y no solo hacerlo a ciegas sin previo aviso”

Por último, Jeremy fue capaz de ver de nuevo después de que Anna le sacó la camiseta, frunciendo el ceño un poco y mirando a su hijo.

“¿Ellos juegan esta noche?” le preguntó Kian a Jeremy.

El chico asintió con una sonrisa y pronto sus ojitos se pusieron en estado de shock.

“No me digas que se te olvidó comprar las entradas!” le preguntó Jeremy alarmado.

Anna se echó a reír y sacudió la cabeza.

“Por supuesto que no, no te preocupes.” Respondió Kian. “A veces me pregunto quién es el niño y el adulto aquí”

“Niña!”

Kian levantó su dedo y Anna se rió

“Yo sé Kian!”

Con una mueca Kian salió de la cocina

La sonrisa había vuelto al rostro de Jeremy cuando llegó a sus brazos para un abrazo, un deseo de que Anna hizo con mucho gusto y levantó a su hijo en sus brazos.

“Ahora hay que vestirse, mamá, o vamos a llegar tarde”

Anna asintió con la cabeza dos veces y puso al niño en el suelo.

“Dame 10 minutos”
“¡Cinco!”
“¡Jeremy!”
“Está bien, voy a estar afuera con el tío Kian”

Viendo a su hijo con la pequeña camiseta de su club favorito, Anna se preguntó cuándo Jeremy había crecido tanto. O tal vez ella nunca quiso darse
cuenta de ello, Se sentó en su cama y agarró la camiseta celeste con el símbolo de la FC de Dublín, a sabiendas de que Jeremy la había puesto ahí para que no se olvidara del partido.

Su hijo había sido aficionado desde hacía más de dos años y él y Anna nunca se habían perdido un partido cuando el equipo jugaba en el Tolka Park. Anna no sentía tanta pasión por el equipo y el juego como Jeremy, pero prometió cumplir todos los deseos que si hijo tuviera, sobre todo desde que perdió a la persona más importante en su vida demasiado pronto, su padre.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 08 Ago 2014, 5:02 pm

CAPITULO DOS

La multitud rugió al ver a los jugadores salir al campo y Anna, que tenía a su hijo junto a ella, lo protegió con su brazo al verlo ponerse de pie para tener una mejor vista y ver a los jugadores de cerca, quería decirle algo a Jeremy pero el chico habló primero.

“Ellos tienen un nuevo portero. Es su primer partido, fue transferido de un club ingles hace semanas. Nicky Byrne, dicen que es el mejor portero en la historia de Irlanda y la ciudad de Dublín lo compró por 2.1 millones”

Anna se quedó mirando a su hijo, que sonreía alegremente cuando miró a su madre.

“Lo dijeron en las noticias esta mañana”, agregó tímidamente.

“Y yo que pensaba que solo te interesaba ver dibujos animados” Dijo Anna moviendo la cabeza.

Disfrutaron el resto del juego, vitoreaban cuando el equipo local tenía la pelota, el partidofue todo un éxito para el equipo de Dublín, que ganó 2-1. Anna se puso de pie y desenvolvió el pañuelo que su hijo llevaba en el cuello y lo puso en su bolso antes de salir del estadio.

“El es bastante bueno, ¿no te parece?”

Anna parpadeó cuando Jeremy le hizo la pegunta.

“¿Quién?”

“Nicky Byrne, el nuevo portero”

“Si, creo que hizo un buen trabajo. Ahora vamos a casa, es tarde y desde hace dos horas que deberías estar en la cama”

*** ***

Nicky sonrió cortésmente cuando uno de los otros jugadores pasó junto a él y le dio unas palmaditas en la espalda diciéndole que hizo un buen trabajo en su primer juego con su nuevo equipo. Pero no estaba orgulloso.
Podría haber tomado el balón y evitar que el otro equipo anotara, se mordió el labio al pensar en una nueva estrategia para el siguiente juego. Cuando el
entrenador le dio una sonrisa y un elogio de su trabajo no podía evitar sentirse un poco mejor. Demostró que era bueno. Sabía que podía haber
sido mejor, si, pero también sabía que podría mejorar en los entrenamientos conforme pasaran los días.
Después de la ducha comenzó a vestirse, uno de sus compañeros le pidió que los acompañara a una fiesta que tendrían en un pub para celebrar el primer triunfo de la temporada. Nicky asintió con la cabeza y tomó su mochila, dejando el vestidor junto con los demás.

*** ***

“¿Viste como capturó el balón, mami?”

“¡Sí!”

“Creo que vale la pena todo ese dinero”

“Espero que si, a nadie le pagan tanto dinero por nada”

“¿Cuánto es 2.1 millones de Euros?”

Anna se echó a reír ante tal pregunta.

“Es como tener 30 casas llenas de helado”

Vio los ojos de Jeremy abrirse de más.

“¿De veras?”

“Si…ahora es hora de dormir y que tengas dulces sueños y tal vez mañana tengas un helado.”

“¿Para el desayuno?”

“Si te duermes ahora, si”

Jeremy se acercó y abrazó a su madre, dándole un beso en la mejilla suavemente.

“Buenas noches, y ya sabes que papá está pendiente de ti.”

Anna besó la frente de su hijo poco antes de salir y apagó la luz, salió de
la habitación y dejó la puerta entreabierta para que la luz del pasillo
iluminara un poco la habitación.
"Buenas noches, papá".

Sonrió ante el suave susurro proveniente del interior.

**** ****

“¿Cómo estuvo el juego?” Kian levantó la vista de la televisión en cuanto Anna entró en la sala de estar.

Anna se encogió de hombros y se sentó junto a él después de patear las piernas de Kian hacia un lado.

“Estuvo bien, ellos ganaron. Jeremy está muy emocionado con el nuevo portero que tienen y creo que hizo un buen trabajo para ser el primer juego.”

Kian asintió y sonrió.

“¿Crees que Jeremy quiera conocerlo?”

Anna suspiró y asintió también,

“Estoy segura de que le encantaría, pero no tengo el dinero y mucho menos conozco a alguien que pueda hacer algo así”

“Pero yo si”

El comentario de Kian hizo que Anna lo mirara con el ceño fruncido.

“¿Qué quieres decir?”

Odiaba cuando Kian tramaba algo y luego lo miró con una sonrisa de cómplice.

“Suéltalo Kian. ¿Qué planeas?”

“Adivina”

“Vamos, yo no estoy de humor para adivinanzas y mi turno en el trabajo empieza en una hora.”

Kian suspiró derrotado.

“Bueno, bueno, te lo diré, pero tienes que prometer que no te vas a molestar.”

Anna arqueó una ceja y le indicó a su hermano seguir adelante.

“Bueno,sabes que Mark conoció a este tipo, bueno... se fueron al sauna juntos y hablaron un rato y descubrió que ambos tienen mucho en común e incluso trabajan en el mismo lugar…pero yo no veo porqué alguien iría al sauna con Mark…”

Con un empujoncito de Anna, Kian se detuvo y miró hacia arriba.

“Oh,está bien…bueno, de todas formas, este tipo es amigo del tipo que recorta el césped en Tolka y creo que hace un trabajo bastante bueno, la hierba no es la longitud perfecta y me pregunto si podemos conseguir que venga a recortar nuestro jardín para que luzca tan f…¡Ay!”

Esta vez el empujón es más fuerte y Kian se queja haciendo una mueca, un espectáculo que hizo sonreír a Anna.

“Vamos Kian, ahora dime ¿cual es el punto en todo esto?”

“Hombre,no tienes que hacerme daño. Nadie más me escucha así que déjame hablar, te prometo que se pone bueno. Bueno, este hombre hablaba con el entrenador del equipo de Jeremy y le preguntó si podía conseguirle boletos para el siguiente partido y conocer a los jugadores. Y el dijo que estaba bien. Así que asegúrate de estar allí una hora antes la próxima semana” Kian terminó con una sonrisa.

Anna apenas se sentó y miró a su hermano, pensando en lo que acababa de escuchar.

“¿Quieres decir…Jeremy puede ir al vestidor de los jugadores la próxima semana antes del partido?”

Kian se rascó la cabeza e hizo como si estuviera pensando la respuesta, después de un rato asintió.

“Uhm..si.Eso es lo que quería decir.”

Moviendo la cabeza Anna se inclinó y le dio un beso y un fuerte abrazo a su hermano.

“Muchas gracias Kian. No puedo creer que realmente hiciste eso. ¿Cómo te lo voy a agradecer?”

“Por Dios mujer. No es ningún problema, Creo que debes de agradecer a Mark ya que él hizo todo el trabajo y yo tuve la idea cuando mencionó que conocía a ese tipo”

Anna asintió con la cabeza y se levantó.

“Está bien, voy a llamarlo desde el trabajo. Realmente tengo que irme ahora. Pero no le digas nada a Jeremy, quiero que sea una sorpresa para él”

“Cuenta conmigo, no le diré nada”

“Nos vemos en la mañana”

Anna le dio un beso y con una sonrisa salió de la casa.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 09 Ago 2014, 12:09 pm

CAPITULO TRES

“¿Le dijiste?”. Anna preguntó en voz baja cuando entró en la sala de estar con la camiseta de futbol. Era el gran día para Jeremy. Anna había llamado a Mark cinco veces esa semana y cada vez le agradeció a su mejor amigo el detalle. Y Anna empezó a emocionarse porque ella sabía la sorpresa que su hijo se llevaría cuando entraran por el pasillo de los jugadores.
Los pases VIP que Mark le dio hace apenas unas horas fueron ocultados cuidadosamente en la bolsa de Anna. Kian levantó la vista de la televisión y sacudió la cabeza.

“No dije ni una palabra y tu sabes lo difícil que es para mí guardar secretos.”

Anna sonrió. Se alegró de que su hermano aceptara mudarse con ella después
de la muerte de Shane. Al principio estaba un poco, digamos, sorprendido
cuando supo que se haría cargo de la casa y cuidaría a Jeremy pero con mucho gusto aceptó la oferta del cuidado de su sobrino cada vez que Anna
saliera a trabajar. Durante los años que llevaban viviendo juntos, felices, la actitud de Kian era contagiosa y Anna disfrutaba de la compañía del hombre que tenía su edad en papel, pero un niño en el corazón y logró que Anna saliera de su concha en la cual se metió poco después del accidente de coche en el cual su esposo perdió la vida.

“Guarda bien esos pases no sea que Jeremy los vea y adiós sorpresa”.

Anna gruñó ante el comentario de Kian.

“Lo sé, lo sé.”
Dijo mirando nerviosa su reloj, parpadeó y llamó a su hijo.

“Jeremy, tenemos que irnos o vamos a llegar tarde.”

“Pero aún tenemos más de una hora para que empiece el juego.”

La cabeza del niño apareció en la puerta de la sala de estar.

“No, no lo tenemos. Porque tengo que …uhm…recoger algo antes de llegar al estadio, apúrate a vestirte o no vamos a ir.”

El sonido de los pequeños pasos de su hijo subir las escaleras corriendo le indicó a Anna que no tendría que esperar tres minutos antes de que Jeremy estuviera a su lado con una sonrisa.

“¡Listo!, ¡Vamos!,adiós tío.”

Anna se echó a reír al ver como su hijo la sacó por la puerta principal y Kian se levantó al mismo tiempo para lanzarle la bolsa cuando estaban a punto de salir.

“¡No te olvides de esto!”

“Gracias!” Anna le guiñó el ojo y cerró la puerta.

“Pero este no es el camino correcto!” Jeremy protestó mientras seguía a su
madre, tratando de detenerla. “Tenemos que ir al otro lado!”

“No, no tenemos”
Anna se detuvo y abrió la bolsa buscando en el interior hasta que encontró lo que estaba buscando.
“Tengo una sorpresa para ti” Con esas palabras, se inclinó y colgó el pase en el cuello de su hijo.

Jeremy frunció el ceño y estudió el pequeño pedazo de papel de plástico. “¿Qué dice mamá?”

Anna le agarró la mano y le explicó de la misma manera que Mark lo describió anteriormente.
“Dice que se nos permite ir por la entrada de los jugadores”

“¿De veras???”
La voz de Jeremy tenía un alto contenido de emoción.
“¿Podemos ver a los jugadores?”

Un gesto de Anna seguido de “Si, y puedes saludarlos también!” Jeremy soltó un grito de emoción.
Se soltó de la mano de Anna y corrió hasta la entrada de los jugadores,llamando a su madre a toda prisa.

*** ***

El entrenador entró en el vestuario y con golpear la puerta consiguió la
atención que quería,todos los jugadores miraron hacia él.

“Está bien, quiero que todos dejen de hacer lo que sea que estén haciendo,
vamos a tener dos visitantes en un minuto. Así que sean lo más agradables posibles y espero que no vayan a asustar al niño y a su madre.”

La mitad del equipo gruñó, esperando un chico malcriado adolescente con su madre rica. Pero todos ellos asintieron y volvieron a sentarse en los bancos de madera. Nicky miraba sus zapatos, a sabiendas de que el entrenador no había terminado todavía. Cerró los ojos cuando el entrenador comenzó a hablar de nuevo.

“Byrne, esto es especialmente para usted. No queremos otro escándalo.”

Con los ojos cerrados Nicky sacudió la cabeza. Sabía lo que se venía. Tan
pronto como el equipo finalmente lo aceptó, el entrenador sabía como destruir todo con estas palabras. Si, cometió un error. Sentía el dolor
todos los días cuando se recordaba a sí mismo ese incidente. Sin embargo, que otros echaran sal en la herida era aún más doloroso.

Los ojos del entrenador fueron a Nicky durante unos minutos antes de que terminara su discurso.

“Y ahora, todo el mundo feliz y denle la bienvenida a nuestros invitados de la forma en que se lo merecen.”

Anna dio a su hijo una conferencia final sobre el comportamiento mientras
seguían a uno de los guardias por varios pasillos. El niño estaba saltando arriba y abajo, y ni siquiera escuchaba.

“Tal vez puedan firmar mi camiseta y mi balón. Mamá ¿Por qué no trajiste mi balón de fubol si sabías de esto?”

Se detuvieron frente a una puerta y Anna y Jeremy a su vez respiraron hondo, mirando el uno al otro antes de que la puerta se abriera y el entrenador saliera frente a ellos con una sonrisa, saludándolos de mano y preguntarles sus nombres.
Ambos respondieron con monosílabos y, finalmente, el entrenador abrió la puerta y los llevó al interior.

Jeremy estaba tímidamente junto a su madre, mirando a todos los jugadores,
hasta que uno de los defensores se puso de pie y se arrodilló al lado del niño, la conversación fue acerca del último partido y sobre que Jeremy sin duda podría convertirse en un futuro jugador para el club cuando tenga la edad suficiente. Anna observó a su hijo con una sonrisa suave y cuando sintió la mano de Jeremy soltar la suya para ir a sentarse con los demás jugadores, Anna buscó un lugar para sentarse también.

Nicky se sentó y estudió la forma de su chaqueta cuando oyó la voz del entrenador mezclarse con las otras voces y miró hacia arriba. Miró a un niño de cabello oscuro que se aferraba a la pierna de su madre y él sonrió ante la mirada se sorpresa, miedo y curiosidad en los ojos del muchacho.
Pero el niño parecía haberlo superado antes de que Dexter -uno de los jugadores- se acercara a él y comenzara a hablar. Nicky miró a la madre que acababa de ver brevemente cuando él puso los ojos en ellos, el niño consiguió su primera atención, ahora estaba estudiando la cara de la visitante que no podía dejar de sonreír.
Era una mujer joven,probablemente no era mayor que él, viendo a su hijo
con una sonrisa de orgullo como solo una madre puede tener. Cuando la desconocida se dirigió hacia él y se sentó a su lado, apenas unos pocos centímetros los separaban, vio unos ojos color verde, una mirada tímida hacia él. Se aclaró la garganta y le señaló al niño que estaba en la multitud de jugadores.

“Supongo que está orgullosa de él”

Anna levantó la mirada hacia Jeremy asintiendo mientras hablaba y miraba
hacia el hombre rubio con el jersey de portero asintiendo.

“El sabe como obtener toda la atención. Pero me alegro de que esté cómodo,
me temía que iba a paralizarse, huir o algo así. Esto es como un sueño para él.”

Nicky vio como la mujer hablaba con tanto cariño de su hijo que la sonrisa que tenía era – por primera vez esta semana – honesta.

“Recuerdo cuando mi padre me llevó a mi primer partido de futbol, yo tenía 6 y tan impresionado estaba por todo lo que ví que inmediatamente supe que eso era lo que quería hacer para vivir.”

Anna asintió con la cabeza entendiendo.

“Así es como Jeremy es. Me acuerdo de él cuando me pidió ir a un juego,
tenía solo 4 y ahora es su pasión. Por cierto, hizo un gran trabajo en el último partido.”

Nicky sentía que su cara se ponía roja. ¿Cómo puede esta mujer afectarlo tan fácilmente después de solo unos minutos de charla intrascendente? Y entonces la sola idea de saber que ella estaba en la multitud la semana pasada viéndolo en su primer juego.
Que lo vio!

“Gracias, todavía estoy tratando de encontrar mi lugar en el equipo.” Nicky le tendió la mano en un apretón de manos, quería algún tipo de contacto físico con la mujer a su lado. “Nicky Byrne”

Anna tomó la mano que le ofrecía y dijo con firmeza “Anna Egan, y él…” señaló a su hijo que caminaba hacia ellos “…Jeremy”

Jeremy se sentó en el regazo de su madre, mirando a Nicky con ojos grandes.
“Somos sus mayores fans”, murmuró. Anna y Nicky se miraron y sonrieron
ente el evidente nerviosismo del niño.

“¿Puede darme un autógrafo?” Jeremy no quitaba los ojos del hombre rubio, lentamente, se sentó más cerca de Nicky.

“Y ahora me va a culpar por no traer su balón de futbol para que pueda firmárselo.” Añadió Anna.

Jeremy asintió.
“Es todo culpa de mamá.”

Nicky se inclinó y tomó un balón de futbol que estaba en el banco, tomó la
pluma que Anna le ofreció y firmó el balón, entregándoselo a Jeremy una
vez que terminó de escribir en el.

“¿Para mí?”

Nicky asintió.

La sonrisa en el rostro de Jeremy era brillante y amplia, dejó caer la pelota para envolver con sus bracitos alrededor de los anchos hombros de Nicky, abrazándolo fuertemente.

“Gracias”

Nicky sorprendido parpadeó, no esperaba esa reacción del niño, lo abrazó.

“De nada.”

“Mamá, ¿puedo dejar que los demás también lo firmen?” preguntó Jeremy mientras se bajaba del banco y recogía la pelota.

“Por supuesto que puedes” dijo Anna, le entregó la pluma y Jeremy salió corriendo hacia el otro lado de la habitación.

“Debe de ser duro ser el nuevo. ¿no?”

Anna captó la atención de Nicky con su pregunta, pero en lugar de una respuesta, Nicky arqueó una ceja.

“No te preocupes,yo no trabajo para la prensa ni venderé sus respuestas a una revista”

Con una sonrisa Nicky respondió: “No puedo evitar ser lo suficientemente
cuidadoso. Pero si, no es fácil llegar a un nuevo equipo en la mitad de la temporada. Y es una ciudad totalmente nueva también. Yo no conozco a nadie de por aquí. ¡Oh, no crea que me estoy haciendo el mártir. Solo estoy diciendo que es difícil”

“Entiendo completamente. Cuando me mudé aquí, fue difícil para mí también. Pero la ciudad es agradable y terminará por gustarle. Trabajo en la recepción
de un hotel y me da envidia cada vez que veo llegar a estas personas que estarán por unos días y que luego se marcharán a sus hogares. Pero he aprendido que el hogar está donde está el corazón”

Nicky notó el cambio en la voz de Anna en esta última frase y ambos vieron a
Jeremy con el grupo de jugadores. Era fácil entender. Para Anna su corazón era su hijo. Para Nicky era algo que todavía tenía la esperanza de encontrar. El futbol era su pasión, pero no era algo que lo hacía sentir en casa cuando se siente solo en su apartamento mientras cambia los canales en la televisión esperando que la soledad se vaya.
Los ojos de Nicky volvieron a Anna y por un momento quería tener a alguien como ella. Para tener un hogar, para tener a alguien que lo hiciera feliz.

“Es un gran chico.”

Anna se volvió a Nicky le sonrió. “Si, lo es.
La única cosa en mi vida que me da orgullo.”

Ambos se miraron y sin palabras, era evidente que ambos habían tenido malas experiencias en el pasado que solo querían olvidar, pero no podían.

Nicky tocó suavemente el brazo de Anna.
“Y tiene razones para estarlo”

El entrenador entró en la habitación e hizo que todo el mundo mirara hacia
él, la mano de Nicky cayó inmediatamente. Anna se levantó y llamó a Jeremy, que volvió con su madre vacilante. Una mirada del entrenador y Anna sabía que tenían que irse. Se volvió a Nicky.

“Buena suerte esta noche”

Nicky le dio las gracias y sonrió por última vez, viéndolos salir.

Anna y Jeremy se acercaron al entrenador y junto a él dejaron el vestuario
para ir a buscar sus asientos, Jeremy aferrándose a la pelota entre sus
manos.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 10 Ago 2014, 11:47 am

CAPITULO CUATRO

Anna se sentó detrás del mostrador con el teléfono pegado a su oreja.

“Si, tendrías que haber visto sus ojos. Amaba cada minuto de él. Se sentó con los defensores y conversaron como si fueran sus amigos más cercanos. Fue increíble,gracias de nuevo Mark. No sabes lo que significó para mí, o para él. Gracias.”

Mark sonrió al otro extremo de la línea haciendo sonrojar a Anna.

“De nada. No es gran cosa. Sabes cuanto quiero que Jeremy y tu sean felices. Bueno,tengo que colgar, ya es tarde y mañana tengo trabajo. ¿Qué te parece si cenamos?”

“Suena muy bien. Yo pago, y no te atrevas a decir que no. Es lo menos que puedo hacer.”

Una vez más, hubo risas por parte de Mark.
“Está bien,te veo mañana,entonces saluda a Kian y a Jeremy de mi parte.” Y colgó.

Anna colocó el teléfono sobre el escritorio y comenzó a moverse a través de documentos.
Asuntos triviales,llamadas telefónicas,órdenes especiales por uno de los huéspedes y una estela de llamadas de gente que tiene que levantarse antes de que su turno haya terminado.
Se echó hacia atrás y disfrutó de una de las raras noches tranquilas que tenía. Lo necesitaba ya que Jeremy había sido más hiperactivo que nunca, cuando lo puso a dormir unas pocas horas atrás.
En realidad tuvo que arrastrarlo en tres ocasiones hacia su cama ya que insistía en acompañarla a su trabajo, pero Anna sacudió la cabeza y le dijo que volviera a soñar con el día especial que había tenido.

No podía dejar de hablar de lo agradables que los jugadores fueron con él todo el tiempo,durante todo el partido y durante el regreso a casa.
Y Anna estaba de acuerdo. No esperaba que fueran tan amables y tan pacientes con ella y Jeremy e incluso disfrutó de la breve charla con el portero.
Nicky,Nicky Byrne. Si,ese era su nombre. Y Jeremy parecía amarlo desde el segundo en que lo vio. Nunca había visto a su hijo ser tímido con nadie,pero el joven rubio…

“Hola Anna”

Una voz la sacó de sus pensamientos y de inmediato adoptó el papel de recepcionista amable que aprendió a hacer perfectamente a través de los años. Llevó su mirada hacia el tipo que le hablaba y parpadeó sorprendida.

“Nicky”

No sabía en qué momento decidió llamarlo por su nombre pero el nombre era lo único que podía decir en este instante, el joven portero era la última persona que esperaba
ver ahí, delante de ella, y la pregunta resultó ser de lo más natural.

“¿Qué estás haciendo aquí?”

Nicky sonrió e inclinó la cabeza hacia un lado mientras veía la cara de sorpresa de Anna. Se recargó perezosamente en el mostrador, los antebrazos apoyados en la madera fría.

“Digamos que tenía curiosidad por ver en qué estás trabajando. Usted dijo que trabaja en un hotel,de modo que cuando estaba camino a casa pasé por este y pensé que podría darle un vistazo. Y bingo!, aquí está. ¿Cómo va la noche?”

“No hay mucho que hacer” Fue la respuesta de Anna, mientras estudiaba la cara de Nicky. Había algo en el hombre rubio que le hizo sospechar.
Tal vez fue el hecho de que Nicky se aferraba al mostrador como si su vida dependiera de ello. Como si él no pudiera valerse por si mismo.
Anna checó la hora rápidamente. 3:30 AM. Con una dulce sonrisa se volvió a Nicky. Por supuesto, el equipo ha ganado y sehan ido de fiesta. Y obviamente, Nicky ha bebido un poco más de lo que debía. Anna arqueó una ceja.

“¿Quieres una silla?, Solo para asegurarme de que no se caiga.”

Las risas que venían de Nicky eran fuerte y escándalosas. Y finalmente el hombre movió la cabeza.

“Nop,estoy bien,gracias por la atención sin embargo, lo aprecio.” Miró a Anna por
un momento que dejó a ambos en silencio antes de hablar de nuevo.

“¿Dónde está tu niño? Hoy fue tan lindo en el vestuario. Todo el equipo lo amó. Tu y él deberían visitarnos más a menudo al vestidor, son buenos para el ambiente del equipo.”

Anna sonrió mientras tomaba una hoja de papel, mirando brevemente antes de guardarlo.

“Está en la cama,o al menos eso espero. Estaba tan entusiasmado después de lo de hoy. Muchas gracias por tratarlo tan bien. Estaba realmente impresionado con usted. Yo nunca lo he visto actuar así con otra persona antes.”

Nicky sonrió.

“Bueno, ¿Quién no lo trataría bien? El es un chico encantador. ¿De quien lo heredó, de usted o de su padre? ¿Y por qué no estaba él allí con usted? Es raro que sea usted y no su padre quien lo lleve al estadio. ¿O será acaso que él odia el futbol?, eso sería raro, por lo general es a las mujeres a las que no les gusta. Pero me gusta…”

El nudo en la garganta de Anna creció más y más y se detuvo a escuchar las cosas que este hombre estaba diciendo. ¿Qué sabe él? No la conoce. Por supuesto que no, de otra forma no hablaría así. Nadie habla así de Shane. No después de lo que pasó…Anna levantó la mano cuando sintió que no podía contener las lágrimas más.
Nicky la miró profundamente con el ceño fruncido.

“Por favor” dijo Anna en voz baja tratando de ocultar el temblor en su voz. “Por favor, váyase.Tengo mucho trabajo que hacer. Y estoy segura de que usted tiene otras cosas que atender también.”

Pasó un minuto antes de que Nicky asintiera. El solo quería hacer una pequeña conversación y conocerla un poco mejor y entonces de pronto le pide que se vaya.

“Oh si, ya es tarde. Nos estaremos viendo Anna. Disfrute de la noche.”
Diciendo esto se volvió y lentamente se dirigió hacia la salida del hotel, solo miró hacia atrás para mirar a Anna, que estaba sentada detrás del mostrador. Nicky simplemente se encogió de hombros.

Anna nunca se había sentido tan agradecida de ver a la chica que trabajaba
en el turno después de ella. Rápidamente empacó sus cosas, metió algunas
cosas y se fue.
Cuando entró a su casa se alegró de que ni Kian ni Jeremy estuvieran despiertos. Le besó la frente a su hijo que aún dormía y se dirigió a su habitación donde se sentó y apoyó las palmas de sus manos contra su rostro.
Había intentado no llorar, pero ahora los recuerdos volvían a ella, más y más
rápido y pronto se echó a llorar, las lágrimas corrían por sus mejillas.
Nunca quiso ser madre soltera, su mundo había sido tan perfecto desde el día en que conoció a Shane.

Fue invitada a cenar por Mark, al cual había conocido unas semanas antes.
Cuando Anna y Shane se miraron, Mark se dio cuenta de que su nueva amiga
y su mejor amigo habían encontrado a alguien especial. Anna no creía en el amor a primera vista, pero a ella le gustaba decir que si, cuando le preguntaban como había conocido a su esposo. Pero no fue fácil que se hicieran pareja. Mark tuvo que organizar varias reuniones y cuando todos estaban en una fiesta con los amigos, Shane tuvo por fin tuvo la cantidad correcta de cerveza y el coraje para pedirle a
Anna que bailara con él. En la pista de baile se besaron por primera vez.
Desde entonces fueron inseparables. Su felicidad se hizo aún más cuando Anna
le dijo a Shane un año después de que ella estaba embarazada. Se casaron en una pequeña capilla de Sligo, ciudad natal de Shane, donde ambos vivían cuando nació
Jeremy. Ambos sabían que no podía haber algo mejor que eso. Y de repente todo cambió para peor.

El día que Anna recibió la llamada telefónica, quemó su corazón, así como las palabras del oficial que le dijo que su esposo estuviese implicado en un accidente
automovilístico y había muerto de inmediato. El agujero en que cayó era más profundo que cualquiera hubiera esperado, y cada intento de sacarla fracasaba.
Finalmente, Mark había logrado hablar con Anna en un cambio de lugar, de modo que ambos se trasladaron a Dublín. Al principio compartían departamento, pero les tomó menos de 2 meses para darse cuenta de que no podían vivir juntos. Por casualidad, trasladaron a Kian a Dublín y estuvo de acuerdo en compartir el departamento con su
hermana y el alquiler. Los días estaban llenos de risas, Kian y Jeremy eran una distracción agradable para ella. Sin embargo, las noches eran largas y solitarias por eso cuando la cambiaron al turno de la noche, Anna fue la más contenta en aceptar.
Ahora tendría algo que hacer en la noche y no iba a llorar antes de dormir nunca más. Todos ellos se acostumbraron a la situación y, a pesar de que Mark y Kian llenaron la pérdida, Anna todavía tenía que hacerle frente, nunca se habló de ello. Todos sabían que Anna solo necesitaba tiempo para superarlo.

Anna con la vista borrosa cayó sobre la foto en la mesita de noche, se inclinó y la tomó con cuidado. Con dedos temblorosos, acariciaba la imagen de Shane sobre el frío vidrio antes de presionar la foto en su pecho.

“¿Por qué tuviste que dejarme?”

Las palabras no eran mas que un susurro, lloró otra vez, a lágrima viva llena de dolor y soledad, falta una parte de su corazón mucho más que en los últimos 4 años.

“¿Por qué no regresas? Te hecho de menos…te amo.”

Con la imagen aún apretada en su pecho, se tumbó en la cama, finalmente, se quedó dormida exhausta por el día y los recuerdos.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 11 Ago 2014, 11:23 am

CAPITULO CINCO

Anna despertó, el sol brillaba a través de la ventana y le pegaba en la cara. Se sentía agotada, como si no hubiera dormido absolutamente nada. Le ardían los ojos y con un gruñido los cerró, se dio la vuelta y decidió volver a dormir, maldiciendo una soledad que había estado sintiendo en las últimas semanas.

La paz no es duradera. Diez minutos más tarde oyó que alguien abría la puerta de su dormitorio, vacilante y ni siquiera se molestó en abrir los ojos ella sabía exactamente quien era.

“¿Mami? ¿Estás despierta?” la voz del niño le susurró al oído.

Anna, por lo general era la primera en estar lista y preparando el almuerzo, no se sentía con ganas de levantarse. Ella simplemente gruñó y asintió con la cabeza ligeramente a la pregunta. Obviamente, era un error. Jeremy se metió en la cama junto a su madre, las palabras fluyen sin parar.

“Mamá, es un día hermoso afuera. Hace sol y no llueve y me prometiste que el
próximo día soleado iríamos a jugar futbol. Empaqué todo ya, y le pregunté al tío Kian si venía con nosotros y dijo que, qué es lo que estamos esperando. Oh, y mi tío Mark llamó antes, pero mi tío Kian le dijo que estabas durmiendo y le dijo a mi tío Mark que vuelva a llamar más tarde, pero si lo llamas primero tendremos toda la tarde en el campo. ¿Qué te parece?”

“Hmmmmm…”
Anna todavía no podía formar una respuesta audible.

Jeremy tiró la manta con suavidad.

“Vamos, Mami” le rogó y Anna a regañadientes abrió los ojos, la luz del sol la cegó por completo.
Ella hizo una nota mental para matar a Kian por haber abierto las cortinas de su habitación mientras estaba dormida. Se enfrentó a su hijo y sonrió con suavidad. Sabía que no podía salir de esto. Jeremy tomaba muy en serio las promesas y no era el tipo de persona que no se opondría a su palabra. Anna asintió y se llevó la mano a sus ojos para frotarlos y despejar su mente.

“Bueno, bueno, ya me levanté. Solo dame unos minutos. ¿Ya almorzaron?” Miró el reloj de alarma en la mesita de noche el cual marcaba la 1 pm. Jeremy sacudió la cabeza al igual que Anna que ya se lo esperaba. Siempre había que esperar a Anna a que se levantara y comiera con ellos.

“Ve y dile a Kian que prepare algunos bocadillos para llevar con nosotros.”

Jeremy sonrió y saltó de la cama inmediatamente saliendo de la habitación.
Anna se sentó y tiró la manta de su cuerpo. Sus ojos se fijaron en el portarretrato que yacía en la cama. Sin mirar la imagen lo tomó y lo puso de nuevo en su lugar habitual.
Fue entonces cuando se dio cuenta de que había dormido con su ropa y comenzó a desnudarse. Una ducha era exactamente lo que necesitaba ahora.

*** ***

Con un suspiro Nicky masajeaba las sienes mientras miraba al techo.
No quería beber demasiado,pero cada vez que el vaso estaba vacío, sus compañeros de equipo lo llenaban y antes de que él se diera cuenta, estaba completamente borracho.

Frunció el ceño mientras trataba de recordar qué es lo que había pasado después de salir del bar.
Caminaba solo en la calle de regreso a su apartamento, pero hubo otro flashback en la memoria. Cabello castaño y corto, una sonrisa sincera y ojos color verde, un uniforme azul oscuro. Una cara, un nombre. Anna. ¿Vió a Anna de nuevo? Cerró los ojos, pero su mente era un torbellino y él no podía entender dónde o cuando vió a la mujer que estaba en sus pensamientos desde el momento en que puso los ojos en ella.

En su camino hacia el cuarto de baño tuvo otro flashback. Fue solo un segundo, vio esa cara de nuevo, los ojos tristes y los rasgos duros que se sentía el nudo en la garganta crecer. ¿Qué hizo? El hablaba y de alguna manera vio cómo Anna se vio afectada por algo que él dijo. No podía recordar qué era, pero sabía que tenía que pedir disculpas. Mitad a medias porque se sentía culpable por hacer que Anna se sintiera triste y la otra porque…sólo quería volver a verla.

Si Nicky sólo pudiera recordar dónde fue que la vio anoche.

*** ***

Anna entró a la cocina vestida con unos pantalones flojos y un suéter, se sentía mucho mejor.
La larga ducha realmente le ayudó a poner sus pensamientos en orden. Ahora
estaba viendo a Kian y a Jeremy poner los alimentos en una cesta, le divertía ver al niño dar órdenes a Kian. Se aclaró la voz para llamar la atención y ambas cabezas se volvieron a su alrededor, Kian le dio una mirada desesperada.

“Es bueno ver que ya estás de pie. Tengo que decir que eres la mejor cocinera. Así que te dejo tu lugar y a tu pequeño diablito…” dijo alborotándole el cabello a Jeremy…”no me deja ser”

Anna asintió con la cabeza cuando se acercó y le dio una palmada amistosa en la espalda a Kian.

“Está bien, aquí me dejan.” Antes de que Kian saliera de la cocina Anna lo hizo volver.
“ah…Kian?La próxima vez que abras las cortinas de mi habitación, asegúrate de que haga el peor clima afuera.” Rió suavemente cuando vió el rostro sorprendido de Kian. “Solo así el sol no me despertará de nuevo.”

Kian movió la cabeza con una sonrisa. “Así que odias el sol, ¿no? Pero, yo creí que necesitabas tu sueño de belleza. Realmente te despertaste de muy mal humor. Así te vas a arrugar más rápido.”

“Cállate” dijo Anna sonriendo.

Con un guiño Kian salió de la cocina. Anna se alegraba de tener un hermano como Kian.
Nunca se portaba serio y podría bromear durante horas, por lo general cuando
Jeremy no estaba cerca. Esas son las cosas que ayudaron a Anna a aligerar las cosas, a relajarse ya que a veces se preguntaba si se habría vuelto loca por ahora sin
Kian en su vida.
Mark y Kian habían sido, muy útil desde que se mudó aquí. ¡Mark!. Oh si. Había una
llamada que tenía que hacer. Le dijo a Jeremy que hiciera unos bocadillos para si mismo ya que él era el único que podía hacer un sándwich con una mezcla de queso y crema de chocolate esa había sido oficialmente una de las ideas cada vez peores de un sándwich, pero Jeremy lo amaba y así Anna se lo permitía de vez en cuando. Miró el reloj y decidió tratar de llamar a Mark en el trabajo. Marcó su número y se sentó a la mesa de la cocina mientras esperaba a que le contestaran.
Por fin alguien habló.

“¿si?”

Anna pudo darse cuenta de que su amigo estaba ocupado por lo decidió mantener una conversación breve.

“Hola, soy yo. ¿Qué pasa?”

Inmediatamente la voz de Mark cambió y se volvió amistosa.

“Oh, hola Anna.Solo quería hacerte saber que estaré allí a las 8:30 para la cena. Tengo una reunión que va a durar un poco más y no podré llegar antes. Así que espero que no sea un problema para ti. Terminaremos de cenar antes de que comience tu turno”

“No hay problema en absoluto. Voy a llevar mi uniforme conmigo y lo dejaré en el coche y luego me vestiré en el trabajo” Anna miró como su hijo estaba de pie a su lado,preguntando si podía hablar con su tío. “Jeremy quiere hablar contigo”

“Pásame al niño. Bueno Anna, te veré esta noche entonces . Y no elijas un lugar muy caro, ¿me oyes?”

“Por supuesto que no. Adiós Mark.” Y con eso le entregó el teléfono al niño.

“Hola tío Mark,estoy haciendo sándwiches porque vamos a ir al campo a jugar fútbol. Mamá me prometió que lo haremos.”

Anna escuchó la conversación un poco antes de levantarse y limpiar el desorden que Jeremy y Kian hicieron en la mesa, envolvió los sándwiches en papel y se aseguró de que Jeremy tuviera su lonchera azul con la imagen del jugador de futbol en la parte superior.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 12 Ago 2014, 11:22 am

CAPITULO SEIS

Poco a poco se ponía el sol y los tres decidieron que era hora de regresar a casa,Jeremy había acabado con la energía de Anna y Kian después de una tarde llena de entusiasmo. Sólo jugaron al fútbol, era la actividad favorita de Jeremy.
Cuando finalmente llegaron a casa,ya estaba oscuro y Anna apenas tuvo tiempo suficiente para llevar a su hijo hiperactivo a la cama, tres veces, y recoger sus cosas antes de oír el auto de Mark estacionarse. Con un pequeño adiós a Kian salió de la casa, una vez fuera,saludó a su mejor amigo con una sonrisa mientras él le abría la puerta del coche. Anna se deslizó dentro del auto y Mark se puso en marcha el auto hacia el restaurante elegido por Anna.

El ambiente era agradable,tranquilo y relajado para ambos después del día
estresante. Después de la ensalada, Mark comenzó a hablar con Anna de un
tema que para ella es de total desagrado.

“Así que…¿por fin aceptaste salir con ese chico?”

Anna apenas levantó la vista, sabía lo que venía.

“¿Qué chico?”

Con un suspiro de tranquilidad, Mark movió la cabeza,Anna sabía exactamente de lo que estaba hablando y sólo fingía no tener ni idea.
También sabía que para Anna era realmente difícil hablar cuando se trataba de hombres y del amor en general.Pero no se dio por vencido. Quería ver a
su mejor amiga feliz de nuevo.

“El chico que trabaja en la oficina contigua a la mía ¿lo recuerdas?, el rubio. Lo vi el otro día y me dijo que le diste tu teléfono…y que ese número no
existe. ¿Tienes algo que decir?”

Anna bajó la mirada.

“Está bien, le mentiste. ¿por qué lo hiciste? Me dijo que eres hermosa”

Un encogimiento de hombros,fue la respuesta antes de que Anna finalmente hablara.

“No me gustan los rubios”

Mark tuvo que obligarse a no reír ante la pobre excusa de la mujer sentada frente a él.

“Oh,bien. Se me olvidó. Sigues viviendo en la tierra de los sueños. ¡Despierta Anna!”

Mark no podía callar más.

“El está muerto. Sé que te duele y que te ha sido difícil estar sin él todos estos años,pero al menos deberías aceptarlo y tratar de superarlo. Su vida terminó,no la tuya!”

Anna negó fuertemente con la cabeza ante las palabras de Mark,sus ojos se llenaron de ira y dolor por igual mientras empujaba su silla hacia atrás y se levantó.

“Por qué no me dejas sola con mi vida? Para ti es fácil decirme eso, pero esta es la mejor manera en que le puedo hacer frente. Tal vez quisieras verme salir todas las noches y tener citas con otros hombres, pero no puedo, yo no soy así,¿estamos? Así que si realmente eres mi amigo, me entenderás que yo no puedo pensar en rehacer mi vida con otro hombre que no sea Shane.
Te juro que trato pero no puedo,él es mi vida, sin Shane no deseo seguir viviendo desearía haber muerto junto con él, pero…”

“Pero está Jeremy…por lo menos se puede decir que tienes algo por lo que vale la pena vivir después de Shane.”

Sus puños estaban temblando,Anna tomó su bolso y se dirigió hacia la salida. Pero Mark la alcanzó rápidamente.

“Escucha,Anna, sabes que si te digo todo esto es porque te quiero y deseo verte feliz al lado de un hombre que realmente te merezca. Tienes un motivo muy poderoso por el cual vivir, vivir para Jeremy. El necesita a su madre más que a nadie en el mundo”

Mark tragó saliva cuando Anna se volvió lentamente, con lágrimas cayendo libremente por su rostro, Mark la envolvió con sus brazos, en este momento, parecía tan frágil como un niño recién nacido.En todos esos años de conocerla, Mark aprendió que a veces Anna sólo necesitaba sentirse protegida. Y el siempre estaría allí para ella.

Anna habló aún aferrada al pecho de Mark,sus lágrimas mojaron la tela de su camisa rápidamente.

“Mark,tienes razón. Respecto a todo…pero yo no quiero olvidarme de él. O excluirlo de mi vida”

“Shhhhh”
Mark calmó a la mujer temblando. “Nadie quiere que lo excluyas de tu vida. Pero tampoco debes excluir a nadie de tú vida que no sea Shane.
Tienes que seguir adelante.Puedes guardar sus recuerdos, pero tampoco
debes vivir completamente en ellos. La vida continúa,es una lección difícil de aprender”.

Anna respiró hondo y se alejó,secándose las lágrimas de sus ojos. Con una sonrisa suave,se enfrentó a su mejor amigo.

“No puedo prometer nada pero lo intentaré,¿si?”

La sonrisa de Mark brilló cuando asintió con la cabeza.

“Eso es lo mejor que esta noche puedes conseguir y espero que puedas vivir con ello.”
Le dijo Anna.

De pronto,se dieron cuenta por primera vez,que aún estaban en el restaurante, parados en la mitad del salón y que todo el mundo estaba
observando. Anna se sonrojó y agarró el brazo de Mark.

“Uhm…¿tal vez deberíamos ir a algún otro sitio?”

Pero Mark se negó

“¿Sólo porque les dimos un pequeño espectáculo y que ni siquiera tuvieron que pagar para verlo? Al diablo,ahora,vamos,a ver si acabamos la comida”.

“¿No hablaremos más de ese tema? Anna preguntó con cautela

“No más! Mark levantó el índice y el dedo medio “Lo juro”

Y con eso se volvieron a su mesa, haciendo caso omiso de las miradas de las 20 personas que estaban en el lugar.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 12 Ago 2014, 5:44 pm

CAPITULO SIETE

Cuando Nicky se levantó de su cama,sintió sus dedos temblorosos. La mala sensación en el pecho le indicaba que la borrachera de la noche anterior todavía no se iba.
Intentó desesperadamente de recordar lo que le hizo a Anna que parecía tan
conmocionada y herida cuando lo único que quería hacer era conversar y conocer mejor a la mujer de cabello oscuro. Pero la sensación de ir a decirle lo siento y hacerlo son dos cosas diferentes.

La primera opción hizo rápidamente que su corazón latiera más aprisa. Pero
ahora parece más difícil que nunca seguir adelante con la segunda.

Nicky pasó horas delante del espejo seleccionando cuidadosamente la ropa que iba a ponerse,cuando finalmente se dio cuenta de que no iba a una cita.
Pero estaba nervioso e inseguro.

De alguna manera quería llegar a Anna. Fue el momento en que se estaba vistiendo cuando cerró los ojos y recordó la charla que tuvieron en el vestidor…al mirarla a los ojos sintió como si Anna estuviera mirando a través de su alma.
Sabía que Anna es una mujer casada y que no tenía ningún interés en él, que si se portó amable con él en el vestidor era porque…porque…ni él mismo sabía por qué había sido amable,le quedaba claro que ella no tenía interés en él ni mucho menos sentía curiosidad.

Pero eso no impidió que sus pensamientos volaran. Lo perseguía en sus sueños. Sabía que era una locura que una persona de la cual no sabía nada más que un nombre pudiera invadir su vida así.

Con un suspiro Nicky arrojó la camisa negra que usaba para esas “ocasiones”
en la cama y mejor optó por una camiseta blanca lisa y sus desgastados jeans. No quería cometer dos errores en un tiempo tan corto.

*** ***

“Bye Anna, gracias por la cena!” Mark se despidió y se marchó.

Anna sonrió mientras miraba el coche desaparecer en la siguiente esquina y
se volvió para entrar en el hotel. Levantó la mano en un saludo a la chica detrás del mostrador antes de irse a cambiar. Mirando el reloj vioque todavía faltaba más de media hora para comenzar su turno. Anna sacó el uniforme azul oscuro de su mochila y comenzó a desvestirse. Ella era la única en la habitación por lo que se tomó su tiempo.
Pensando en la cena y en las palabras de Mark la hicieron fruncir el ceño.
¿Estaba realmente atrapada en su propio caparazón de tristeza? ¿Estaba
realmente cerrándole la oportunidad a todos los demás? En el momento en
que Mark dijo eso,en el restaurante, en frente de toda esta gente, le dolió. Mark podría ser tan franco sobre las cosas y actuar como si no le importara.Pero ahora Anna se dio cuenta de que probablemente necesitaba
que Mark la abofeteara de esa manera,sólo para hacerle ver que hay cosas que no veía. Poco a poco Anna asintió.
Los verdaderos amigos son aquellos que no te felicitan por tus virtudes,sino aquellos que conocen tus defectos y siguen siendo tus amigos. Mark no había sido grosero, sino más bien honesto. Tal vez, Anna, había exagerado su actitud.
Pero, finalmente,su amistad no fue afectada y sabía que era más fuerte ahora que todos los años que tenían de conocerse.

*** ***

Nicky poco a poco entró en el gran vestíbulo,no tenía ni idea de si éste era
el lugar correcto, realmente no podía recordar las cosas que estaba viendo. No estaba seguro de si era el hotel de Anna. Por un momento estuvo a punto de dar la vuelta y marcharse. Pero ahora que la chica que estaba detrás del mostrador lo había visto,decidió preguntar, no quería hacer el ridículo. Y todavía estaba aquí para pedir disculpas a alguien.Alguien que obviamente ni estaba en estos momentos. Empujando sus temblorosas manos en los bolsillos de sus pantalones vaqueros se acercó a la chica, dándole una suave sonrisa que ella devolvióantes de hablar.

“Buenas noches señor. ¿qué puedo hacer por usted?”

No era capáz de expresar su pregunta, Nicky tenía que aclararse la garganta.

”Yo…estoy buscando a alguien” No podía creer que estaba actuando de manera tímida. Con una respiración profunda que tomó todas sus fuerzas y
dijo:”Alguien que trabaja aquí…creo, su nombre es Anna, Anna Egan”
Cuando lo dijo se sintió mucho mejor.

La primera chica hizo una mueca y arqueó una ceja antes de que ella asintiera con la cabeza.

“Llegó hace unos minutos. Déjeme ver si ella está disponible” Y con eso se dio la vuelta y lo dejó plantado en el mostrador, Nicky empezó a caminar de
un lado a otro a lo largo del mostrador mientras trataba de concentrarse en algo,cualquier cosa que le ayudara a hacer frente a su nerviosismo.

*** ***

“Anna,alguien pregunta por ti”

La chica entró en la habitación sin llamar, asustándola.

Cerrando su bolsa, Anna frunció el ceño “Para mí? ¿Quién es? Mark?

La muchacha se encogió de hombros “Un tipo, que no dijo su nombre sólo que él quiere hablar contigo. Y lo mejor será que vayas, porque sabes lo
que pasa si el jefe te ve atendiendo asuntos privados en horas de trabajo.”

“No te preocupes,puedo manejar el trabajo y las cosas personales muy bien.”

Cerró su armario y siguió a la chica a la recepción.
Odiaba cuando su compañera hacía esos tipos de comentarios cuando su turno no había comenzado.

Pensaba que era Mark quien la estaba esperando, probablemente se había olvidado de algo, o había decidido hacer una visita espontánea, Anna se congeló en su lugar cuando vió a Nicky de pie en el pasillo. “¿Qué está haciendo aquí?”, se preguntó y los recuerdos de anoche volvieron como pequeños flash back. Estaba a punto de darse la vuelta y regresar directamente a la sala en la que estaba pero era demasiado tarde la chica ya estaba hablando con Nicky.

“Ahí está” pensó Anna, “será mejor que lo atienda aunque no esté en el mejor estado de animo.”

Bueno,eso era suficiente. Anna puso la mejor sonrisa que podía manejar y se dirigió a Nicky.

“Hola ¿Cómo estás? No esperaba que vinieras de nuevo y menos tan pronto.”

Nicky parpadeó sorprendido por la forma tan amistosa en la que Anna le saludó y era la primera vez en el día que su corazón no se sentía tan pesado.

Anna llevó a Nicky a uno de los sillones, en el otro extremo del vestíbulo,mirándola antes de sentarse observó que la sonrisa en su rostro se había ido,no era tan buena actriz para fingir durante horas.
Sólo quería saber una cosa.

“¿Que estás haciendo aquí?

La dureza de la voz de Anna hizo que Nicky se congelara una vez que se sentó y se enfrentó a Anna.
Tan pronto como su nerviosismo se había ido cuando Anna le sonrió,regresó cuando dejó de hacerlo.

“Yo…yo…solo quería decir…ya sabes…oh Dios…lo siento”

Anna frunció el ceño,completamente sorprendida por el comportamiento tímido de Nicky.

“¿Perdón?”

Lamiéndose los labios,Nicky ordenó sus pensamientos y,viendo sus dedos jugar entre si,lo intentó de nuevo.

“Por lo de anoche. Yo no estaba pensando en molestarte o hacerte sentir como…yo soy un intruso. Supongo que estaba demasiado borracho. Lo siento por todas las cosas que te dije y que pudieron haberte molestado”

Observando al hombre rubio que estaba delante de ella, Anna se calmó. Vio lo
afectado que Nicky estaba por las cosas que dijo debido al alcohol, y aunque Nicky ni siquiera podía recordar lo que había dicho, sabía que algo salió mal la noche anterior. Más tranquila, Anna se acercó y puso su mano sobre el hombro de Nicky,lo que hizo que él la mirara con ojos suplicantes. Todo lo que Anna pudo hacer fue sonreír.

“Está bien,de verdad. Creo que simplemente no estaba preparada para ello.”

Y con eso se había olvidado de todo. El nerviosismo en el estómago de Nicky abrió el camino para el cosquilleo causado por el contacto de la mano de Anna y su propio hombro. Ambos se relajaron en sus sillas y cuando finalmente Anna dejó de tocar a Nicky, este pudo sentirse más cómodo,durante algunos minutos Nicky y Anna estuvieron atrapados en una
charla sobre el fútbol,el punto de vista de un profesional que vive en una ciudad como Dublín.

A Anna le gustaba escuchar al hombre rubio. La pasión de Nicky hablando de fútbol fue aún más fascinante que la de Jeremy. Y Anna aprendió mucho sobre el negocio de alguien del otro lado del campo.

No hablaban de otra cosa antes de que la chica que estaba en el mostrador llamara a Anna sólo para decirle que estaba a punto de irse y que tenía que
empezar su turno. Anna asintió y se puso de pie,extendiéndole la mano a
Nicky.

“Bueno,parece que tengo que irme. Gracias por visitarme. Fue una buena distracción para salir de lo habitual,que tengas una buena noche”

Nicky se levantó de la silla y tomó la mano de Anna.

“Es un placer. Que tengas una buena noche en el trabajo. No dejes que esa…señorita te moleste, ah y saluda a Jeremy de mi parte.”

Riendo Anna apartó la mano y lentamente se dirigió hacia el mostrador.

“Gracias. Le encantará saber de usted. Y me odiará por que no obtuve otro autógrafo para él.”

Anna se volvió para revisar algunos documentos que la chica le dejó. Nicky
vio a la chica dejar el vestíbulo antes de acercarse a Anna por segunda vez, mordiéndose el labio por un momento, contemplándola pero finalmente expuso la idea en su cabeza.

“Uhm…Anna?”

Anna saltó y se dio la vuelta,que no esperaba que Nicky todavía estuviera allí.

“¿Qué pasa?,preguntó, mirando unos papeles.

“¿Te…y Jeremy..Quiero decir que si quieres…y …y si tienes tiempo…¿te gustaría ver el…ya sabes…el entrenamiento mañana por la tarde? Puedo hablar con el entrenador y no creo que sea un problema.”

Poco apoco Anna miró cuando Nicky comenzó a hablar y parpadeó dos veces antes de darse cuenta de lo que Nicky acababa de decir.

“¿En serio?”

Nicky asintió con la cabeza,observando el rostro de Anna, inseguro de su reacción.
Por mucho que Nicky quisiera que se tratara de una cita, definitivamente no debe sonar como una.

Anna sonrió al ver el guiño de Nicky y asintió a cambio.

“Claro, por supuesto. A Jeremy le va a encantar. Puede que tenga que esposarlo a su asiento, pero…si. Gracias. Nos encantaría estar ahí y ver al
equipo.”

Con un suspiro de alivio,Nicky le sonrió y alzó una mano para saludar antes de caminar hacia la salida.

“Muy bien, estoy deseando que llegue mañana entonces. Estén allí a las tres. Adios Anna”

“Adiós Nicky,nos vemos mañana”

Anna se sentó y se preparó para otra noche en el trabajo.

No se puede borrar la sonrisa de su cara, Nicky caminaba por las calles, se sentía alegre y felíz. Anna había aceptado sus disculpas y su oferta para ver el entrenamiento. Así que volvería a verla pronto…muy pronto.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 15 Ago 2014, 11:31 am

CAPITULO OCHO

Después de una noche sin más emoción Anna llegó a su casa, tranquilamente se dirigió a su habitación y,sin molestarse en desvestirse, se quedó dormida
inmediatamente sólo para ser despertada por un par de ojos marrones y dos manos ansiosas que tiraron suavemente las sábanas.
Con un gruñido Anna se dio la vuelta y murmuró algo acerca de dejarla dormir un poco más. Cuando Jeremy se dio cuenta de que no logrará despertar a su madre,decidió hacerlo del modo habitual. El muchacho se subió a la cama y levantó las sábanas y se deslizó por debajo de ellas, se abrazó a su cuerpo. Y como siempre, funcionó perfectamente. Anna se volvió de nuevo y abrió los ojos,frente a su hijo que le dio una sonrisa y un suave
“Buenos días, mamá”

Anna parpadeó mirando a su hijo y luego al reloj para ver la hora,para terminar mirando a su hijo de nuevo.

“Está bien,Jeremy…pregunta.”

Su voz estaba mezclada con el sueño.

El niño sonrió y envolvió sus bracitos más a su alrededor.

“¿Qué plan hay para hoy?”

Anna sonrió y deslizó un brazo alrededor de la cintura de su hijo para hacerle sentarse y unos segundos más tarde se uniría a él en el lado de su cama.
“Bueno, déjame pensar…tengo algo que puedes disfrutar mucho…” bromeó al niño. Y recibió un empujón

“Vamos, mamá, tienes que decirme...”

Imitando un gran suspiro perfecto, Anna se rindió.

“Está bien, te lo diré.Conocí a Nicky Byrne ayer por la noche y nos invitó a
ver la práctica de hoy por la tarde en el FC de Dublín. ¿Así que…quieres ir?”

Se divirtió al ver la carita de su hijo cuando la mandíbula de Jeremy cayó y sin palabras,el muchacho se arrastró hasta la cama y envolvió con sus brazos con fuerza alrededor del cuello de su madre, murmurando agradecimientos en su oído.

“¡Oh Dios mío, ¿hablas en serio?, por supuesto que quiero ir. Que va a ser
el mejor día de mi vida. ¡Gracias mamá.Muchas gracias”

Anna se rio y mantuvo abrazado a su hijo.

“De nada. Sabía que te gustaría. Ahora ve a cambiarte y prepara tus cosas
que tenemos una hora para estar listos y yo todavía necesito una ducha.”

Un beso en la mejilla y Jeremy estaba fuera de la habitación, Anna gritando después de él.

“ Y no se te olvide tu balón de su futbol esta vez!”

Con una sonrisa en su rostro Anna finalmente se levantó de la cama y se dirigió hacia el baño.

*** ***

Respirando profundamente,nicky se acercó lentamente al entrenador, un millón de pensamientos corren por su mente,pero estaba en un dilema buscando las palabras adecuadas para decir,cómo preguntarle acerca de una cosa tan importante. Sabía que al entrenador no le gustaban los visitantes en las prácticas, pero se lo prometió a Anna.
Y no quería defraudarla.
Nicky debería haber pensado en ello,en primer lugar antes de hacerle esa
oferta a Anna,pero su cabeza estaba,obviamente,en otro lugar.

Ya no había vuelta atrás.
Tenía que preguntarle. Porque él no quería ni pensar en la cara de decepción
de Anna,y mucho menos en la de Jeremy. Era el ídolo del niño y estaba muy consiente de la importancia que ese papel representaba. Diciéndose a si mismo que podría hacerlo,se acercó.

“¿Entrenador?”

El hombre apenas levantó la vista de un cuaderno en el que estaba escribiendo.

“Byrne,¿no debería estar fuera atrapando balones de futbol?”

“Voy a estar en un segundo,yo solo quería preguntarle algo”

“Entonces pregunte no tengo todo el día”

Otra respiración profunda y Nicky tomó fuerza para hacer su solicitud.

“¿Le importaría que para la practica de la tarde vengan un visitante o dos?”

Ahora,el entrenador le miraba,con las cejas arqueadas.

“¿Perdón?”

“Bueno, una amiga mía tiene un niño y él es un gran fan del equipo y significaría mucho para él si podría ver la practica. No va a ser una distracción, lo prometo. Sólo pensé…”

El ceño en la frente del anciano se profundizó con cada palabra.

“Solo pensé..¿qué??? Que podría traer a una de sus amiguitas y a su “hijo”
aquí sólo para hacerle un favor? No voy a tragarme esta historia, Byrne.
¿Pensaste que podrías hacer la misma cosa que hiciste en tu antiguo equipo? Dime, Byrne.
Dime qué es lo que estás planeando…”

Nicky se tragó el nudo en la garganta y las lágrimas que amenazaban con
caer,cuando por fin miró a los ojos al entrenador y dijo:

“Pensé que sería bueno para la imagen del equipo.”

Se dio la vuelta y salió de oficina, hacia el campo, limpió rápidamente la humedad en las mejillas con la manga. El no quería llorar, no delante del entrenador, no delante de sus compañeros de equipo. Lo único que quería era agradarle a todos. Pero esta tarea parecía imposible. Ahora, ¿qué le dirá a Anna y a Jeremy cuando lleguen?

*** ***

El entrenador estaba solo en su oficina, sin dejar de mirar la puerta, no
podía creer lo que acababa de escuchar y de inmediato lamentó las cosas
que le dijo a Nicky, No debió haber dudado de sus motivos y haberlo tratado de esa manera.
De pronto tomó una decisión,tomó su teléfono e hizo una llamada antes de salir de la habitación,en busca del jugador.

*** ***

Nicky estaba a punto de ponerse los guantes cuando sintió una mano en el
hombro. Se volvió lentamente y delante de él estaba el entrenador el
cual estaba sonriendo en tono de disculpa hacia él.

“Escucha Byrne, yo debería haber dejado que terminara de hablar antes de
interrumpirlo. De hecho, creo que es una buena idea tener un aficionado
observando la práctica. Bueno para el equipo tener un poco de publicidad. Llamé a un amigo que trabaja en un periódico y estará aquí en cualquier momento para tomar algunas fotos.
Puede ser que consiga un poco más de dinero a final de cuentas eso es lo que realmente importa, ¿verdad?”

Nicky se obligó a devolverle la sonrisa mientras asintió con la cabeza y mintió:

“Si,exactamente”

“Solo hágame saber cuando el niño llegue, ¿de acuerdo?. Y ahora vaya y haga su trabajo”

Otro gesto de asentimiento y Nicky fue corriendo hacia la portería,parándose
en la línea blanca dibujada en el pasto y con Anna y Jeremy en su mente,se puso en posición de espera para que el primer jugador hiciera su tiro.
Tomó el balón con facilidad y comenzó de nuevo con el siguiente tipo que esperaba su turno en la línea.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 18 Ago 2014, 12:25 pm

CAPITULO NUEVE

“Jeremy, no tan rápido!”

Por cuarta vez en los últimos 20 minutos Anna tuvo que tirar de la mano de
Jeremy, asegurándose de que el muchacho no se soltara y saliera corriendo sin ella. Finalmente llegaron al estadio.

Un guardia les pidió sus nombres y revisó su lista. Una vez que verificó que todo estaba en orden los llevó al campo y Anna envolvió a su hijo, levantándolo en sus brazos, sabía que él inmediatamente saltaría al campo de juego si no lo detenía.

*** ***

Concentrado en la práctica Nicky ni siquiera se dio cuenta de que Anna y Jeremy habían llegado.
Fue en un descanso rápido en el que estaba tirando los guantes que escuchó
que alguien gritaba su nombre y volvió la cabeza para ver a los dos visitantes sentados en una banca en el campo, Anna estaba dándole recomendaciones a Jeremy:

“No debes gritar en una práctica,esto no es un juego,esto es importante y necesitan silencio”

Nicky dio a ambos una dulce sonrisa y un saludo rápido antes de volver a su
tarea,mirando el gran reloj en el tablero del estadio de vez en cuando para checar la hora.

*** ***

Anna levantó la mano cuando vio a alguien acercándose a ella y reconoció al entrenador del equipo. Le hizo espacio en el banco.

“Bienvenida,yo soy el entrenador Robson,no se si se acuerda de mi o no, yo sólo quería decirle que siempre es agradable tener aficionados visitando los
entrenamientos.
Queríamos hacerlo tiempo atrás,pero no teníamos ese contacto cercano con los aficionados…debido a que le temíamos a la mala prensa.”

Anna se dio cuenta de la mirada que el entrenador le dio a Nicky cuando dijo eso. Con el ceño fruncido le preguntó

“¿Qué quiere decir,con eso de que temía a la mala prensa? Estoy segura de que sólo hay cosas buenas alrededor de su equipo de futbol”

“No lo entiende,señora,no sabe lo fácil que es para la prensa para encontrar…ah,hola Jamie!” Anna vio una mujer alta,rubia,que llevaba una
cámara alrededor de su cuello dirigirse hacia donde estaba sentada con el entrenador. Anna tenía sus dificultades para mantener a Jeremy sentado y por no prestar atención a su hijo por un segundo,tuvo que perseguir al muchachito que corrió directo hacia el campo de juego.

*** ***

Nicky se percató de que Jeremy se dirigía hacia él y le hizo señas a los demás jugadores para que dejaran de disparar a la portería. Se arrodilló sobre la hierba y extendió los brazos, esperando con una sonrisa hasta que el chico se desplomó en sus brazos.
Sin aliento,pero con una sonrisa de oreja a oreja,miró a Nicky y le susurró

“Mamá, no me atrapó!.”

“Pero,voy a esperar hasta que esté en casa para ver lo que mamá me va a hacer entonces”.

Anna estaba sin aliento y se pasó una mano por el pelo castaño y corto antes
de continuar,esta vez su voz era más de preocupación que de ira

“No vuelvas a hacer eso otra vez, ¿me oyes?”

Luego se volvió a Nicky,dándole una suave sonrisa

“Gracias,por la invitación y por detener los disparos.”

“Es un placer”

Nicky sacudió la cabeza y se levantó, dejando ir a Jeremy pero el niño no
soltó su mano, los tres se dirigieron a las bancas, por lo que el niño iba tomado de la mano de cada uno,los dos adultos iban perdidos en una conversación.

“Realmente espero que no te metieras en problemas por invitarnos al entrenamiento”

“No,está bien, el entrenador estaba tan interesado en mi oferta, que incluso llamó a un fotógrafo de un periódico para que tomara fotos”

Nicky sonrió a Anna, él no podía esperar a ver las fotos de los dos en el periódico,esta vez sin un título que dijera: “portero atrapado con las manos lejos del balón.”

“Quizás sólo sea para compensar la mala prensa. Algo así dijo el entrenador.”

Esta vez Nicky la miró con sorpresa y temeroso,las palabras de Anna hicieron que el miedo se apoderara de él.
Un temor de que Anna supiera todo. Todo sobre el escándalo, sobre él,sobre la verdadera razón de por qué estaba en Dublín.

“¿Qué…qué te dijo?”

Anna se encogió de hombros mientras miraba a Nicky.

“Nada realmente. El fotógrafo lo interrumpió y luego…bueno…el pequeño aquí que se escapó y tuve que correr tras él.”

Nicky asintió con la cabeza y no pudo decir más porque tan pronto como
llegaron a las bancas el entrenador les ordenó a los jugadores ponerse en posición para una foto de equipo. Anna alejó a Jeremy un poco, sabiendo que el niño,en un descuido,sería capaz de posar para la foto, pero la fotógrafa los saludó de nuevo y les ordenó sentarse con el equipo, ya que ellos son la razón de esto. Jeremy se sentó en la hierba y Anna tomó el lugar detrás de él. Sentada en la banca miró a Nicky el cual le dedicó una sonrisa.
A pesar de que se sentía incómoda siendo la única mujer, tuvo que sentarse entre todas estas personas, Nicky le hizo relajarse.

La sesión parecía durar para siempre y Anna y Nicky estaban charlando en voz baja entre los flash y flash.
Anna seguía preguntando lo que el entrenador quiso decir anteriormente y le estaba pidiendo a Nicky que le explicara.

“Entonces,¿qué fue exactamente lo que el entrenador quiere decir con mala publicidad?”

Antes de que Nicky pudiera contestar,uno de los jugadores más altos,se inclinó entre los dos y le sonrió a Nicky,mientras hablaba.

“Así que,Byrne,veo que ya tienes a alguien en la mira de nuevo? Muy tu tipo,¿verdad?”

Nicky miró con enojo al jugador antes de enfrentarse a Anna y sentía la ira llegar hasta su mandíbula.

Anna se inclinó y le susurró: “Bien,yo sé lo que el entrenador quería decir entonces. Es bonita,si es tu tipo,bueno, entonces buena suerte”

Mirando a Anna por un minuto Nicky tuvo que ordenar sus palabras y,finalmente,cayó en la cuenta. Anna pensó que,Nicky, estaba tratando de conquistar a la periodista,Jamie. Se echó a reír, sonaba tan ridícula la idea.

Como si él pudiera…pero Anna le miraba y Nicky asintió con la cabeza y le
susurró: “Bueno, realmente no estoy seguro de que yo le interese.”

Y aquí estaba, fingiendo que le interesaba una mujer que nunca había visto,cuando lo único que quería era decirle a Anna que ella era su único objeto de deseo.

“Bien,eso fue divertido,ahora de vuelta a las cosas importantes”.

Voz de Dexter estaba lleno de sarcasmo mientras se ponía de pie y salía corriendo de nuevo al campo seguido por los otros miembros del equipo.
Nicky se levantó lentamente,esperando ser el único que se quedara solo con
Anna, aunque sea un minuto con ella. ¿Quién sabe cuando volverían a verse.?
En el siguiente partido,pero faltaba tanto tiempo que no era posible esperar. Cuando Anna le dio la espalda para recoger su bolsa, Nicky respiró hondo y se dirigió de nuevo a Anna.

“¿Quieres…yo voy esta noche al bar. ¿quieres acompañarme? Sólo para tomar una copa o dos?”

Eso sonó muy bien, Nicky pensó. No sonó desesperado, sino como algo que un hombre le diría a una amiga. Bueno, si se podría decir que eran amigos.
Su corazón latía violentamente mientras veía a Anna esperezado en una respuesta.

Anna volvió y sonrió con suavidad

“Bueno, eso suena muy bien,pero…”

Nicky tenía que ocultar la decepción que sentía. “Pero…pero esta noche me estaré lavando el cabello” O incluso peor
“Pero…pero yo no quiero que me vean contigo.” Pensaba para si mismo.

“Está bien si no quieres.” Nicky murmuró con tristeza y miró, sorprendido de
que lo había dicho en voz alta,pero más porque Anna se estaba riendo.

“No, no es que no quiera salir contigo,es solo que no puedo tomar porque tengo que trabajar esta noche”
Sonrió a Nicky que no podía dejar de sonreír, sintiendo como si le hubieran echado una cubeta de agua fría sobre él.

“Excelente. Quiero decir. No hay problema." Nicky se acercó a Anna en un abrazo casual rápido.

“Adios Anna, Adios Jeremy”
Se mordió el labio inferior miró hacia atrás solo por ultima vez antes de dirigirse de nuevo al campo, su cuerpo todavía ardiendo por el contacto que tuvo con Anna solo un segundo. Su aroma todavía lo sentía en torno a él cerró los ojos, intentando concentrarse en la pelota en lugar de Anna.

*** ***

“Hey amigo, creo que es hora de que vuelvas a casa.”
El entrenador sonrió a Jeremy mientras lo entregaba a Anna. Jeremy frunció
el ceño y miró al hombre alto como si fuera un monstruo. Finalmente, se
volvió a Anna y habló en voz baja

“¿No nos quedamos un poco más, mamá?”

“No, el equipo tiene que practicar o si no,no van a ganar el próximo partido.

Jeremy asintió con la cabeza y tomó la mano de su madre,no sin antes decir
adios al los jugadores y a la fotógrafa antes de salir del estadio.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 19 Ago 2014, 5:09 pm

CAPITULO DIEZ


She´s a maniac, maaaaniac at you love, and she´s dancing like she´s never danced befooooore…”

Nicky se desplomó en una silla,su pecho sube y baja rápidamente el recobrar su aliento. Su sonrisa no quería desaparecer,no importa cuantas cosas hizo para distraer sus pensamientos. Sus pensamientos que giraban en torno a Anna.
Tomó una bocanada de aire al recordar el olor que respiró al abrazarla. Era el perfume más embriagador que Nicky había experimentado jamás. Y luego el abrazo. La corta conexión de sus cuerpos hizo que sus rodillas se debilitaran en menos de un segundo. Todos los
pensamientos que se estaban ejecutando en su mente y no podía escapar de ellos. No quería alejarse de ella.


Mirando la ropa esparcida sobre las sábanas blancas de su cama, solo tiene una duda…
¿Qué debe llevar? ¿Debería ir con una camiseta casual y jeans o vestirse con su camisa negra y los pantalones de cuero negro a modo de juego?


*** ***

A pocas cuadras de ahí,otra persona estaba ocupada. Ocupada con convencer a su hijo que se fuera a dormir.

“¿Debo leerte algo hasta que te duermas?”

“No, no estoy cansado, mamá”

“¿Debo dejar el radio encendido, entonces?”

“No,no quiero escuchar música”

“¿Qué quieres entonces?”

“Quiero ir al bar contigo y Nicky”

Anna suspiró. No estaba pensando en ceder a la petición de su hijo.

“Eso es sólo para los adultos,Jeremy. No se admiten niños”

“No es justo” Jeremy hizo un berrinche.

Anna contestó sonriendo con un gesto.

“Lo siento, pero yo no hago las reglas”

Ahora era el turno de Jeremy rendirse.

“Pero le dirás hola de mi parte, ¿está bien, mamá?”

“Por supuesto que lo haré. Ahora a dormir”

Jeremy asintió y se frotó los ojos,ahogando un bostezo. Finalmente,el niño ya no tenía energía suficiente para mantenerse despierto por más tiempo y cuando Anna apagó la luz ya estaba profundamente dormido.

Al llegar a su dormitorio Anna tomó una ducha rápida antes de empezar a ver la ropa que usaría esa noche.
Sólo estaba contemplando la blusa roja o la blanca,cuando oyó una voz detrás de ella.


“Yo diría que la roja”

“No, no le hagas caso. El color blanco es el color. Resalta tus pómulos muy bien.” Dijo Mark.

Anna miró a Kian y a Mark con una cara en cuanto su hermano y sy amigo entraron en su habitación y se sentaron en su cama.

“¿Quién es él?”

Anna respondió en silencio a la pregunta de Kian,dedicándole una mirada de pocos amigos.

“No voy a una cita”

Mark se echó a reir.

“Si, claro, como si fuéramos a creer eso. No estás saliendo con uno de nosotros por lo que suponemos que debe ser especial.”

Poco a poco Anna se impacientaba con esos dos hombres. Quitándole la blusa blanca a Mark suspiró.

“¿No puedo solo salir y divertirme?”

“Por supuesto que puedes,solo que no has salido con nadie en…¿4 años?”

"¡Púdrete, kian!”

Mark se levantó y puso una mano sobre el hombro de su amiga. La sintió bastante enojada y quería calmarla un poco.

“Anna, mira,realmente no queremos saber todos los detalles, nos alegra que por fin estés saliendo de nuevo. Solo somos curiosos eso es todo.”

“Es Nicky Byrne”Inmediatamente se lamentó de decirlo porque sabía lo que se vendría. Y Kian no la defraudó.

“¡Ah, el nuevo jugador del FC de Dublín?...pues está claro. Esa visita al vestidor dio sus frutos, y no hablemos de la visita esta tarde al entrenamiento…creo que estás pasando demasiado tiempo con él.”

Mark sacudió la cabeza y sin decir una palabra le indicó a Kian que se callara. Bueno, más bien fue un gesto que quería decir algo como “Te voy a matar si dices otra palabra” pero aun así dio resultado ya que Kian se encogió de hombros y murmuró “Lo siento” no sin antes decirle a Mark “La próxima vez te vas a comer mi zapato” y salió de la habitación.

Anna se metió al baño a cambiarse de una vez por todas,cuando terminó se dirigió a Mark.

“Tengo que irme. Es tarde y quiero pedirle disculpas a Kian si quiero que él cuide esta noche a Jeremy”

Mark habló suavemente.

“No te preocupes por Kian,va a estar bien después de que se le pase el berrinche. Me voy a quedar un rato hasta que esté listo para cuidar a Jeremy.

“Gracias Mark”

Anna caminó lentamente hacia la puerta antes de abrir se dio la vuelta de nuevo.

“¿Mark?”

“¿Si?”

Anna extendió los brazos

“¿Cómo me veo?”

“Hermosa, que tengas una buena noche” Dijo Mark con una sonrisa.
Anna le devolvió la sonrisa.

“Tan buena como se pueda sin tener que tomar ningún tipo de alcohol. Nos vemos”

Y salió de la casa.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 20 Ago 2014, 5:24 pm

CAPITULO ONCE


Colgando la bolsa sobre su hombro,Anna miró a su alrededor. Nunca se dio cuenta de cuanto cambiaba la ciudad al ponerse el sol. La gente sale a reunirse, se dan la mano e intercambian abrazos amistosos, las chicas reciben besos en las mejillas y Anna se preguntó por qué se sentía como si estuviera viendo todo esto como un extranjero. Nunca pensó que algún día echaría de menos su vida en Sligo, pero ahora estaba tan lejos de su ciudad natal, de sus padres y de Shane.

Estaba tan dedicada a su trabajo,a sacar adelante a su hijo que ni siquiera se dio cuenta todos estos años de lo que estaba sucediendo a su alrededor.
Un bocinazo y dos luces la cegaron haciéndola saltar sacándola de sus pensamientos. Estaba en media calle,se subió a la acera. En ese momento pensó que no debería estar ahí, no se sentía lista para salir con alguien,en ningún plan. Estaba a punto de darse la media vuelta cuando escuchó su nombre.

“¡Anna!”

Se volvió y vio a Nicky saludándola desde el otro lado de la calle. Anna incluso esbozó una sonrisa cuando le devolvió el saludo y, después de mirar a la izquierda y a la derecha,cuidadosamente cruzó la calle, estrechando la mano de Nicky. No pudo evitar
mirar la manera en como Nicky iba vestido, pantalones de cuero con camisa negra y su cabello
lucía perfecto,se veía muy bien, de repente se sintió avergonzada por la manera en que ella iba vestida, su blusa blanca no era nada llamativa y mucho menos en jeans,debió esforzarse más en su arreglo personal.


“Me alegro de que hayas podido venir” Dijo Nicky.

Empezaron a caminar hasta llegar a un pequeño pero acogedor bar que Nicky escogió. Una vez dentro…


“¿Qué quieres?”

Esta vez Anna tenía que decir algo,era una pregunta dirigida directamente a ella, miró hacia arriba,mientras se sentaba en su asiento.

“Una Coca Cola estaría bien, gracias.”

Nicky asintió con una sonrisa y desapareció hacia la barra. Anna poco a poco se quitó la chaqueta y la colocó en el asiento junto a ella antes de darle una mirada al lugar. Las paredes estaban enmarcadas en madera oscura que le daba al lugar un ambiente rústico. Al igual que su bar favorito en Sligo, pensó y sonrió para sus adentros.

“¿Porqué la sonrisa?”

Nicky colocó dos vasos en la mesa,levantando una ceja.

“Es que este lugar me recuerda a un bar en Sligo…gracias” Anna tomó un sorbo de su Coca Cola.

“¿Sligo?” Dijo sentándose enfrente de Anna,apoyando los brazos sobre la mesa mientras la miraba con interés. “¿En el noroeste?”

“Si, es mi cuidad natal.Yo viví allí hasta que…hasta que me mudé a Dublín hace 4 años” dijo mientras movía el dedo índice sobre el contorno del vaso con la mirada hacia abajo.

La sonrisa de Nicky era irremplazable y se apoyó en la mesa un poco más.
“Nunca he estado en la costa oeste. Dicen que el paisaje es increíble.”


Por último, los ojos de Anna se reunieron con los de él y Nicky pudo ver como se le iluminaba la mirada cuando empezó a hablar.

“Oh, es increíble. Tiene estas largas playas con arena de varios kilómetros y luego los enormes precipicios, 250 pies de alto sobre el mar. Yo solía pasear en caballo por la naturaleza al lado de Sh…Realmente es una de las cosas más hermosas que he visto nunca. Nada comparado con la ajetreada vida que tenemos aquí.” Terminó y miró su bebida, quedándose
de nuevo en silencio.


“¿No te gustaría volver?...Sólo para visitar a tus padres y pasees a caballo de nuevo.”

Anna movió la cabeza lentamente. “Si, pero mi trabajo sólo me permite tener 30 días libres al año.Quiero ir a casa por más tiempo. Pero no es fácil, tú sabes. No es fácil.”

Nicky se mordió la labio inferior,mirando cada reacción de Anna y sabe que debe de tener cuidado con ella. Al mirarla a los ojos vio un casi lagrimeo. El dolor que vio en los ojos color verde lo hizo temblar. Era evidente que había sufrido mucho en el pasado y estaba escondiéndose detrás de un muro bien construido.
Pero,Nicky no era alguien que se asustara fácilmente con algo así.


“Yo sé lo que quieres decir. Realmente tampoco puedo volver a casa fácilmente.”

“¿Por qué es eso?” De pronto se disparó el interés de Anna. O tal vez sólo quería cambiar el tema por un momento.

Nicky se encogió de hombros “Es sólo que no tengo una casa”

“Todo el mundo tiene una casa ¿dónde naciste?”

“Aquí”

Anna detuvo la mano,sosteniendo el vaso a medio camino entre la mesa y la boca.

“¿Qué quieres decir “aquí”? Eres de Dublín?”

Nicky asintió lentamente.

“Nací en Baldoyle,pero mis padres se divorciaron cuando tenía 4 años y mi madre me llevó a Leeds. Allí comencé a jugar fútbol a la edad de 6 años”

“Eso es demasiado joven” Anna se reclinó en su asiento, mirando al hombre rubio.

“Así es, mi mamá me mandó fuera porque me empecé a patear las cosas de nuestro apartamento. Los chicos mayores me dejaban jugar a pesar de que yo era el más joven de todos. Supongo que tenía un talento natural.
Finalmente cuando tuve la edad suficiente me dejaron jugar con el equipo joven de Leeds United. Iba a la escuela en la mañana y practicaba en la tarde. Y cuando tuve 16 años me dieron un contrato.”


“¿Sabías lo que querías hacer a la edad de 6 años?”

Nicky tomó un sorbo de su Coca Cola y sonrió a Anna.

“Era lo que quería y no me he arrepentido desde entonces. Es mi pasión y todavía disfruto cada minuto que estoy en la cancha en la portería.”

“¿Y jugaste en Leeds hasta que conseguiste un mejor contrato con Dublín y así es como te mudaste aquí?”

“No realmente” Nicky suspiró. No quería mentirle a Anna pero él quería decirlo con tacto. “Yo tuve…me echaron del equipo.”

Anna se atragantó con su bebida,dejó el vaso y miró a Nicky con incredulidad. “¿Te echaron del equipo? ¿qué…? Puede que no sea una experta en fútbol, pero puedo decir ¡que demonios!…qué estaban pensando? ¿cómo?...”

Nicky siguió moviendo su cabeza “No entiendes Anna. No fue porque hiciera mal mi trabajo, fue porque…estaba…tuve relaciones…’Denisse’, Nicky pensó.
“Yo estaba teniendo relaciones en los vestidores…con…una aficionada” la última parte era apenas un susurro.


“Oh” Anna bajó la mirada.

Tomó un trago de su Coca-Cola,deseando que tuviera algo de alcohol para ahogar su humillación,Nicky miraba a Anna. La forma en como su cabello caía sobre sus hombros le parecía de lo más atractivo, Anna levantó la cabeza y un mechón de cabello cayó
sobre su rostro. Le encantaba la forma en como su cabello enmarcaba perfectamente su bello rostro. Anna lo miró. Nicky parpadeó y se centró en los ojos de ella mirando a los suyos.


“No creo que esa sea una razón para echar a alguien fuera del equipo.”

“Lo es cuando esa persona resulta ser la esposa del dueño del equipo para el cual jugaba”

“Oh…¿la gente de aquí,lo sabe?”

Nicky no se atrevió a mover la cabeza, temeroso de romper el contacto visual con Anna.

“Si, ellos lo saben. El entrenador,todo el equipo. El dueño también. Pero obviamente a ellos no les importó,me ofrecieron un acuerdo al cual no podía decir no…”

“Debe ser muy duro.”

“Así es. Me encanta mi trabajo,todo en él es maravilloso,pero la imagen es importante en este negocio. Me siento como si estuviera atrapado en una jaula de oro bonita,hermosa para todos que solo ven el exterior. Sin embargo, la jaula está hecha de cables eléctricos y cada vez que hago un paso en falso, yo y todo el mundo a mi alrededor tienen que sufrir.
Simplemente no puedo ganar. Lo único que puedo hacer es sentarme en el centro de la jaula y sonreír a la gente que pasa.” Dijo sonrojándose. “Se que es una manera muy extraña de describirlo, pero…”


“No, yo sé exactamente lo que quieres decir…” Dijo interrumpiendo a Nicky. Con una sonrisa Anna continuó, “me siento de la misma manera. Todo el mundo espera que me comporte de
cierta manera y si no estoy de acuerdo con ellos, seré yo la que tenga que vivir con las consecuencias y ver como todo el mundo se ve afectado también por mi culpa.”


Nicky asintió. “No podría haberlo expresado mejor” Alzó su vaso hacia el de Anna y brindaron. Nicky miró a Anna sobre el borde del vaso y sonrió cuando ella hizo lo mismo.

“Otra ronda para mí.” Anna se levantó y tomó el vaso de Nicky, junto con el suyo y se dirigió a la barra.
Cuando Anna se perdió de vista, Nicky dejó caer la cabeza sobre la mesa y cerró los ojos. La sensación estaba creciendo en su estómago desde el momento en que los ojos de Anna se reunieron con los suyos y no dejaban descansar a su mente por un segundo. Anna, Anna. Ese nombre sonaba tan dulce cada vez que lo escuchaba,cada vez que lo pronunciaba.


“Anna…” susurró.

“¿Si?”

Nicky levantó la cabeza sorprendido. “Uh, nada”

Anna se rio y puso los dos vasos de nuevo sobre la mesa de Madera.

“Salud” sonrió a Nicky mientras se sentaba en su asiento.

“Salud” respondió Nicky y chocó su vaso con el de Anna sin perder nunca el contacto visual.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 21 Ago 2014, 11:29 am

CAPITULO DOCE


“Aquí estamos” Anna miró el letrero de neón del hotel antes de mirar a Nicky.
“Sabes que yo podría haber caminado hasta aquí sola.” Dijo sonriendo.


“Bueno, después de toda la cafeína quien sabe si hubiera te hubieras detenido, o simplemente seguirías caminando y caminando y caminando” Nicky sonrió, inclinando la cabeza hacia un lado.

Anna no podía dejar de reír. Ella realmente disfrutó las pocas horas que pasó con el rubio, por primera vez no sentía el dolor constante en su corazón. Miró su reloj y suspiró.

“Por mucho que quiera quedarme, tengo un trabajo que hacer…gracias…”

“De nada” fue la respuesta de Nicky. “Hace mucho que no la pasaba tan bien”.

“Yo también”, dijo Anna asintiendo con la cabeza y abrió los brazos cuando Nicky se acercó a despedirse. “Tenemos que repetirlo” Añadió.

Nicky cerró los ojos y se perdió en el abrazo y el calor del cuerpo de Anna por un momento, asintiendo con la cabeza ligeramente. “Tenemos que hacerlo” De mala gana soltó a Anna y le dio una última sonrisa antes de darse la vuelta,con los ojos todavía en ella.“ Te veo en el próximo partido”

“Ahí estaré” dijo Anna y le devolvió la sonrisa observando a Nicky antes de caminar hacia el hotel para iniciar su turno.

*** ***

Las horas pasaban lentamente y Anna no tenía mucho que hacer por lo que sólo apoyó la cabeza sobre la mesa y se quedó en un punto en la otra esquina del vestíbulo. Sus pensamientos fueron a todas partes. Tres veces quiso llamar a Mark para preguntar si Jeremy estaba bien. Temía que Mark y Kian entraran en una discusión de nuevo a juzgar por el estado de ánimo de Kian. Pero cada vez que levantaba el teléfono se arrepentía y no marcaba. Realmente se preocupaba demasiado. Tal vez debería pensar en otra cosa. Pensar en otra persona,como por ejemplo: Nicky. Esos ojos azules la hicieron sentirse cómoda cuando estaba con él. Su sonrisa como de comercial de pasta dental era contagiosa. Estaba muy contenta de que haberlo conocido y que se llevaran tan bien. Anna había tenido graves problemas en volver confiar en la gente después de su pérdida. Todos los días agradecía tener a Kian con ella,sobre todo por Jeremy, que tenía en su hermano a un amigo.

*** ***

Con un click Nicky cerró la puerta y se apoyó en la fría madera, cerrando los ojos y respiró profundo. Su día fue largo y agotador, inició con la práctica de la tarde y por la noche en un bar…miró el reloj…11 pm.
Su reloj le indicaba que era hora de ir a la cama pero no estaba cansado.
Muchas cosas han pasado,muchas cosas en las cuales pensar.
Demasiados sentimientos estaban surgiendo.

Nicky se deslizó por la puerta y se sentó en el suelo,abriendo los ojos lentamente. No importaba si sus ojos estaban abiertos o cerrados, lo único que vio fue la sonrisa y los ojos verdes de Anna. Salir con ella fue mejor de lo que esperaba,la idea de que ambos eran “amigos” ahora,hizo sonreír a Nicky. Lo hizo sonreír más de lo que ya lo hizo en todo el camino por las calles oscuras y subiendo las escaleras a lo que él llama su hogar.

Se quitó la camisa mientras caminaba hacia la sala de estar. No le importaba, en donde tiraba la camisa, todo lo que sabía era que tenía que mantener el pensamiento fijo en el sueño y la cama o iba a estar toda la noche pensando en Anna. No,no, no más imágenes. No pronunciará su nombre. Ni siquiera pensará en su nombre. Nicky se desabrochó el pantalón y lo empujó hacia abajo junto con sus boxeadores antes de que meterse a la cama. El sueño era lo que necesitaba, para limpiar su cuerpo de los sentimientos intensos y para limpiar su mente de todo lo que Anna era.
Y Anna fué su último pensamiento antes de dormirse.

*** ***

Cuando oyó la alarma del reloj,Nicky pensó que era sólo una broma de mal gusto. Con los ojos todavía cerrados extendió su mano para apagarlo, de mala gana abrió uno de los ojos cansados y miró la hora, 7:30. Esto no puede ser verdad, sentía como si hubiera dormido solo media hora.
Parpadeó en contra de la luz que entraba en la habitación,gemía y se levantó lentamente. Sabía que si se quedaba en la cama, se quedaría dormido otra vez y luego llegaría tarde a la práctica y alterar al entrenador era lo último que necesitaba ahora. Se lamió los labios secos
y entró en al cuarto de baño, con los ojos aún medio cerrados y en su camino a la ducha se golpeó la cabeza con el gabinete.


“Maldita sea!”, dijo entre dientes y se frotó el lugar herido. Oh, bueno,al menos sirvió para despertarlo. Se metió a la ducha y se decidió por el agua helada.

Lo más despierto que pudo Nicky bajó las escaleras y salió del edificio de apartamentos. Estaba a mitad de camino en la calle cuando pasó por una pequeña tienda de revistas y periódicos,al entrar tomó un periódico hojeandolo rápidamente y sonrió cuando encontró lo que estaba buscando.
Pagó y salió de allí en un estado de ánimo mucho mejor, llamó un taxi.
En su camino hacia el estadio,abrió el periódico de nuevo, miró la imagen delante de él. En la foto estaba todo el equipo y en el centro,justo detrás del pequeño niño que estaba sentado en la hierba estaba Anna,con una leve sonrisa y él, Nicky sentado junto a ella,mirando a la cámara
con una sonrisa. La misma sonrisa que la cara de Nicky tenía en ese mismo momento.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 22 Ago 2014, 11:30 am

CAPITULO TRECE

Anna dejó la pluma y suspiró. Por enésima vez que su nombre era pronunciado, mejor dicho, gritado en lo que va del día en esa casa. Agotada se pasó una mano por le pelo y volvió la cabeza sólo para ver de pie a Kian en su dormitorio,Anna estaba sentada en el escritorio lleno de papeles, trabajaba en los informes de la semana y aunque se suponía que era su día libre,su hijo y su hermano la mantuvieron ocupada,sin dejar tiempo para ella y su “tarea”.

“¿Qué pasa esta vez,Kian?” La tensión era evidente en la voz de Anna y honestamente no quería saber el motivo por el cual se quejaba ahora.

Kian movió el pie balanceándolo hacia delante y hacia atrás,Anna levantó la ceja con interés.

“Tengo que terminar esto, así que dime o mejor te vas” Anna no estaba de ánimo para el juegos de adivinanzas de Kian.

Kian miró hacia arriba y se mordió el labio. “Yo quería preguntarte si puedo llevar a Jeremy a McDonald’s para el almuerzo.Yo accidentalmente le he dicho que estuve allí ayer y ahora me molesta todo el tiempo.”

Normalmente Anna no lo hubiera permitido,no le gustaba para su hijo ese tipo de comida, pero ahora estaba tan ocupada trabando en el informe que no le quedaba más remedio.Pero hoy sólo quería un par de horas de silencio y que Kian se ofreciera fue la oportunidad perfecta.

Anna miró sus papeles y después de leer la última frase que escribió,una frase que sonó tan bien en la cabeza pero ahora ya no tenía sentido al leerla,asintió con la cabeza y dijo:
“Muy bien,pero asegúrate de que no coma demasiado.”


Kian parpadeó sorprendido,pero en lugar de preguntar si había escuchado bien, se encogió de hombros y salió de la habitación. Lo siguiente que Anna escuchó, y probablemente todos los vecinos también,fueron los gritos de Kian diciéndole a Jeremy que debería estar listo. Otro suspiro salió de la boca de Anna y tomó el papel delante de ella sólo para arrugarlo y enviarlo al cesto de basura.

*** ***

“¡Byrne, no eches a perder esto, es importante!”

Nicky asintió con la cabeza, ya cansado de escuchar esa frase. ¿Por qué era siempre él el que tiene la culpa cuando el equipo tiene una mala práctica? Oh, cierto, él era el nuevo y el que tiene la mala fama. Otro recordatorio para si mismo y para todo el mundo a su alrededor. Trató de encogerse de hombros y chasqueó la lengua dos veces al abrir su casillero,en busca de sus guantes de cuero. Fue entonces que Dexter pasó junto a él,riéndose para si mismo.

“¿Qué es tan gracioso?” Dijo Nicky volteando la cabeza y enfrentándose al jugador con el ceño fruncido.

“Eso”
Dexter señaló la foto que colgaba en el interior del armario de Nicky. La imagen que mostraba al equipo posando para la cámara, la imagen que Nicky había miraba siempre que tenía una oportunidad. La imagen que mostró a Nicky y a Anna de pie uno junto al otro,sonriendo.


Nicky se encogió de hombros. “¿Qué tiene de malo? Yo solo quiero sentirme parte del equipo.”

“Si, claro.” El hombre más alto, cerró los ojos. “No quiero saber de quién deseas sentirte parte.” Aunque lo sé que de todos modos.” Con esto,Dexter golpeó el hombro de Nicky con el suyo,caminando a las duchas.

“Bueno, es mucho mejor que la imagen de los falsos senos de silicona que tienes en tu casillero.” Nicky le gritó,agarrando sus guantes y cerrando de un golpe su casillero.

*** ***

“¡Mamá!”

Anna se restregó los ojos y miró el reloj rápidamente,una hora había pasado desde que Kian se marchó con su hijo y sólo había escrito tres páginas,y ya estaban de regreso.
Dejó caer el bolígrafo sobre la mesa y se volvió, sonriendo cuando vio a su hijo corriendo en la habitación y abrazándola. Los ojos de Jeremy estaban muy abiertos y las mejillas lucían un rojo saludable, mientras él se acurrucaba en la blusa de su madre.


“Así que puedo considerar que tuviste un buen almuerzo? Anna rio entre dientes cuando
se dio cuenta de la respiración tan agitada del niño.


Jeremy asintió con rapidez y levantó la vista.
“Fue fantástico, mami, debiste haber estado allí. Kian le tomó el pelo a esa chica por tardar tanto tiempo con nuestra comida y me dio un balón gratis como compensación y a mi tío Kian le dio su número.”


Anna se rio y sacudió la cabeza.
“Me alegro de que te haya gustado. Ahora ya sabes lo que tienes que hacer. ¿Puedes pedirle a Kian si quiere jugar futbol contigo? Pueden hacerlo detrás de la casa. Mamá tiene que trabajar un poco más y entonces quizás podamos alquilar una película para la noche, si lo deseas.”


Esta vez, jeremy sacudió la cabeza.
“No, mamá, no podemos. Esta noche hay juego.”


“Oh”
Obviamente Anna se había olvidado por completo de ello. “Bueno, entonces voy a tratar de terminar lo antes posible. Solo distrae a Kian por mi un rato y voy a estar lista en el momento en que tengamos que irnos.”


El muchacho asintió con la cabeza y la sonrisa volvió a su rostro. “Está bien, voy a hacer eso. ¡Gracias mamá!.” Otro abrazo rápido y sin más puso los pies en el suelo y salió corriendo dejando a Anna. Pronto se oyó un gemido y Anna sabía que Jeremy estaba tirando a Kian del sofá donde el hombre estaba en una posición cómoda y viendo la televisión, le parecían convincentes las tácticas que su hijo utilizaba siempre con kian, lo siguiente que escuchó era cómo se abría la puerta y el cierre, por fín Anna tuvo lo que tanto quería, silencio.

Anna volvió a su taréa, seguir escribiendo, no pudo evitar sonreír al pensar en lo que su hijo le dijo.
Nicky jugará esa noche y tal vez se dará cuenta de que ella está en la multitud y tal vez hasta podría saludarlo.
Detuvo los pensamientos,se dio cuenta de que está pensando cada vez más y más en su nuevo amigo y en la emocionante noche que les esperan a ella y a su hijo, Anna sacudió la cabeza, se frotó los ojos y comenzó el siguiente informe.
Por mucho que despreciaba a esa parte de su trabajo, tenía que hacerlo. Y, cuanto antes se apresurar a terminar, mejor.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 23 Ago 2014, 11:57 am

CAPITULO CATORCE

Anna estaba sentada entre Jeremy y un hombre que le doblaba la edad y con un sombrero ridículo con los colores de su equipo. Cada cinco minutos miraba su reloj, ansiosa por ver a los jugadores, finalmente salieron al campo. No sabía lo que era esta emoción que sentía en el estómago, estaba esperando ver a Nicky, que Nicky supiera que ella estaba allí, pero se justificaba diciendo que era entusiasmo por el partido, porque este era realmente importante, como Jeremy le dijo antes -su hijo siempre se mantenía al día con la tabla de posiciones de la liga- que este juego decidirá si el equipo de Dublín podría tomar el liderato o no. Anna sabía que iba a ser un partido difícil, pero tenía fe en Nicky y en el resto del equipo. Jeremy, por
otro lado, nerviosamente se movía en su asiento y, finalmente, tocó a su madre en el
muslo.


“Mami, tengo que orinar”

Anna se dio la vuelta y parpadeó a su hijo.”¿Qué? ¿Ahora? ¿No fuiste antes de salir de casa?”

Jeremy miró y movió la cabeza. “No, no tuve tiempo. Se me olvidó”

Con un suspiro, Anna se levantó, llevando a su hijo por le pasillo hasta la siguiente puerta. Les tomó unos minutos encontrar los baños en los largos pasillos desiertos y Anna tuvo que esperar hasta asegurarse de que en el baño de hombres no hubiera nadie, una vez que estuvo segura de que no había nadie en el baño le dijo que tenía que darse prisa si no querían perderse los primeros minutos. Mientas esperaba, se inclinó contra la pared fría pintada de azul y cerró los ojos, escuchó los gritos de los aficionados que venían desde el otro extremo del pasillo,haciéndole saber que el equipo estaba por salir al campo.

*** ***

Nicky abandonó los vestidores con el resto del equipo y después de una charla rápida con el entrenador antes de entrar al campo. Todos sus pensamientos sobre Anna hicieron que tropezara con Dexter que le dijo algo que él ni siquiera escuchó y siguió caminado. Estaba tan
desesperado por ver a Anna de nuevo, a pesar de que sería sólo un rostro más en la multitud.


Saludó a un lado del estadio, donde todos los aficionados de la ciudad de Dublín estaban sentados y sus ojos recorrieron cada persona que estaba sentada allí, pero era difícil ya que las personas agitaban pancartas y banderas con furia y cada vez que pensaba que la había visto, era simplemente otra mujer. Nicky suspiró silenciosamente a sí mismo, no quería darse por vencido, aún no sabía que Anna estaba allí, le prometió estar allí y no rompería su promesa…¿o si?.

*** ***

La puerta chirrió cuando Jeremy salió del baño, y tomó de la mano a su madre con una sonrisa de disculpa.

“Volvamos rápido mami, que todavía no empieza.”

Corrieron por los pasillos de vuelta a sus asientos, Anna reconoció a Nicky al verlo dirigirse hacia su portería y por un momento pensó que atrajo la mirada del rubio y sonrío levemente, con la esperanza de que Nicky también la hubiera visto.

“Mira, llegamos a tiempo. Sé que vamos a ganar esta noche. Se que lo harán”

Anna asintió con la cabeza, de acuerdo con su hijo, ya que ambos se sentaron de nuevo. Claro que van a ganar. No te preocupes. Nicky salvará al equipo” No sabía por qué lo dijo, pero ella lo creyó.

*** ***

Nicky suspiró de nuevo,esta vez en la derrota, incluso después de cinco minutos más, no pudo ver a Anna y su ánimo se hundió rápidamente. El sentimiento de felicidad en el estómago desapareció y fue sustituido por una masa enorme que le hizo sentir sus piernas como si fueran de plomo.
Empezó a sudar, el sudor frío que pronto corrió por los lados de su cara y Nicky parecía estar muy lejos de allí cuando escuchó el silbato del árbitro que comenzó el juego. No le importaba. Anna rompió su promesa y no había ninguna razón más para que él ganar este juego.


*** ***

El juego no iba demasiado bien para el equipo de Dublín. Después de 45 minutos la pizarra del estadio marcaba un 2-0 a favor del otro equipo y Anna suavemente abrazó a Jeremy diciéndole que aún tienen esperanzas cuando vio a su hijo al borde de las lágrimas. Le acarició la espalda, mientras Jeremy apoyó la cabeza contra el pecho de su madre, sosteniendo firmemente su camisa azul claro.

Anna se preguntó qué estaba mal con Nicky. Desde el primer minuto parecía distraído, como si estuviera muy lejos de allí, los dos disparos eran fáciles de atrapar y todavía Nicky se lanzaba en el césped, perdiendo la pelota de manera absurda. Vio a varios jugadores, especialmente a los defensores, gritándole a Nicky que sólo se encogió de hombros y regresó a su posición. ¿Cómo es que perdió su pasión por el juego tan pronto?
Anna no podía explicárselo, pero quería hacer algo para hacer sentir mejor a Nicky, para verlo sonreír de nuevo, esa sonrisa que tanto le gustaba y que hacían brillar sus ojos azules. Este no era el Nicky que hablaba con tanta pasión de futbol, el Nicky que le dijo que jugaba
desde que tenía 6 años y que aún sigue disfrutando cada minuto de juego.


*** ***

“Byrne ¿qué cárajo estás haciendo? Sabes que este es uno de los partidos más importantes y juegas como un principiante de mierda! ¡Hasta yo podría haber capturado la pelota! ¿Dónde está tu maldita cabeza? Concéntrese en el equipo y en el juego o pronto estará en busca de un nuevo trabajo! ¿Por lo menos me escucha?”

Nicky estaba con los ojos cerrados y el entrenador tenía razón, él no lo escuchaba. Todos sus sentimientos habían muerto ahogados de dolor y sufrimiento, causado por el simple hecho de que Anna le prometió estar allí y que evidentemente no cumplió. Tal vez, Nicky no puso demasiado interés la última vez que se vieron en el bar, tal vez Anna solo le dijo “ahí estaré” solo para deshacerse de él. Y parecía ser obvio que ella no deseaba verlo de nuevo.

A pesar de que sabía que estaba sacando suposiciones apresuradamente, y tal vez hasta exagerando, Nicky no podía dejar de pensar.
Durante todo el juego se preguntó si Anna se estaba riendo en secreto de él, de cómo lo engañó con su hermosa sonrisa y sus ojos verdes. Ojos que Nicky no podía sacar de su mente. Había visto honestidad en ellos, confianza, así como el dolor profundo y bien escondido, pero nunca había pensado que Anna le mintiera, que jugara con él ¿por qué? ¿por qué esta noche?
Él le había mostrado lo bueno que era, habría ganado solo para ella, pero ahora se sentía vacío, no quería ganar, no tenía ninguna culpa en dejar caer al entrenador y al equipo, deseaba irse y olvidarse de este terrible juego y meterse en la cama y dormir, para olvidarse del dolor
que en esos momentos sentía.


“Sal ahí afuera y gana este partido de mierda!” Nicky asintió con la cabeza al escuchar las palabras que el entrenador le gritó directamente a él, se volvió y continuó su camino de vuelta al campo.

*** ***

La derrota era inevitable,era sólo cuestión de tiempo para ver cuántos goles más podría obtener el otro equipo antes de que el árbitro silbara el final del partido. 5-0 fue el marcador. Anna abrazaba a Jeremy fuertemente contra ella, era como la cuarta vez que lo hacía esa noche y el gol nunca llegó para Dublín. El nudo en su garganta creció más y más con cada minuto que pasaba, nunca se había visto tan afectada por un partido de futbol como este.
No sabía que era lo que la hizo sentirse triste y derrotada la igual que los jugadores que estaban sobre el terreno, pero vio el rostro de Nicky cuando tiró el balón con furia, por
primera vez comprendió. Se sentía de la misma manera que Nicky se sentía en ese momento y, mirando a su hijo que lloraba mucho ahora, Jeremy no se sentía diferente. Se abrazó al niño y cerró los ojos, escuchó los dos últimos silbatazos del árbitro, y junto con muchos más
seguidores de Dublín Anna dejó escapar un suspiro de alivio al saber que el partido había terminado.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 26 Ago 2014, 11:45 am

CAPITULO QUINCE


Bajando la cabeza, Nicky se abrió paso entre los otros jugadores y las decenas de periodistas que estaban esperando a alguien para entrevistar acerca del juego. Obviamente ellos no estaban interesados en entrevistarlo y él tampoco estaba interesado en tratar con ellos. Fue cuando salió del estadio cuando se sintió aliviado, por fin dejaría esos terribles momentos atrás.
Hasta que oyó que alguien gritaba su nombre.


“¡Nicky!”

“Raro”, pensó, “suena como si alguien se estuviera ahogando” y él miró a su alrededor con curiosidad. Nicky se sorprendió al ver Anna y a un Jeremy llorando detrás de la valla.
Sin pensarlo dos veces se acercó a ellos,su corazón latía el doble de rápido que de costumbre.


*** ***

“Hola”

Era todo lo que Anna podía decir,el nudo en la garganta le impedía hablar.

“Hola”, respondió Nicky,mirando a los ojos de Anna. Fue el primero en romper la mirada cuando sintió que alguien tiraba de sus pantalones y se arrodilló ante Jeremy,que lo abrazó a través de la valla tan pronto como el se acercó.

“Shhh, no llores, todo está bien” Nicky hablaba en voz baja, corriendo la mano por el pelo del niño con movimientos suaves. Sintió el temblor pequeño cuerpo contra su pecho,pero el niño seguía llorando.

“N-no…es…no es…tu, tu perdiste le juego.” Jeremy dijo entre sollozos y se limpió la nariz con el dorso de la mano antes de mirar a Nicky.

Ver llorando a Jeremy de esa manera delante de él, le rompió el corazón a Nicky, trató de ofrecerle una sonrisa, con ganas de convencer al jovencito de que perder un juego no es el fin del mundo.

“Si, lo sé, y realmente me siento mal por ello.” Miró a Anna por un corto momento que lo observaba de cerca, la mano de Anna acariciaba suavemente el hombro de Jeremy. Miró de nuevo al niño.

“Pero no es fin del mundo. Yo pude haber perdido este juego, pero puedo ganar el siguiente y el siguiente y así sucesivamente, y aun puedo ser el ganador al final del día. Podremos haber perdido esta batalla pero no hemos perdido la guerra.
Vamos a trabajar duro para mejorar y te prometo que vamos a ser los mejores.”


“Sé que eres el mejor” Jeremy sonrió levemente “Y yo sé que vas a ganar,¿verdad mami?” Anna asintió con la cabeza, mirando a su hijo. “Si, estoy segura de que lo hará”

Las miradas de Nicky y Anna se reunieron y ambos sonrieron. Se sorprendió del poder que la sonrisa de Anna ejercía sobre el. Verla sonreír hizo que todos los malos sentimientos quedaran atrás.

“Byrne, vamos, vamos”

Gritó el hombre que estaba parado en la puerta del autobús abierto y Nicky volvió la cabeza y le dijo que estaría allí en unos minutos más. Siempre tomaba el autobús a casa junto con los otros jugadores, esperando que poco a poco lo aceptaran como a un compañero más, a pesar de todos sus esfuerzos, estos no parecían tener mucho éxito. Volviendo a Anna y Jeremy suspiró en voz baja.

“¿Puedo verte más tarde…puedes?”

Las palabras salieron de su boca antes de que Nicky se diera cuenta y temía que la respuesta fuera negativa. Pero había tenido demasiadas emociones ese día, demasiados pensamientos,tantos como Nicky quería olvidar, él también quería a alguien con quien hablar de todo.

“Yo…”

Anna iba a hablar cuando Jeremy la interrumpió.

“Claro que si, recuerde llamar a nuestro departamento, nuestro teléfono es 743-8453, no nos importa la hora en que usted nos llame, sólo asegúrese de llegar a casa a tiempo.”

Sonaba como algo que Jeremy había escuchado casi cada día. Anna cerró los ojos por la vergüenza antes de mirar a Nicky con una sonrisa.

“Está bien si deseas llamar más tarde, estaremos en casa como en 30 minutos”

Nicky asintió con una sonrisa.. “la misma sonrisa que hace que sus ojos brillen”, Anna pensó antes de despedirse de Nicky y desearle que llegara a casa a salvo.

“Hasta más tarde” fueron las palabras de Nicky, todos sus pensamientos estaban ocupados en el número de teléfono, los repetía una y otra vez en su cabeza mientras caminaba hacia el bus, se sentó en el asiento en la primera fila. Deseaba poder golpearse a si mismo por su propia estupidez.
¿Cómo pudo poner en duda las palabras de Anna? ¿Por qué creyó que Anna lo había engañado? Sintió correr por su cuerpo el alivio cuando se dio cuenta de que no había nada de qué preocuparse.
El bus emprendió su camino y Nicky seguía repitiendo en su mente el número telefónico. 743-8453, 743-8453


*** ***

Anna y Jeremy caminaron en silencio, tomados de las manos herméticamente. Anna se detuvo cuando su hijo de pronto se quedó parado y lo miró con el ceño fruncido.

“¿Qué pasa?”

"¿Te gusta Nicky?”

“¿Qué quieres decir?”

“Normalmente, cuando alguien te pide tu número tu les dices uno falso y me haces señas para que no diga nada, y me dices que no pregunte. Pero con Nicky fue diferente, no me pediste que me callara.”

Anna se encogió de hombros mientras lo pensaba.
“Creo que, Nicky y yo somos amigos, así que ¿por qué habría de molestarme si me llama? Tio Mark y yo somos buenos amigos y él me llama demasiado. Es algo así ¿sabes?”


Jeremy sacudió la cabeza y sonrió mientras seguía caminando.

“Todavía creo que es diferente”

Anna decidido que era mejor no seguir explicando. No quería decir más respuestas a más preguntas.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 26 Ago 2014, 5:05 pm

CAPITULO DIECISEIS

Les tomó un tiempo regresar a casa, Anna terminó llevando a Jeremy dormido en los brazos, el niño estaba agotado y Anna no tuvo más opción que cargarlo. Con su hijo contra su pecho,Anna abrió la puerta,tratando de no hacer ruido entró en el departamento,cerró la puerta con el pie antes de dirigirse hacia el dormitorio de Jeremy,metiendo con cuidado al niño
en su cama después de desvestirlo y haberle puesto su pijama, con una sonrisa Anna le besó la pequeña frente.
Jeremy se merecía el sueño después de todas las emociones que vivió ese día. Estaba tan feliz de ir al juego y al final terminó llorando porque perdieron y luego, cuando Nicky lo consoló, aún con sus ojitos llorosos que ni siquiera se habían secado todavía, hizo que la sonrisa volviera a la cara del niño y Anna podría decir que Nicky sabía exactamente las palabras que debía decir para hacer que Jeremy se sintiera mejor.


Apagó la luz y se dirigió a su habitación, se cambió de ropa y colgó la camisa del equipo de Dublín en el armario antes de sentarse en la cama, mirando la playera de tela azul claro.

“Anna, teléfono para ti” Gritó Kian de pronto por las escaleras.

Maldijo en silencio a Kian por gritar por la casa a estas horas, especialmente cuando Jeremy estaba durmiendo en la habitación de a lado, Anna se puso de pie, salió de su habitación y respondió: “Gracias, contestaré aquí arriba” Trató de tragar el nudo que crecía en su garganta,el presentimiento de que la llamada podría ser de Nicky invadió su mente.

“Ah…Kian, la próxima vez que grites cuando Jeremy está dormido, voy a hacer que seas tú el que lo lleve a la cama” Eventualmente, Anna sonrió cuando vio como los ojos de Kian se agrandaron en estado de shock y sus manos inmediatamente volaron hasta su boca, y la cubrió. Anna sacudió la cabeza y volvió a su dormitorio, levantó el teléfono y respondió, su voz estaba llena de expectativas por una razón que no podía describir.

“¿Si?”

“Anna. Hola, ¿cómo estás?”

“Mark!” El nombre lo dijo en un suspiro, el alivio corrió a través de su cuerpo.

El hombre en el otro extremo de la línea sólo se rió. “Relájate, mujer, suenas asustada. ¿A quién esperabas escuchar?”

Anna se sonrojó ante las palabras de su amigo y se mordió el labio mientras sacudía su cabeza.
“Nadie…así uh…acabo de tener un momento difícil, Jeremy no quería ir a la cama.”
Mintió.

Mark asintió con la cabeza, sabía que Anna le estaba diciendo mentiras para ocultar lo que no quería que nadie supiera. Pero a pesar de que Mark tenía curiosidad por saber quién era el culpable que distrae a su mejor amiga así, decidió no preguntar.
El no quería presionarla y preguntarle acerca de sus sentimientos, sentimientos de los cuales Anna aún no se ha dado cuenta que tiene. Entonces Mark se limitó a sonreír y cambió de tema.


“Así que, ¿cómo estuvo el partido?”

*** ***

Una hora después, Anna finalmente colgó el teléfono, no tenía intención de hablar con Mark por un tiempo tan largo, pero finalmente cuando empezó el tema de los deportes, el tiempo pasó volando, sin apenas darse cuenta.
Fue Mark el que puso fin a la acalorada discusión sobre el último partido del Manchester United cuando él empezó a bostezar y le dijo a Anna que había que levantarse temprano. Así que decidió que otro día continuarían su charla y Anna dijo adiós a Mark, y le deseó un agradable, pero corto, sueño.


Se estiró en la cama, no podía dormir, Anna miró al techo. La última vez que miró el reloj, este marcaba las doce y media, no estaba cansada. Una de las desventajas de trabajar como recepcionista de noche era el hecho de que le daba sueño en los más extraños momentos, se queda despierta cuando otras personas duermen en sus camas. Y esta noche no era diferente. A pesar de que era su día libre, sentía que estaba lista para el trabajo. Cerró los ojos trató de alguna manera de decirle a su cerebro que era el momento de dormir.

Kian tocó suavemente la puerta y el ojo izquierdo de Anna se abrió para mirar a su hermano. “¿Qué pasa?” murmuró Anna.

Acercándose, Kian susurró:
“Hay una llamada para ti. No quise despertarte, pero el hombre dijo que es importante y que tiene que hablar contigo”


Anna frunció el ceño.
“Kian, ¿Por qué hablas tan bajito?”


“Porque no quiero despertar a Jeremy. Tu sabes cómo puede ser cuando se despierta en medio de la noche” Kian afirmó.

“Casi tan malo como tu”, dijo Anna riendo mientras se sentaba y tomó el teléfono.

“Es alguien que se llama Nicky”

Anna se volvió y vio a Kian moviendo las cejas antes de salir de la habitación.

Agarró el teléfono y se mordió el labio, haciendo a un lado la sensación que se apoderó de ella por segunda vez ese día, pulsó el botón y llevó el teléfono a la oreja.

“¿Si?”

“Hola Anna, es Nicky. No te desperté, ¿verdad?”

Anna podría decir,a juzgar por la voz de Nicky de que estaba obviamente muy triste y muy borracho,sintió algo en su estómago al escucharlo de esa manera.

“No, no lo hiciste, no podía dormir de todas formas. Estoy acostumbrada a los turnos de noche en el trabajo, ¿Sabes?” Anna rió nerviosamente. “¿Estás bien?”

La línea quedó en silencio durante unos minutos y Anna se preguntó si Nicky realmente se había quedado dormido en el otro extremo,pero entonces escuchó su voz: “No, no lo estoy”

Anna nunca pensó que el sonido de la voz triste de Nicky podría hacerle sentir tanta preocupación que lo único que quería era hacerlo sentir mejor, así que se preguntaba: ¿qué pasa?

“He perdido ese juego de mierda, Anna. Fue todo culpa mía” Ahora Nicky olfateaba y su voz era temblorosa.

“No fue tu culpa. Mira, esas cosas pasan. Quiero decir, no siempre se puede ser el ganador. ¿Cómo sabes qué se siente ganar si nunca pierdes?”

“No es…” Nicky interrumpió a Anna que sólo intentaba consolarlo. “Fue un partido fácil, fuimos el mejor equipo. Hemos perdido…” Nicky tragó saliva “perdimos porque…porque…yo no te vi en la multitud”

Las últimas palabras eran sólo un susurro, pero que golpearon duro a Anna. Nunca esperó escuchar algo así. En este instante se sintió responsable de la manera en que Nicky debía de haberse sentido cuando lo miró en el campo y no podía soportar que la culpara sin más, necesitaba explicarle sus razones.

“¿Puedo ir a tu casa… Solo para saber si estás bien?” Anna dijo sin pensar.

Un ahogado “si” fue la respuesta.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 27 Ago 2014, 11:21 am

CAPITULO DIECISIETE

Nicky miró hacia abajo con el teléfono aún en su pegado a su oreja, Anna había colgado. Estaba sorprendido, ¿Realmente Anna le preguntó si podía visitarlo para ver como estaba? ¿Acaso,Nicky, realmente le dio instrucciones de cómo llegar a su casa? 10 minutos, Anna le había prometido que estaría allí en 10 minutos.

Molesto por el tono constante del teléfono Nicky lo dejó caer en el sofá y miró a su alrededor de la sala de estar. Su vista era borrosa y se restregó los ojos. El alcohol lo había reconfortado antes, pero ahora sólo quería deshacerse de la sensación de mareo.
Tomó una revista que había aterrizado en el suelo y la levantó para ponerla en la basura. No estaba preparado para tener visitas, pero quería causarle una buena impresión a Anna. Con esa idea en su mente empezó a limpiar lo mejor que pudo.

*** ***

Anna golpeó con los dedos sobre el volante, mirando por la ventana en las distintas casas. Esta era la calle correcta, por fin había dado con ella, pero ¿cómo se puede encontrar un edificio gris en una calle donde cada edificio tiene el mismo aspecto?

Golpeando duro el volante,maldijo el tráfico que parece que nunca va a desvanecerse, incluso de noche.
Entonces, sus ojos se fijaron en un edificio a su izquierda. “Ese debe ser”, pensó,y estacionó su coche. Miró el número de casa y tenía razón. Este era el edificio en donde Nicky vive. Puso su mano en el picaporte tratando de bajarse del el coche, pero no pudo, se reclinó en su asiento y respiró hondo. ¿Qué estaba haciendo aquí? ¿Por qué estaba conduciendo por la ciudad en medio de la noche? ¿Por qué le importaba tanto si Nicky se sentía bien? Se pasó la mano por el pelo y se acordó de la mirada que Kian tenía cuando la vio salir de su casa minutos antes. Le dijo que tenía que ver si su amigo estaba bien. Y eso es todo. Ella sólo quería ayudar.

Anna miró las pocas ventanas donde la luz llenaba las habitaciones, preguntándose cuál era la de Nicky. Vio una sombra de alguien pasar por una de las ventanas y fue entonces cuando se dio cuenta que era él, tan solo mirar la silueta notó qué tan rápido su corazón comenzó a latir.
Tomó otra respiración profunda y, finalmente, salió del coche.
Lentamente se acercó a la puerta principal, ignorando el temblor de sus dedos cuando pulsó el botón del timbre de la puerta dos veces.

*** ***

Izquierda, derecha,izquierda, derecha. Nicky vio su pierna balanceándose suavemente, estaba sentado en el mostrador de la cocina. Con una mano se apoyaba y con la otra mano sostenía la botella medio vacía de vodka y tomó otro trago, limpiándose la boca con el dorso de la mano, el alcohol le quemó la garganta. Encontró la botella en la cocina cuando estaba limpiando y se dijo que solo tomaría un descanso.
Cinco minutos no son nada. Anna no estará aquí hasta dentro de… Nicky trató de leer la hora en el reloj de la pared cuando oyó el timbre de la puerta.
La parte de atrás de su pie hizo contacto con la madera dura en cuanto Nicky saltó al escuchar el sonido del timbre. Se alegró de no haber dejado caer la botella de vodka, acarició la botella y la puso a un lado antes de bajarse del mostrador. Le abrió la puerta de bajo, ahora le llevaría a Anna 2 minutos exactos antes de llegar a su puerta y lo viera. ¡Lo vea! Oh no! Nicky rápidamente metió su camiseta manchada de alcohol en sus pantalones flojos e inclinó la cabeza hacia un lado para mirar su cabello en el espejo.
Tiró un poco aquí y otro poco acá y se veía… ¡maldición!…parecía como si se hubiera recién levantado.
Rápidamente se puso un poco de gel y se pasó las manos por el pelo, tratando de salvar lo que podía en los últimos segundos.

*** ***

Anna llegó al piso correcto giró hacia la izquierda de la escalera, caminó por el largo pasillo, verificó los números de las puertas de la izquierda y derecha. Se detuvo delante del apartamento de Nicky y por un momento dudó, miró hacia atrás tratando de tomar valor y regresar por donde había venido, se seguía preguntando ¿qué hacía ahí?, no le parecía
correcto ir al departamento de un hombre soltero y mucho menos a esas horas…pero luego desechó esos pensamientos, preguntándose por qué cosas como estas estaban invadiendo su mente, ella solo quería saber si su amigo se encontraba bien, y entonces llamó a la puerta. Dos segundos después ésta se abrió y Anna sonrió ligeramente cuando la cara de Nicky apareció por una pequeña brecha.

“Hola, soy yo”

“Hola, Anna” La voz de Nicky todavía tenía algo de tristeza, pero se las arregló para devolverle la sonrisa a Anna.

“¿Es…tu…vas a dejarme entrar?” Anna arqueó una ceja, ahora no tan segura de que el haber ido allí haya sido realmente una buena idea.

Nicky se sonrojó y asintió con la cabeza, abrió más la puerta. “Yo…quería limpiar” Murmuró en cuanto Anna entró en el apartamento.

Anna tenía que esconder la sonrisa que amenazaba con extenderse a través de su cara cuando miró a su alrededor.
Nicky definitivamente estaba viviendo solo, de eso no había duda. El sofá de cuero blanco y la mesa de vidrio mostraban un poco de estilo, pero las piezas de ropa que yacían en el suelo indicaban que Nicky no tuvo tiempo de limpiar correctamente. “Es…agradable” Anna dijo con una inclinación de cabeza cuando se volvió a Nicky, que se apoyó contra la puerta. “Me
recuerda a la habitación de mi hermano en casa de mis padres en Sligo” Con una sonrisa, se sentó en el sofá.

Nicky se empujaba a si mismo de la puerta, se acercó a Anna y juguetonamente le pegó en el brazo. “No hay necesidad de reírse de mí. Simplemente no esperaba visitas.”

Anna tuvo que reír más cuando vio la mueca de Nicky. “Oh Nicky, lo siento yo estaba bromeando. No es tan malo”. Le encantaba escucharla reír. Se sentó junto a ella.

“Me alegro de que estés aquí” Le dijo Nicky con una sonrisa más amplia y se puso de pie otra vez cuando un pensamiento cruzó su mente. “Oh maldita sea ¿Qué tipo de recibimiento te he dado? ¿Quieres tomar algo? Tengo vodka, whisky, ron, cerveza, lo que quieras.”

Anna miró la mesa y las muchas botellas que la cubrían antes de mirar de nuevo a Nicky. “¿Tienes una Coca-Cola? Todavía tengo que conducir ¿sabes?”

“Ah si, lo siento, no pensé en eso” Nicky asintió con la cabeza rápidamente y desapareció hacia la cocina. Anna se quitó la chaqueta y la puso en el respaldo del sillón. Vio una revista de deportes que tenía encima una botella de cerveza vacía y tiró de ella, sonrió mientras la hojeaba.
Estaba leyendo un artículo sobre las estrategias secretas de Arsenal cuando Nicky regresó, con dos vasos llenos de la bebida negra.

“Decidí tomar una también. No puedo dejar que bebas sola.” Nicky sonrió mientras se sentó de nuevo,entregando a Anna uno de los dos vasos.
“Salud” Ambos vasos hicieron clic y tomaron un sorbo para terminar haciendo muecas a las bebidas.

“Nicky, esta tiene alcohol”

“¡Madición!, me debo de haber confundido. Esta no tiene alcohol en absoluto”

Intercambiaron los vasos y tomaron otro trago, esta vez los dos satisfechos con el sabor. Nicky esperaba que Anna no se diera cuenta de que él bebió del mismo lugar en que Anna puso sus labios momentos antes.

Por un minuto ninguno de ellos dijo una palabra, Anna fingía mirar la portada de la revista y Nicky se mordía los labios, mirando a Anna de vez en cuando. Finalmente Anna habló.

“Nicky, lo siento”.

Nicky parpadeó. “Lo sientes? ¿Qué cosa?”

“Que hayas perdido esta noche el juego”

“Bueno, me dio una razón para celebrar, ¿no?” Nicky sonrió tristemente.

“No debes verlo así, ¿sabes? Quiero decir, un juego perdido no es…”

“…no es el fin del mundo, lo sé…” Nicky terminó la frase.

“No, no” La voz de Anna estaba llena de preocupación y le puso la mano en el antebrazo de Nicky, en un gesto reconfortante. “No deberías estar aquí bebiendo por la tristeza por haber perdido un juego. Quiero decir que siempre tienes la oportunidad de ganar. Hay cosas mucho más importantes en tu vida, Nicky”

Nicky no estaba prestando atención, el contacto de la mano de Anna en su brazo desnudo hacía que todo su cuerpo ardiera en llamas y tenía problemas para concentrarse en las palabras de la mujer, tenía el cerebro empapado de alcohol. Sin embargo, captó la última frase que Anna había dicho.

“¿Cómo? ¿Cuáles son esas cosas importantes de las cuales hablas? El futbol es mi vida. Y la voy a perder cuando me echen del equipo”

Anna sacudió la cabeza. “No va a ser así. Estoy segura de que no te van a echar a causa de un estúpido juego. Siempre existe el siguiente partido donde puedes demostrar que se puede ganar”

De repente, Nicky miró y sonrió, moviendo la cabeza rápidamente. “Solo si tu y Jeremy tienen asientos en primera fila”

Anna parpadeó, retirando su mano.

“¿Qué?? No me puedo permitir que…Me refiero a que cuestan como 4 veces el precio del boleto regular”

“No te preocupes, yo te los doy, Y así no tienes que pagar por ellos. “ La mirada de Nicky brillaba y miró a los ojos a Anna rogando para que aceptase su oferta.

“Nicky yo…no puedes hacer eso. Quiero decir …¿porque lo haces? No creo que sea bueno estropear a Jeremy de esta manera. El ya te adora, así que no hay necesidad de tales regalos y además caros” Dijo Anna tratado de justificarse.

Esta vez, Nicky puso su mano sobre el brazo de Anna para calmarla.

“Porque quiero. Y por que puedo darme el lujo. Yo no lo hago sólo por Jeremy, lo hago por ti también. Por favor, Anna. Es sólo por los últimos tres partidos de la temporada. Te prometo…les prometo que vamos a ganar”

Anna no podia dejar de sonreír ante tal súplica y recordó lo que Nicky le dijo por teléfono, era un poco culpable por lo que pasó hoy en el campo.
Entonces, ¿qué otra cosa podía hacer sino aceptar.

“Está bien, pero sólo para los últimos tres partidos y sólo porque tengo un hijo que quiere verte ganar…bueno quiero verte ganar también.”

Nicky sonrió y levantó su vaso, nuevamente hicieron clic, ambos bebieron hasta el fondo sus bebidas, riéndose cuando los vasos golpearon la mesa al mismo tiempo.

“Gracias” La voz de Nicky era suave y feliz, por primera vez esa noche.

“No, gracias a ti” respondió Anna, contenta de ver al hombre rubio en un estado de ánimo mucho mejor.

Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 27 Ago 2014, 4:46 pm

CAPITULO DIECIOCHO

“¡Debes estar bromeando!”

“No” Nicky sonrió “Te digo la verdad”

Anna apoyó la espalda contra los cojines del sofá y levantó una ceja al hombre sonriente frente a ella.
“¿Quieres hacerme creer que…que nunca has ido a la costa oeste?”


Nicky asintió con la cabeza y levantó dos dedos.
“Te lo juro, nunca he estado en la costa oeste”


“Pero…¿por qué no?” Anna preguntó. “Quiero decir, has jugado en el Leeds y ahora con Dublín, y estoy segura que uno de esos equipos fueron a jugar en la costa oeste, al menos una vez.”

“Bueno, siempre quise conocer más de mi país, pero como te dije, salí de Irlanda cuando yo era muy joven y por ser uno de los más jóvenes en Leeds, no me estaba permitido jugar en otro lugar más que en nuestro estadio. Algo acerca de la seguridad,dijeron.”

Nicky movió la mano en el aire y cerró los ojos. “Nunca tuve esa oportunidad. Bueno, y no he estado en el equipo de Dublín tanto tiempo…así que aún puedo decir que nunca he estado en la costa oeste de Irlanda.”

“Hombre”, dijo Anna sacudiendo su cabeza. “No tienes idea de lo que te estás perdiendo”

“Tal vez…solo necesito un guía que me muestre todos los lugares maravillosos que hay” La sonrisa de Nicky era amplia y le dio suavemente un codazo aAnna dándole a entender a qué se refería.

“Ohhhh si, eso sería grandioso. Te puedo mostrar todo. Conozco todos los lugares a donde ir, las playas, los acantilados, los lagos…” Anna empezó a hablar toda emocionada.

“Sería maravilloso pasar un tiempo a tu lado” Nicky declaró.

“Nosotros…nosotros…tenemos que hacerlo algún día, tal vez cuando tengas algunos días libres, ¿si?”
Esta vez fue Anna la que suplicó y Nicky derretido por su mirada, asintió con la cabeza lentamente.


Nicky aún se sorprendía por cuanta confianza y honestidad veía en los ojos de Anna cada vez que ella lo miraba y lo fácil que ambos se llevaban y como ambos se dejaban llevar de manera natural. Claro, tal vez si manipuló sus primeros encuentros, pero solo fue para conocerla mejor.
Sentía que Anna podría necesitar un amigo y él lo sería. Incluso quería ser mucho más para ella. Tal vez que formara parte de su vida. Pero eso significaría que tendría que hacerla salir de su escondite,derribar la muralla de seguridad que construyó en torno a ella. Tirar ese muro
significaría que ya no hay secretos, no más mentiras. Entonces Nicky pensó que este momento era el momento perfecto para confesarle sus sentimientos. Podría culpar al alcohol más tarde por soltar la lengua.
Nicky se inclinó hacia delante y puso su mano sobre el hombro de Anna para llamar su atención.


Anna volvió la cabeza y miró a Nicky, a la espera de que el rubio hablara, cuando su teléfono empezó a vibrar en el bolsillo de sus pantalones y saltó sorprendida.

“Anna, hay algo que quie…” Nicky parpadeó al ver como Anna se alejó de él, sintió un dolor punzante en el corazón ante la reacción inesperada de Anna cuando ni siquiera había comenzado a derramar el corazón.

“Maldición, Nicky lo siento…es que…mi teléfono” dijo Anna se disculpó y sacó su teléfono celular mientras se ponía de pie, miró la pantalla y vio el nombre de Kian parpadeando y dio unos pasos hacia delante. “Es Kian, mi hermano, algo debe estar mal, dame un segundo, ¿de acuerdo?”

Nicky asintió con la cabeza y se dejó caer en el sofá, decepcionado de que el teléfono lo interrumpiera en este importante momento, pero contento de que Anna no se apartó de él por que le desagradara, sino a causa del teléfono.

Anna pulsa el botón para contestar y habló en voz de baja en el teléfono. “Kian, ¿qué pasa? Jeremy está bien?”

“Hola Anna” fue la respuesta. “si, él está bien, digo, no, no realmente. Creo que deberías venir a casa”

“Dios Kian, ¿qué te pasa? ¿qué ocurre con él?” La voz de Anna sonaba cada vez más preocupada.

“Bueno, él está bien, sólo tenía una pesadilla y está llorando. Yo estaba tratando de hacerlo dormir de vuelta, pero empezó a preguntar por ti y por qué no estabas allí. Pensé que lo mejor era llamarte.”

“Oh hombre, el niño debe estar aterrado. Voy a casa Ki, estaré allí en 10 minutos… voy a tratar de estar allí en menos de 10 minutos. Dale su muñeco de peluche y léele su cuento favorito y dile que va a estar bien hasta que yo llegue.”

“Muy bien, nos vemos dentro de poco Anna”

Anna puso el teléfono en el bolsillo y se volvió hacia Nicky que sin que Anna se hubiera dado cuenta se había levantado del sofá y se había acercado a ella. Al volverse, sus rostros quedaron a pocos centímetros.
Ambos se quedaron inmóviles por un momento, entonces reaccionaron de manera simultánea.


“Es..stá bien? Jeremy,quiero decir…Lo siento, no debería haber escuchado pero…”

Anna sonrió y dio un paso hacia atrás. “No, está bien. No hay problema. Es solo que tengo que volver a casa inmediatamente. Tuvo una pesadilla y parece que no dejará que Kian lo lleve de vuelta a la cama. Lo siento, Nicky, seguiremos en otro momento. ¿está bien?” Anna tomó su chaqueta del sofá y caminó hacia la puerta, hasta que sintió una mano en su hombro y se dio la vuelta, frente a Nicky sonriendo.

“Entiendo, dile a Jeremy que le mando saludos. Y si, vamos a continuar con esta plática. Déjame saber cuando vas a estar libre la próxima vez, para que entonces podamos beber como se debe, ¿de acuerdo?”

Anna asintió con la cabeza y le devolvió la sonrisa, incluso cuando estaba llena de preocupación por su hijo, Nicky logró sacarle una sonrisa.
“Estoy libre esta noche, llámame, ¿está bien?” Y salió del apartamento hacia el pasillo.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 28 Ago 2014, 11:17 am

CAPITULO DIECINUEVE

Anna subió las escaleras y entró a la habitación de su hijo en donde Kian todavía estaba tratando de calmar al pequeño. Tratar de que Jeremy se soltara de Kian fue un poco más difícil de lo previsto. Anna agarró a Jeremy y lo mantuvo cerca de ella, salió de la habitación lentamente.
El niño estaba llorando y Anna decidió que sería mejor quedarse con él esta noche. Lo acostó en su cama y después de unos minutos de las palabras de consuelo y de suaves caricias sobre el pelo de Jeremy y la espalda, el niño se quedó dormido.
Anna dejó escapar un suspiro de alivio y el último pensamiento antes de derivar en la tierra de los sueños era que tenía que pedirle disculpas a Nicky por su repentina salida.


*** ***

Kian tendido en el sofá miró el reloj. Era casi la hora del almuerzo y ni Anna ni Jeremy bajaban todavía. Parecía que esta vez le tocaba a él cocinar. Sentado, tomó una libreta y buscó el teléfono del lugar más cercano para ordenar un menú. Era su pizzería favorita y supo de
inmediato lo que iba a ordenar. Justo cuando estaba por tomar el teléfono, el timbre de la puerta sonó. Maldiciendo a quien tocaba,caminó hacia la puerta, abriendo poco a poco, solo para ver a un hombre parado en frente a él.


“Uhm ¿puedo ayudarle?”Kian trataba de adivinar de qué lugar de caridad este tipo había salido. ¿Qué otra cosa sino dinero puede querer?

“Tengo que entregar algo que…” el tipo comprobó el nombre en el documento que llevaba en la mano. “La señora Anna Egan”.

“Así que para Anna”.
Pensó. Con una sonrisa Kian respondió: “Oh,entonces está bien, es mi hermana, estamos compartiendo este apartamento.


Kian firmó el papel que el hombre le estaba ofreciendo y tomó el sobre blanco antes de cerrar la puerta y caminar hasta el sofá, estudiando el misterioso objeto. Debería abrirlo o no? Esta maldita curiosidad. Oh qué más da, Anna no se daría cuenta. Con cuidado, abrió el sobre para comprobar lo que había dentro.

“¿Qué es esto? Una carta de amor de una de tus clientes misteriosas?”

Kian se detuvo en seco cuando escuchó la voz de Anna y rápidamente escondió el sobre tras su espalda antes de volverse y destellar su sonrisa asesina a Anna que se sentó en el sofá junto a él.

“En realidad, alguien dejó esto para ti y yo tenía curiosidad por ver lo que era.”

“¿Qué??” Anna frunció el ceño “¿Te importa si lo abro yo entonces?” Y diciendo esto le arrebató el sobre y sacó los boletos, Kian vió los boletos en las manos de Anna y la miraba con incredulidad.

“Dios santo!...¿estos son…boletos de primera fila…”

“Para los últimos tres partidos de la temporada, si” Anna de nuevo los guardó en el sobre y los pone fuera del alcance de Kian. “Fue un regalo de un amigo”

“¿Tienes alguna idea de cuanto cuestan?”

“No, pero se que no tienen precio y que Jeremy fue la única razón por la que los acepté.”

“Ajá, seguro, debiste de haber sido realmente y especialmente agradable con alguien para obtener un regalo así” Kian le dio un codazo Anna.

“Vete a la…, no es así” Anna murmuró y se puso de pie, subió las escaleras hacia su habitación para despertar a Jeremy y mostrarle las entradas.

*** ***

“Anna, teléfono para ti”

“Está bien, Kian, lo tomaré. Espera un segundo” Anna bajó corriendo por las escaleras.

Kian señaló el teléfono desde donde yacía en el sofá, mirando la televisión.
“Que sea rápido, el tipo de la pizza debe estar aquí en unos pocos minutos y tengo que decirte que estoy muy cómodo aquí como para recibirlo y pagarle.”


“Entonces te vas a morir de hambre” dijo Anna sonrió y contestó el teléfono. “Si?”

“Hola Anna, es Nicky. ¿Recibiste los boletos?”

“Hola, si, llegaron esta mañana. Gracias otra vez. No tenías que haberlo hecho”

“Pensé que habíamos hablado de esto. Yo quise hacerlo ¿de acuerdo? Y no es gran cosa. ¿Cómo está Jeremy?”

“Está bien, solo tiene un poco de miedo de vez en cuando, Nicky, lo siento mucho por dejarte ayer. Yo no quería…”

“Anna, no es problema,entiendo, de verdad. No te preocupes…pero cuando te fuiste me dijiste que estabas…tu dijiste que estabas libre esta noche…así que...aceptarías tomar una copa conmigo esta noche? Al igual que la última vez…Solo para salir, hablar y pasar un buen rato? Nicky nunca antes había sido tímido con ninguna mujer,siempre sabía que decir, pero con Anna nunca encontraba las palabras adecuadas.

“Si, claro, me encantaría.La última vez que salí lo disfruté mucho.” Anna sonrió “¿Te parece bien a las ocho? ¿En el mismo bar?”

“Suena bien para mi, allí te veo. Saludos a Jeremy. Bueno, me tengo que ir, no quiero que el entrenador me moleste. Hasta entonces, adiós Anna!”

“Adios”
Anna respondió cuando la línea ya estaba muerta y colgó el teléfono, se volvió hacia Kian,observando a su hermano, pensativa.


Kian, sabía muy bien que cuando su hermana lo miraba de esa manera era porque quería pedirle algo, le devolvió la mirada y, finalmente, le preguntó:
“¿que quieres?


Se sentó junto a él, Anna sonrió levemente y murmuró “¿Tu…cuidarías a Jeremy…esta noche?”

Kian parpadeó “¿Esta noche?. Si claro, no hay problema, pero ¿por qué no puedes hacerlo tú? Es tu día libre, al menos eso pensé”

“Voy a verme con un amigo” dijo.

“Ohhhh, tal vez con la persona misteriosa que compró las entradas? ¿Lo conozco?” Kian sonrió y se acomodó en el sofá, decidido a llegar a conocer más acerca del ‘amigo’ de Anna.

“Cállate, Kian. Es solo una reunión con un amigo. Y dudo que lo conozcas” Anna tomó el control remoto de Kian y comenzó a cambiar de canales.

“¿El? Es ese tipo, ¿Nicky? Oh mujer, tus gustos se están volviendo más raros cada día. Lo siguiente que me estarás diciendo es que te vas a casar con ese tipo…” Kian se rió y dio unas palmaditas en la espalda de Anna.

“¡Basta, he dicho ¡basta!”
Anna lanzó a Kian una mirada que lo habría matado. Por suerte, el timbre de la puerta sonó antes de que Anna tuviera la oportunidad de pensar más acerca de sus planes de asesinato.


“Me detengo si vas y le pagas al repartidor de la pizza!” Kian le sonrió a Anna y le dio un billete de veinte.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 28 Ago 2014, 4:22 pm

CAPITULO VEINTE

“Anna, solo quiero saber si…uhm…” Kian miró a su alrededor en la habitación, en busca de Anna, pero no la vio, lo que si vio fue la ropa por todas partes. “¿Anna? No crees que es un poco temprano para la limpieza de primavera. ¿No te parece?”

“Cállate”, fue la respuesta que venía del armario.

Kian dio un paso adelante y, finalmente, vio a su hermana. “¿Qué es lo que estás haciendo aquí exáctamente?”

Anna suspiró, en una mano tenía un vestido rojo y en la otra una falda negra, sosteniendo los dos para que Kian los viera “falda o vestido, ¿Cuál me pongo?”

“Depende de a donde vas” Kian asintió. “Y lo más importante es saber cuantas personas deseas que admiren tus piernas”

“No estás siendo de mucha ayuda, ¿sabes?” Anna gemía y lanzó las dos prendas en uno de los montones que se encontraban en el suelo.

“Y estás actuando como un perrito enfermo de amor” Kian puso mala cara y se volvió, caminando directamente a Mark.

“¿Quién es un cachorro enfermo de amor?” Mark le preguntó con el ceño fruncido a Kian que pasó junto a él.

“Kian dice que yo lo soy,pero sólo quiero encontrar algo decente para usar esta noche. ¿Sabes?”

Mark se sentó en la cama y miró a su mejor amiga. “Así que vas a salir esta noche?”

Anna asintió con la cabeza, mientras tomaba una blusa de una pila de ropa junto a ella. “Voy a un bar con Nicky”

Una sonrisa apareció en el rostro de Mark y le ofreció a Anna un vestido negro de tirantes, corto y no muy escotado, que estaba sobre la cama.
“¿Qué tal esto?
Y con estos zapatos?”

Anna sonrió a Mark,agradecida por la ayuda. “Si, eso suena muy bien. Supongo que no soy muy acertada para la moda. Gracias”

Mark volvió a caer en la cama y miró hacia el techo mientras que Anna se cambiaba en el baño. “Hey, créeme que cuando usted trabaja en una revista de moda rodeado de mujeres se aprende algo quieras o no”

“Pobrecito, como sufres en tu trabajo. Muchos hombres darían lo que fuera por fotografiar a modelos” Dijo Anna riendo.
“Claro, esos hombres no son gay. Y no tienen un novio celoso” Anna volvió y se presentó a Mark “¿y?”


Mark asintió con la cabeza y se levantó. “Te ves hermosa”. Y en lugar de burlarte de mi deberías estar agradecida. Te enseñé a vestir con estilo.”

“Eso es verdad, pero bueno,me encantaría seguir hablando sobre el estilo y la moda toda la noche, pero tengo que irme. Anna sonrió y sacó a Mark fuera de su habitación.

*** ***

Los ojos de Nicky miraban hacia la puerta cada 5 segundos, esperando pacientemente a que Anna llegara.
Sabía que aún era temprano, solo habían pasado 10 minutos para ser exactos,pero no soportaba esta espera por más tiempo. Temía que Anna faltara a su cita o que de repente se atascara en el tráfico impidiéndole llegar. Levantó la vista cuando la puerta se abrió y la
sonrisa se desvaneció cuando un hombre alto de pelo oscuro de unos 40 años entró. Nicky bajó la mirada hacia sus manos,esperando, rezando que Anna no lo dejara plantado.


“Hola Nicky, siento llegar tarde, el tráfico es un infierno, ¿has estado esperando por mucho tiempo?”
La anhelada voz puso fin a la larga espera. Con una sonrisa Nicky miró hacia arriba y a Anna,que estaba delante de él. Nicky no podía dejar de mirarla, los ojos viajaban arriba y abajo por el cuerpo delgado de la mujer, miraba cada pequeño detalle sobre el aspecto de Anna. Era la primera vez que la veía con un vestido y la verdad es que lucía por demás hermosa. Mirándola a la cara, sonrió. “No, está bien, llegué apenas hace unos solos minutos, voy a buscar algo para beber”.


Anna lo detuvo poniendo la mano sobre el brazo de Nicky, cuando pasó a un lado de ella y sacudió la cabeza. “Tu pagaste la última vez, ahora es mi turno. Y todavía tengo que compensarte por lo de ayer”. Con un guiño
Anna se volvió y se acercó a la barra, dejando a un sorprendido Nicky atrás. Cuando regresó con dos copas Nicky se puso de pie y la ayudó con las bebidas, Anna se deslizó en el asiento junto a él.


*** ***

“Dime ¿cómo es que tu hermano vive contigo?” Nicky se recargó sobre el brazo empujando a Anna, le parecía gracioso verla un poco ebria.

“Bueno” dijo Anna frunciendo las cejas tratando de concentrarse, “en realidad me mudé a Dublín con Mark, él es mi mejor amigo y él es de Sligo, así que, Jeremy era sólo un bebé de 2 años en aquel entonces y no podía pagarme un lugar sólo para mí y mi hijo, así que decidimos conseguir un lugar juntos. Pero Mark y yo no somos el tipo de personas que pueden vivir juntos, podemos ser los mejores amigos, pero no pudimos hacerle frente a las 24/7, usted sabe, y Mark tenía que levantarse temprano para trabajar, era nuevo en su trabajo así que era condenadamente difícil para él en ese entonces y a Jeremy le daba por llorar todas las noches y no lo dejaba dormir…todo era un gran lío. Entonces decidimos que teníamos que tener nuestros propios apartamentos y puse un anuncio en el periódico solicitando a alguien que le gustaran los niños para compartir un lugar conmigo. Pero por causas del destino, la compañía
para la que Kian trabaja lo trasladó a Dublín y le ofrecí que se mudara conmigo, y eso es todo. Son ya casi 5 años desde que estamos compartiendo el apartamento. Fin de la historia.” Anna se rió antes de tomar otro trago.


Nicky sonrió e inclinó la cabeza hacia un lado, admirando Anna y su comportamiento un poco borracho.
Quería saber todo sobre ella, cada secreto, cada pensamiento, cada temor.
Quería tenerla por las noches, darle un beso de buenos días y sólo hacerle saber lo mucho que siente por ella. Recordó la segunda vez que se vieron, en el vestíbulo del hotel y, aunque estaba borracho, mucho más de lo que está ahora,todavía recordaba el aspecto de dolor que vio en los ojos de Anna y finalmente lo golpeó la curiosidad. Y antes de que pudiera detenerse, las palabras habían salido de su boca.


“¿Dónde…dónde está el padre de Jeremy?”

La cabeza de Anna se dio la vuelta y miró a Nicky, oscureciendo el color de sus ojos de inmediato como las heridas comenzaron a doler de nuevo y sólo quería salir de esto. Solo quería correr, pero luego sintió la mano de Nicky en ella y tomó una respiración profunda, tal vez huir no siempre es la solución, y en su estado de embriaguez no sería una opción de todas formas. Así que se quedó mirando fijamente su copa y murmuró: “Shane”

Nicky captó la palabra en silencio y apretó la mano de Anna, sabiendo que esto sería difícil para ella pero también esperaba que la hiciera sentirse mejor cuando hablara de su dolor.
Anna había sido una buena oyente para él y él quería hacer lo mismo. El no quería empujarla, pero sabía que Anna no lo haría por su cuenta.


“Shane ¿Es su nombre?”

Anna apartó la mano y le disparó a Nicky una mirada furiosa “¿Qué quieres? Puedes guardarte tu lástima para ti mismo. Yo no lo necesito. Tú no sabes nada acerca de él. No sabes nadade mí.” Tomó su bolso y se levantó muy rápido pero cayó de nuevo en su asiento,Nicky se acercó a ella.

“Anna, no quiero hacerte daño. Es que…me estás diciendo que no sé nada de ti. Diablos, ¿alguien sabe algo acerca de ti? Estás empeñada en encerrarte en tu pequeño jardín, en tu caja fuerte, cuando hay mucho más allá afuera que ver y sólo hay que correr algunos riesgos. No es difícil, créeme.” La mano de Nicky le acarició la espalda y Anna se preguntó si la había oído,o simplemente había ignorado lo que había dicho hasta que vio una gota de agua golpeando la madera de la mesa. Anna volvió lentamente la cabeza y miró a Nicky, su mejilla estaba mojada, y le susurró, “El está muerto.”

Nicky se sorprendió por la declaración de Anna y mirar sus ojos llenos de dolor. Dolor que manaba a través de su cuerpo, cuando la vio sufrir de esa manera era casi insoportable pero se las arregló para ocultar sus lágrimas, en cambio él asintió y se inclinó más cerca, apoyando su mejilla contra el hombro de Anna, susurrando. “¿Cuándo?”

“Hace 4 años, en un accidente de coche. Nos casamos y luego, cuando Jeremy tenía 2 años…” Anna calló y ocultó su rostro en la tela de la camisa de Nicky, llorando en silencio. Nicky mantiene su roce en el hombro de Anna, pero su mente estaba trabajando en automático. Anna estaba casada. Ama a su marido.
A pesar de que él lo sabía desde el principio, pero oírlo de la boca de Anna lo hizo mucho más doloroso. Se tragó las lágrimas, sabiendo que tenía que ser fuerte para los dos.

“¿Y no has tenido a nadie desde entonces?” Nicky sólo necesitaba saber, no le importaba cuanto daño le haría esa pregunta, necesitaba saberlo.

Anna se secó los ojos con el dorso de la mano y se recompuso. Ella no era una bebé que le lloraba a todo el mundo. A pesar de que no se sentía de esa manera con Nicky, aun estaba un poco avergonzada. Sacudió la cabeza ante la pregunta. “Nadie, en realidad, esta es la segunda vez que he salido con alguien más aparte de Mark y Kian en 4 años.”

“Y con quien saliste la primera vez?”

“Contigo” Anna sonrió suavemente y pasó el pulgar sobre las manchas de humedad en la camisa de Nicky.
“Tengo que admitirlo, nunca me había divertido tanto como la primera vez que salimos. Me hiciste olvidar a Shane y todo el dolor tan fácilmente.
Siempre quise darte las gracias por eso.” Sintió que los colores se le subían a la cara, Anna se volvió y miró su bebida, bebiendo el resto de la misma.


Nicky tenía problemas tratando de pasar el nudo en la garganta, atrapado entre la devoción y la decepción y tuvo que sonreír ante la idea de ser el primero que hizo que Anna se olvidara de sus recuerdos. Terminó su propia bebida y parpadeó, obligando al alcohol salir de su mente.

“¿Qué tal…si caminamos a casa?” Anna sugirió y Nicky la miró fijamente, empezó a tener pensamientos atrevidos sobre Anna, los dos desnudos y sudorosos en su propia cama invadieron su cerebro y se pasó una mano sobre sus ojos, esto definitivamente no estaba ayudando a su situación, teniendo en cuenta que Anna aún…pensaba en Shane.

“Si, me encantaría. Para ayudar a despejarme del alcohol” Nicky asintió.

*** ***

Ambos salieron del bar y Nicky se ofreció a caminar a casa de Anna y aunque Anna se negó tres veces Nicky permaneció a su lado. No hablaron mucho, pero ambos se sentían cómodos uno con el otro. Anna se preguntaba por qué se había abierto a Nicky así, por qué se sentía tan segura con el rubio, ¿por qué le creyó cuando le dijo que él nunca le haría daño?.
Nicky se preguntaba si aun debe confesarle a Anna sobre sus sentimientos, aunque podría ser sólo un amigo para ella, y él juró que iba a ser el mejor amigo que Anna haya tenido. Pronto, todos estos pensamientos se desvanecieron cuando el alcohol desaceleró su ritmo y tuvieron que aferrarse uno en el otro para no caerse.


Cuando llegaron al edificio de apartamentos, Anna estaba buscando las llaves, ambos se estaban riendo de cosas estúpidas, Nicky puso su brazo alrededor del hombro de Anna para estabilizarla y le permitiera encontrar la cerradura. Por último Anna logró abrir la puerta y se volvió a decirle adiós a Nicky.
Nicky consideró que esta era su última oportunidad de decirle lo que quería decir a Anna tantas veces y se apoyó en ella, más cerca de la oreja de Anna, sólo al oído para decirle lo que sólo ella puede oír, pero Anna, pensando que Nicky quería engañarla y jugarle una mala pasada con su oído, volvió la cabeza un poco por lo que terminaron mirándose el uno al otro, con sus rostros a pocos centímetros. Nicky la miró a los ojos, sentir el aliento de Anna en la piel,tenerla cerca, oler su perfume, no podía aguantar más, cerró el espacio que había entre ellos y apretó sus labios contra los de Anna en un anhelado y suave beso. Sus ojos se
cerraron y él se perdió en el momento.


Hasta que sintió que los labios de Anna se apartaban. Cuando Nicky abrió los ojos, sólo alcanzó a ver a una sorprendida Anna que corría hacia el interior del edificio. Se maldijo por su estupidez y por haber arruinado su amistad para siempre. Se dio la media vuelta e hizo su camino a casa, en silencio pidiendo de alguna manera verla de nuevo, mientras una lágrima se deslizaba por su mejilla.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 29 Ago 2014, 11:28 am

CAPITULO VEINTIUNO

Anna cayó sobre su cama con un suspiro. Intentaba serenarse, dejar de pensar en lo que había ocurrido.Pero no podía dejar de hacerlo.¿Qué ha pasado ahí abajo? No, no, no,ell tenía que dejar de pensar. Tomó él teléfono y marcó el número que tantas veces ha marcado cuando se siente desesperada, y este era uno de esos momentos, necesitaba hablar con alguien sobre esto. Después de que sonó por cuarta vez,un adormilado Mark contestó.

“Uhm…hola?”

“Mark, hey, no te desperté, ¿verdad?”

“No” Le respondió Mark. “Siempre me despierto a las 3:45 de la mañana”

Anna parpadeó y miró el reloj de alarma. Un sentimiento de culpa la invadió inmediatamente.

“Mark oh, lo siento, yo no pensé, digo no lo hice, pero no me fijé en la hora, y…”

“Cálmate, no es gran cosa. De todas formas, es sábado así que está bie. No te preocupes. ¿cómo te fue en la ci…” murmuró algo más rápido “ noche?”

Anna suspiró de nuevo y se extendió sobre su cama. No sabía cómo abordar este tema a Mark, para él sentía que era un momento para mentir.

“Genial, la pasamos de lo mejor, nos divertimos mucho… y…y Nicky…” Tragó saliva, era cada vez más difícil decirlo.

“Anna!” dijo Mark por la línea,interrumpiendo la mentira no tan bien planificada de su mejor amigo.

Anna rompió el silencio y le susurró: “Me besó”

“Oh” fue la respuesta,Mark no esperaba escuchar algo como esto, el siempre pensó que Nicky era alguien que tomaba las cosas con calma y no que saltaría sobre su amiga en la primera oportunidad en que estuviera involucrado el alcohol. Muy bien,estos pensamientos realmente nunca pasaron por su cabeza. Es más, ni siquiera sabía que pensar sobre él.

Al darse cuenta de que la línea estaba en silencio y que era su turno para hablar, Mark preguntó: “Bueno, ¿qué hiciste?”

“¿Qué hice?? Mark, corrí. Lo rechacé y me metí al edificio. ¿Qué más podía hacer?” Anna se pasó una mano por el pelo mientras miraba hacia el techo, la situación se repetía una y otra vez en su cabeza. Era lo que tenía que hacer… ¿no?

“Depende de cómo te sientes acerca de él” Mark nunca pensó que le diría algo como esto a Anna, pensando que su mejor amiga le fue siempre 100% fiel a Shane, pero en las últimas semanas había cambiado su opinión y él sabía que su relación con Nicky era algo que iba más allá de la amistad y tal vez él era el que tenía que hacérselo notar a Anna para que finalmente ella se dé cuenta.

“No se como me siento,Estoy tan confundida” Anna respondió. Todavía sentía los labios de Nicky en los suyos y, aunque le tomó por sorpresa no podía negar que la repugnancia que debería de haber sentido, no estaba allí. ¿Realmente le atraía Nicky? “

“Dime Anna. ¿Sabes como te sientes?. Piensa en ello. Racionalmente” Mark sabía que tenía que ser la parte lógica allí.

Anna se estremece y aprieta el puño alrededor del teléfono. Trató de poner en orden sus pensamientos antes de hablar.
“Me gusta. Realmente lo creo. Quiero decir que es un gran amigo y aunque yo no lo conozco tanto tiempo, siento que hay una conexión entre nosotros. El me hace sentir bien sin importar qué y cuando estamos juntos nos acoplamos tan bien. No me he sentido cercana alguien desde…ya sabes…desde que Shane murió. Maldición, Mark, incluso le hablé de él.
Y…y Jeremy, debes ver cómo le rinde culto a Nicky y Nicky se ve tan bien con él…Es que…no se si estoy atraída por él…y si soy yo…¿Está mal que me fije en otro hombre?”


Eso, ya estaba, lo había dicho.

Mark asintió en silencio,escuchando todo lo que dijo Anna. Podía oír la confusión en la voz de su mejor amiga y sabía que ahora no era el mejor momento para tomar decisiones.

“Anna, escucha. Quiero que te vayas a la cama y que dejas de pensar en lo que sucedió esta noche. Yo te llamo en la mañana y veremos cómo son las cosas entonces. Y no trates de discutir, prométeme que vas a hacer eso, ¿De acuerdo?”

Ser madre por tanto tiempo, hizo que Anna fuera la que siempre diera las ordenes y ahora le tocaba a elal acatarlas, tuvo que sonreír al escuchar la orden de Mark.

“Está bien, papá, lo haré”

“Muy bien, voy a hablar contigo en la mañana. Que tengas una buena noche, Anna. Y tu sabes…”

“Yo se…No voy a pensar en ello.”

“Eso es correcto. Bye:” Y con eso Mark colgó.

Después de esa llamada Anna se sentía un poco mejor. Hizo lo que le dijo Mark, se quitó la ropa, se muso la pijama y se deslizó por debajo de las sábanas. Antes de apagar la luz,miró alrededor de la habitación por primera vez desde que regresó.
Todas las pilas de ropa se habían ido y el suelo y el armario parecía que se habían limpiado cuidadosamente Anna sabía que tenía que agradecerle a Mark por la mañana.


Tendida en la oscuridad, Anna no podía dormir inmediatamente y trató de evitar los pensamientos, seguían vagando a Nicky y el beso.
Llevó los dedos a los labios, acariciando en el lugar donde Nicky los había puesto y los retiró de inmediato como si se hubiera quemado. Eventualmente, Anna,cerró los ojos y encontró el sueño deseado.


*** ***

En otra parte de la cuidad alguien seguía despierto. Por último, las lágrimas habían dejado de brotar y Nicky se quedó con el dolor a flor de piel y el sentimiento de los labios de Anna en los suyos. Quería explicarle todo, quería una última oportunidad para hablar con Anna.
“Mañana”, pensó, antes de dormirse.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 29 Ago 2014, 5:07 pm

CAPITULO VEINTIDOS

El sonido del teléfono despertó a Anna y consideró ignorarlo, pero al final cambió de opinión, porque sabía que era Mark y él no era alguien que desistiera tan pronto.

“Mhmmm”, murmuró en la línea.

“Buenos días, Anna” Mark respondió con una voz amistosa, o al menos así lo pensó Anna.

“¿Cómo te sientes?”

“Dolor de cabeza”, Alcanzó a decir Anna, apretando la palma de la mano en la sien, en un intento por detener el dolor que golpeaba en la cabeza.

“Eso era de esperarse después de lo que has bebido la noche anterior. Estoy seguro de que ahora el cantinero puede pagar su casa gracias a tu dinero.”

“Vamos Mark, no es así, no seas injusto. ¿Tengo que recordarte la noche en la torre del campanario?” Anna le recordó.

Mark sacudió la cabeza. No quería recordar ese día. Fue la primera y la última vez que bebió tal cantidad de alcohol y se prometió nunca volver a tomar de esa manera. Mark dejó las burlas y preguntó de nuevo: “Así que dime, ¿cómo te sientes?”

“Ya te dije, mi maldita cabeza me está matando” dijo Anna gimiendo.

“¡No, me refería a cómo te sientes acerca de Nicky!”

Anna se sobresaltó. Ella no tenía tiempo para pensar y sin embargo siguió pensando en Nicky durante toda la noche. Sólo que no tenía respuestas, sólo más preguntas.

“No pienso en él” Dijo como excusa para evitar hablar sobre el tema.

“Anna” Mark suspiró

“¿Qué? Ayer me dijiste que querías que dejara de pensar en ello. Así que ¿por qué no me crees?” dijo un poco molesta.

“Por que te conozco”

“¿Y eso implica saber que te voy a mentir todo el tiempo?”

“No, sólo cuando no quieres hablar de algo. Y sé que tienes que hablar de ello…tienes que darte cuenta de lo que estás sintiendo.”

“¿O qué?, ¿tu me dirás lo que tengo que sentir?” Esta vez a Anna no le gustaba el hecho de que Mark sonara igual que su padre.

“Mira Annie, soy tu amigo y yo solo quiero ayudar, si no quieres mi consejo entonces tendré que colgar y dejarte en paz, ¿está bien?” Mark intentó sonar como derrotado lo más que pudo,sabiendo que Anna se lo creería.

Y lo hizo.


“Diablos, Mark, lo siento, es sólo que mi cabeza está hecha un lío en más de una forma” Anna suspiró.

“Toma una pastilla y luego ordena todo en tu mente.”

*** ***

Mark tomó un sorbo de su taza de té,pensando en la conversación telefónica que tuvo con Anna. En la última hora no hizo más que hablar de Nicky, de Anna, sobre el beso. Parecía que Anna quería hablar, Mark no tuvo que preguntar mucho, su amiga se lo decía todo. Mark aprendió mucho acerca de Anna en el corto plazo. Primero se enteró de que su mejor amiga no
era tan fuerte como Mark ha asumido todos estos años. A pesar de que llevan años de conocerse nunca la había escuchado tan insegura con respecto a sus sentimientos. Anna reveló que estaba tan sorprendida y abrumada por el inesperado beso y eso fue lo que le daba miedo y le hizo
huir y no el hecho de que otro hombre la había besado. Hizo sonreír a Mark cuando Anna le contó que pensó en el beso toda la noche, cada vez que cerraba los ojos veía la cara de Nicky frente a ella. No sabía si Anna estaba lista para iniciar una relación o si al menos estaba considerando hacerlo. Mark preguntó lo que flotaba en el aire entre ellos desde hace tiempo.


“¿Anna, sientes algo por él?”

Todo lo que Anna pudo hacer fue asentir, todavía era demasiado insegura para expresar sus sentimientos.

Mark rompió el silencio por segunda vez. “¿Cuándo lo verás de nuevo?”

“El próximo fin de semana,es el próximo juego. ¿Debo ir realmente?”

“Por supuesto que vas a ir. Jeremy no te permitirá quedarse en casa y yo tampoco”

“Pero Mark” Anna protestó “¿Qué haré cuando lo vea? ¿Cómo voy a saber?”

“Cuando lo veas, haz lo que tu primer pensamiento te diga. Sé que tomarás la decisión correcta al final. Bueno y ahora me tengo que ir, me muero de hambre y no me han dado desayuno todavía. Te llamo más tarde ¿va?”

“Lo haré, lo prometo. ¿Te veré esta semana?” Anna puso mala cara, no estaba felíz con las palabras de Mark. Quería respuestas y las quería ya, la espera no era su actividad favorita.

“Lo dudo, acabamos de tener un gran problemas con alguna empresa en el extranjero. Pero yo te llamo. Bueno,me tengo que ir. Ten cuidado, Anna y en cuanto pueda hablaremos pronto.”

Y con eso Mark colgó y se dirigió a la cocina.

*** ***

Kian todavía sostenía el teléfono en la mano, tenía la mirada perdida en el rincón más alejado de la sala de estar.
El no tenía la intención de escuchar la conversación, sólo quería pedir el desayuno y luego por accidente notó que Anna y Mark hablaban por teléfono.
Realmente quería colgar, pero entonces escuchó las palabras “Nicky” y “beso”. No podía creer que él se enterara de esta manera. Nicky había besado a Anna, ella evidentemente se molestó y se escapó. Kian por un momento estaba confundido, pero lentamente estaba formando un plan en su cabeza.
No puede ser que Anna no le dijera nada, que no confiara en él, se supone que son hermanos y evidentemente nunca mostró interés en decirle algo. ¿No decía Anna que este tipo era un problema?


Saltó en el aire cuando el teléfono sonó en su mano y respondió después de tres timbrazos.

“¿Hola?”

Nicky reconoció la voz del hermano de Anna y tomó una respiración profunda antes de hablar.

“Hola, soy Nicky, ¿puedo hablar con Anna, por favor?”

Kian alzó las cejas y se puso un poco más cómodo en el sofá. Ahora era su turno para salvar la reputación de Anna.

“Uhm, ¿por qué?”

“Porque…quiero,quiero…mira, sólo quiero preguntarle algo, ¿quieres?” Nicky comenzó a molestarse por la intromisión de Kian.

“¿Sabes que. Yo no lo creo. Y le agradeceré que no llame de nuevo. Si Anna tiene algo que decirte,encontrará el momento para hacerlo. Gracias por llamar. Adiós”

Con eso Kian colgó, satisfecho de su reacción y creyendo que hizo algo bueno por Anna.
Su estómago gruñó así que se dirigió a la cocina,sólo para encontrar a Anna detrás del mostrador, haciendo el desayuno. Se sirvió un poco de jugo y sonrió a su hermana.


“¿Qué estás cocinando?


*** ***

Nicky se derrumbó en el sofá, escondiendo la cara en los cojines. ¿Qué había sucedido? Sólo quería pedir disculpas, decirle a Anna cuánto lo sentía, no, no por besarla, sino para ocultar su verdaderos sentimientos durante tanto tiempo y Kian no se lo permitió diciéndole que no volviera a llamar. Lentamente, asintió con la cabeza,secándose los ojos con el dorso de la mano. No podía negar que le dolía. Era un dolor persistente y constante que fácilmente se comió su corazón sólo para escupirlo de nuevo en pedazos.

¿Como pudo creer que Anna sentía algo por él? ¿Por qué tenía constantemente la esperanza de que tarde o temprano su amor sería mutuo? ¿porqué siempre mal interpretaba todas las acciones de Anna y palabras mal?

Más y más preguntas, se formaban en su cabeza y finalmente tomó una decisión.

Cortaba el capitulo Anna Egan de su vida. Haría de cuenta que nunca la conoció. Viviría su vida libre, feliz sin Anna y nunca más pensaría en ella.
Nicky asintió. Eso sería fácil. Vivió sin ella durante tanto tiempo,que ahora lo hiciera no haría ninguna diferencia.


Sonó su celular, Nicky alcanzó el teléfono y respondió sin revisarlo.

“Byrne,quiero tu trasero aquí o tendré que encontrar a alguien que se encargue de su puntualidad la cual por si no se ha dado cuenta ¡no existe! Son las 11 y se supone que debes estar aquí hace una hora! Tienes cinco minutos!”

Nicky todavía sostenía el teléfono en su oído, los gritos del entrenador hacían eco dolorosamente en su cabeza.
Se había olvidado por completo que hoy tenía una práctica de fin de semana. Se cambió de ropa y salió del apartamento, decidido a deshacerse de todo pensamiento que incluyera a Anna Egan a partir de ahora.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 30 Ago 2014, 11:53 am

CAPITULO VEINTITRES

El plan de Nicky no parece funcionar tan bien como él pensaba. Cuanto más evitaba pensar en Anna, más fácil su rostro aparecía en el día y en la noche en sus sueños. La mujer parecía estar
presente en todos los ámbitos de su vida día a día.
En la mañana cuando tomaba una taza de café, recordó el momento mismo en que la vio en el mostrador cuando visitó Anna en el hotel por primera vez. No podía concentrarse en la práctica, sentía como si Anna estuviera sentada en algún lugar de las gradas observando todos sus movimientos. En la noche encendió el televisor sólo para escuchar una canción que tacaron en el
bar cuando salió con Anna. Las noches eran el peor momento. Todos los pensamientos que intentaba dejar a un lado durante el día, se transformaban en los sueños que le perseguían cada noche.
Veía la cara triste de Anna, yendo al bar sólo para decirle que nunca más volvería a verla, la manera en como Anna se inclinaba a Jeremy y le decía al niño llorando que no iba a ver más a Nicky. Pero sobre todo el beso,los pocos segundos que duró no los podía olvidar. Y sobre todo
odiaba que hubiera sido tan apresurado y no planificado, deseaba que hubiera una mejor manera para dejar de pensar de Anna.


Cinco días más tarde,Nicky finalmente lanzó su plan por la borda. Admitió a sí mismo que no podía olvidar Anna, no importa cuanto lo intentara. Y que iba a esperar a que llegara el juego del fin de semana para ver si Anna se presentaba y tal vez así podría arreglar su golpeada amistad.
Nicky incluso le pediría disculpas por el beso, si eso era lo que Anna quería oir.


*** ***

“Kian, oye, ¿has visto mi camiseta?” Anna gritó a través de la casa. No había tal emoción desde el día en que Jeremy y ella conocerían a los jugadores de fútbol.
Los últimos días pasaron demasiado lento,así que Anna se ofreció para tantos turnos extra como le fueron posible, sólo porque le daban algo que hacer. Tenía la esperanza de que Nicky le llamara, que le dijera que estaba arrepentido y que podían hacer algo juntos, pero cuanto más cerca estaba el fin de semana, más pequeñas se volvían sus esperanzas. Había conducido hasta el apartamento de Nicky un par de veces pero no pudo estacionar su coche, tenía miedo de lo que podría o no podría suceder si se veía cara a cara con Nicky. Por ahora tenía la suficiente confianza para hablar con él esta noche, después del gran juego. Sí,podría hacerlo.


“No, no tengo idea ¿has mirado en el cuarto de Jeremy?” Kian respondió, sin levantar la vista de su programa de televisión favorito.

“Lo hice, y no creo que pueda estar en la lavandería, aún así déjame ir a ver” Anna cruzó el salón,abrió la puerta del cuarto de lavado y después de vaciar dos canastas, encontró lo que buscaba. La echó sobre su hombro,salió de la habitación y se unió a Kian en el sofá, mirando
desinteresadamente la pantalla.


“Está bien, ¿Qué pasa ahora?” Kian suspiró mientras contemplaba a Anna. “¿quieres ver algo más?”

“No puedo creer que no llamó” dijo Anna murmuró, aun observando la acción en la televisión.

“¿Quién?”

“Nicky. No me refiero a que yo esperaba que me llamara, me refiero a que creí que lo haría, pero todavía es raro que no lo haya hecho. Pensé que éramos amigos”

Kian sentió correr la sangre de sus mejillas hacia su estómago y se alejó.
Al principio lo sintió como un acto heroico, pero ahora, después de escuchar a Anna, no se sentía tan bien después de todo.


“Es…él lo hizo…” dijo, mirando sus manos.

“¿qué??” Anna volvió hacia Kian, con confusión evidente en el rostro. “Lo hizo y no me dijiste?? ¿por qué?”

Kian no se atrevía a mirar a Anna.

“Porque…porque los escuché a ti y a Mark hablando por teléfono y le dijiste que te besó y yo me sentí mal de que confiaras más en Mark y no en mí que soy tu hermano, se que algunas veces parece que nada me importa pero no es así, te quiero y no me gustaría que sufrieras otra vez. Sobre todo con Nicky que tiene muy mala reputación…he escuchado lo que se dice de él y…y yo sólo soy un gran idiota que no piensa antes de actuar.” Su voz se fue apagando.

Anna sacudió la cabeza, no podía creer lo que acababa de escuchar. “Oh Kian, ¿por qué hiciste eso? Debiste de haberme pasado la llamada.”

“Yo solo quería ayudar”

Anna podía ver las lágrimas en los ojos brillantes Kian y se inclinó para abrazar a su hermano.

“Está bien, entiendo, sé que lo hiciste con buenas intenciones” Acarició espalda de Kian.

“Si destruí tu amistad con él, voy a hacer hasta lo imposible por que vuelvan a estar juntos, te lo prometo. Voy a pedir disculpas por lo que dije” Kian asintió lentamente, mirando a Anna.

Anna sonrió para tranquilizarlo. “Déjame ver si puedo arreglarlo esta noche ¿si?” Y ella realmente esperaba que pudiera ser así.

*** ***

“Vamos, mama, tenemos que irnos, o vamos a llegar tarde” Jeremy tiró de la mano de Anna insistentemente.

“Ya nos vamos. Nos vemos después Kian” con una última sonrisa Anna se volvió a su hermano y le dijo: “yo también te quiero”

Y diciendo esto Jeremy y ella salieron rumbo al estadio.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 30 Ago 2014, 2:40 pm

CAPITULO VEINTICUATRO


“Primera fila…No puedo creer que tenemos asientos en primera fila. ¿Cómo hiciste eso, mamá?…¿sabes? Eres la mejor mamá del mundo” Jeremy aplaudió desde su asiento. Estaba tan
entusiasmado que cantó todo el camino hasta el estadio.


Anna por otro lado empezó a ponerse nerviosa, la emoción de ver a Nicky se convertía en una calle sin fin de preguntas y se sintió a la deriva frente a las imágenes que aparecían en su cabeza, imaginaba la reacción de Nicky cuando la viera en la multitud.

“¡Mamá, te vas por el camino equivocado!” Jeremy sacó a Anna de sus pensamientos y rápidamente hizo un doble giro para dirigir el coche de vuelta al camino correcto.

*** ***

Nicky hizo su último estiramiento cuando oyó al entrenador entrar en el vestidor. Sabía que no pasaría mucho tiempo antes de que se dirigiera a él. El entrenador habló con algunos defensas, asegurándose de que conocieran la estrategia con la cual en pocos minutos se enfrentarían al
equipo contrario y luego se volvió a Nicky.


“Byrne escuche, quiero que toda su concentración esta noche esté en el juego y en la maldita pelota ¿me oyes? No quiero verte perdiendo balones como el juego pasado. Una más y estás fuera, ¿me oyes? Y lo digo en serio esta vez!”

Nicky asintió con la cabeza, realmente no hizo un buen trabajo en el último partido. Admitió que estaba distraído en las prácticas, por lo que siempre fue el blanco de las iras del entrenador. Pero esta noche se los mostraría, si tan solo…si sólo Anna estuviera allí.

*** ***

Anna y Jeremy llegaron a sus lugares y se sentaron, rodeados por la multitud, todos vestidos con la camiseta azul de Dublín. Tomando una respiración profunda Anna miró el campo.
Estaban sentados un poco más a la izquierda, casi en línea con la meta. Así que si Nicky jugaba en el lado izquierdo en el primer tiempo, no había ninguna posibilidad de que no se vieran. El nudo en la garganta de Anna creció cuando en el sonido local anunciaban uno a uno a los jugadores y aunque ella quería ponerse de pie y aplaudirles, no podía, sus pies se negaban a hacerle caso,Jeremy por el contrario, se había subido a su asiento y gritaba el nombre de Nicky.


‘Al menos llamará la atención de Nicky’ pensó Anna, que finalmente comenzó a aplaudir cuando los jugadores entraron en la cancha, con los ojos pegados al portero rubio.

*** ***

Nicky ya no se sentía seguro. Las dudas invadieron de nuevo cabeza, tal vez todas las cosas que vio en Anna sólo eran una gran mentira y que ella no se molestaría en aparecerse en el juego sólo para verlo. Escuchó los gritos de la multitud, se bañó en ellos a sabiendas de que esto
siempre le ayudaba a calmarlo. Una vez que estuvo en la cancha, volvió la cabeza hacia el lado de Dublín y saludó, escaneó cada uno de los asientos de primera fila, entonces vio las dos caras que tanto ansiaba ver.


*** ***

“Mami, ahí está! Nicky! Nicky! Nicky!” Jeremy saltaba en su banco y Anna temía que se cayera y se rompiera una pierna, pero luego miró hacia donde su hijo había dicho y lo vio. Allí estaba.

Nicky la miraba, tenía sus ojos fijos en ella, en una intensa mirada. Anna se tragó el nudo en la garganta y sonrió, una sonrisa suave y las dudas se esfumaron, supo que lo que ella siente es lo correcto.

*** ***

Ella vino. Ha venido.Estaba sentada allí y lo miraba. El corazón de Nicky le dio un vuelco y dejó de caminar, miró a Anna en la multitud. Cuando la vio sonriente sintió como todo su cuerpo se estaba incendiando en un fuego que no quema la piel, sino que lo abrazaba en un mundo propio,
donde nada más importaba, solo Anna. Anna y nada más que ella. Con su amplia sonrisa, Nicky saludó, levantó sus dos pulgares hacia arriba y luego los señaló a ellos, dándoles a entender que iba a ganar este juego sólo para ellos.


*** ***

Nicky estuvo de lo mejor en los 90 minutos del juego, atrapó cada disparo que amenazaba con entrar a su portería, e incluso le dio a sus compañeros de equipo unas cuantas buenas oportunidades de anotación para su equipo.
Anna lo observaba de cerca, dándose cuenta de lo fácil que Nicky se movía en el terreno de juego y cómo se sentía cómodo donde estaba.
Comprendió entonces lo que Nicky quería decirle. El estaba destinado a jugar futbol, mostró tanta pasión allá abajo en el campo y demostró que realmente le gusta el juego.


Dublín ganó y se acercó al primer lugar en la tabla en la liga.

*** ***

Después del partido Anna y Jeremy esperaban en la entrada de los jugadores, Jeremy estaba deseoso de conseguir algo más que un autógrafo, en esta ocasión los jugadores estaban en un mejor estado de ánimo debido a que se ganó el juego.

Anna se mordió el labio inferior mientras pensaba. Quería hablar con Nicky, explicarle todo, pero ella sabía que no sería fácil y no tenía ni idea de lo que iba a decir.

Cuando Nicky salió, Jeremy gritó y gritó al portero. Nicky se volvió y vio a Anna y Jeremy de pie a un lado. Con una sonrisa se acercó a ellos, sus ojos miraban a Anna mientras se acercaba.

“¡Felicidades!” Jeremy sonrió y corrió a abrazar a Nicky. “Estuviste increíble esta noche!”

Nicky se rió y levantó Jeremy en sus brazos y lo abrazó.

“Gracias. Yo sabía que me estaban viendo y por eso gané". Las últimas palabras fueron dichas a Anna, más que a Jeremy el cual ya quería bajarse de los brazos de Nicky, que era demasiado hiperactivo para permanecer quieto.
Unos segundos después ya estaba tirando del brazo de Anna que estaba a su lado.


“Estuviste genial” dijo Anna honestamente, sintiendo como el rubor subía por su rostro. “Es bueno verte”

Nicky sonrió cálidamente y asintió. “Es bueno verte también. Ha pasado un tiempo”

“Si, lo sé” respondió Anna, mirando a su hijo para ocultar sus mejillas rojas. “Por cierto, yo solo quería decirte…”

“Hey Byrne, ¿estás listo? Ya nos vamos. El último pagará la primera ronda.”

Una voz perturbó su conversación.

Anna suspiró derrotada. Le tomó tanta fuerza para hablar, que no sabía si podría hacerlo de nuevo. Una parte de ella solo quería agarrar a Nicky e impedirle que se marchara tan pronto.

“Creo que tus amigos quieren que te unas a la fiesta” Señaló al grupo de jugadores.

Nicky ni siquiera se volvió a mirarlos, solo se encogió de hombros, diciendo: “Ellos no son mis amigos”

“Uhm” Anna parpadeó sorprendida….”Bueno, si quieres…”

“Podemos tener nuestra propia fiesta” Jeremy sonrió a Nicky.

“Claro, me encantaría” Nicky respondió, sonriendo a Anna. “Siempre puedo irme fiesta con ellos, pero pasar una noche en el apartamento de mi mayor fan es una oportunidad única.”

“¡Genial! Vamos entonces? Mami. ¿vienes?”

Anna miró a su hijo que ya había tomado a Nicky de la mano. No le gustaba sentirse abrumada con algo como esto, pero tal vez no era tan mala idea.
Y Kian todavía tenía que pedir disculpas a Nicky después de todo. Anna asintiendo lentamente se acercó a ellos y tomó la otra mano de Jeremy, sonriendo a Nicky y los tres se dirigieron hacia el coche.
Volver arriba Ir abajo
 
Cuando encuentre mi camino de regreso [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Novelas Rosas :: Novelas Romanticas-
Cambiar a: