ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 11 Sep 2014, 5:01 pm

Capitulo 50



—Hola.

Nicky miró alrededor ante el sonido de la voz de Jodi.

—¿Puedo unirme a ti? —preguntó ella.

Él asintió y ella se sentó en la arena junto a él, dejando una pequeña nevera redondeada junto a ella.

—Traigo algo de limonada fría —Tiró de la cremallera de la bolsa azul acolchada y la abrió—. También traigo algo de agua.

Él metió la mano y sacó una botella de plástico de limonada rosa, de tamaño individual, luego desenroscó la tapa y tomó un sorbo del líquido helado.

—Gracias.

Ella apoyó los brazos sobre sus rodillas dobladas y miró hacia el océano.

—Kian me contó sobre su charla. Pensé en venir a buscarte y ver cómo te iba.

Él suspiró.

—Estoy un poco confundido. No todos los días uno descubre que su mejor amigo, desde hace veinte años, te desea.

—Lo sé. Debe haberte descolocado mucho

—Ella lo miró, con los ojos llenos de preocupación—. Pero, sabes, nada ha cambiado realmente. Él la miró con las cejas levantadas.

—¿Nada?

Ella sonrió.

—De acuerdo, hay un poco de algo físico, pero... eso es bueno —Los ojos le brillaban con calor—. Realmente bueno.

Dios, él recordó cuánto se había excitado ella cuando había visto a Kian y a él tocándose... besándose. Y Nicky lo había disfrutado en su momento. Mucho.

Él sacudió la cabeza. Simplemente era muy confuso.

La sensación de la lengua de Kian deslizándose dentro de su boca, firme y fuerte, para nada como la caricia suave de la lengua de Jodi.

¡Mierda! Él agarró los hombros de Jodi y capturó su boca, devorándola, conduciendo su lengua hondo en su calidez. Ella era tan suave. Y femenina

Él se echó hacia atrás y miró su dulce rostro.

Ella acarició sus mejillas.

—El hecho de que disfrutaras estando con Kian no te hace menos hombre. Y no cambia lo que yo siento por ti —Sus labios se convirtieron en una sonrisa traviesa—. Excepto por el hecho de que te hacía mucho más sexy.

Él se rió pese a su agitación.

—Sabes, él haría cualquier cosa para mantener su amistad intacta —dijo ella.

Nicky se reclinó hacia atrás y recogió un puñado de cálida arena, luego dejó los granos lloviznar desde sus dedos.

—Cuando regresó al chalet, me sugirió que escogiera ahora —continuó ella—. Estaba seguro de que tú no querías continuar con nuestro trío y estaba preocupado por poner una continua tensión en nuestra amistad.

Ella miró hacia el océano.

—El problema es que, incluso si tuviera que escoger ahora, eso no resolvería este problema. La relación entre Kian y tú continuaría siendo tensa. De hecho, si no podemos resolver esto, podría ser el final de nuestra amistad.

Nicky asintió.

—Nos daría una excusa para no vernos el uno al otro nunca más. Porque uno de nosotros fue el abandonado.

Su suave mano cubrió la de él.

—Realmente no quieres perder a Kian como amigo, ¿verdad?

El pecho de Nicky se tensó. Kian y él habían sido amigos durante mucho tiempo. Siempre habían estado allí el uno para el otro. El pensamiento de no volverlo a ver otra vez, de no tener a su mejor amigo para apoyarse cuando las cosas se pusieran tensas, le deprimía. Y perder a Jodi, si llegaba el caso, sería la cosa más dura que jamás le pasaría a Nicky. Perder a Kian, también, sería devastador.

—No, no quiero —dijo.

—De acuerdo, déjame preguntarte algo —Ella se acurrucó junto a él, su cálida piel deliciosamente suave contra la suya—. Cuando estábamos todos juntos, todos disfrutando de todos, fue realmente ardiente.

—Eso no es una pregunta.

—Lo sé. Es sólo que parecía como que estabas disfrutando con lo que pasó. Si lo hiciste, ¿es realmente tan malo que Kian y tú disfruten el uno del otro de esa forma?

Él respiró profundamente y levantó la mano para acariciar su incipiente barba. Era tan diferente a la tersa piel del rostro suave de Jodi. Más como lo que sentiría si tocara a Kian.

Y el pensamiento de tocar a Kian... aunque le confundía... también le atraía de alguna forma.

—No, supongo que no. Es sólo... extraño. No sé cómo comportarme con él.

—¿Y si fuera algún otro chico? No Kian. ¿Seguiría siendo extraño?

—No te comprendo —Alzó una ceja—. ¿Estás sugiriendo que podría querer sexo con otro chico?

—Bueno, sólo quiero decir que... sabes lo sexy que lo encontraste cuando Sarah y yo lo hicimos.

Las imágenes que el comentario desencadenó enviaron una sacudida de adrenalina a través de él.

—Mierda, síp.

—Bueno, lo encontré un poco extraño con Sarah al principio, pero luego… —Ella se encogió de hombros— me di cuenta que sólo era sexo. Y Kian y tú compartieron a Sarah, pero sin añadidos emocionales, así que podrías simplemente disfrutarlo. 

—¿Estás sugiriendo que me acueste con el novio de Sarah?

—Bueno, no exactamente. Me estoy preguntando si... bueno, si los cinco interactuáramos, entonces tal vez eso ayudaría a Kian y a ti a relajarseun poco.

Él la miró fijo.

—Mujer, tu idea de relajarse es un poco extraña.

—Sólo me refiero a que Sarah y Kade tienen una actitud más relajada sobre el sexo. Sin prejuicios. Tal vez con ellos, podríamos simplemente dejarnos llevar y ponernos más cómodos con nuestra dinámica sexual.

Él envolvió los brazos alrededor de sus rodillas y miró a través del océano hacia el brillante cielo azul. Jodi quería que lo solucionaran. Y Nicky quería continuar su amistad con Kian. Nicky le había dicho a Jodi que si ella lo escogía, estaría feliz de tener a Kian uniéndose a ellos en el dormitorio para tríos.

Y ese pensamiento le atraía enormemente.

De hecho, el recuerdo de esta tarde, de tocar y ser tocado por Kian, lo excitó inmensamente. Haría cualquier cosa para superar este nudo de indecisión y seguir adelante. Realmente quería mantener su amistad intacta y, tal vez, la idea de Jodi de estar rodeados de gente con la mente abierta sobre el sexo ayudaría.

—Nick, si la idea te hace sentir incómodo, entonces simplemente podemos olvidarlo.

Él se giró y la miró.


—No, creo que merece la pena intentarlo.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 15 Sep 2014, 4:13 pm

Capitulo 51

Nicky caminaba con Jodi y Kian a lo largo del camino de piedra hacia el chalet donde Sarah y Kade se alojaban.

Jodi se detuvo en la puerta principal y se giró hacia ellos.

—¿Están los dos seguros de que quieren esto?

Kian miró a Nicky.

—Síp. Hagámoslo —Incluso aunque el estómago de Nicky palpitaba, realmente había estado buscando seguir adelante. Al menos, la idea de estar con Sarah de nuevo. Y observar a Jodi y a Sarah interactuar. E incluso la idea de ver a Jodi chupando la enorme polla que este tipo, Kade, tenía.

Jodi llamó. Un momento después, Sarah abrió la puerta, impresionante con unas botas negras altas hasta el muslo y un vestido rojo ajustado de vinilo con una cremallera en la parte delantera y un profundo escote, sus generosos senos tensos en la tela.

La polla de Nicky se retorció ante el pensamiento de que pronto los vería desnudos de nuevo

Sarah sonrió mientras cerraba la puerta detrás de ellos.

—Realmente eres una mujer con suerte, Jodi —Su mirada hambrienta deambuló arriba y abajo por el cuerpo de Nicky, endureciendo su polla, después se dirigió hacia Kian—. De tener dos hombres tan maravillosos.

Sus labios se curvaron en una sonrisa sexy, luego se giró y los guió hacia la casa. Maldita sea, la oscilación de sus caderas mientras caminaba convertiría cualquier polla de un hombre en un pilar de piedra.

*****

Kian siguió a Sarah y a Jodi a la sala de estar, Nicky iba detrás de ellos. Kian no podía creer que Nicky hubiera accedido a esto. Lo que fuera que Jodi le había dicho había funcionado de maravilla.

Kian estaba tan excitado como inseguro sobre su inminente aventura sexual, pero se sentía optimista de que les serviría a Nicky y a él para seguir adelante. Y una parte de él encontraba toda la idea extremadamente excitante. Estaba un poco nervioso sobre interactuar con este otro hombre, pero sentía curiosidad al mismo tiempo. Ayudaba saber que Sarah y Kade eran tan abiertos con el sexo.

Luego estaba Jodi. Él sabía que sentía curiosidad por estar con un chico con semejante polla, y Kian encontró intensamente erótica la idea de observarla chupando un pene enorme. En cuanto al tío follándose a Jodi, la excitación ante el pensamiento luchó con los celos, pero la excitación estaba ganando definitivamente.

—¿Y cómo se sienten ustedes dos con lo de esta noche? —preguntó Sarah—. ¿Un poco inseguros?

Kian capturó la mirada de Nicky, entonces ambos miraron a Sarah otra vez

—Es un poco extraño —respondió Nicky. Se sentó en el sofá, y Kian se sentó en una de las sillas enfrente de éste.

Ella asintió.

—Bueno, tal vez un poco de vino los relajará.

Mientras caminaba hacia el aparador, Kian no pudo evitar fijarse en su sensacional y curvilíneo trasero, la brillante tela roja del vestido estirada tensamente a su alrededor. Luego su mirada cambió a las largas piernas torneadas embutidas en botas negras altas de tacón que sólo dejaban unos centímetros de piel desnuda visible debajo del dobladillo de su vestido. Lo que era condenadamente sexy.

Sirvió cuatro copas de vino tinto. Jodi recogió dos y entregó una a Kian. Sarah le tendió otra a Nicky.

—Por una noche maravillosa —Sarah levantó su copa y todo el mundo hizo chin—chin. Ella inclinó de nuevo la suya, bebiendo la mitad del contenido.

Kian inclinó la suya, bebiéndola de un trago. Saboreó el calor bañando su garganta.

—¿Y dónde está el otro miembro de nuestra pequeña fiesta? —preguntó Kian.

—Bueno, Kade en este momento está atado —Sonrió ella.

—Supongo que no te refieres a que está ocupado —dijo Nicky.

—¿Ocupado? No hay forma de que Kade dejara que algo más interfiriera en esta noche —Ella rellenó las copas de vino vacías de los hombres, luego rellenó las de Jodi y la suya—. Pensamos que un poco de bondage podría hacerlo más excitante. Y ponérselo más cómodo.

—¿Más cómodo? —preguntó Kian.

—Sí. Si el nuevo macho está... sujeto con correas, quiero decir.

—¿Qué hay de ti? —preguntó Nicky—. ¿Vas a estar atada también?

La sonrisa de Sarah se volvió diabólica.

—¿Yo? No. De hecho, planeo estar al mando —Con eso, agarró la cremallera delantera de su vestido y tiró hacia abajo.

La mirada de Kin se lanzó a sus pechos, libres de la tensa tela. Dejó caer el vestido al suelo y se puso de pie ante ellos con un brillante corsé negro de vinilo y un tanga. Sus piernas parecían sensacionalmente alargadas por las botas de caña alta con tacones de aguja de doce centímetros.

—¿Entonces qué les parece? ¿Harán lo que les ordene? —preguntó Sarah.

—Uh... seguro —respondió Kian.

—Absolutamente —Sonrió Nicky.

—La respuesta correcta es “Sí, Ama” —Sarah se giró hacia Jodi—. ¿Y tú?

—Sí, Ama —respondió Jodi, sus ojos muy abiertos.

—Bien, ahora síganme —Sarah se dio la vuelta, exhibiendo una vista de su deliciosamente curvilíneo trasero, que se balanceaba mientras bajaba las escaleras, y avanzaba luego a través de un largo pasillo. Se giró a la derecha y abrió una puerta.

Kian espió mientras seguía a los otros dentro. De pie contra la pared al final de la habitación había un hombre desnudo. Sus muñecas estaban encadenadas juntas, y sus manos descasaban sobre su ingle. Una venda le cubría los ojos. Dios bendito, el hombre estaba lleno de músculos. Kian no estaba del todo cómodo imaginando a un hombre como potencial compañero sexual, pero este chico exudaba atractivo masculino. Nadie podía negar lo jodidamente sexy que era.

Él miró hacia Jodi, y su corazón latió ante la mirada de fascinación en sus ojos mientras miraba fijamente hacia el hombre.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 17 Sep 2014, 5:09 pm

Capitulo 52

Jodi no podía quitar la mirada de Kade. Estaba impresionante allí de pie, sus abultados músculos brillando bajo la suave luz de la habitación. Sus manos cubrían su polla, pero ella recordaba su extrema longitud y anchura cuando estaba excitado, y anhelaba envolver sus manos alrededor de su erección y acariciarla ahora mismo. Lamer la punta, luego tomarla en su boca.

— Kade, he traído algunos amigos. ¿Estás preparado para servirles?

—Sí, Ama.

El interior de Jodi se calentó mientras pensaba en cómo Kade la serviría.

—Bien. Ahora, Kian y Nicky, quítense las camisas —ordenó Sarah.

Jodi observó como Nicky y Kian se desabrochaban los botones de sus camisas, luego se las quitaron.

—Jodi, encadénalos a la pared.

Por primera vez, Jodi se percató de las esposas colgando de las cadenas unidas a la pared. Caminó hacia Nicky y ató sus muñecas a un par de esposas, luego hizo lo mismo con Kian. La fogosa mirada en los ojos de Nicky le dijo que incluso aunque estaba inseguro sobre todo esto, estaba excitado por la situación.

—Quítales los pantalones.

Jodi desabrochó el cinturón de Kian, luego el botón de sus jeans. Un bulto se hinchó bajo la tela. Ella abrió la cremallera, luego bajó sus jeans por sus piernas hasta sus pies. A continuación, agarró la cinturilla de sus bóxers y tiró de ellos hacia abajo. Cuando su polla desnuda brincó libre, ella quiso envolver las manos a su alrededor y acariciarla. Chupar la punta en su boca. Pero sacó los pantalones y bóxers de sus pies y los empujó a un lado, luego se movió hacia Nicky.Lo despojó de sus pantalones y calzoncillos, también, casi lamiendo su polla mientras se balanceaba delante de ella, pero se contuvo.

—Ahora quítale la venda de Kade.

Jodi atravesó la habitación hacia Kade, sintiendo el calor intensificarse dentro de ella mientras se acercaba. Se estiró detrás de su cabeza y desató el nudo flojo que sujetaba la venda en su sitio, luego quitó la tira de tela. Sus ojos brillaron mientras la miraba fijo. Media sonrisa se proyectó en su rostro, luego desapareció cuando compuso sus rasgos en una expresión insulsa de un buen sumiso.

—Ven aquí, Jodi—ordenó Sarah.

Jodi regresó al centro de la habitación, y Sarah se situó detrás de ella. Pudo sentir el tirón de la cremallera de su vestido mientras Sarah lo desabrochaba. Lo bajó por los hombros de Jodi y este cayó a su cintura. Sarah lo bajó por las caderas de Jodi y la prenda cayó al suelo.

Parecía tan sexy estar desnuda enfrente de los tres hombres con sus miradas puestas en ella.

—Muy bien. Ahora quítate los zapatos.

Jodi se quitó sus tacones blancos y permaneció parada enfrente de ellos sólo en bragas y sujetador de color rosa con volantes, lo que Sarah le había sugerido que usara, sin calcetines. Sencillo y femenino. Un afilado contraste al perverso traje de Dominatrix usado por Sarah.

Las manos de Sarah acariciaron alrededor de las costillas de Jodi, luego las deslizó sobre sus senos. Sus pezones se excitaron ante la sensación. Sarah empujó la punta de sus dedos por debajo de las copas de encaje y acarició sus duras protuberancias, para la completa fascinación de los tres hombres. Ellos observaron la tela de encaje moverse por encima de los ocupados dedos de Sarah. Sarah arrastró una de sus manos hacia abajo por las costillas de Jodi y sobre su estómago, luego se detuvo sobre su ombligo, la punta de sus dedos acariciando la parte superior de sus bragas. La lengua de los hombres casi colgaba mientras observaban.

Entonces los dedos de Sarah se deslizaron debajo del elástico de las bragas y más abajo. Jodi contuvo el aliento ante la sensación de los dedos de Sarah acariciando su abertura.

—Kade, ven aquí.

Kade caminó hacia ellas, sus manos continuaban reposando sobre su adorable polla, pero Jodi pudo ver la punta asomando por encima de sus muñecas.

Sarah caminó desde detrás de Jodi y tomó una llave de entre sus senos, luego abrió las esposas de Kade.

—Recuerdas lo que te dije que debías hacer ahora mismo, ¿verdad?

—Sí, Ama —Kade entrelazó la mirada con Jodi, y ella sintió que su vagina lloraba de necesidad. Pero entonces él caminó hacia Nicky. Kade se arrodilló enfrente de él.

Las manos de Kade se alejaron de su ingle, y Jodi tragó ante la visión de su enorme polla, hasta que envolvió su mano alrededor de la erección de Nicky.

El cuerpo de Nicky se tensó.

Sarah alzó una ceja.

—¿Estás abierto a nuevas experiencias?

—Síp. Claro —Pero Nicky miró a Jodi inseguro.

Ella le sonrió alentadoramente.

El pensamiento de Kade tocando a Nicky... de él acariciando la polla de Nicky... la excitó inmensamente.

—Para ser justos, si nos permites explorar esta experiencia en particular… —Sarah sonrió con malicia— …entonces haré todo lo que quieras que le haga a Jodi.

Ante eso, ella se agachó y tiró de las bragas de Jodi por sus muslos, luego deslizó la mano entre las piernas de Jodi y acarició sobre sus desnudos pliegues. Jodi gimió un poco, luego Sarah retiró su mano.

—¿Qué dices?

La polla de Nicky se había alargado ante la visión de Sarah acariciando a Jodi. Él sonrió.

—Creo que me gustaría ver un poco más de acción antes de decidirme.

—Jodi, date la vuelta e inclínate —ordenó Sarah.


*****

Nicky observó mientras Jodi lanzaba de un puntapié sus bragas, pero sus pensamientos seguían sacudiéndose de regreso a la imagen de la verga gigante de Kade. Todo ese músculo, buen cuerpo, y una polla lo bastante grande para hacer desmayarse a cualquier mujer.

Jodi se dio la vuelta y se inclinó por la cintura, relevando su coño desnudo. El corazón de Nicky retumbó mientras Sarah acariciaba sobre los húmedos pliegues, entonces los separó un poco.

—La lameré aquí.

Oh, Dios.


—De acuerdo —dijo Nicky, su mirada se pegó a las manos de Sarah sobre la mojada carne de Jodi.

La mano de Kade rodeó la polla de Nicky y lo acarició. La espalda de Nicky se puso rígida ante la insólita intimidad, pero luego Sarah se inclinó hacia abajo y lamió el coño de Jodi. A continuación, la boca de Sarah se movió más firmemente sobre la resbaladiza abertura. Observar la boca de Sarah moviéndose contra el brillante coño de Jodi, y la sensación de la firme mano acariciando su polla arriba y abajo, envió las hormonas de Nicky a zumbar.

Kade estiró su otra mano y agarró la polla de Kian, entonces también comenzó a acariciarlo. Nicky se relajó un poco. La firme caricia, la visión de Sarah inclinada hacia abajo y lamiendo el dulce coñito de Jodi, envió torrentes de sangre a través de su ingle. Ante la sensación de una boca caliente rodeando su polla, gimió. El hombre le estaba chupando la polla. Y, Dios, se sentía increíble.

En frente de él, Sarah empujó un dedo dentro de Jodi y ella gimió. La polla de Nicky se deslizó hondo dentro de la húmeda y ardiente boca de Kade, por completo hasta la empuñadura, luego Kade chupó y apretó.

Nicky se perdió. Sus pelotas se tensaron y se corrió en la garganta del chico.

Tan pronto como hubo terminado de eyacular, Kade lo liberó, luego se agachó enfrente de Kian. Era extraño y, sin embargo, una verdadera excitación observar a Kade tomar a Kian en su boca y chuparlo profundamente. Al otro lado de la habitación, la boca de Sarah continuaba moviéndose sobre la íntima carne de Jodi, y Nicky se percató de que Jodi estaba mirando en un gran espejo sobre la pared, observando a Kade chupársela a Kian. Su rostro estaba sonrojado y parecía cerca del orgasmo.

Kian estaba observando a Jodi mientras Kade bombeaba arriba y abajo sobre su polla. Sarah introdujo otro dedo dentro de Jodi y comenzó a deslizarlos dentro y fuera mientras continuaba lamiéndola. Cuando Jodi comenzó a gemir otra vez, Kian gimió y se arqueó hacia delante. Ambos llegaron al orgasmo al mismo tiempo.

—Kade, tráeme un taburete —dijo Sarah.

Kade se puso de pie y recuperó un taburete de la esquina de la habitación. Lo situó delante de Sarah.

—Ahora siéntate.

Kade se sentó en el taburete con su enorme polla elevada hacia arriba.

—Jodi, chupa su adorable polla para mí.

 Jodi cayó de rodillas enfrente de Kade y envolvió sus manos alrededor de ese enorme pene. Comenzó a acariciarlo. Arriba y abajo. Luego, se inclinó hacia delante y envolvió sus labios alrededor del enorme glande. Nicky sintió que su polla se tensaba de nuevo. Sarah se arrodilló junto a Jodi y envolvió su boca en el lateral de la gruesa polla, luego se deslizó arriba y abajo. Jodi se zambulló hacia abajo hasta que su boca rozó la de Sarah, luego volvió a subir. Sarah la siguió. Jodi deslizó fuera la punta de la enorme polla, y Sarah también lo hizo, entonces sus labios se encontraron y las dos mujeres se besaron, sus bocas se movieron juntas apasionadamente.

La ingle de Nicky se tensó mientras observaba a las dos mujeres besarse. Hombre, eran tan ardientes.

*****

Jodi envolvió sus labios alrededor de un lado del eje de Kade, y Sarah hizo lo mismo sobre el otro lado, luego se deslizaron arriba y abajo al unísono. La dura polla de Kade se retorció mientras sus lenguas y labios lo estimulaban. Los dedos de Jodi encontraron sus pelotas, acariciando suavemente.

Después de varios minutos de ellas lamiéndolo y chupándolo, Sarah se retiró el largo cabello rubio del rostro y se levantó.

—Él va a ser terco —sonrió ella—. Lo cual es bueno. Ponte de pie, Jodi.

 Jodi deslizó fuera la punta de su maravillosa polla y se levantó.

—Quítale el sujetador, Kade.

Jodi se situó enfrente de Kade, dándole la espalda, y él le desabrochó el sujetador. Ella dejó caer el artículo de encaje hacia delante y lo liberó. Tanto Kian como Nicky miraron fijo hacia sus senos con anhelo, sus pollas se hincharon con necesidad. Kade envolvió sus manos alrededor de su cintura, luego las deslizó hacia arriba para acunar sus senos. Sus pezones se tensaron, empujando en sus cálidas palmas. Los acarició suavemente mientras besaba a lo largo de su espalda, enviando hormigueos que bailaban a través de su piel.

—Tienes unos pechos hermosos —dijo Sarah—. Kade, deja que Jodi se siente en el taburete.

Kade se puso en pie y Jodi ocupó su lugar. Sarah tomó uno de los duros pezones de Jodi en su boca. Su húmedo calor envió pinchazos de placer a través de Jodi. Kade cayó de rodillas enfrente de ella y empujó sus rodillas para abrirlas, entonces hundió su cabeza hacia delante. Ella gimió ante la intensa sensación de su lengua arrastrándose por encima de su húmeda abertura.

Ardiente deseó laceró a través suyo y se arqueó hacia delante, queriendo más de la boca de Kade sobre ella. Él separó sus pliegues y encontró su clítoris con su lengua. Ella se aferró a su cabeza mientras le daba toquecitos y la provocaba.

Sarah chupó su pezón y Jodi gimió. Se reclinó hacia atrás y casi se cayó del taburete. Kade la agarró y la atrajo hacia delante. Ella miró con anhelo su rígida polla.

—Oh, Dios, quiero que me folles —La necesidad ondulando a través de ella, resonando en su voz.

—Me temo que no, querida —respondió Sarah—. Aún no. Kade, libera a Nicky y a Kian.

Kade se puso de pie, su polla balanceándose cerca de su rostro. Casi la agarra, pero él se giró y caminó hacia la pared, luego abrió las esposas que mantenían a Kian y a Nicky prisioneros.

—Ahora, caballeros, vamos a subir al dormitorio principal. Kade, lleva a Jodi.

Jodi se puso de pie mientras Kade se aproximaba, luego él se inclinó hacia delante y presionó su hombro en su estómago y envolvió su mano alrededor de sus muslos. Lo siguiente que supo, es que estaba echada sobre su hombro, su trasero desnudo expuesto para que todos lo vieran mientras él la cargaba escaleras arriba, luego a través de otro pasillo. Sarah abrió la puerta del dormitorio y él la depositó sobre la cama.

—Jodi, aquí hay tres maravillosas pollas. Y quiero que las chupes todas.

Jodi se sentó y agarró la polla más cercana. La de Kian. La lamió, luego envolvió su boca a su alrededor y chupó. Se balanceó arriba y abajo, luego lo liberó. Nicky se acercó. Ella succionó su larga polla en su boca y la introdujo profundo, luego lo provocó con la lengua mientras ella se movía. Cuando él se retiró, la polla de Kade se presionó a sus labios. Ella abrió ampliamente y se tragó su glande, luego giró la lengua sobre la punta.

Él se retiró, luego vino Kian de nuevo, llenando su boca. A continuación Nicky, después Kade. Cada uno de ellos empujó en su boca por turnos.

—Bien, me están poniendo muy caliente —dijo Sarah—. Quiero que los hombres me desvistan.

La polla de Kian se deslizó de la boca de Jodi y se unió a los otros dos hombres parados junto a Sarah. Jodi observó mientras Kian se inclinaba y abría la cremallera de la bota de Sarah mientras Kade desabrochaba su corsé. Nicky bajó sus bragas. Más y más piel desnuda de Sarah se hizo visible mientras Kian deslizaba fuera una bota y Nicky desabrochaba la otra, luego Kade retiró el negro
corsé de cuero. Nicky quitó la segunda bota y la arrojó a un lado, su mirada se centró firmemente sobre los rizos rubio claro entre sus piernas.

Sarah permaneció parada totalmente desnuda, su largo cabello rubio relucía como en una cascada sobre sus hombros y alrededor de sus erectos pezones. Se lo retiró, ofreciendo a los hombres una vista de sus generosos y exquisitos senos. Ella caminó hacia Jodi y empujó uno de esos senos hacia delante.

Jodi tomó el duro pezón en su boca y chupó. Sarah gimió y los tres hombres gimieron su apreciación. Jodi cambió al otro pezón y chupó, mientras provocaba el primer pezón húmedo con la punta de sus dedos.

—Oh, Dios, necesito que alguien me folle —Sarah se apartó de Jodi—. Kade, tiéndete en la cama. Quiero sentir esa polla grande y gruesa en mí mientras uno de los otros chicos folla mi trasero.

Kade se sentó sobre la cama a un pie de distancia de Jodi, entonces se tumbó. Sarah trepó encima de él, sus rodillas a cada lado de sus caderas, y presionó su gran erección en su abertura. Lentamente, ella se bajó sobre él. El interior de Jodi se sacudió mientras deseaba ser ella la que sintiera esa dura y celestial verga empujando dentro suyo.

Una vez que Sarah lo tuvo completamente dentro, ella elevó su trasero.

—Hay condones y lubricante en la mesita de noche. Que uno de ustedes los consiga y empuje dentro de mi —ordenó.

Nicky agarró un paquete, luego lo abrió y desplegó el condón en él. Después apretó el nítido gel sobre sus manos y lo untó abundantemente sobre su polla. Empujó su polla sobre el curvilíneo trasero de Sarah y lentamente se deslizó dentro

Los tres comenzaron a moverse. El movimiento de la cama debajo de ella y los gemidos de placer a su lado envió las hormonas de Jodi en espirales fuera de control. Miró a Kian, el desesperado anhelo rezumaba a través suyo. Él asintió con
una sonrisa y caminó hacia ella. Envolvió su mano alrededor de su polla y la tragó por completo, luego chupó profundamente.

Él gimió, luego agarró sus manos. Ella liberó su polla mientras la puso de pie. Sus labios encontraron los de ella y la besó apasionadamente, haciendo latir su corazón. Él la situó sobre el suelo alfombrado, luego se arrastró por encima de ella y empujó su polla contra su húmeda vagina. Mientras se empujaba dentro, ella envolvió sus piernas alrededor de él, luego jadeó mientras la penetraba más hondo.

Dios, se sentía increíble dentro de ella. Se echó hacia atrás y empujó hondo de nuevo. Él capturó sus labios, luego continuó besándola mientras la penetraba una y otra vez. Tumultuosas olas de placer golpearon a través suyo, elevándola más y más alto, hasta que fue lanzada por encima del borde en un estremecedor orgasmo, gritando de éxtasis.

—Eh, ustedes como que han hecho trampa.

 Jodi abrió los ojos para ver a Sarah, Nicky y Kade todos sentados en el borde de la cama observándolos.

—Se supone que deben seguir órdenes— dijo Sarah—. Ahora, tendrán que ser castigados.

Kian se puso en pie, tomó la mano de Jodi y la ayudó a ponerse de pie mientras Kade rodaba un condón sobre su gigantesca polla. Sarah guió a Jodi a un lado de la cama, después lanzó varias almohadas y la empujó hasta que la inclinó sobre estas, su trasero expuesto. La enorme polla de Kade presionó contra ella, luego empujó contra su abertura trasera.

Oh, Dios, no iba a intentar entrar ahí, ¿verdad?

Estremecimientos bailaron a través suyo, preguntándose cómo se sentiría tener su enorme erección empujando dentro de ella allí.

Él palpitó contra ella un par de veces, luego se movió y empujó en su mojada abertura. Él la estiró mientras lentamente se empujaba dentro. Ella agarró las sábanas y se aferró a estas mientras él empujaba más hondo dentro suyo. Ella quería gritar ante el puro placer de su polla llenándola por completo.

Entonces, se retiró y la polla de Nicky se deslizó dentro. Él se deslizó fácilmente, no llenándola tan completamente, pero se movió en espiral y ella contuvo el aliento.
Sarah yacía en la cama enfrente de ella.

—Kian, quiero que me folles.

Kian caminó al otro lado de la cama, y Jodi pudo ver que su polla había revivido, probablemente de ver dos duras pollas deslizarse dentro de ella. Nicky se retiró y Kade empujó dentro de nuevo. Kian se puso un condón y se subió encima de Sarah, luego empujó su polla por su abertura. Jodi observó como la polla de Kian desaparecía dentro de ella.

Kade, aún incrustado en ella, envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Jodi y alzó su torso desde la cama. Nicky se sentó y Kade sacó su polla de ella, luego la giró, con su espalda hacia Nicky. Nicky la reclinó hacia atrás y presionó su polla contra su pequeña abertura fruncida, luego se alivió dentro. Ella contuvo el aliento mientras su dura polla llenaba su culo. Kade permaneció parado delante de ella y empujó su glande contra su húmeda abertura. Entonces la penetró. Ella jadeó. Su gran polla la llenó, estirándola deliciosamente. La polla de Nicky estiraba su abertura trasera.

Lentamente, los dos hombres se movieron dentro suyo y ella gimió. La llenaron una y otra vez. Empujando hondo. Llenándola por completo, tanto que pensó que explotaría. Su interior se estremecía y ella apenas pudo tomar aliento mientras colgaba de los hombros de Kade.

El placer hizo erupción dentro de ella y la catapultó a un estado de dicha. Kade y Nicky gimieron, y el calor llenó su interior, acelerando su éxtasis a alturas vertiginosas. Ella gritó mientras la erótica ola de sensaciones se extendía a través suyo, explotando en un éxtasis ardiente.


Finalmente gimió, luego se desplomó entre ellos.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 19 Sep 2014, 4:44 pm

Capitulo 53

Nicky tomó un sorbo de café mientras se apoyaba contra la encimera de la cocina. Ya no estaba seguro de cómo sentirse sobre nada. La sesión con los cinco había sido ardiente e intensa, y estaba contento de haber participado, pero todavía no sabía cómo sentirse sobre el cambio de su relación con Kian. Y era intensamente consciente de que Jodi todavía tenía que escoger entre ellos, y no importaba a quién escogiera, afectaría irremediablemente a su amistad. Era bueno pensar que podrían continuar follando juntos, pero es todo lo que habría. Follar. Quería más con Jodi. Quería ser el hombre con el que pasara su vida. Tener hijos con ella. Envejecer juntos. Si escogía a Kian, dejando a Nicky a un lado... maldita sea, no sabía cómo lidiar con eso.

—Eh, ¿cómo estás esta mañana? —Jodi entró en la cocina, su piel brillante de humedad, su cabello largo húmedo caía alrededor de su rostro. El bikini que llevaba levantaba sus senos y revelaba una cantidad generosa de curvilínea piel.

Nicky se había despertado sólo en la cama esta mañana. Cuando había entrado en la cocina, había visto a Kian y a Jodi retozando en la piscina.

Atravesó la habitación y se acurrucó contra su espalda, luego besó sus omóplatos.

—No queríamos despertarte. Era un día tan hermoso que decidimos ir a nadar.

Nicky se giró y la tomó en sus brazos, luego encontró su boca. Sus suaves labios, fríos debido al baño, se presionaron contra los de él haciendo que su cuerpo se endureciera. Pasó su lengua dentro de su boca, necesitando unirse a ella.

—Mmm. Creo que alguien está hambriento —Ella le sonrió.

—Y no de comida —Él la levantó y la situó sobre la encimera, luego la apretó contra su cuerpo, con las rodillas abrazando sus caderas.

El deseo lo inundó mientras su polla se ubicaba en la cuna de su cuerpo, sólo dos delgadas capas de tela, sus calzoncillos y su ligera parte de abajo del bikini, creando una barrera entre ellos. Dios, quería darse un festín sobre sus hinchados senos, retirar a un costado la tela que se lo impedía y deslizarse en ella. Sentir su cuerpo envolver el suyo.

—Parece que están comenzado sin mi —Kian sonrió desde la puerta.

Mierda. Nicky desearía tener a Jodi sola, para hacerle el amor apasionadamente, mostrarle lo mucho que la amaba.

Nicky sostuvo la mirada de Jodi. Ella acarició su mejilla y le devolvió la mirada con lástima, como si supiera lo que él estaba sintiendo. Él retrocedió, extrañando la sensación de su cálida piel contra su pecho desnudo y el consuelo de su calor abrazando su polla.

—No se detengan por mí —dijo Kian—. Si lo desean, puedo solo mirar.

Una parte de Nicky quería alejarse. Anhelaba tenerla a solas, sin Kian presente para nada, pero al menos esto le daba la oportunidad de hacerle el amor a ella sola.

La atrajo hacia sí y capturó sus labios, conduciendo su lengua profundamente. Reclamándola. Cuando la liberó, ella contuvo el aliento, luego tiró de nuevo de él para otro beso apasionado. Su lengua se movió en su boca y él la acarició con la suya propia, luego se unieron juntas en una tumultuosa danza de pasión.

Su corazón retumbaba en el pecho mientras la tiraba hacia él con más fuerza, sus suaves senos se aplastaron contra su pecho. Encontró el cierre del bikini en su espalda y lo liberó, luego lo echó hacia atrás y lo sacó de su cuerpo. Sus oscuros pezones se pusieron erectos. Él se inclinó hacia abajo y tomó uno en su boca, lamiendo y acariciando la punta dura con su lengua, luego lo succionó fuerte. Ella gimió, sus dedos se enredaron en su cabello y tiraron de él para acercarlo a su suave seno. Él lo lamió y lo mordisqueó, luego encontró el otro pezón y lo chupó fuerte.

—Oh, Dios, Nicky —Su cabeza cayó hacia atrás contra el armario de la cocina detrás de ella.

Él sonrió, adorando el brillo de deseo brillando en sus facciones. Desató los laterales de la parte baja del bikini y tiró de este hacia abajo, exponiendo su delicioso coño depilado.

Quería saborearla, empujar su lengua dentro de su húmeda abertura y lamer en círculos, luego acariciar su pequeño botón hasta que la llevara al orgasmo. Pero su polla dolía de necesidad por estar dentro de ella. Como si sintiera su indecisión, ella acarició su bulto, luego deslizó los dedos dentro de sus bóxers. Él gimió ante la sensación de su suave mano agarrando su embravecida y dura polla. Ella la presionó contra su coño, Dios, estaba tan húmeda, y se contoneó hacia adelante sobre la encimera, ocasionando que su glande se deslizara dentro un poco.

No podía soportarlo. Él se empujó hacia delante, penetrándola con una embestida. Ella gimió y se aferró a él, agarrando sus hombros.

—Oh, nena, te sientes tan bien.


—Tú también —murmuró ella en su oído.

Él se echó hacia atrás y empujó hacia adelante otra vez. Ella gimió, su rostro brillando de deseo. Por él.

Se sentía especial, estando dentro de ella de esta forma. Siendo amado por ella.

Empujó una y otra vez. Su polla dolió con la necesidad de liberarse. Ella lo apretó dentro de su cuerpo y él gimió.

La besó en el cuello.

—Dios, adoro cuando haces eso.

Ella apretó de nuevo y él gimió otra vez.

Ella acarició su cuello con la nariz.

—Haz que me corra, Nicky.

Situó sus piernas alrededor de su cintura y ella las tensó a su alrededor, luego ahuecó sus nalgas y tiró de ella con fuerza hacia su cuerpo, su polla penetrando más hondo que nunca.

—Oh, sí —Su suave murmullo aceleró su deseo.

Retrocedió y volvió a empujar. Luego otra vez. Pronto estaba penetrándola como un martillo neumático, llenándola con su dura polla una y otra vez. Más y más rápido. 

—Oh, sí —gimió ella—. Oh, Dios sí. 

Ella se tensó alrededor de él, sus uñas clavándose en su espalda. La llenó una y otra vez. Su polla dolía de necesidad, entonces sus pelotas se tensaron. Ella gimió y jadeó. 

—¿Estás cerca? —Su necesidad de correrse ardía a través de él.

—Sí, voy a... ahhh...

Él observó brillar sus ojos mientras la penetraba, luego ella gimió.

—Sí, ahora. Yo... ahhh… estás haciéndome... —Ella gimió cuando el orgasmo estalló.
Su polla explotó dentro de ella, y él gimió. Ella lo apretó, jadeando en su propio placer. Él aprovechó la oleada, palpitando dentro de ella, alimentando su felicidad compartida.

Finalmente, su cabeza cayó contra su hombro. Él empujó profundamente una vez más, sosteniendo sus cuerpos apretados juntos. Ella murmuró su aprobación contra su cuello, luego lo acarició delicadamente con sus labios. Él giró la cabeza y tomó esos delicados labios, saboreando la sensación de su suavidad contra la suya. 

—Mierda, han sido muy ardientes.

Ante el sonido de la voz de Kian... el recordatorio de que no estaban solos... Nicky miró hacia su amigo. Pero no estaba triste. Le había hecho el amor a Jodi... se había sentido especial en sus brazos. El hecho de que Kian hubiera estado allí, observando, no había interferido en absoluto en ello.

De hecho, la visión de Kian allí de pie, desnudo, con su traje de baño descartado en el suelo junto a sus pies, su mano alrededor de su gran erección, realmente hacía que la polla de Nicky se retorciera por más.

Pero esta vez, con ellos tres.


*****

Kian estaba condenadamente excitado por haber observado la polla de Nicky introducirse en Jodi, su gran eje apareciendo y desapareciendo como si la arponeara. Ahora Nicky caminaba hacia él, el calor en su mirada era evidente. Nicky se dejó caer sobre sus rodillas enfrente de Kian y retiró la mano de Kian de su polla. Kian gimió conforme la fuerte mano de Nicky lo sujetaba, luego comenzó a acariciarlo. 

El calor se sacudió a través de él mientras los labios de Nicky envolvían su polla y lo tomaba profundamente. Cuando su boca se movió arriba y abajo, el calor se desplegó por la ingle de Kian.

—Oh, mierda, man, estoy tan condenadamente cerca. Si no te detienes...

Demasiado tarde.

*****

Nicky abrió su garganta para permitir que la gran polla de Kian fuera más hondo. Era dura y sólida, y no podía conseguir bastante de esta. Entonces caliente líquido se derramó en su garganta. Tragó el salado semen, luego tragó de nuevo como si siguiera fluyendo dentro de él.

Hombre, nunca habría pensado que haría esto con otro hombre, pero era condenadamente caliente. Especialmente con Kian. Tan pronto como había visto la enorme erección de Kian, resultado de observarlos a Jodi y a él follando, no había sido capaz de detenerse a sí mismo. Había querido sentirla. En su mano, en su boca. De hecho, incluso se preguntaba si... ¿iría más lejos que esto? 

—Ahora ambos están agotados —dijo Jodi.

Él se puso en pie y miró alrededor para verla todavía sentada en la encimera, con las piernas ampliamente abiertas, revelando su reluciente coño.

—Tal vez debería ir y echarles una mano —Se agarró del borde de la encimera, lista para saltar.

—No, quédate ahí y relájate —dijo Kian con un brillo en sus ojos—.Nicky ya se está recuperando, y me gustaría ayudarlo.

Kian se agachó delante de Nicky y envolvió su mano alrededor de la polla de Nicky, todavía resbaladiza por los flujos de Jodi.

—Mmm. Hueles a Jodi —Kian le acarició, luego se inclinó hacia delante y lamió el glande de Nicky—. También sabes como ella.

Nicky gimió cuando Kian se tragó la punta de su polla, luego se deslizó hacia delante, tomando el eje de Nicky más hondo, entonces retrocedió, para después ir de nuevo hacia delante. La lengua de Kian lamió alrededor la verga de Nicky mientras se movía. 

—Ambos son tan atractivos —dijo Jodi.

Nicky miró alrededor para verla acariciarse su seno desnudo con una mano y deslizar los dedos de su otra mano en su húmedo coño.

—¿Te gusta observarnos chuparnos la polla el uno al otro, cariño? —preguntó Kian, también girándose para observarla, pero sosteniendo la erección de Nicky firmemente en el sólido agarre de su mano.

—Oh, síp —Ella introdujo sus dedos más hondo, luego los retiró y los metió en su boca. Entonces los chupó.

La polla de Nicky se retorció incontrolablemente.

Kian miró a Nicky. 

—Es condenadamente ardiente observarla darse el lote mientras nos observa.


—Síp. Te hace preguntarte qué otra cosa podríamos hacer que la excite incluso más. —Nicky no sabía por qué había dicho eso, pero algo lo animó. Alguna profunda necesidad de experimentar más cosas con Kian

Las cejas de Kian se arquearon y sonrió. Los ojos de Jodi brillaron, lujuria centellando en sus profundidades.

—¿Piensan... están pensando en hacer... más? —preguntó ella.

Nicky envió a Kian una mirada inquisitiva. Kian se encogió de hombros, pero sus ojos se iluminaron.

—Jugaré si tú juegas.

—Voy a buscar unos condones —Nicky salió disparado hacia la habitación principal y agarró los condones y una botella de lubricante. Cuando regresó, Kian estaba besando a Jodi que todavía estaba sentada en la encimera. Tan pronto como Nicky entró en la habitación, Kian liberó la boca de Jodi, luego situó las manos a cada lado de ella y se inclinó hacia delante.

Nicky rasgó uno de los paquetes y puso el condón en su dura polla, luego aplicó una cantidad generosa de gel lubricante. Se situó detrás de Kian y acarició su duro culo, entonces presionó su glande entre sus nalgas.

—¿Estás listo? —preguntó Nicky.

En respuesta, Kian presionó su trasero hacia atrás contra Nicky. Nicky empujó su glande contra el ano de Kian, luego penetró hacia delante, sintiendo la pequeña abertura expandirse, luego estirarse alrededor de él. Se movió lentamente, empujando un poco cada vez. Jodi espió por encima de su hombro con intenso interés. 

Una vez que estuvo completamente dentro, el pasaje de Kian apretando con fuerza la polla de Nicky, se detuvo.

—Dios, esto ha puesto mi polla dura como una piedra —murmuró Kian.

—Bueno, amigo —dijo Nicky— no desperdicies una erección como esa. Estoy seguro de que a Jodi no le importará mantenerla caliente para ti.


*****

El corazón de Jodi palpitaba. Esto era la cosa más excitante que había experimentado jamás, y dada la pasada semana, eso era decir mucho. Kian metió una mano por la parte baja de su espalda y la deslizó hacia delante. Cuando su glande rozó su húmeda abertura, ella arqueó su pelvis hacia él. Ambos hombres empujaron hacia delante, introduciendo la polla de Kian en ella.

Ella contuvo el aliento.

—Oh, Dios —gimió Kian—. Hazlo, Nicky.

Ambos cuerpos se sacudieron hacia delante, conduciendo a Kian más hondo en ella. Nicky se movió adelante y atrás en un ritmo estable, llenando a Kian, haciendo que Kian la llenara. Ella se tensó alrededor de él, temblando de placer ante la sensación de su polla penetrándola. Ese placer latió a través suyo, construyéndose. Llenándola de alegría cuando un orgasmo la atravesó. Kian gimió mientras ella se tensaba alrededor de él, entonces Nicky gruñó. Inmediatamente, Kian explotó dentro de ella, llenándola con caliente líquido.

Ella se aferró a los hombros de Kian, montando la ola de su felicidad compartida. Sus movimientos se redujeron, y cuando finalmente se detuvieron, ella se desplomó contra el pecho de Kian, su cabeza acurrucada en la curva de su hombro. Nicky acarició la frente de ella con la nariz, entonces ella levantó la cabeza y sus labios de encontraron.

Mientras se besaban, Kian giró la cabeza y acarició sus labios contra los de ellos. El corazón de Jodi se disparó con la esperanza de que, tal vez de algún modo, encontraran un modo de mantener esta proximidad entre ellos.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 20 Sep 2014, 11:54 am

Capitulo 54

Kian abrió los ojos ante la brillante luz del sol del atardecer, Jodi se acurrucaba en sus brazos. Después de su impactante experiencia sexual, los tres se habían estirado en la cama y durmieron la siesta.

Estas vacaciones habían abierto sus ojos a algunas cosas. Como lo importante que era Nicky en su vida y lo devastador que sería perderlo. Como amigo y ahora como amante. Al menos, un amante compartido con Jodi. Muchas preguntas lo habían torturado desde que había descubierto su atracción hacia su amigo, pero él sabía que Jodi era el amor de su vida. Si Jodi nunca hubiera aparecido en su vida, ¿Al final se habría visto envuelto en una relación exclusivamente con Nicky? Probablemente no. Era sólo que la cercanía que Nicky y él compartían, y el hecho de que gozaban de una intimidad juntos, significaba que podían tener una relación más profunda con Jodi juntos. No sólo dos chicos compartiéndola, sino los dos compartiendo intimidad juntos. Esto hacía sus tríos más satisfactorios.

Miró más allá del dulce y dormido rostro de Jodi, sobre la almohada junto a él, hacia Nicky, solo que Nicky no estaba allí. Kian se sentó lentamente, intentando no molestar a Jodi. Ella suspiró y rodó sobre su espalda. Se levantó y abrió la puerta, luego la cerró silenciosamente detrás de él. Caminó por el pasillo hacia la cocina, luego se asomó dentro. Nicky estaba de pie junto a la ventana, mirando hacia la piscina que brillaba fuera a la luz del sol.

—Eh, ¿qué pasa? Nicky sacudió la cabeza.

—Todo este asunto... no va a funcionar.

—¿A qué te refieres?

Nicky se giró y se encontró con la mirada de Kian.

—Esta cosa con nosotros tres. No puede continuar.

Kian se apoyó contra la encimera.

—Tal vez no tenga que terminar.

—Síp, claro. Pronto volveremos. Jodi escogerá entre nosotros, y entonces… —Sus manos se cerraron en puños—. Nuestras vidas volverán a la normalidad. No vamos a seguir conectados de esta forma.

—No hay razón por la que tengamos que terminar esto. Incluso cuando regresemos a casa podemos...

—Mira, no soy estúpido —Nicky cruzó sus brazos sobre su pecho—. Sé que Jodi va a escogerte a ti.

—Sabes que ella te ama.

—Sí, y también te ama a ti. Seamos realistas, si nos ama a ambos al mismo tiempo, y ese es un gran si, entonces te escogerá a ti. Es lo único que tiene sentido. Ella ya aceptó casarse contigo. Para que ella me escogiera, tendría que amarme mucho más que a ti, lo cual ni siquiera tiene sentido —suspiró—. Cuando amas a
alguien, simplemente lo amas. Corazón y alma —Se encogió de hombros—. Así que, como yo lo veo, o ella nos ama a ambos por igual o, lo más posible, te ama a ti y piensa en mí realmente como un amigo cercano. Uno con el que le gusta tener sexo —Miró hacia Kian fijamente—. Vamos, ¿puedes honestamente decirme que crees que ella me elegiría por encima de ti?

Kian miró a Nicky. No había nada que pudiera decir para hacer esto mejor.

—Joder, lo siento. Sé que quieres que ella te escoja —dijo Nicky.

—Mira, si ella me escoge, todavía podemos seguir haciendo esto. Podemos seguir los tres. Juntos.

—Sí, como si quisiera ser el tercero en discordia. Observándoos desde fuera.

—Pero no sería...

Frunció el ceño.

—Por supuesto que lo sería. Ustedes se casarán. Tendrán hijos. Seré parte de ello, seguro. El tío Nicky para los niños. El mejor amigo que siempre está allí para ayudar. Pero como dije, estaré observando desde fuera —Golpeó con el puño sobre la encimera como signo de frustración—. No puedo hacerlo. La amo. Quiero que ella sea mi esposa. Que tenga mis hijos.

Sus angustiosas palabras desgarraron el corazón de Kian. Sabía exactamente a qué se refería Nicky.

Nicky se giró y se enfrentó a Kian.

—Mierda, lo lamento, hombre. Yo simplemente... —Sus manos se apretaron a sus costados—. Mira, será mejor para todos si yo simplemente me retiro. Tengo una oferta de trabajo en Nueva York. Me mudaré, dándonos a todos algo de distancia. Entonces ustedes podrán encontrar la felicidad sin mi rondando cerca para hacerte sentir culpable.

El estómago de Kian se tensó ante las palabras de su amigo.

—Maldita sea, Nick. No quiero que te mudes a otro país. No quiero que te mudes a ningún sitio. Tiene que haber una forma de solucionar esto

—Hombre, si Jodi no hubiera aparecido en escena... si cada uno hubiera encontrado una mujer a la que amar... entonces tal vez nuestra amistad podría haber durado de por vida. Pero una vez que ambos nos enamoramos de la misma mujer... —Se encogió de hombros—. Esa es la receta para el desastre. Lo más importante es que Jodi y tú se enamoraron, y merecen esa felicidad. No puedes dejar que una amistad se interponga en su camino —Su mandíbula se tensó—. Yo no lo haré.

—Maldita sea, Nicky, sólo tenemos que darle a esto una oportunidad. Realmente creo que hay una alternativa.


***** 

Jodi permaneció fuera de la cocina, escuchando. Había escuchado casi toda la conversación entre Kian y Nicky. Que Nicky sabía que escogería a Kian, y tenía razón. Ella los amaba a los dos, así que la única elección razonable era Kian, el hombre con el que ya había accedido a casarse.

Le dolía el corazón por lo que Nicky había dicho sobre quedarse fuera mirando. Por supuesto se sentiría de esa forma para él. Ella había comenzado a creer que los tres podían llegar a un acuerdo para mantenerse del modo en que estaban, pero ¿cómo podrían cuando eso simplemente haría que Nicky se sintiera incluso más solo?

Si Jodi no hubiera aparecido en escena... si cada uno hubiera encontrado una mujer a la que amar... entonces tal vez nuestra amistad podría haber durado de por vida.

Maldita sea. Ahora Nicky estaba hablando de mudarse a Nueva York. Las lágrimas se derramaron de sus ojos. No podía ser la responsable de romper su amistad. Se dirigió hacia las puertas del patio que daban al comedor y voló hacia el patio trasero.


*****

Nicky se detuvo a mitad de una frase ante el sonido de las puertas del patio abriéndose en la otra habitación.

—¿Esa es Jodi?

Kian y él miraron por la ventana justo a tiempo para ver a Jodi escabulléndose por el patio trasero y desapareciendo por los arbustos.

—¿Crees que nos ha escuchado? —preguntó Nicky.

—Estoy seguro.

—Será mejor que vayamos tras ella — Nicky se dirigió hacia la puerta, pero Kian le agarró del brazo.

—Sí, deberíamos. Pero no ahora. Hay algo que necesito decir primero.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 21 Sep 2014, 11:50 am

Capitulo 55

Jodi se apresuró a través del patio trasero, el lugar donde ella, Kian y Nicky habían descubierto lo cercanos que en verdad podían llegar a ser, y continuó por los escalones de piedra, luego salió por la puerta trasera hacia la playa.

Le dolía el corazón mientras deambulaba por la orilla del agua. ¿Podría Nicky mudarse a Nueva York realmente? Eso estaba al otro lado del continente. Si hacía eso, probablemente no lo volvería a ver. Y la amistad entre él y Kian estaría definitivamente acabada.

Caminó sin rumbo fijo por un rato, la tristeza revolviéndose a través suyo, dispersando sus pensamientos. No podía pensar lógicamente. Se sentía agobiada y desanimada. Tal vez hablar con Sarah ayudaría. Sarah podría tener alguna sugerencia brillante.

Ella giró de regreso hacia los chalets y se apresuró por la playa. La desilusión se filtró a través de ella cuando llegó a las tumbonas y se encontró con que Sarah no estaba en su lugar habitual.

Sarah le había dicho a Jodi que si no estaba en la playa por las tardes, estaría seguramente bronceándose en el patio trasero, así que Jodi se dirigió hacia la reja detrás del patio de Sarah.

Ella abrió la cerradura con combinación, luego caminó a través de la puerta y la cerró. Subió los escalones de piedra, a lo largo del camino dirigiéndose a través de las exóticas plantas hacia el chalet, y luego salió del espeso follaje a donde se abría el jardín y pudo ver la piscina. Continuó pasando la caseta de la piscina y mirando alrededor; entonces se detuvo.

Sarah no estaba en ningún lugar a la vista, pero Kade… sus entrañas se agitaron. Kade estaba de pie completamente desnudo; todo su metro noventa y dos de músculos escurriendo agua por su esculpido cuerpo, el cual relucía con la luz del sol. Ella se lamió los labios mientras lo veía en la ducha exterior. Él era glorioso, masculino y sexy, especialmente con su enorme polla colgando libre.

Pero él no era Kian o Nicky.

Él levantó la vista y sonrió.

—Jodi. Qué deliciosa sorpresa —Su sonrisa se destiñó al verla quedarse allí de pie—. ¿Algo va mal?

—Yo… —Oh, Dios, ella iba a perderlo. Sus ojos comenzaron a aguarse y trató de sofocar un sollozo, entonces caminó bajo el agua dentro de sus brazos. Él la agarró más cerca y la sostuvo contra su cuerpo. Grande, fuerte, musculoso… y reconfortante. Ella tembló en sus brazos mientras él la sostenía. No por frío, sino por las intensas sensaciones rodando a través de ella.

Entonces sintió un pinchazo a lo largo de su columna, y sabía que no estaba sola allí con Kade. Levantó la vista y vio a Kian y Nicky de pie a varios metros de ellos.

—¿Dos hombres no son suficientes para ti? —preguntó Kian, levantando las cejas.


*****

Jodi se sacudió hacia atrás separándose de Kade y miró fijamente hacia Kian y Nicky. ¿Qué debían pensar, al verla aquí en los brazos de Kade, con él totalmente desnudo? Para empeorar las cosas, se dio cuenta de que el agua tibia al caer sobre ella había hecho prácticamente trasparente la tela de su vestido. Sus pezones eran totalmente visibles. Y la polla de Kade había comenzado a endurecerse.


*****


Estaba claro para Kian a juzgar por la afligida mirada en los grandes ojos de Jodi que ella pensaba que él estaba enojado por encontrarla en los brazos de Kade; pero no lo estaba, y estaba seguro que Nicky, tampoco. Ambos sabían cuánto
los amaba. Tanto como podía disfrutar del sexo con Kade y su enorme polla, Kian sabía que su corazón les pertenecía a él; y a Nicky. Él también entendía que ella había venido buscando un amigo con quien hablar. Contuvo una sonrisa. Solo Jodi encontraría ese amigo en la forma de un macho desnudo con una polla como la de un semental.

Kian camino hacia ella, y Nicky lo siguió.

Kade se giró hacia ellos.

—¡Eh!, chicos, aquí no estaba pasando nada.

Kian sonrió.

—Lo sé —Caminó hacia Jodi, tratando de ignorar como sus duros pezones se mostraban a través de la tela húmeda y transparente del vestido.


*****

Jodi suspiró aliviada por las palabras de Kian.

—Kade, ¿crees que podríamos quedarnos un momento a solas con Jodi? —preguntó Kian.

—Sip, seguro —Kade se estiró más allá de ella y apagó la ducha, luego agarró su toalla de una silla cercana y caminó atravesando el césped hacia el chalet.

Ella tomó una inspiración profunda, tratando de calmar su agitada respiración mientras Kian y Nicky caminaban más cerca.

Kian tomó su mano.

—Cariño, necesitamos hablar.

Ella asintió.

—Lo sé. Escuché a Nicky decir que va a aceptar un empleo en Nueva York, y… —Ella miró de Kian a Nicky y sus lágrimas comenzaron a fluir de nuevo—. Oh, Nicky, no quiero que te vayas. Debe haber alguna forma para que hagamos que esto funcione.

El sonrió cálidamente y la tomó en sus brazos, ignorando el hecho de que su vestido estaba empapando su camisa y shorts. El alejó el húmedo cabello de su rostro.

—Está bien, preciosa. Kian y yo tuvimos una larga charla, y… —Él retrocedió y la miró a los ojos, sus ojos verdes brillando con calor—. Tenemos una posible solución.

La esperanza creció dentro de ella.

—¿Cuál es?

Nicky deslizó sus brazos alrededor de su cintura y la giró hacia Kian.

Kian se acercó y acaricio sus hombros.

—Bueno, tú sigues diciendo que no quieres elegir entre nosotros.

Ella asintió.

—Así quu Kian sugirió que podríamos encontrar algo donde no tuvieras que elegir —dijo Nicky—. Este podría ser un arreglo muy poco convencional, pero esperamos que te guste la idea.

Ella asintió de nuevo, lista para explotar si no se lo decían pronto

—Queremos proponerte que estemos juntos los tres, comprometidos en una relación —Kian acarició su hombro—. Por un tiempo, para ver si esto funciona.

Frunció el ceño.

—¿Así que simplemente vamos a postergar el que tenga que elegir?

—No, Kian quiere decir que necesitamos tomarnos algo de tiempo para descubrir si podemos hacerlo funcionar. Hay muchas cosas que resolver.

—¿Y tú estarías de acuerdo con esto? —le preguntó a Nicky.

—Bueno, ya sé que si tienes que escoger, escogerás a Kian—dijo Nicky.

Ella lo miró fijamente y acarició su mejilla.

—Oh,Nicky, yo…

El detuvo sus palabras con un beso, luego sonrió hacia ella.

—No te disculpes. Lo entiendo. Pero eso me da más razones para intentar hacer que esto funcione. Y compartirte con Kian es mejor que no tenerte en absoluto —Sonrió sinceramente, luego miró hacia Kian con cariño—. Si podemos hacerlo funcionar, sería incluso mejor que cualquier cosa que hubiese podido esperar cuando te dije por primera vez como me sentía contigo —Trabó la mirada con ella de nuevo y le acarició la mejilla—. Porque lo que podemos tener nosotros tres es mucho más de lo que podría haber soñado.

Ella pudo ver amor en sus ojos, mientras la miraba ahora y cuando había mirado a Kian hacia un momento.

—Kian y yo tenemos toda una nueva relación por ti—continuó Nicky.

Nicky tomó su mano en la suya, y Kian tomó su otra mano.

—Tenemos algo realmente especial juntos —dijo Kian—. Funcionamos como un equipo. Los tres, amándonos, viviendo juntos, será sensacional. El amor y apoyo que compartiremos nos darán fuerza y felicidad. Seremos un equipo invencible en la vida.

—¿Qué hay a cerca de matrimonio e hijos? —preguntó ella.

—Esas son exactamente el tipo de cosas que tenemos que resolver —dijo Nicky—. Pero si todos estamos abiertos a nuevas formas de hacer las cosas, y estas vacaciones ciertamente han mostrado que estamos dispuestos a considerar algunas cosas bastante salvajes, entonces tendremos que ser capaces de encontrar algo que funcione para nosotros.

—Jodi, ¿estás bien con no tener una boda? ¿O es importante para ti casarte? —preguntó Kian.

—Porque si lo es —dijo Nicky—. Puedo adaptarme a ser el extra en la relación si eso es lo que necesitas.

Kian puso su brazo sobre los hombros de Nicky.

—Yo lo convencí de que aunque no fuese parte de nuestro matrimonio, si eso es lo que hacemos, él nunca estaría afuera mirando hacia dentro.

—¿Qué piensas? —preguntó Nicky.

Ambos la miraban con incertidumbre, esperando su respuesta. Ella respiró profundamente. Esta era una gran decisión. Sería difícil, y diferente. Otros podrían no entenderlo.

Ella sonrió. Pero a ella no le importaba nada de eso. Todo lo que le importaba era que estarían juntos. Comprometidos unos con los otros.

Sintió que una nueva calidez llenaba su cuerpo, y ella apretó sus manos.

—Con todo el amor entre nosotros, no creo que ninguno de nosotros jamás se sienta como si estuviera fuera —Una sonrisa temblorosa se afirmó en su rostro mientras la alegría se catapultaba a través de ella—. Así que, si. Me gusta esto. ¡Absolutamente, si!

Ella lanzó sus brazos alrededor de Kian y lo abrazó firmemente, luego lo besó apasionadamente. Entonces giró en su abrazo, jalando sus manos a su cintura, y abriendo sus brazos hacia Nicky. Él caminó a su abrazo y la besó.

Cuando finalmente la dejó en libertad, él estaba mirando fijo hacia los senos de Jodi mostrados claramente a través de su empapado vestido blanco. Ella podía ver un creciente bulto en sus pantalones cortos.

—Dios, mirándote así, mujer, me haces querer arrancarte ese maldito vestido y tomarte justo aquí.

—Bueno, Nicky, tú sabes, la hemos atrapado en brazos de otro hombre. No sé tú, pero yo creo que eso significa que merece algún castigo.

—¿Castigo? —preguntó ella, su corazón corriendo acelerado.

—Bueno, debes admitirlo, has sido una chica muy mala —dijo Kian.

Nicky cruzó sus brazos.

—Kade fue parte de esto. Creo que él también necesita ser castigado. 

Kian se rió entre dientes.

—Acertaste completamente.

Nicky caminó hacia el chalet y entró. Unos momentos después, el regresó con un rollo de cinta gris en su mano y un palo de escoba. Kade, aún desnudo, caminaba junto a él.

—Sobre el banco —instruyó Nicky a Kade.

Kade le guiñó un ojo a Jodi, luego caminó al elegante banco de madera y hierro forjado sobre el costado del patio. Nicky le hizo gestos para que se sentara, entonces Nicky envolvió algo de cinta alrededor de la muñeca de Kade, luego estiró sus brazos a lo largo de la parte superior del banco y amarró su muñeca a la madera. Nicky amarró la otra muñeca de Kade de la misma manera. Luego envolvió cinta alrededor del tobillo de Kade, entonces arrastró una larga tira alrededor de la pata del banco, luego regresó alrededor de su tobillo de nuevo. Una vez que ambos tobillos estuvieron asegurados, Nicky se acercó a Jodi.


Él se paró frente a ella y elevó una ceja.

—Extiende tu brazo.

Ella vaciló, luego elevó su brazo. Nicky envolvió cinta alrededor de la parte superior de su brazo, justo encima del codo, luego la giró y llevó la cinta detrás de ella para envolverla por su otro brazo, bloqueando efectivamente sus brazos a sus lados. Él envolvió la cinta alrededor de sus muñecas de la misma manera, sujetándolas a su cadera y muslos. La giró de nuevo enfrentándolo. Kian le entregó el palo de escoba a Nicky.

—Esto podría ser útil —dijo Kian.

Nicky lo tomó con una sonrisa en su rostro.

—Puedes apostarlo.

Él se acuclilló, y Jodi lo sintió envolver cinta alrededor de su tobillo, luego amarrarlo en la larga vara de madera

—Parada con tus pies separados —ordenó Nicky.

Ella amplió su postura.

—Más.

Después de que ella obedeció, Nicky pegó su segundo tobillo a la vara de madera.

Ella ahora estaba de pie con sus pierdas ampliamente separadas y sus brazos fijos a sus lados. Se sintió abierta y vulnerable así. No podría detenerlos de tocar su entrada intima, de empujar dentro de ella. El pensamiento envió escalofríos a través suyo.

Nicky se puso de pie y le pasó la cinta a Kian, luego sujetó su falda y la levantó, exponiendo su sexo desnudo. Él sostuvo la tela amontonada como una cola de caballo cayendo por el costado de su cadera. Kian envolvió cinta alrededor del bulto, sosteniéndolo así; dejándola totalmente desnuda de la cintura hacia abajo.

—Hmm. Me gusta eso —Kian sonrió, su caliente mirada deslizándose sobre sus depilados pliegues.

Nicky sonrió mientras sus manos acariciaban a lo largo de su cuello, luego en círculos hacia atrás, y él desabrochó el nudo de su vestido estilo halter. La tela de su corpiño cayó hacia adelante, desnudando sus húmedos senos, y Kian metió la tela suelta dentro de la falda así no cubría nada por debajo de su cintura. Las miradas de ambos hombres cayeron sobre sus duros y arrugados pezones.

—Parece como si realmente estuvieras excitada de ver a Kade desnudo —La mano de Kian se deslizó suavemente sobre su pezón, disparando necesidad a través de ella, luego se esfumó.

—¿Estabas? —preguntó Nicky.

Ella asintió, con los ojos muy abiertos.

Él se inclinó cerca de su oído.

—No puedo escucharte. Cuando te hago una pregunta, quiero que me respondas. ¿Entendiste?

Un temblor se apresuró a través suyo ante su tono de no tonterías. Ella había visto así a Nicky solo una vez antes, brevemente con Sarah, y tenía que admitir que esto la calentaba.

—Sí, señor

—Sí señor, ¿qué?

—Sí, señor. Estaba muy excitada viendo a Kade desnudo.

—¿Por qué?

Muy bien, así es como él quería jugar esto.

—Porque su polla es muy grande, señor —Sus entrañas se apretaron ante el pensamiento.

Él empujó su cabeza hacia Kade sentado en el banco detrás de ella.

—¿Así que te gusta su gran polla?

Jodi echó un vistazo hacia Kade, desnudo y atado al banco, su semi erecta polla sorprendentemente larga y gruesa

Ella se lamió los labios.

—Sí, me gusta su gran polla.

—Estoy seguro de que te gustaría tomarla en tu boca ahora mismo. Quieres chuparla. ¿Cierto?

Ella se lamió los labios mientras imaginaba su dura carne llenando su boca

—Sí, señor. Quiero chupar la gran polla de Kade.

—Pero esto es un castigo, así que eso no sucederá.

—Eso es cierto —Kian estuvo de acuerdo. Él caminó hacia Kade, luego se acuclilló frente a él—. Pero creo que deberías ver lo que te estás perdiendo.

El latido del corazón de Jodi trastabilló cuando vio a Kian envolver su grande y masculina mano alrededor de la polla de Kade y acariciarla. La polla de Kade rápidamente creció completamente erecta. Jodi contuvo la respiración cuando el enorme glande desapareció dentro de la boca de Kian.

—Hey, no sabía que me estaba perdiendo una fiesta —Sarah cerró la puerta corrediza detrás de ella y caminó a través del patio, usando una bata de toalla rosa—. Si lo hubiese sabido, me habría saltado ir de compras.

—Esto no es una fiesta —dijo Nicky con voz severa, pero hizo un guiño hacia ella—. Atrapamos a Jodi y a Kade juntos y decidimos que ambos merecen un castigo.

—Oh, ya veo —Sarah desató el nudo de su cinturón y abrió su bata, exponiendo su cuerpo completamente desnudo. La bata cayó al suelo—. Bien, yo también debería ser castigada. Después de todo, yo animé este tipo de comportamiento.

—Ya veo. Tienes razón. También deberías ser castigada —Nicky caminó hacia Kade y Kian—. Jodi admitió que quería chupar la gran polla de Kade. Por supuesto, no le dejaremos hacerlo, así que le estamos mostrando lo que se está perdiendo.

—Puedo ayudar con eso —se ofreció Sarah.

—Justo ahora, te quiero sentada junto a él en el banco. 

Sarah caminó hacia el banco, su hermoso cuerpo desnudo meciéndose sensualmente, luego se sentó en el extremo del banco y miró a Kian. Kian sacó la polla de Kade de su boca y se movió a un lado mientras Nicky se acuclillaba en el otro lado. Nicky se inclinó hacia adelante y corrió sus labios a lo largo del costado de la generosa polla de Kade. Kian imitó su acción en el otro lado de la enorme vara. Jodi miró a sus hombres acariciar sus labios y lenguas a lo largo de la enorme erección de Kade, calor construyéndose en ella. Los hombres se movieron arriba y abajo, luego acariciaron la base con sus narices. Cuando se deslizaron hacia arriba esta vez, continuaron fuera de la punta y sus labios se encontraron. Las entrañas de ella se derritieron cuando las bocas de los dos hombres se movieron una sobre la otra.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 22 Sep 2014, 11:45 am

Capitulo 56

Nicky abrió su boca cuando la lengua de Kian se deslizó dentro. La boca caliente y dura de su amigo contra la suya prendió fuego a través de él. Dios, esto era erótico y jodido, sin importar lo que los demás pensaran, haciendo solo lo que le parecía bien. Especialmente sabiendo que allí había dos mujeres sexys observándolos y poniéndose mega excitadas.

Él se separó de Kian y se giró hacia Kade. Lamió los duros pezones como perlas de Kade mientras su mano se envolvía alrededor de la monstruosa polla del tipo.

Sintió la boca de Kian rozar su mano mientras éste tomaba la polla de Kade de nuevo en su boca.

Nicky se levantó y se desnudó, mirando la boca de Kian moverse sobre la gran vara de Kade. Nicky entonces envolvió su mano alrededor de su propia polla dolorida, anhelando una boca caliente alrededor de esta, y se movió frente a Kade. Presionó su glande contra la boca de éste, y Kade la abrió. Nicky alimentó su largo eje dentro de la boca del tipo. Kade lo tomó profundo, luego comenzó a chupar.

Kian se levantó y se quitó la ropa, luego caminó hacia Sarah. Ella agarró su rígida polla y la puso en su boca. Nicky vio los labios rojos de ella succionar la erección de Kian mientras Kade le chupaba su polla. Mientras ella continuaba devorando la polla de Kian, la mano de Sarah acarició la cadera de Nicky, luego su trasero. Sus dedos bailando sobre las bolas de Nicky desde atrás, luego se deslizaron lejos y encontraron su entrada trasera. Nicky se puso un poco tenso cuando sintió un dedo empujar dentro de su trasero, pero gradualmente se relajó cuando Sarah lo acarició por dentro.

Kade arremolinó su lengua alrededor del glande de Nicky mientras el debo de Sarah seguía acariciándolo. Un placer intenso se construyó en Nicky, y él aspiró aire. Kade succionó fuerte mientras el talentoso dedo de Sarah continuaba
acariciando el ano de Nicky. Calor tembló a través suyo y él supo que estallaría pronto.

El pulgar de Sarah presionó en el perineo de Nicky y el placer explotó atravesándolo. Intenso y alucinante. Nicky gimió mientras eyaculaba dentro de la boca de Kade.


*****

Jodi observó mientras Kade y Sarah llevaban a Nicky al clímax. Al lado de ellos, la polla de Kian se deslizaba dentro y fuera de la boca de Sarah como un pistón. De repente él se condujo hacia adelante y tembló, claramente llenando a Sarah con su semen.

Esto era verdaderamente un castigo, ya que estaba dolorida necesitando su propia liberación. Quería desesperadamente que alguien viniera y la tocara, lamiera… follara.

—Levántate —Kian extendió sus manos hacia Sarah y la ayudó a levantarse. Él se sentó y la atrajo frente a él, luego se inclinó hacia adelante y le lamió sus pliegues íntimos.

Nicky se acuclilló detrás de ella y la guió para que abriera las piernas, luego comenzó a lamerla desde atrás. Ocasionalmente, sus lenguas se conectaban y ellos se detenían para entrelazarse entre sus muslos y besarse. Luego la lamían de nuevo. Un ardiente deseo llenó a Jodi de necesidad quemando a través suyo.

Sarah lanzó su cabeza hacia atrás, su largo cabello rubio cayendo en brillantes olas sobre su espalda. Al lado de ellos, la polla de Kade se alzaba en el aire.

Nicky agarró de las caderas a Sarah, luego la guió lejos de Kiany la posicionó frente a Kade.

—Inclínate sobre él y chupa su polla —la instruyó Nicky.

Sarah se inclinó, exponiendo un vistazo de sus rizos dorados. Al tiempo que ella caía sobre Kade, Jodi se dio cuenta que Nicky estaba deslizando un condón sobre su polla, luego presionó su glande en la expuesta entrada de Sarah y empujó hacia adelante. Jodi casi chilló ante la erótica vista de su dura erección desapareciendo en la resbaladiza carne de Sarah. Kian envolvió su mano alrededor de su propia polla y se movió para estar de pie al lado de Kade. Él presionó su glande en los labios de Kade, y Kade abrió y lo tomó dentro de su boca.

Calor estalló a través de Jodi, y su ingle dolió con necesidad. Nicky empezó a bombear dentro de Sarah, y Kian empujó su polla más profundo en la boca de Kade.

Después de algunos eróticos momentos, Sarah retiró la polla de Kade de su boca y gimió.

—Oh, Dios, voy a correrme —Tomó aire, luego gimió mientras Nicky continuó llenándola con su larga y dura vara

Su gemido se convirtió en un salvaje alarido cuando ella se zambulló dentro de su orgasmo. Su mano acarició arriba y abajo el largo eje de Kade. Kian gimió, e inmediatamente después de eso Nicky se le unió.

Sarah lamió el glande de Kade, luego se deslizó abajo sobre él, pero Nicky enrolló su mano en su cabello y retiró su cabeza.

—No, no quiero que él se corra todavía —Nicky liberó el cabello de Sarah y la ayudó a ponerse de pie—. Ahora ve al lado de Jodi y… —Se inclinó hacia su oído y le susurró algo que Jodi no pudo escuchar, pero sin dudas lo intentó.

Sarah paseó hacia Jodi con una sonrisa taimada. Ella ahuecó el rostro de Jodi entre sus manos y juntó sus labios con los de ella. La suavidad de la lengua de Sarah mientras pinchaba sus labios, luego se deslizaba dentro de su boca, excitaba a Jodi. Los besos de Sarah eran tan diferentes del estilo de labios-duros y exigentes de un hombre.

Jodi se abrió para ella. Calor inundándola mientras deseaba más.

Sarah se deslizó hacia abajo, besando a lo largo del cuello de Jodi, luego abajo por su pecho. Sus labios encontraron uno de los duros pezones de Jodi, y ésta jadeó.

Sarah lamió su protuberancia, luego la succionó suavemente. Cuando la boca de Sarah la abandonó, Jodi sacudió su cabeza. Luego Sarah lamió su otro pezón y lo succionó profundo dentro de su boca.

—Oh, sí —La cabeza de Jodi colgaba de lado a lado, la dura pared de azulejos detrás de ella.

—¿Quieres más? —preguntó Nicky.

—Sí. Por favor, si.

Sarah descansó su mano en el vientre de Jodi, luego la deslizó hacia abajo. Cuando su dedo se deslizó sobre la resbaladiza entrada de Jodi y se hundió dentro, Jodi gimió.

—Está muy húmeda —dijo Sarah

—Bien. Ahora ven aquí, Sarah.

—No —Jodi lloriqueó cuando Sarah retiró su dedo y se alejó.

—¿Qué es lo que quieres, Jodi? —le preguntó Kian.

—Tú sabes lo qué quiero —gimoteó ella.

Él sonrió.

—Eso es cierto, pero dínoslo de todas formas.

—Quiero que me follen.

—¿Quién? —preguntó Nicky.

Ella ojeó la gran polla de Kade. Dura y larga. Dios, ella la quería dentro, pero decir eso probablemente la conduciría a más castigo.

—Por ti. Y por Kian.

Kian se rió entre dientes.

—¿Y qué hay de Kade?

Deliciosa frustración tembló a través de ella. ¿Qué respuesta haría que la follaran más rápido?

—Solo si eso les complace a ustedes dos —respondió ella.

Nicky se rió.

—Mentirosa —Él ojeó la gigantesca polla de Kade, aún completamente erecta. —Estoy seguro de que quieres esa enorme polla conduciéndose dentro de ti ahora mismo —Miró hacia ella de nuevo—. No lo niegues.

Ella no dijo nada. Ahora mismo, ella simplemente quería una polla dentro.

—Solo admítelo —dijo Kian—. Y te dejaremos tener lo que quieres.

—¿Lo harán? —preguntó ella dudando. Su mirada se desvió a la torre de dura carne de Kade, y sus entrañas se apretaron. Dios, eso se sentiría sensacional empujando en ella.

—Por supuesto —respondió Kian—. Solo dinos que quieres la polla de Kade dentro de ti.

Ella asintió.

—Sí. Quiero la polla de Kade dentro de mi —Ella tuvo el cuidado de usar la misma frase que Kian, sabiendo que si hacia otra cosa podría ser penalizada con un castigo; como negarle esa gran polla.

—Bien —Kian caminó hacia ella y la agarró de sus brazos amarrados y la guió hacia adelante.

Era duro caminar con sus tobillos atados al palo de escoba, forzando amplias sus piernas. Ella cojeó al lado de Kian. Cuando alcanzaron el banco, en lugar de detenerla frente a Kade, él la guió detrás de este.

—Tendrás lo que deseas en un minuto —Él agarró una toalla de playa que estaba en una silla junto a la mesa del patio, luego regresó al banco y colocó la toalla doblada sobre el respaldo al lado de Kade. De hecho, sobre los brazos extendidos de Kade.

—Inclínate hacia adelante.

Kian la guió hacia adelante hasta que sus costillas descansaron sobre la toalla y la parte inferior de sus desnudos senos descansaba contra el musculoso brazo de Kade. Su trasero estirado en el aire, y con sus tobillos atados al palo de escoba, forzando sus piernas abiertas, ella supo que su húmeda entrada estaba completamente expuesta.

Sintió una tibia lengua empujar contra ella y arrastrarse a lo largo de su húmeda carne. Ella gimió ante la exquisita sensación. Nicky y Sarah se movieron detrás de ella. Una segunda boca reemplazó a la primera, y una lengua jugó con su clítoris. Otra boca se presionó contra su entrada, una lengua se agitó en su interior. Sus parpados se cerraron mientras las bocas se movían una y otra vez, provocándola. Golpeando su clítoris y enviándole sofocante placer. Trayéndola cerca del orgasmo, luego retrocediendo.

Entonces ellas se escabulleron. Ella sintió manos en la parte superior de sus brazos y fue arrastrada a una posición erguida de nuevo. Ella miró por encima de su hombro para ver que Kian era quien la estaba tocando. Él la hizo caminar de nuevo al frente del banco, luego la giró para que su espalda enfrentara a Kade, luego la hizo retroceder.

—Siéntate.

Su mirada cuestionó a Kian, pero el simplemente tomó sus brazos, sujetándola mientras la movía con cuidado hacia abajo. Antes que ella hiciera todo su camino hacia abajo, él agarró la polla de Kade, ahora recubierta con un condón, y la presionó contra su resbaladiza entrada, luego continuó bajándola sobre el regazo de Kade. Ella tomó aire cuando el enorme eje de carne caliente la penetró, estirando su entrada mientras se deslizaba dentro. Cuando ella finalmente se sentó de lleno en el regazo de Kade, su polla la llenó tanto que ella pensó que estallaría.

Nicky tomó la mano de Sarah y la guió hacia la mesa, luego se inclinó contra esta. Él la tiró en sus brazos y la besó. Kian dio un paso detrás de ella y acarició su redondo trasero. Una de sus manos se deslizó entre sus piernas y acarició sus resbaladizos pliegues.

Jodi se tensó alrededor de Kade, deseando que él se moviera dentro suyo. Que la follara. Pero ella se dio cuenta que con sus brazos y piernas amarrados ajustadamente al banco, él no podía hacer mucho más que sentarse allí. De manera similar, con sus brazos atados y sus piernas inmovilizadas, ella no podía obtener suficiente equilibrio para moverse arriba y abajo sobre él. Dios, una gran polla dentro de ella, justo como lo deseaba, pero no podía hacer nada más que apretarla. Y mirar a Kian y Nicky colocarse condones sobre sus rígidos ejes.

Nicky agarró su polla y la presionó en la entrada de Sarah mientras Kian acariciaba sus senos desde atrás, sus grandes manos cubriéndola. Jodi deseaba que las manos de Kade estuviesen libres así él podría acariciar sus doloridos senos.

Sarah estaba completamente empalada por Nicky. Kian acarició su trasero, luego separó sus nalgas. Él presionó su glande en su entrada, luego lentamente se deslizó dentro.

—Así está bien, cariño. Empújala dentro —El rostro de Sarah brilló con placer cuando Kian presionó más profundo.

Una vez que estuvo completamente inmerso, los tres se quedaron quietos, Sarah intercalada entre los dos cuerpos duros y masculinos. Entonces ellos empezaron a moverse. Las dos pollas retirándose, luego penetrándola simultáneamente. La velocidad de sus empujes se incrementó y Sarah cerró los ojos.

—Oh, sip. Follénme —jadeó ella—. Sí, estoy tan cerca.

Sus cuerpos golpearon juntos. El sonido de carne golpeando carne llenó el patio. Jodi se movió un poco y apretó la dura polla de Kade, pero no era suficiente. El gimió cuando ella apretó de nuevo. Sus labios rozaron la parte trasera de su cuello, enviando escalofríos por su espalda.

—Oh, Dios, quiero que me folles —Ella dejó caer la cabeza hacia atrás contra su pecho, y él acarició su oído con la nariz.

—Créeme, yo quiero follarte tanto como tu—murmuró él.

Sarah gimió mientras los dos hombres la follaban con fuerza. Ella jadeó, luego lloriqueo al venirse. La cara de Kian contorsionada, luego él gimió, seguido en rápida sucesión por Nicky. Finalmente, los tres colapsaron juntos.

Un pequeño lloriqueó escapó de Jodi. Kian, Sarah, y Nicky se separaron, luego los hombres se quitaron los condones, dejándolos en un costado del patio, y caminaron hacia ella. Una mirada a sus marchitas pollas y ella supo que ninguno de ellos la follaría pronto.

—Por favor dejen que Kade me folle.

—No creo que eso sea una buena idea —dijo Nicky—. ¿Qué crees Kian?

—Bueno, ella parece desesperada. Tal vez deberíamos dejarla.

—¿Pero permitir que otro hombre la folle…? —Nicky sacudió su cabeza—. Realmente no podemos permitir eso. Después de todo, es por eso que la estamos castigando.

Kian rascó su cabeza.

—Bueno, tengo una idea.
Volver arriba Ir abajo
Loveet

avatar

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 13/07/2014

MensajeTema: Re: Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 22 Sep 2014, 5:12 pm

Capitulo 57

Jodi miró implorante hacia ellos.

—Por favor, haré lo que sea.

Kian rió por lo bajo.

—Bien, porque Nicky y yo necesitaremos un poco de tu ayuda.

Entonces él agarró el brazo de Nicky y lo condujo hacia la piscina. Jodi gimió ante su retirada. Cuando estaban demasiado lejos para que ella escuchase, Kian le murmuró algo a Nicky. Los ojos de éste se abrieron como platos, pero luego asintió. A continuación, los dos se zambulleron en la piscina. Segundos después, salieron del agua y caminaron hacia ella, sus cuerpos mojados y brillantes bajo la luz del sol.

Nicky se acercó a ella, su mano envuelta alrededor de su pene marchito. Lo apretó contra sus labios y ella abrió la boca. Su húmeda y fría polla se deslizó en su boca. Ella apretó alrededor de su carne suave y succionó el agua de él. Inmediatamente, comenzó a endurecerse. Ella hizo girar su lengua alrededor de su punta.

Él empujó más profundo y ella abrió su garganta. Oh, Dios, le gustaba tener su polla hinchada en su boca. Él la llenó, luego retrocedió. Se deslizó fuera de su boca y envolvió su mano alrededor de su polla ahora cálida y dura.

Kian dio un paso hacia adelante y deslizó su pene semi-erecto en su boca. Ella lo lamió y chupó, emocionándose ante la sensación de su dureza en su interior. Cuando él se alejó, Nicky la agarró de los hombros y la levantó. La necesidad se estremeció a través suyo cuando la dura polla de Kade acarició su pasaje interno, luego se desprendió.

Mientras Kian y Nicky la guiaban hacia la ducha de nuevo, Sarah sacó unas tijeras y cortó la cinta que sujetaba a Kade al banco. Nicky posicionó a Jodi contra la pared de la ducha, su espalda apretada contra los fríos azulejos. Kade y Sarah se unieron a ellos.

—¿Quieres follar a Jodi? —Kian le preguntó a Kade.

—Oh, sí.

—¿Y, como Jodi, harás cualquier cosa por ese objetivo?

Kade sonrió.

—Absolutamente.

—Bien. Vas a ser nuestro títere para follar. Pero nosotros no vamos a usar nuestras manos para guiarte como con un títere normal —Kian tomó una botella de Sarah y dos paquetes de condones y se los entregó a Kade—. ¿Sabes qué hacer con ellos?

Kade agarró todo

—Tengo una muy buena idea.

Abrió uno de los pequeños paquetes, luego presionó el condón en la punta de la erección de Kian y lo rodó en su lugar. Abrió la botella y apretó gel transparente en su mano, luego envolvió su otra mano alrededor de la dura polla de Kian y aplicó el gel con movimientos en espiral. Una vez que hubo terminado, la polla de Kian brillaba con una película de lubricante. Nicky se adelantó y Kade repitió el proceso. Jodi se humedeció ante la vista la gran mano masculina de Kade acariciando una y otra vez alrededor de la dura polla de Nicky.

Cuando Kade finalmente terminó, ella miró hacia las mojadas pollas de Kian y de Nicky, deseando que cualquiera de los hombres se condujera en su interior.

*****

Kian no podía creer lo lejos que estaban yendo con esta aventura sexual. Pero infiernos, ¿por qué no? Esto era sobre el sexo y ser libre y salvaje. Y por lo que a él respecta, no había nada más salvaje que esto.

—Ahora, ¿qué dijiste que querías, Jodi?

El hambre en sus ojos lo excitaba más que cualquier otra cosa. La punta de la lengua de ella se arrastró a lo largo de sus labios, y lo miró con incertidumbre.

—Quiero ser follada.

—No, eso no es todo. Dime exactamente lo que dijiste.

—Yo... eh... dije, por favor deja que Kade me joda.

—Ahora dile a Kade lo que quieres. Y supón que él no quiere. Convéncelo.

Ella respiró profundo.

—Kade, te deseo tanto. Por favor, fóllame —Su mirada cayó hacia su enorme eje cubierto con un condón, y se lamió los labios—. Por favor conduce esa enorme polla tuya profundamente en mí.

Ante sus sentidas palabras, Kian apenas pudo detenerse a sí mismo de lanzarse hacia adelante y conducirse en ella. Pero se contuvo.

—Kade, ya la has oído —dijo Nicky—. Ve y empuja tu enorme pene en ella

Kade sonrió y dio un paso hacia ella. Le ahuecó las mejillas y la besó, sus labios permaneciendo por un segundo, luego envolvió su mano alrededor de su gran polla y la presionó en su mojada apertura. Pero no se metió de inmediato. Arrastró su glande sobre sus resbaladizos pliegues, burlándose de ella.

Luego coloco su punta de hongo en su contra y se alivió hacia adelante. Por la mirada de éxtasis en el rostro de ella, el placer de su invasión era insoportable, y eso envió a las hormonas de Brent disparadas a toda marcha.

—Oh, Dios, sí. Eso se siente tan bien.

Una vez que Kade estuvo totalmente inmerso en ella, Kian dio un paso detrás de Kade. Ahuecó las duras nalgas de Kade y las separó, como lo había hecho con Sarah, entonces presionó su glande en la apertura arrugada. Dios, nunca había hecho esto con un hombre, pero lo que era una verdadera excitación era que la polla de Kade estaba profunda dentro de Jodi en estos momentos. Ella probablemente estaba apretándolo en su interior para conseguir una mayor estimulación. Ante ese pensamiento, Kian se alivió hacia adelante.

El estrecho pasaje de Kade lo apretó mientras se movía constantemente hacia adelante. Finalmente, toda la polla de Kian estuvo dentro. Se agarró a las caderas de Kade.

—Ahora, Jodi, voy a follarte con la gran polla de Kade. ¿Estás lista?

—Oh, Dios, sí.

—¿Y tú, Kade? —preguntó Kian.

—Sí, hombre. Ve a por ello.

*****

Jodi se emocionó ante la sensación de la gran polla de Kade dentro suyo y estaba doblemente excitada sabiendo que Kian estaba dentro de Kade. La polla de Kade se alejó, entonces la penetró profundamente. Luego se apartó y la llenó de nuevo. Impulsada por Kian. Ambos hombres follándola.

Intensificada la necesidad inundó sus sentidos mientras la enorme polla la llenaba una y otra vez, empujándola contra la pared de azulejos. La polla gruesa estirándola, acariciando sus entrañas. Salvajes y eróticas sensaciones bailaron a lo largo de sus terminaciones nerviosas, y un intenso placer se desenrolló en su interior como una flor.

La gran polla de Kade la llenaba, pero Kian estaba follándola. El pensamiento la envió en espiral hacia el éxtasis.

—Oh, se siente tan… —jadeó de placer—. Estoy tan... ¡ah! —Gozosas sensaciones la atravesaron, entonces voló hacia un estado de felicidad absoluta

*****

Kian gimió ante la sensación del estrecho pasaje de Kade apretando su polla dolorida mientras ellos se conducían en el coño de Jodi. Ante el gemido de Jodi, Kian estalló en el orgasmo, el placer desgarrándose de él en un clímax intenso.

Cuando se relajó, se dio cuenta que Kade no se había liberado todavía, pero eso era bueno. Debido a que ellos no habían terminado.

Kian retrocedió, tirando de su polla del culo de Kade. Cuando dio un paso atrás, quitándose el condón, Nicky se colocó detrás de Kade y empujó su polla en él. La visión de la polla de Nicky desapareciendo en Kade envió un estremecimiento a través de Kian.

Nicky empezó a moverse, follando a Jodi a través de Kade. Jodi gimió y movió su cabeza ida y vuelta. Ella se desplomó en el orgasmo de nuevo, sus gritos actuando como un afrodisíaco. Nicky rostro contraído en éxtasis.

—Dios, mirarlos es tan jodidamente sexy —dijo Kian.

Tan pronto como se alejaron, Kian sabía que tenía que sentir a Jodi a su alrededor. Directamente. Tenía que estar dentro de ella.

Se movió hacia ella, entonces la tomó en sus brazos y la besó. Él empujó su polla en su contra y se deslizó dentro de su mojada apertura. La sensación de su cálida y húmeda apertura rodeándolo era el paraíso.

—Kian, espera un segundo —dijo Sarah—. Tengo una idea. Apuesto a que tú y Nicky quieren estar dentro de Jodi en estos momentos. Y teniendo en cuenta que Jodi ha sido estirada por la enorme herramienta de Kade, creo que eso es totalmente posible. Pero tienes que darme un segundo para poner a Nicky listo.

Kian estaba profundamente dentro de Jodi, y sus pesadas respiraciones empujaban sus senos fuertemente contra él, haciendo estragos en sus hormonas. Y su paciencia. Echó un vistazo sobre su hombro para ver a Sarah arrastrar el condón de la polla suave de Nicky, a continuación, ponerse en cuclillas delante de él y lamer su pene, entonces succionarlo en su boca.

Unos breves momentos después, Nicky se paró completamente erecto. Dio un paso al lado de Kian, y Sarah guió su polla hacia el mojado coño de Jodi. Kian se retiró un poco y le permitió a Sarah presionar la dura carne de Nicky apretada a la suya, entonces ella los guió en la apertura de Jodi. Kian se sorprendió cuando ambos glandes se deslizaron en ella.

Los pequeños gemidos de placer de Jodi pusieron a palpitar la polla de Kian.


—Oh, Dios, eso se siente increíble —El dulce sonido de la susurrada voz de Jodi se enrolló a través de él.

Kian envolvió su brazo alrededor de la cintura de Nicky para que pudieran moverse al unísono. Nicky correspondió.

*****

Jodi no podía creer que sus dos pollas estuvieran en su interior. Ambos en su mojada y necesitada vagina. Asimismo, no podía creer que todavía los necesitara tanto.

Pero eso debía ser lo que el amor le hacía a una chica.

Ellos se condujeron profundamente y ella jadeó. Sus pollas acariciaron sus entrañas y ella se combó contra la pared, disfrutando de la sensación de ellos llenándola una y otra vez. Dos pollas grandes y duras. Dos hombres que la amaban llevándola a las alturas del éxtasis.

Ellos empujaron profundo y duro, clavándola a la pared, y ambos gimieron. La sensación de las dos pollas eyaculando en ella la envió por encima del borde.

Ella gimió, elevándose vertiginosamente hacia el éxtasis una vez más.

*****

La suave brisa del mar rozó la mejilla de Jodi, agitando mechones de pelo en su cara. Lo retiró hacia atrás mientras caminaba por la playa hacia el chalet, Kian y Nicky a su lado. Kian abrió la puerta trasera y subieron las escaleras y cruzaron el patio juntos.

Lo que acababan de hacer fue emocionante, pero aún más excitante era el hecho de que ella tenía una relación nueva y asombrosa que iniciar, tanto con Kian como con Nicky.

Una vez que estuvieron en la terraza acristalada y Nicky cerró la puerta detrás de ellos, Jodi se volvió hacia ellos con una gran sonrisa.

—Estoy tan contenta de que los dos resolvieran todo.

Nicky se acercó a ella y le tomó la cara. A medida que se acercó más, ella se perdió en el amor brillando en sus ojos

—Créeme, yo también.

Cuando los labios de Nicky encontraron los suyos, ella se derritió contra él, sus brazos curvándose alrededor de sus hombros. Los brazos de Kian se deslizaron alrededor de ella desde atrás y se sintió totalmente envuelta en el amor.

Oh, Dios, ambos la querían. Y se querían entre sí. Juntos, los tres comenzarían una vida juntos. Viviendo y amándose juntos.

Cuando ella se había despertado el día de su boda, a sabiendas que pronto caminaría por el pasillo con el hombre que amaba y esperando hacer su sueño realidad de la luna de miel, nunca soñó que terminaría de esta manera. Sonrió, sabiendo que nunca perdería este insaciable deseo por sus dos hombres muy especiales.

¿Quién hubiera pensado que ser abandonada en el altar el día de su boda sería lo mejor que le podía haber pasado?




Fin
Volver arriba Ir abajo
 
Insaciable [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» Mi angel...(TERMINADA)
» Camino a tierra prometida [Oliver Cromworth] TERMINADA
» Dibujos mios =D ...
» Un momento de debilidad [Atsushi Murasakibara]
» La muerte en derredor [Libre] TERMINADA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Apartados :: Novelas Hot-
Cambiar a: