Tu foro de historias
 
ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:39 pm

Nombre: Eres la persona correcta en el momento equivocado
Autor: Zoey
Artista ó personaje: Nicky y Shane
Adaptación: No
Género: Gay
Advertencias: Escenas de sexo
Resumen:


Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:42 pm

PRÓLOGO♥

—¿Te importaría repetir lo que has dicho? —preguntó Nicky.

—Ya lo has oído —dijo Georgina con cierto tono de desesperación— Amo a otro hombre, por eso quiero el divorcio... estoy esperando un hijo de él. Ya no puedo seguir fingiendo que te amo.

Nicky sintió que se le congelaba el corazón.

—Lo has estropeado todo.

—¡No digas eso!

—¿No? En un minuto has acabado con mi vida, Georgina. Tenía un matrimonio que yo creía era feliz, una mujer que aparentemente me amaba y que me daría un hijo, que ahora veo ni siquiera es mío... me lo has quitado todo! ¿Cómo se supone ahora que debo renunciar a todo sin pelear?

—Aunque no me lo creas, jamás fue mi intención hacerte daño.

—Pero lo estás haciendo.

—Estoy segura de que tarde o temprano aprenderás a amar a alguien más.

—No quiero a nadie más. Te quiero a tí.

—Entonces eres un idiota, porque jamás regresaré contigo.

—¿Desde cuando me engañas con el?

—Lo conocí hace ocho años, pero hace apenas cinco años que empezamos a amarnos.

Ellos apenas tenían dos años de casados.

—Y por qué te casaste conmigo si ya lo amabas? Por qué jugar de esta manera?

—Yo quería terminar, pero mi padre no me lo permitió. Sabes lo mucho que cuida su imagen pública, me convenció y al mismo tiempo también me convencí de que lo que sentía por él era una ilusión y que a tu lado me olvidaría de él, pero no fue así.

—Y decidiste convertirte en su amante.

—¿Por qué no? Pasabas mucho tiempo fuera y estaba sola.

Nicky la miró, de pronto odió su cinismo.
Ella comenzó a caminar hacia la puerta. Nicky salió tras ella, la agarró, le dio la vuelta y la besó con furia en los labios.

—No te daré el divorcio —le dijo.

—¡Puedes hacer lo que te dé la gana! Jamás volveré contigo ¿quieres enterarte de una vez?

Sus ojos tenían una expresión tormentosa. Georgina estaba tan guapa que Nicky tuvo que contenerse para no suplicarle más.

—Dáme las llaves de la casa y del coche. No quiero que te quedes con nada que yo te haya pagado —ordenó él. Georgina las sacó de su bolso, las dejó sobre la palma de su mano. Sin tocarlo.

—En ese caso te dejo mi maleta con mi ropa también. Yo tampoco quiero nada tuyo.

—Si cambias  de opinión, ¿me llamarás? —soltó él.

—No me esperes.

—A largo plazo, la perdedora eres tú.

—Esa es tu opinión —dijo ella y salió de la casa.

En el fondo, sabía que era una decisión de ella, pero no pensaba decirle lo mucho que le dolía.

Al cerrarse la puerta, Nicky soltó las lágrimas que habían estado luchando por salir.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:48 pm

CAPITULO 1

Una hora más tarde, Nicky cambió de opinión. Recorrió la casa de arriba abajo para recoger todo lo que recordaba a Georgina. Metió todas sus fotos en una caja para enviársela. También algunos maquillajes y perfumes que olvidó y un par de libros. Retiró las sábanas de raso de la cama y las metió en la caja también. Colgó toallas limpias en el baño y puso las otras a lavar. Sacó toda la comida del refrigerador y la tiró junto a las rosas y velas.
Si pudiera quitársela de la cabeza con tanta facilidad.
La imaginaba bajando por las escaleras, sonriente. Si no se hubiera enamorado de otro, ese hijo sería de él...
Nicky cerró la caja y escribió la dirección de la madre de Georgina. No le escribió una nota. ¿Qué le podía decir?
Ya se habían dicho demasiadas cosas. Esa misma tarde llevó la caja a correos, no quería esperar ni un día más.

Había pasado toda una semana. Nicky tenía un terrible aspecto. Tenia ojeras y más arrugas en su rostro. No había conseguido dormir bien ni una sola noche, y por mucho que tratara de convencerse que era a causa de la abstinencia sexual, no podía dejar de soñar con una mujer morena de ojos azules. También tenía pesadillas con ella y su amante.
No había hablado con sus compañeros de banda. No se sentía con ánimos de ver a nadie ni hablar con nadie, ni siquiera con su familia.

Cuando Shane lo llamó, aceptó que fuera a visitarlo.

—Llevo varios días pensando en llamarte, Nick —dijo Shane— Pero imaginé que no querías ver a nadie por eso dejé pasar unos días. —Bebió un trago de su cerveza— ¿Sería tonto de mi parte preguntar cómo te sientes?

—Sin duda.

—Eres mi amigo —dijo Shane— No me gusta verte de esta manera mientras ella está haciendo su vida como si nada.

—¿La has visto? —preguntó esperanzado.

—No. Gillian ha hablado con ella algunas veces. Prefiero no tener contacto con ella.

Nicky bajó la cabeza.

—La vida es demasiado corta, Nick. Deberías olvidarla, empezar a retomar tu vida.

—Es fácil decirlo cuando lo tienes todo; una mujer que te ama y una hija hermosa.

—Te lo repito... la vida es demasiado corta para que te dejes vencer de esta manera. Estoy seguro de que hay una mujer ahí fuera que es perfecta para ti, que es tu verdadero amor.

—Georgina es mi verdadero amor. No quiero a otra mujer que no sea ella.

—Pero ella está con otro.

—¡Va a regresar, yo lo sé! Ese tipo nunca la va a amar como yo.

—Mira... —Shane dudó un poco— Quería decirte esto en persona. Imagino que que no has visto televisión ni escuchado radio ni leído prensa. ¿Cierto?

Nicky asintió. —No estoy de humor para hacer nada.

—Lo imaginé... Georgina se está dejándose ver con ese hombre en públicoy claro, la prensa ha empezado a especular sobre una posible separación entre ustedes.

—¿Sabes quién es?

—Un político o algo así...

Nicky lo miró un momento y luego se puso de pie y caminó hacia el piano.

—Nuestra amistad es muy importante para mí como para no contártelo. Lo siento.

—No necesito que te compadezcas de mí, Shane. Estoy bien.

—No lo estás.

Nicky estaba de espaldas a él con la cabeza baja. Shane se puso de pie y fue hacia Nicky, puso una mano sobre el hombro de Nicky, este se volvió y se echó en sus brazos y comenzó a sollozar.

Shane no dijo nada, solo se limitó a abrazarlo fuertemente y a dejarlo llorar. Su amigo necesitaba desahogarse y él estaba dispuesto a ser ese hombro en el cual el se apoyara.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:50 pm

Capitulo 2

Shane colgó el teléfono después de hablar con Gillian, había decidido quedarse esa noche con Nicky. Tenía miedo de dejarlo solo después de verlo llorar de esa manera. En los años que llevaba de conocerlo nunca lo había visto desmoronarse así y todo por culpa de Georgina. Empezaba a odiarla por el dolor que le estaba causando a su amigo.
No podía entender por qué ella le estaba haciendo esto cuando lo único que Nicky había hecho todo este tiempo era quererla como a nadie.
Simplemente no lo entendia.

Abrió la puerta de la habitación y vio que Nicky seguía dormido, afortunadamente el calmante había hecho su efecto, cerró la puerta despacio y bajó a la cocina, pensó en preparar algo de comida para cuando Nicky despertara.

Todo era silencio y calma en la casa cuando Nicky abrió los ojos. La luz de la luna se filtraba por la ventana e iluminaba la oscura habitación.
Se sentía cansado, como si tuviera cien años, estaba al borde de las lágrimas, se preguntó cuánto tiempo le llevaría olvidar, y decidió que iba a tardar mucho mas que Georgina. Sin duda, ella ya lo había hecho, pues de lo contrario no se hubiera marchado.
Pero él pensaba salir adelante, estaba decidido; además, debía ocuparse de la venta de la casa, y después mudarse a un apartamento. Seguramente iba a conocer a gente nueva, otras mujeres, y con el tiempo olvidaría a Georgina y su traición que había contribuído a que ahora se sintiese tan desdichado. Salió de la cama y arrastraba un poco los pies porque los sentía un poco pesados.

Bajó las escalera e iba rumbo al salón cuando vio a Shane que salía de la cocina.

—Creí que te habías ido —dijo Nicky sorprendido de verlo todavía ahí.

—No te iba a dejar solo —dijo acercándose a él— ¿Qué clase de amigo sería?

Nicky no dijo nada, se dio media vuelta entrando al salón y dejándose caer en un sillón.

—Preparé un poco de sopa. ¿Te apetece comer un poco?

—No gracias, no tengo hambre —dijo, estaba acostado y con los ojos cerrados.

—Oh, vamos Nick, no has comido nada en todo el día, te hará bien. —Dijo Shane jalándolo del brazo.

—mmmm...no me quiero levantar... —replicó Nicky.

—Te vas a enfermar si sigues sin comer.

—Mejor, a ver si así muero de una vez. —dijo con amargura.

—No digas eso ni de broma —dijo ligeramente irritado, alejandose de él por unos centimetros -No puedes pensar de esa manera.

—No lo entiendes, Georgina me dejó, ya no tengo nada por qué vivir...

—¡Cállate! —le reclamó Shane con algo de enojo— ¡No vuelvas a decir eso! No voy a dejar que te hundas de esa manera, ¿me entendiste?

—¿Y a tí qué te importa lo que me pase? —dijo Nicky levantándose del sillón para enfrentar a Shane— No tienes ni idea de como me siento, para mí ya no tiene sentido nada, Georgina era todo para mí, mi mundo y sin ella estoy perdido, no sé qué hacer ni a donde ir, entonces no me digas que no piense así porque no te han traicionado. No te necesito, por mí puedes irte a tu casa, con tu familia perfecta a vivir tu perfecta vida y a mí déjame en paz a vivir mi dolor como mejor me parezca.

Se quedaron en silencio un momento hasta que Shane habló:

—Tienes razón, no lo sé, pero tú tampoco sabes lo que yo siento cuando escucho a mi mejor amigo hablar de morir. Desearía que nunca hubieras pasado por esto porque no te lo mereces, Georgina algún día se dará cuenta de lo que dejó ir y para entonces, espero, sea demasiado tarde porque tú no te mereces estar con una persona tan egoísta y traicionera como ella y perdóname si te molesta lo que te digo, pero es lo que pienso. Ahora, quiero que vayas al comedor y te sientes que ya te sirvo la sopa.

Se dio media vuelta en dirección a la cocina, Nicky lo vio alejarse e hizo lo que el moreno le había ordenado.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:53 pm

Capitulo 3

Cenaron en silencio.
Era evidente que Nicky no había probado nada en días ya que se comió dos platos de sopa. Al terminar ayudó a Shane a levantar la mesa y a lavar los platos, Shane lavaba y Nicky los secaba.

—¿Quieres café? —preguntó Shane volviendose a Nicky mientras se secaba las manos con un trapo.

Nicky asintió.

—Gracias por la cena —le agradeció Nicky— Ignoraba cuanta hambre tenía.

—Solo fue sopa, hubiera querido prepararte algo más nutritivo, pero, mis habilidades en la cocina son muy limitados, lo siento.

Nicky sonrió.

—Estaba deliciosa.

A Shane le agradó ver la sonrisa nuevamente en la cara de su amigo y eso le hizo sentirse muy bien. Sonrió al rubio y ambos se quedaron mirándose un momento. En ese punto Nicky no sabía qué habría hecho sin el apoyo y cariño de su amigo. Shane por su parte se sentía afortunado de que Nicky le permitira estar con él en estos momentos.

Nicky fue el primero en romper el contacto visual con Shane y se dio media vuelta, abrió una de las alacenas, sacó dos tazas y las puso en la encimera.

—Hablé con Gillian —dijo Shane de repente— Le dije que esta noche me quedaría contigo. Espero no te moleste.

Nicky sonrió para sus adentros, secretamente le agradaba saber que Shane se quedaría con él.

—Claro que no, ya sabes que el cuarto de invitados lleva tu nombre.

Shane se volvió y sonrió a Nicky.

El rubio se sentó a obsevar cómo Shane llenaba la tetera de agua y la ponía en el fuego, después el moreno se sentó frente a él a esperar a que el agua hirviera.

—Perdóname —dijo Nicky de repente— Por todo lo que te dije antes, no quise decir nada de eso, agradezco que seas mi amigo y estés aquí aguantando mi mal humor... no es verdad que quiera morir. —dijo bajando la mirada.

—Se que no. Pero debo confesar que me asustó un poco oírte decir eso... por un momento pensé que lo decías en serio. Es extraño escucharte hablar de muerte, tú que siempre eres tan alegre.

—Ya no soy así; la traición de Georgina me dolió demasiado, nunca esperé que me hiciera algo como eso. Tienes razón al decir que no merezco a alguien como ella, pero no sé qué hacer para sacarla de mi corazón... la amo.

Más que molestarlo, a Shane le dolió que Nicky dijera eso.

—Ella no merece tu amor —soltó Shane molesto sin poderlo evitar.

Nicky lo miró un momento.

—Ojalá pudiera tomar una pastilla que me hiciera dejar de sentir esto —dijo Nicky— Tengo miedo de no poder seguir adelante sin ella... y si nunca logro olvidarla?

—Lo harás —dijo Shane con determinación— Yo te voy a ayudar. No sé cómo pero no voy a dejar que te hundas por culpa de esa mujer.

Nicky alargó su mano y la colocó en la de Shane.

—Gracias por estar conmigo. Bien podrías estar tranquilo en tu casa con tu familia y no aquí escuchando mis quejas de marido abandonado.

Shane sintió un escalofrío correr por su cuerpo al sentir el contacto de la mano de su amigo en la suya.

—Tú harías lo mismo por mí —replicó Shane colocando su otra mano encima de la de Nicky.— Sabes que eres mi mejor amigo y te quiero.

—Yo también te quiero —dijo Nicky mirándolo.

Siguió un silencio.
Se miraron fijamente un momento. Shane no dejaba de acariciar lentamente la mano de Nicky con su dedo pulgar. Por su parte Nicky, encontró agradable la caricia de Shane. Ni uno de los dos se dio cuenta de que estaban sonriendo. Tampoco se dieron cuenta de que sus rostros estaban cerca del otro, un solo movimiento y...
De repente el sonido de la tetera retumbó en la habitación, haciéndolos saltar y rompiendo el contacto visual.

De mala gana Shane soltó sus manos de las de Nicky y se levantó a preparar los dos cafés.
El rubio sintió una especie de abandono cuando su amigo soltó su mano.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:56 pm

Capitulo 4

Estaban sentados en el salón tomando su café en completo silencio.
Shane observaba a Nicky que estaba absorto mirando a la nada, sabía en qué pensaba o mejor dicho, en quién, pero aún así preguntó:

—Un euro por tus pensamientos.

Nicky volvió la cabeza enfrentándose a la intensa mirada de Shane.

—Por desgracia, ni siquera valen eso —dijo, sin aliento.

—¿De verdad? —preguntó sintiendo cierto alivio.

—En estos momentos siento que nada de lo que piense, diga o haga valen la pena, ni siquera yo.

—Eso no es verdad. Eres un hombre con muchas cualidades, honesto, buen hijo, buen amigo, sincero. No conozco a nadie que no disfrute de tu compañía.

—Yo sí. —dijo con amargura.

Shane se molestó sabiendo a quién se refería, bueno, por lo menos ya no mencionaba su nombre.

—No vale la pena que pienses en ella.

Nicky no dijo nada, volvió la mirada a su café y tomó un sorbo de el. Permanecieron callados un momento.

—¿De verdad piensas eso de mi? —preguntó Nicky, poniendo fin al silencio, y Shane alzó la vista hacia él.

—No tengo por qué mentir, eres siempre el centro de atención, a donde vamos, atraes a las mujeres... y a hombres también, aunque no te des cuenta. —y luego agregó:— ¿por qué crees que soy tu amigo? —bromeó.

Nicky solo sonrió y movió la cabeza.

—Estás loco, ¿lo sabías?

—Asumo que te parece difícil de creer.

—¿Que estás loco? No, eso ya lo sabía.

Shane rió.

—No, menso. Que eres una buena persona.

Nicky se encogió los hombros.

—Como te dije, no creo en nada en lo que respecta a mí en estos momentos.

Shane se movió y se acercó más a dónde estaba Nicky poniendo una mano en su hombro.

—Pues lo eres. Y quiero que siempre lo recuerdes, porque sin importar qué, aquí voy a estar contigo, siempre apoyándote y recordándote lo buena persona y amigo que eres.

Nicky puso su mano en su hombro, encima de la de Shane y lo miró a los ojos.

—Jamás he dudado de ti, Shane. Si algo de lo que en estos momentos estoy seguro, es de tu amistad. Creo que eres la única persona de la que jamás dudaría, es más, un día Georgina me dijo...

Nicky se calló de repente como si hubiera dicho algo fuera de lugar y tomando su taza de café se levantó del sofá en donde estaba y se dirigió a la cocina.

Shane lo vio alejarse y decidió seguirlo. Al entrar lo vió de espaldas a él apoyado en el fregadero con la cabeza baja.
Shane se acercó en silencio y fue entonces que se dio cuenta de que estaba sollozando.

—Hey, Nick —dijo volviéndolo hacia él.

Nicky se abrazó a Shane escondiendo su cara en su cuello. Shane se estremeció al sentir los labios del rubio en su piel. Cerró los ojos y lo abrazó más fuerte.
Sus manos acariciaban su esplada moviéndolas de arriba abajo, parece que esto lo reconfortó porque el rubio dejó de sollozar, pero no se alejó de su abrazo.

—¿Cuándo va a terminar? —preguntó Nicky más para si mismo que para Shane después de unos instantes.

Pero Shane no respondió, solo lo abrazó más fuerte. En el fondo él también se preguntaba lo mismo: "¿Hasta cuando Nicky se olvidaría de ella?"

—Ven, vamos a la sala —dijo Shane depués de un momento. Nicky se dejó conducir al salón.

Shane todavía todavía tenía un brazo sobre el hombro de su amigo y así entraron a la enorme habitación y lo sentó junto a él en un sillón, Nicky se envolvió más en los brazos del moreno, apoyando su cara en su pecho.
Se sentía tan bien, aspiró el aroma de Shane y sin darse cuenta puso su mano en el pecho masculino acariciándolo por encima de la camisa. Shane por su parte, hundió sus dedos en la cabellera del rubio, acariciándolo con suavidad.

—Me gusta estar así —susurró Nicky.

—A mí también —dijo Shane.

Se quedaron en silencio una vez más.
Instantes después, Shane sintió los dedos de Nicky introducirse dentro de su camisa acariciando el vello de su pecho, por extraño que parezca, Shane estaba encontrando esta pequeña acción muy estimulante así que colocó un pequeño beso en la cabeza rubia de su amigo.
Nicky alzó la cara hacia Shane, sus rostros quedaron muy cerca, Shane ahuecó el rostro de Nicky con su mano, acariciando su mejilla, vio que Nicky cerró los ojos y apoyó su cara a su tacto, Shane se inclinó hacia adelante y besó su frente, después besó sus ojos, yendo un poco más abajo besó la punta de su nariz, en ese momento Nicky abrió los ojos y lo miró fijamente.
Shane se perdió en esa mirada azul, fue entonces que se dio cuenta de lo que estaba haciendo, soltó a Nicky, y aclarándose la garganta dijo:

—Será mejor que vayamos a dormir. Es tarde.

Se paró del sillón y salió de la habitación, sin darse cuenta de la mirada triste que había en la cara de Nicky.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:57 pm

Capitulo 5

Su corazón le golpeteaba en el pecho como si fuera a estallar cuando llegó a su habitación. Sus emociones eran un confuso tumulto, y sus sensaciones se hallaban inaguantablemente alborotadas. Se arrojó a la cama. Odiaba la locura que había estado a punto de hacer. Le resultaba increíblemente extraño lo cerca que había estado de besar a Nicky. Cerró los ojos evocando las exquisitas sensaciones que experimentó al tenerlo en sus brazos, pasar sus dedos por su pelo, acariciar su cara, besar sus ojos y nariz, su mente había dejado de funcionar. El deseo se había apoderado de él.
De repente abrió los ojos y soltó un gemido.
¡Lo deseaba! Deseaba a Nicky.
Pero, ¿En qué momento pasó? Shane no se explicaba como de un momento a otro se sentía atraído por su mejor amigo. Era absurdo, jamás se había sentido atraído por un hombre, y mucho menos por Nicky.
Si, Nicky era un hombre atractivo, no tenía miedo en reconocerlo, también era muy agradable, la pasaba bien con él, pero de eso a querer besarlo...
Shane sintió asco de sí mismo por pensar en esas cosas. Nicky estaba pasando por un situación dolorosa; no necesitaba esto.
Era un locura,pero en aquel momento lo único que quería hacer era ir con Nicky y besarlo.

-----------

Mientras tanto en el salón, Nicky todavía estaba sentado en el mismo sillón donde Shane lo había dejado. tenía lágrimas en los ojos. Necesitaba llorar y... golpear algo... se sentía profundamente humillado por la manera en que Shane había robado su sentido común y no tenía ni idea de lo que podía hacer.
Odiaba a Shane por hacerle sentir aquellas sensaciones, cuando... cuando debió haber sido Georgina la que provocara todo eso en él, pensó alocadamente. Era ella la que debía estar allí con él, en su habitación, en su cama, en vez de hallarse quién sabe donde.

Intentaba convencerse de que no había sentido nada al estar en sus brazos y mucho menos desear sentir sus labios en los suyos, pero no pudo.
Se sintió desairado y olvidado cuando Shane se alejó de él. Se cubrió el rostro con las manos, tenía la esperanza de que el moreno volviera y terminara lo que había empezado.
Tardó mucho tiempo en levantarse del sillón para ir a su habitación.

Al pasar por la puerta de Shane, se detuvo un momento; vio que había luz debajo de la puerta. Puso la palma de su mano en la puerta, como si de alguna manera pudiera acariciarlo a través de la madera oscura y apoyó la frente en ella.

Para mayor desconsuelo, descubrió que no podía pensar en otra cosa que no fuera Shane. Aún le parecía sentir la presión del cuerpo del otro hombre contra el suyo, su olor, sus dedos acariciando sus cabellos, sus labios tocando su piel...
Quería probar sus labios, si tan solo se atreviera a llamar a la puerta... sintió que lo invadía la desesperación. Permaneció inmóvil escuchando los vagos ruidos que llegaban de la habitación.

Dentro del cuarto, Shane caminaba de un lado a otro como león enjaulado, pensando... Irremediablemente tenía que hablar con Nicky sobre esto, no podía pretender que no había pasado nada.
Tenía que hacerlo esta misma noche, no podía darse el lujo de esperar hasta el día siguiente porque existía el riesgo de acobardarse.
Decidido, caminó hacia la puerta, al abrirla, se encontró frente a frente con Nicky quien tenía la mano alzada, en señal de estar a punto de llamar a la puerta, y el cual se asustó al verlo.
Ambos se miraron fijamente con el corazón latiéndoles violentamente.

—Nicky... —murmuró Shane sin respiración.

—Estaba a punto de llamar... —dijo Nicky— ¿A dónde ibas?

De repente Shane olvidó todas las cosas que teníaplaneadas decirle y solo atinó a decir:

—Iba a... desearte buenas noches —mintió.

Se produjo un momento de silencio.
A Nicky le exasperó pensar que Shane podía haberle dicho que iba a buscarlo para besarlo. Con el corazón herido, se dio cuenta de que por un momento había albergado la esperanza de que el moreno le declarara su amor.
¡AMOR!
¡Qué tonterías estaba pensando!

—Buenas noches —dijo Nicky muy serio.

Se giró sintiendo que nuevas lágrimas invadían sus ojos.
Shane miró como el rubio se alejaba por el pasillo. En lugar de sentir alivio de que Nicky no le reclamara o en el peor de los casos, que lo golpeara por intentar besarlo, experimentó un dolor intenso en su interior.

¿Por qué no lo dijo que lo siente? ¿Por qué no simplemente lo besó? ¿Y si fuera tras él? ¿Y si...?
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 25 Mayo 2016, 12:57 pm

Capitulo 6

Sin dudarlo, Shane fue tras Nicky, cuando el rubio estaba a punto de abrir su puerta, sintió una mano en su brazo que lo volvía y se encontró con la mirada de Shane.

—Shane... —murmuró Nicky.

—Lo siento —dijo Shane al ver lágrimas en los ojos de Nicky— Pero yo... yo... —balbuceaba y solamente lo abrazó.

Sintió a Nicky rendirse en sus brazos y lo abrazó con más fuerza.

—Lo siento, no quise lastimarte. —se disculpó y sin dejar de abrazar al rubio continuó diciendo:— Hace un rato, en el salón, yo... quería besarte. Y hace un momento, en mi habitación, yo, iba a buscarte para hablar de ello, pero cuando te vi allí de pie, solo podía pensar en cuanto me gustaría besarte, pero una vez más me acobardé y Nick, no sé qué me está pasando contigo, me siento un maldito idiota por pensar en besarte cuando la estás pasando tan mal y lo menos que necesitas es que yo esté acosándote de esta manera cuando lo que debería hacer es apoyarte como el amigo que soy, el amigo que necesitas. Pero no puedo evitarlo, estoy sintiendo... cosas, cosas que no puedo explicarme, cosas que jamás había sentido por tí... por nadie.

Nicky seguía sin decir nada. Entonces Shane se alejó de su abrazo y limpió una de sus lágrimas con sus dedos.

—Entenderé si me pides que... —empezó Shane pero Nicky no lo dejó terminar.
 
—No quiero que te vayas. —Le suplicó Nicky— Dijiste que te quedarías esta noche. Por favor.

Shane miró sus ojos azules, comprendió que se mentía a si mismo, no quería irse, pero tampoco era bueno que se quedara.

—Si me quedo tal vez... —se calló y bajó la mirada.

—Tal vez, ¿qué? —lo animó Nicky.

Shane lo miró una vez más.

—Tal vez intente besarte otra vez. —Fue sincero.

—No te detendría —dijo Nicky con una tímida sonrisa.

—¿Qué dices...?

—Es momento de que yo también sea sincero. —Dijo Nicky mirándolo fijamente— Cuando te fuiste y me dejaste solo en el salón, me sentí rechazado.... y me dolió. Lloré de impotencia, porque, me también me hiciste sentir cosas... cosas que se supone no debería sentir, quería que volvieras a terminar lo que empezaste...quería que me besaras. Cuando pasé por tu puerta y vi luz, me quedé allí un momento, pensando y llegué a la misma conclusión que tú, así que pensé en tocar para hablar de ello, en ese momento abriste y mi corazón se aceleró nada más verte. Por un momento tuve la loca idea de que me besarías, pero... —dejó escapar un suspiro— pero me diste las buenas noches y yo... sentí ganas de llorar y por eso me alejé. Y ahora... no sé...

—Yo tampoco lo sé. Nick, jamás había tenido esta clase de pensamientos acerca de tí, no sé en qué momento surgieron o si tal vez siempre han estado allí y ahora con esta cercanía han despertado.

—Yo también me siento así.

Surgió un momento de silencio en el que ambos solo se miraron llenos de incertidumbre.

—Todavía quiero besarte —dijo Shane rompiendo el silencio.

—¿Qué estás esperando? —fue la respuesta de Nicky.

Shane miró a Nicky para ver si hablaba en serio, no vio ningún rastro de burla en sus ojos, solo un brillo extraño en ellos que jamás había visto, lentamente se acercó al rubio, puso una mano en su cintura y la otra tomó su cara acercándolo a su boca.

Sus labios rozaron los de Nicky, apenas tocándose, para después tomarlos adecuadamente, saboreando los labios de su amigo no pensó que pudieran ser tan suaves. Había abierto los labios sin darse cuenta dejando que la lengua de Nicky entrara a invadir su boca.
El rubio puso sus brazos en el cuello del moreno, Shane con sus manos en la delgada cintura de Nicky lo acercó más a él.
Mientras tanto el beso se hacía más intenso, Shane podía sentir la polla de Nicky contra la suya, descubrió que le gustaba la sensación, así que lo tomó de las caderas y lo atrajo más contra él. Nicky encontró agradable el roce de las caderas de su amigo contra las suyas, bajó sus manos hasta el trasero del moreno y lo apretó. Shane dejó escapar un gemido en la boca de Nicky.
El rubio lo tenía fuertemente sujeto por la espalda. No podía negar que eso le gustaba, le gustaba mucho. Sentía como su cuerpo reaccionaba por la cercanía de su amigo.
Se separaron de repente jadeantes en busca de aire, Shane apoyó su frente con la de Nicky. Estaban tan cerca uno de otro, sus respiraciones chocaban al estar respirando de forma aceleradamente rítmica. Los dos estaban respirando de forma agitada debido a la cercanía de sus cuerpos.

—Nicky...? —preguntó Shane intentando saber si esto había estado bien, si Nicky no se había arrepentido, pero no pudo formular ninguna de las preguntas, se perdió en los ojos de Nicky.

—Sí —dijo el rubio sabiendo perfectamente lo que su amigo deseaba saber.

Shane levantó una de sus manos para tomarlo por la nuca y acercarlo a sus labios. Lo estaba besando de nuevo. Lo estaba besando de una forma apasionada.

Nicky pasó ambos brazos por la espalda de Shane comenzando a acariciarla al tiempo en que abría los labios para dejar que la lengua de Shane fuera la que entrara esta vez en su boca y pudiera recorrerla como él lo había hecho antes. Se sentía tan bien en los brazos del moreno, lo abrazaba de forma tan posesiva, sentía que le pertenecía y era así. Desde el principio fue así. El solo le pertenecía a Shane y a nadie más.

Comenzó a bajar las manos por la espalda de Shane para comenzar a levantar la playera que traía y sentir la piel ardiendo del cuerpo del moreno. Sintió como el cuerpo de Shane tembló ligeramente cuando dejo que una de sus manos recorriera la suave piel de su espalda desnuda.

Shane comenzó a imitar sus movimientos bajando una de sus manos hasta su cintura para comenzar a levantar la playera del rubio a media espalda. Nicky se detuvo bruscamente viendo a Shane a los ojos con la respiración entrecortada.

Tomó la mano del moreno para hacerlo entrar a la habitación, pero Shane se negó a moverse.

—Shane...

—Allí no.

Era la habitación que Nicky había compartido con Georgina, Nicky al darse cuenta de ello asintió en comprensión.

—Ven —dijo el moreno llevando a Nicky al salón.

Una vez allí, tomó a Nicky de la nuca para volver a besarlo como antes lo había hecho.
Shane se separó de los labios de Nicky para comenzar a besar su cuello, mientras dejaba de acariciar su espalda para levantar su playera y dejar recorrer sus manos por el firme pecho del rubio. ¿Hace cuánto que no se sentía como ahora? ¿Que no amaba como lo estaba haciendo ahora?

Pudo escuchar como de la boca de Nicky escapaba un gemido cuando comenzó a bajar besando su pecho. Mientras una de sus manos bajaba poco a poco hasta llegar a la pretina de su pantalón introduciéndose de forma lenta dentro de él. La mano de Nicky lo detuvo. Shane levantó la vista para verlo a los ojos, había una mezcla de sentimientos en ellos. Deseo, podía verlo y algo de temor a lo que hacían.

—¿Nick? —preguntó con temor, pensando que tal vez al rubio se estaba arrepintiendo.

—No sé qué hacer, nunca he hecho esto... con un hombre – dijo Nicky viéndolo fijamente. Shane sonrió ante las palabras de su amigo. No se estaba negando, solo era la inseguridad de no saber lo que seguía. Shane lo abrazo por el cuello para besarlo y susurrar en el oído.

—Yo tampoco, ¿qué te parece si lo descubrimos juntos?
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Lun 06 Jun 2016, 6:20 pm

Capitulo 7

Shane volvió a bajar la mano hasta la pretina del pantalón de Nicky desabrochando el botón y bajando el cierre, mientras Nicky introducía su mano al pantalón del moreno topándose con el miembro ya despierto de Shane.

Shane soltó un gemido al sentir como la mano de Nicky se cerraba sobre su miembro despierto. Pero sabía que el rubio solo estaba imitando sus propios movimientos o se estaba dejando llevar por los que estaba sintiendo. Comenzó a bajar por el pecho de su amigo haciendo que sacara su mano del pantalón, llegó hasta uno de sus pezones y comenzó a chuparlo haciendo que Nicky soltara un gemido más fuerte que el primero. Sentía el miembro despierto de Nicky bajo su propio cuerpo. Sentía como el calor estaba quemándole por dentro. Como el deseo le embriagaba.

Shane lo acostó sobre el sofá y le dio pequeños besos a lo largo de su cuello mientras sus manos bajaban por su pecho.

Nicky abrió con sorpresa los ojos al sentir como las manos de Shane se cerraban sobre su miembro despierto. Estaba disfrutando mucho lo que el moreno hacía, pero esto era diferente, aún más placentero que los besos y las caricias sobre sus labios o su cuerpo. Por más increíble que le pareciera, esto no le causaba ningún tipo de repugnancia, por el contrario, lo disrutaba. Escuchó como un gemido de placer sonoro escapaba de su garganta de forma inconsciente. Esto era mucho más placentero lo que se había imaginado.

—Shane... —alcanzó a gemir su nombre.

Shane escuchó su nombre en los labios de Nicky dicho de forma tan sensual en su voz ronca, se sentía explotar por dentro. Lo amaba, amaba a este hombre tanto que lo quería dentro de él.

—Nick —Dijo Shane en un jadeo dejando por un momento el miembro del rubio.

El timbre de la puerta comenzó a sonar de forma insistente haciendo que ambos se detuvieran de forma brusca. La voz de Gillian comenzó a sonar al mismo tiempo que el timbre. Sonaba desesperada y gritaba el nombre de Nicky.

—¿Gillian? —dijo Shane asombrado— ¿Qué hace aquí?

"¡¡Nicky, Shane, abran por favor!!" exclamaba angustiada Gillian golpeando la puerta.

Shane se separó de Nicky y tomó su playera para ponérsela a toda prisa, Nicky hizo lo mismo y antes de ir hacia la puerta el moreno le dijo:

—Lo siento, Nick... —dijo caminando hacia el vestíbulo para abrir.

Nicky se sentó en el sillón acomodándose la ropa. Sonrió un poco levantando su mano para tocar sus labios de nuevo. Por lo menos ahora tenía una idea más clara de lo que tenía que hacer después. Shane abrió la puerta de forma repentina mientras Gillian sollozando se abrazó a su cuerpo.

—¿Gill, qué sucede?  —dijo Shane abrazando a su esposa.

—Siento mucho venir así —dijo ella sin darse cuenta de lo sonrojado que su esposo estaba— estuve llamándote, pero el teléfono sonaba y sonaba y no contestabas. Nicky —dijo al ver aparecer al rubio detrás de Shane— Georgina... ellla.... —volvió a sollozar.

—¿Qué pasa? —Preguntó Nicky alarmado al escuchar el nombre de su esposa— ¿Qué le ha pasado a Georgina?

—Ella... ha sufrido un grave accidente y está muy grave, está en el hospital St. James. —dijo comenzado a llorar en el pecho de Shane.

—¿Georgina? —Nicky no podía creer lo que Gillian le estaba diciendo, era imposible— pero, ¿cómo pasó?, ¿cuándo? —Nicky exigía respuestas.

—Hace dos horas, en la carretera hacia Galway, estaba lloviendo eh... perdió el control del coche, se salió de la carretera y se estrelló contra un árbol. Berthie me llamó y me pidió que te lo dijera, él no se atrevió, ya sabes, por lo que Georgina te hizo, y bueno... ella... pidió verte.

Nicky estaba callado, como en shock. Aún estaba procesando lo que Gillian le había dicho.

—Creo que deberíamos ir a ver como se encuentra —dijo Gillian en voz baja, no segura de que Nicky realmente quisiera ir.

—¿Iba con él? —Preguntó Nicky sin ninguna emoción en su voz.

Shane y Gillian voltearon viendo a Nicky. Se veía tan sereno. ¿Cómo se había recuperado tan rápido? se preguntaba Shane. El aún sentía su respiración acelerada.

—Creo que si... —dijo Gillian— Mira, estás en tu derecho si no quieres ir, pero creo que deberías hacerlo, ella quiere hablar contigo, presiente que no saldrá de esta...

Shane miraba a Nicky, le gustara o no, Georgina seguía siendo su esposa y sabía que su amigo no se perdonaría si algo llegara a pasarle y él no estuviera cerca.

—Si Nick, Gillian tiene razón, vamos al hospital a ver cómo está. Solo recojo mi celular y nos vamos —Gillian solo asintió mientras Shane la condujo adentro de la casa de Nicky y la hizo sentarse en el sillón mientras él iba por sus cosas.

—Ella estará bien —dijo Gillian viendo a Nicky, el rubio solo la observó y le sonrió débilmente en respuesta.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Lun 06 Jun 2016, 6:20 pm

Capitulo 8

El camino al hospital lo hicieron en silencio. Nicky estaba preocupado por Georgina, después de todo lo que le hizo no le deseaba ningún mal, pero Shane, por su parte solo pensaba en lo que había estado a punto de hacer con él minutos antes. Ni siquiera había tenido tiempo de decirle que lo amaba. Pero ahora ya ni siquiera sabía si tendría tiempo o si acaso tendrían otra oportunidad de terminar lo que habían comenzado. También pensaba en Gillian, la quería por supuesto, es la madre de su hija, pero Nicky... Dios, Nicky era alguien muy importante, ahora lo sabía y no quería dejarlo.

Los tres entraron al hospital y fue Gllian quien se acercó a preguntar en información por su amiga. Se acercó a ellos después para decirles que ella seguía delicada en terapia intensiva.
En ese momento, Berthie se acercó a ellos. Tenía los ojos llorosos.
Nicky avanzó hacia él y lo abrazó, el señor mayor se derrumbó en los brazos de Nicky sollozando.

—No ha hecho otra cosa que llamarte, necesita verte. —Dijo Berthie.

—¿Puedo entrar a verla? —preguntó Nicky soltando a su suegro.

—Si, ella te está esperando.

Nicky miró a Shane como si le estuviera pidiendo permiso, Shane movió la cabeza en consentimiento y Nicky siguió a Berthie por el pasillo.

Nicky entró a la habitación, allí estaba ella, pálida, conectada a muchos aparatos. Nicky la observó, no se parecía en nada a la mujer hermosa de la que se había enamorado, tenía un corte profundo en su mejilla derecha, estaba llena de golpes en brazos y cara.
Él le tomó la mano con delicadeza, Georgina abrió los ojos y debilmente sonrió.

—Lo... s-sien...to —logró pronunciar Georgina.

—Shhh... no hables —dijo Nicky— Los doctores dicen que te vas a recuperar —mintió.

—No... yo sé... q-que..me queda poco...tiem-po...

—Por favor, no digas eso. —Pidió Nicky, sintió lágrimas formándose en sus ojos.—Te vas a recuperar, ya lo verás. Saldrás de aquí y volverás a hacer tu vida normal.

—P-perdí al.. be..bé —sollozó ella— No sabes... cuan-to me habría gus... gustado que f-fuera... tuyo... tú... tú habr-ías s-sido un... gran...pa-dre.

—Shhh... ya no hables —dijo Nicky soltando una lágrima, recordó que se había hecho demasiadas ilusiones con ser papá, pero Goergina había roto sus sueños de tajo al decirle que no era suyo.— Será mejor que te deje descansar...

—¡NO!... —suplicó Georgina apretando la mano de Nicky— por... favor... n-necesito que... me es- escuches...

—Georgina...

—Nicky... no quiro mo...morir...sin pe-dirte... perdón... j- jamás...debí...abando...narte... p-por favor...per-dóname!...

Georgina se estaba alterando y respiraba agitadamente.

—Gina, por favor... no hables, tienes que guardar fuerzas. Cálmate.

—No...antes, di-dime que...me..per..donas...ne-necesito..tu..perdón antes... antes de mo..rir...

—Te perdono —dijo y besó su mano.— Te perdono de corazón.

—Gr...gracias —susurró sonriendo debilmente y cerró los ojos

En ese momento un pitillo de una de las máquinas empezó a sonar fuertemente.

—¡GEORGINA!...¡GEORGINA!! —Gritó al momento que la sacudía para que reaccionara—GEORGINA!!...

Un médico y una enfermera entraron corriendo en la habitación mientras otro lo sacó de la habitación a la fuerza.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 15 Jun 2016, 10:35 pm

Capitulo 9

Nicky salió de la habitación en silencio y dejó vagar su vista para localizar a Shane. El moreno estaba recargado en la pared del pasillo. Gillian estaba junto a él tomándole el brazo. Shane al verlo se acercó a él.

—¿Qué pasó? —preguntó Shane preocupado al ver llorar a Nicky.

Nicky no pudo hablar, solo se abrazó a su amigo, éste lo abrazó con fuerza ante la mirada de Gillian. Por primera vez, la rubia sintió unos inexplicables celos hacia Nicky. Observó detenidamente a los dos hombres, se abrazaban muy estrechamente, como si no quisieran soltarse nunca. Nicky tenía sus brazos alrededor del cuello de Shane y el moreno lo abrazaba moviendo sus manos de arriba abajo por la espalda del rubio, se podía sentir una conexión muy fuerte entre ellos. Gillian no se dio cuenta de que su expresión había cambiado, tenía los puños apretados con furia, su rostro reflejaba molestia y miraba a Nicky con odio. Ellos no se dieron cuenta porque estaban en su propio mundo.

Gillian pudo ver que algo había cambiado entre ellos y decidió que no le gustaba. Sea lo fuera, tenía que alejar a Shane de Nicky.
Y de ahora en adelante no los iba a perder de vista.
Caminó unos pasos hacia ellos.

—Shane... —dijo tomando del brazo a su marido y separándolo del abrazo del rubio.

En ese momento, el médico apareció junto con la familia de Georgina.

—¿Cómo está mi hija? —preguntó Miriam con ojos llorosos.

—Afortunadamente pudimos salvarla, pero sin embargo sigue delicada, las próximas veinticuatro horas son decisivas. Les aconsejo que vayan a descansar, no lograrán nada quedándose aquí.

El médico se alejó. Shane puso una mano en el hombro del rubio.

—Vamos, ya escuchaste al médico. Será mejor que vayas a casa a descansar.

Nicky negó con la cabeza.

—Ve con él —dijo Cecelia a su cuñado— Mi hermana va a estar bien ahora que pudo verte, sé que se va a recuperar. Ve a descansar, no te preocupes por ella.

Nicky la abrazó y se despidió de todos ellos e hizo su camino hacia la salida del hospital dejando a Shane detrás.
El moreno salió detrás del rubio seguido de Gillian.

—Nicky, espera —dijo Shane deteniendo a Nicky antes de que llegara a la puerta.

—Yo… yo me… me voy a mi casa —dijo el rubio sin animarse a verlos.

—Voy contigo —dijo Shane viendo como Nicky caminaba lejos de ellos.

—No Shane, será mejor que vayas a casa, te veo luego —dijo agitando su mano y apresurándose a salir del hospital y dirigirse a la calle en busca de un taxi.

Shane vio como se alejaba, iba a seguirlo cuando sintió una mano en su brazo que lo detenía.

—Shane, cariño... déjalo! —era su esposa, pero Shane se apartó de ella de forma rápida y salió corriendo detrás del rubio.

Gillian se quedó sola recargada en una de las paredes a un costado de la puerta. Estaba sumamente enojada, Shane nunca la había ignorado de esa forma, su instinto le decía que algo pasaba entre ellos, decidió que tenía que averiguarlo.

Unas calles más adelante, Shane alcanzó a su amigo.

—¡Nicky! —lo llamó, pero Nicky lo ignoró y siguió caminando, ahora más aprisa. —¡Nicky! —volvió a llamarlo, pero no obtuvo respuesta.

Fue hasta que Shane se paró delante de él que Nicky se detuvo.

—Nick... ¿qué pasa? Déjame acompañarte a casa.

Nicky lo miró un momento: —No te preocupes por mí, ve con tu esposa, te está esperando.

—No quiero estar con ella.

—No digas tonterías Shane. —dijo Nicky empezó a caminar de nuevo. Shane una vez más lo detuvo.

—Lo digo en serio Nick, quiero estar contigo, esta noche me he dado cuenta de ello, antes de que supiéramos lo que le sucedió a Georgina; quería hacerte el amor, quería decirte que te amo...

—¡Basta Shane!, no sabes lo que dices. No puedes amarme!

—¿Por qué no? Me he dado cuenta de que he tenido estos sentimientos desde siempre, y sé que tu también lo sientes. Lo supe cuando me besaste, cuando te estremeciste en mis brazos... Nick, no podemos simplemente dejarlo.

—Sí podemos. Shane, no somos libres; tú estás casado, tienes una hija y yo... sigo casado con Georgina, ahora ella me necesita, está grave y...

—Siento lo que le pasó, pero ella te engaño, se buscó un amante y se embarazó de él, no le importó dejarte y tal vez suene cruel, pero me alegra que lo hiciera, gracias a ello estamos juntos...

—No estamos juntos! —Nicky sentía deseos de llorar— Shane, ¿no has pensado en tu esposa?. ¿Vas a dejarla para estar conmigo? ¿vas a hacerle lo mismo que Georgina me hizo a mí?... No quiero causarle a Gillian el mismo dolor y tampoco quiero destruir tu matrimonio. ¡No quiero!

Shane se quedó callado.
Nicky empezó a caminar de nuevo. Shane lo miró alejarse pensando en que el rubio tenía razón, más sin embargo, estaba seguro de sus sentimientos por su amigo y estaba dispuesto a luchar por él. No se iba a rendir tan fácilmente.

Fue detrás de Nicky y tomándolo del brazo lo hizo volver para quedar frente a frente.

—Te amo —dijo Shane y lo besó.

Nicky dejó que la lengua de Shane viajara dentro de su boca mientras le acariciaba la espalda de forma suave. La lengua de Shane en su boca le hacía estremecer y lanzaba corrientes eléctricas por toda su espina dorsal, haciéndolo temblar de pies a cabeza. Nicky subió sus brazos al cuello de Shane abrazándolo y enredando sus dedos en el cabello oscuro. Rompieron el beso cuando se hizo necesario el aire, pero Shane no lo soltó. Por el contrario, lo estrechó más fuerte contre él, Nicky correspondió al abrazo de forma instantánea.

—Nick, te amo —repitió Shane contra su oído.

Nicky buscó los labios de Shane para besarlo. Primero de forma sutil, solo uniendo sus labios a los del moreno en un beso que solo deseaba que quedara allí. Pero Shane comenzó a urgirle a abrir su boca. De forma rápida había aprendido a besar de una forma deliciosamente excitante. En cuanto la abrió, la lengua de Nicky entró para comenzar a saborear de nuevo ese sabor que le embriagaba y que tenía la capacidad de intoxicarle de tal manera que podría perder el sentido con él.

No se dieron cuenta de que a unos pasos alguien los observaba con furia y con ojos llenos de lágrimas.

—¡Malditos! jamás van a estar juntos, yo me encargaré de eso… —dijo apretando los dientes.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Miér 15 Jun 2016, 10:35 pm

Capitulo 9

Nicky salió de la habitación en silencio y dejó vagar su vista para localizar a Shane. El moreno estaba recargado en la pared del pasillo. Gillian estaba junto a él tomándole el brazo. Shane al verlo se acercó a él.

—¿Qué pasó? —preguntó Shane preocupado al ver llorar a Nicky.

Nicky no pudo hablar, solo se abrazó a su amigo, éste lo abrazó con fuerza ante la mirada de Gillian. Por primera vez, la rubia sintió unos inexplicables celos hacia Nicky. Observó detenidamente a los dos hombres, se abrazaban muy estrechamente, como si no quisieran soltarse nunca. Nicky tenía sus brazos alrededor del cuello de Shane y el moreno lo abrazaba moviendo sus manos de arriba abajo por la espalda del rubio, se podía sentir una conexión muy fuerte entre ellos. Gillian no se dio cuenta de que su expresión había cambiado, tenía los puños apretados con furia, su rostro reflejaba molestia y miraba a Nicky con odio. Ellos no se dieron cuenta porque estaban en su propio mundo.

Gillian pudo ver que algo había cambiado entre ellos y decidió que no le gustaba. Sea lo fuera, tenía que alejar a Shane de Nicky.
Y de ahora en adelante no los iba a perder de vista.
Caminó unos pasos hacia ellos.

—Shane... —dijo tomando del brazo a su marido y separándolo del abrazo del rubio.

En ese momento, el médico apareció junto con la familia de Georgina.

—¿Cómo está mi hija? —preguntó Miriam con ojos llorosos.

—Afortunadamente pudimos salvarla, pero sin embargo sigue delicada, las próximas veinticuatro horas son decisivas. Les aconsejo que vayan a descansar, no lograrán nada quedándose aquí.

El médico se alejó. Shane puso una mano en el hombro del rubio.

—Vamos, ya escuchaste al médico. Será mejor que vayas a casa a descansar.

Nicky negó con la cabeza.

—Ve con él —dijo Cecelia a su cuñado— Mi hermana va a estar bien ahora que pudo verte, sé que se va a recuperar. Ve a descansar, no te preocupes por ella.

Nicky la abrazó y se despidió de todos ellos e hizo su camino hacia la salida del hospital dejando a Shane detrás.
El moreno salió detrás del rubio seguido de Gillian.

—Nicky, espera —dijo Shane deteniendo a Nicky antes de que llegara a la puerta.

—Yo… yo me… me voy a mi casa —dijo el rubio sin animarse a verlos.

—Voy contigo —dijo Shane viendo como Nicky caminaba lejos de ellos.

—No Shane, será mejor que vayas a casa, te veo luego —dijo agitando su mano y apresurándose a salir del hospital y dirigirse a la calle en busca de un taxi.

Shane vio como se alejaba, iba a seguirlo cuando sintió una mano en su brazo que lo detenía.

—Shane, cariño... déjalo! —era su esposa, pero Shane se apartó de ella de forma rápida y salió corriendo detrás del rubio.

Gillian se quedó sola recargada en una de las paredes a un costado de la puerta. Estaba sumamente enojada, Shane nunca la había ignorado de esa forma, su instinto le decía que algo pasaba entre ellos, decidió que tenía que averiguarlo.

Unas calles más adelante, Shane alcanzó a su amigo.

—¡Nicky! —lo llamó, pero Nicky lo ignoró y siguió caminando, ahora más aprisa. —¡Nicky! —volvió a llamarlo, pero no obtuvo respuesta.

Fue hasta que Shane se paró delante de él que Nicky se detuvo.

—Nick... ¿qué pasa? Déjame acompañarte a casa.

Nicky lo miró un momento: —No te preocupes por mí, ve con tu esposa, te está esperando.

—No quiero estar con ella.

—No digas tonterías Shane. —dijo Nicky empezó a caminar de nuevo. Shane una vez más lo detuvo.

—Lo digo en serio Nick, quiero estar contigo, esta noche me he dado cuenta de ello, antes de que supiéramos lo que le sucedió a Georgina; quería hacerte el amor, quería decirte que te amo...

—¡Basta Shane!, no sabes lo que dices. No puedes amarme!

—¿Por qué no? Me he dado cuenta de que he tenido estos sentimientos desde siempre, y sé que tu también lo sientes. Lo supe cuando me besaste, cuando te estremeciste en mis brazos... Nick, no podemos simplemente dejarlo.

—Sí podemos. Shane, no somos libres; tú estás casado, tienes una hija y yo... sigo casado con Georgina, ahora ella me necesita, está grave y...

—Siento lo que le pasó, pero ella te engaño, se buscó un amante y se embarazó de él, no le importó dejarte y tal vez suene cruel, pero me alegra que lo hiciera, gracias a ello estamos juntos...

—No estamos juntos! —Nicky sentía deseos de llorar— Shane, ¿no has pensado en tu esposa?. ¿Vas a dejarla para estar conmigo? ¿vas a hacerle lo mismo que Georgina me hizo a mí?... No quiero causarle a Gillian el mismo dolor y tampoco quiero destruir tu matrimonio. ¡No quiero!

Shane se quedó callado.
Nicky empezó a caminar de nuevo. Shane lo miró alejarse pensando en que el rubio tenía razón, más sin embargo, estaba seguro de sus sentimientos por su amigo y estaba dispuesto a luchar por él. No se iba a rendir tan fácilmente.

Fue detrás de Nicky y tomándolo del brazo lo hizo volver para quedar frente a frente.

—Te amo —dijo Shane y lo besó.

Nicky dejó que la lengua de Shane viajara dentro de su boca mientras le acariciaba la espalda de forma suave. La lengua de Shane en su boca le hacía estremecer y lanzaba corrientes eléctricas por toda su espina dorsal, haciéndolo temblar de pies a cabeza. Nicky subió sus brazos al cuello de Shane abrazándolo y enredando sus dedos en el cabello oscuro. Rompieron el beso cuando se hizo necesario el aire, pero Shane no lo soltó. Por el contrario, lo estrechó más fuerte contre él, Nicky correspondió al abrazo de forma instantánea.

—Nick, te amo —repitió Shane contra su oído.

Nicky buscó los labios de Shane para besarlo. Primero de forma sutil, solo uniendo sus labios a los del moreno en un beso que solo deseaba que quedara allí. Pero Shane comenzó a urgirle a abrir su boca. De forma rápida había aprendido a besar de una forma deliciosamente excitante. En cuanto la abrió, la lengua de Nicky entró para comenzar a saborear de nuevo ese sabor que le embriagaba y que tenía la capacidad de intoxicarle de tal manera que podría perder el sentido con él.

No se dieron cuenta de que a unos pasos alguien los observaba con furia y con ojos llenos de lágrimas.

—¡Malditos! jamás van a estar juntos, yo me encargaré de eso… —dijo apretando los dientes.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   Vie 08 Jul 2016, 6:21 pm

Capitulo 10


Nicky bajó los brazos que estaban alrededor del cuello de Shane y puso un leve beso en sus labios.

—Buenas noches, Shane —susurró Nicky besando al moreno en la frente— Es hora de que me vaya a casa.

—No — la palabra sonó suave y ronca — No se te ocurra —Shane apretó más a Nicky contra su cuerpo. No permitiría que su amigo se fuera. Lo besó de nuevo, obligando a sí mismo ir suave, lento.

—Shane, no podemos... no debemos...hacer nada, ¿entiendes? —dijo Nicky levantando la cabeza con los ojos entreabiertos por el deseo que llenaba su cuerpo.

Seguían de pie en la acera, había poco tránsito así como personas en la calle. Nicky miró al otro hombre, hasta ahora no había podido quitar de su mente la atracción recién descubierta por Shane.

Quería apartarse, pero no podía. La mirada en los ojos de Shane lo mantenía en el lugar, reclamando una sinceridad que él no quería darle.

—No niegues lo evidente —susurró el moreno apoyando su frente con la del rubio— Como si no supiéramos que nos deseamos. A mí me duele, y me parece que a tí también. Afróntalo.

Nicky peleaba una batalla perdida entre su moral desmoronándose y el deseo por Shane. No se había olvidado de Gillian, sabía que no era correcto esto que estaban haciendo pero, ya no se sentía capaz de admitir que ya no se estaba seguro de seguir negándose ante ese hombre.

Deseaba sentir las manos de él en su cuerpo, acariciándolo.

—Se supone que no debería ser así —dijo Nicky en voz baja.

—¿Cómo se supone que debería ser?—preguntó Shane.

Nicky se soltó de sus brazos y comenzó a caminar, seguido por Shane. Se detuvo junto a una banca y respiró profundamente.

Shane se detuvo detrás de Nicky y deslizó sus brazos por la delgada cintura de su amigo. Entendía que no era fácil para Nicky aceptar lo que le estaba proponiendo, pero quería que lo que ambos sintieran se mostrara abiertamente.

—Quiero estar contigo esta noche, quiero hacerte el amor — dijo Shane apretándolo apoyando su barbilla en el hombre de Nicky.

—No sabes lo que estás pidiendo —Nicky sacudió la cabeza.

Shane hizo girar a Nicky hacia él asiéndolo por los hombros.

—Lo sé. Créeme, lo sé —dijo él.

Nicky sintió los brazos que se pasaban por su espalda para cerrarse sobre su pecho y como unos labios tibios se posaban sobre su mejilla.

—Comparte conmigo el presente, Nick —le indicó Shane con suavidad.

Las palabras de Shane no eran una súplica, más bien eran una orden para que él fuera valiente y se dejara llevar.

Nicky miró a su amigo, había una luz especial en esos ojos verdes que lo miraban anhelantes. Una mirada llena de algo que no comprendía pero que le gustaría conocer. Sintió como su corazón se agitaba al sentir como las manos de Shane comenzaban a subir por su espalda y por debajo de las ropas tocando su blanca piel de forma lenta y sensual.

Shane amó la sensación que la tersa y suave piel de Nicky le trasmitía. Era tan suave como la más fina de las sedas. Los labios de Shane se deslizaron por el cuello de su amigo haciendo que Nicky soltara un ligero murmullo en forma de gemido al sentirlos.

—Tú ganas —susurró Nicky, ofreciéndole sus labios.

Ladeando la cabeza, Shane cubrió sus labios en un beso breve, pero posesivo, que lo dejó sin aliento. Nicky gimió, sintiendo que su control se le escpaaba por completo. Aturdido por desearlo con tanta vehemencia, se arqueó contra él.

—Shane... —murmuró el rubio en los labios de Shane.

—Ahora no, Nick —susurró Shane dándole pequeños besos por el cuello.

—No voy a decir no, pero, creo que deberíamos ir a casa, estamos en medio de la calle...

Shane levantó la cabeza y sonrió.

—Eres tan hermoso que haces que olvide todo y a todos a nuestro alrededor —dijo Shane en un tono suave.

Tomó a Nicky de la mano y caminaron juntos en busca de un taxi.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]   

Volver arriba Ir abajo
 
Eres la persona correcta en el momento equivocado[+18]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Eres una persona muy tierna
» El Día de Fingir que Eres un Viajero del Tiempo!
» Tu eres mi religión
» El camino eres tú
» Ahora es el momento-Tom Spanbauer

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Papelera-
Cambiar a: