ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 10 Jul 2014, 6:16 pm


Nombre: Dantasías Prohibídas
Autor: Gina Caimi
Artista ó personaje: Nicky Byrne
Adaptación: Si
Género:Romance/Drama
Sinopsis:
En Italia, donde se estaba rodando una romántica tragedia medieval, Ava Kendall descubrió el significado del amor. El productor Nicholas Byrne le había pedido que fuera la estrella de le película y también su esposa.
Ava aceptó ambas cosas porque su padre se lo pidió.
Por otra parte,la actitud de Nicky era fría y calculadora, y ella pensó que con él estaba a salvo del dolor que el amor, tarde o temprano, produce en el corazón.
Más adelante, Nicky demostraría a Ava que el suyo era un amor para toda la vida.


Última edición por mariposa el Miér 06 Ago 2014, 5:06 pm, editado 6 veces
Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 10 Jul 2014, 6:18 pm

Fantasías Prohibidas


Capitulo 1

La fachada del castillo brillaba con un fantasmal tono blanquecino a la luz de la luna, sus altas torres perforaban el cielo lleno de estrellas. El sonido del mar Adriático siguió el ascenso del lujoso automóvil porla empinada ladera.
Ava se sintió como si estuviera entrando en un mundo de fantasía. El castillo de Gradera, le parecía tan irreal como un cuento de hadas. Tan irreal como el saber queiba a casarse en él con un hombre al que apenas conocía.

-¡No, decididamente no! -las palabras de Nicky interrumpieron los pensamientos de Ava.

La suya no era una voz de actor, era ronca, y, sin embargo, sonaba extrañamente melodiosa.

-¡No quiero fotógrafos! -continuó diciendo por el celular- Sólo estarán los periodistas a los que se ha enviado invitación. Nadie más podrá entrar. No puedo permitir que esta boda se convierta en un circo de tres pistas. ¿Ha llegado ya el resto de los artistas y de los técnicos? -escuchó con atención.

Mientras él escuchaba, Ava se dedicó a estudiar a su futuro esposo con los ojos entrenados de una buena actriz.
Estaba decidida a ser tan fría respecto a la situación como él. No debía hacer caso de la ansiedad que la invadía. Se obligó a sí misma a pensar en él como en un actor con el que iba a ensayar una escena de amor.
Ava se movió con incomodidad, ella nunca habíapensado en Nicky Byrne como hombre; era más bien una leyenda en el mundo del espectácuo. Antes incluso de que hubiera hecho una prueba para él... ¿hacía relamente apenas un mes de eso?... le temía.
Una vez que consiguió que le diera el papel principal femenino de su película, basada en la trágica historia de Paolo y Francesca, su relación había sido estrictamente profesional. Ella se había sentido atontada cuando Nicky le había pedido que se casara con él... no, no se lo había pedido, se lo había ordenado.

-Quiero que te cases conmigo -dijo de forma franca y directa.

Cuando ella le dijo que noera posible,porque no sentía nada por él, se había reído. En ese momento su reacción le pareció muy extraña, ahora la entendía. Nicky Byrne siempre obtenía lo que quería. Y, por alguna razón, la quería a ella. Y esta noche,por fin conseguiría su objetivo.
El nudo que se había formado en el estómago de Ava casi no la dejaba respirar. Se volvió a mirar, sin ver, por la ventana. Nicky colgó en esos momentos el teléfono.

-Siento haberme entretenido en el teléfono tanto tiempo -dijo con un tono de disculpa muy extraño en él- Espero que no te importe.

-No, no me importa -contestó ella con indiferencia.

A Nicky no lo engañó la aparente indiferencia de Ava. Aunque exteriormente estaba muy tranquila, sus dedos daban vuelta de forma inconsciente al anillo de compromiso que él le había dado, como si fuera una atadura de la que estuviera tratando de liberarse.
Algo se retorció en el interior de él, también. ¿Se arrepentiría de haber accedido a casarse con él? Tal vez el anillo no le había gustado. Tal vez habría preferido el convencional anillo de brillantes, en vez de una esmeralda.
El se había cautivado por la esmeralda, sólo con verla. Su color le recordaba el extraordinario verde de sus ojos. Cuando reflejaba la luz, brillaba como los ojos de ella cuando reía, aunque lo hacía muy pocas veces.
Solo en el ecsenario su intensa timidez desaparecía y todo su ser se llenaba de vida, se volvía vibrante y sensual, y se metía por completo en el personaje que representaba. Siempre se había preguntado si ella se entregaría de esa forma total cuando hacía el amor. Desde la primera vez quela vio actuar, había deseado averiguarlo.
El nunca había deseado a una mujer tanto comola deseaba a ella.
No se hacía ilusiones respecto a la razón porla que finalmente había aceptado casarse con él, no lo amaba. Sin embargo, se juró a si mismo que conseguiría su amor. Siempre conseguía lo que deseaba.

-La razón por la que he estado hablando por teléfono tanto tiempo -añadió Nicky- ha sido para asegurarme de que todo saldrá bien. Quiero que nuestra boda sea perfecta.

-Comprendo -murmuró Ava. Ella sabía que la boda era para él simplemente otra producción Byrne -Nuestra boda será la mejor publicidad para la película.

-¿La película?

-Paolo y Francesca -dijo ella, sorprendida al tener que recordárselo; la vida de ambos, durante el último mes, había girado en torno a la película- El filmar una película basada en la leyenda de Paolo y Francesca, en el castillo donde ellos vivieron y murieron realmente, debe interesar mucho a la prensa. ¿No es por eso por lo que has querido celebrar la boda en él también?

-La película no tiene nada que ver... -Nicky se detuvo para no hacer el papel de tonto.

Creía que se había dado cuenta de que deseaba ofrecerle una boda que una princesa envidiaría y hacer de su primer día juntos, como marido y mujer, algo inolvidable.

-No comprendo -dijo ella- ¿Por qué, entonces?

Una sonrisa sarcástica curvó la boca de él.

-Pensé que te gustaría casarte en un castillo. Deberías haberme dicho que preferías una ceremonia privada.

"Deberías habérmelo preguntado", estuvo a punto de decir Ava, pero no lo hizo.

-No, así está bien.

Se volvió de nuevo a mirar por la ventana. Si hubieran estado enamorados, ella habria preferido una ceremonia privada,por supuesto,pero, dadas las circunstancias reales, se alegraba de que fuera a haber mucha gente presente,porque eso le haría más fácil participar en aquella farsa en la que necesitaría toda su habilidad de actriz.
Una ola de tristeza la invadió. Nunca hubiera imaginado que el dia de su boda fuera así.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 11 Jul 2014, 11:24 am

Capitulo 2

Nicky se sentía tan fascinado con Ava, como ella se sentía con el castillo. Lo invadió un envidioso anhelo. Quería que ella lo mirara a él así, con la anticipación brillando en sus ojos verdes e iluminando su cara. Ella era diferente a todas las mujeres que había conocido, despertaba en él sentimientos que no había despertado ninguna otra mujer.
No soportó la idea de que ella no compartiera sus emociones con él.

-Es extraordinario, ¿verdad? -se aventuró a decir Nicky, señalando hacia el castillo con la cabeza.

-Sí que lo es -contestó ella, volviendose hacia él- A pesar de todas las investigaciones que hemos hecho sobre la Italia medieval, no estaba preparada para esto -la sonrisa que le dirigió hizo que su pulso se acelerara- Es como un mundo de fantasía.

De pronto, Nicky vio que Ava era más feliz cuando representaba que cuando vivía en la realidad. ¿Qué podía haberle ocurrido en sus cortos veinticinco años de vida para hacer que el mundo real le pareciera tan insatisfactorio?

-Me pregunto cuáles serían los sentimientos de Francesca -continuó diciendo ella-, cuando recorrió este mismo camino con Paolo, sin saber que él se había casado con ella en representación de su hermano -se escapó un suspiro d esu boca- ¿Qué sueños debió tener sobre su noche de bodas... sobre la vida que ella pensaba que iba a compartir con el hombre al que realmente amaba?

Ava se tragó el nudo que se le había formado en la garganta. Las lágrimas asomaron a sus ojos. La vida solía darle a uno amargas sorpresas, pensó, y los hombres seguían traicionando a las mujeres que los amaban.
Con actitud resuelta, desechó sus pensamientos sobre Derek.

-¡Mira! -se inclinó hacia Nicky, señalando la ventana del lado de él- ¡Ahí están el pozo y el puente levadizo!

El percibió el perfume que ella llevaba.

-¿Por qué nos paramos? -preguntó al darse cuenta de que el automóvil se detenía.

-Tenemos que hacer el resto del recorrido a pie.

Debido a su ansiedad por acercarse al castillo, Ava salió del coche antes de que el chofer pudiera abrirle la puerta. Con impaciencia apenas disimulada, esperó a que Nicky se reuniera con ella.
Nicky admiró el impulsivo entusiasmo de Ava. Deseó que estuviera asi de impaciente para que empezara la boda.

-Un momento, Ava.

Tuvo que tomarla de la mano para detenerla.
Ava lanzó una exclamación ahogada. Nicky no pudo negar la desilusión cuando se dio cuenta de que Ava se ponía rígida al sentir su contacto. Vio cómo desaparecía el entusiasmo de su expresión e, impotente, observó cómo se refugiaba tras su fachada de timidez. Soltó su mano con tanta rapidez como la había tomado y se volvió al chofer.

-Marco, no vamos a necesitarte hasta dentro de varias horas -logró decir con tono formal- Cuando hayas estacionado el automóvil, nos gustaría que nos acompañaras en la recepción. ¿Te parece bien?

El chofer no pudo contestar por un momento. Estaba tan sorprendido porla invitación de Nicky como Ava. El tono de Nicky, aunque tan autoritario como siempre, no tenía el más leve rastro de condescendencia.

-Gracias, señor Nicky -dijo el joven, cuando se recobró de la sorpresa- Pero... -con un expresivo gesto de la mano señaló su uniforme- No estoy vestido de forma adecuada para la ocasión.

-Así estás muy bien -contetsó Nicky- Desde luego, si no quieres ir, entonces...

-No, no señor, me siento muy honrado -le aseguró Marco con rapidez. Dirigió a Ava una franca mirada de admiración- Y permítame decirle que es usted un hombre tan afortunado como generoso -se quitó la gorra y se inclinó ante Ava -Señorita Kendall... le deseo lo mejor en el día de su boda.

-Gracias, Marco.

-Los veré más tarde, entonces.

Marco inclino la cabeza de nuevo, se puso la gorra y se metió en el automóvil.

-Ha sido todo un detalle de tu parte haberlo invitado -dijo Ava a Nicky mientras recorrían la corta distancia que había hasta el puente levadizo.

-No tiene importancia -él descartó su generosidad con un leve encogimiento de hombros- Marco será nuestro chofer mientras estemos filmando aquí y... bueno, cuando se rueda una película, sobre todo en exteriores, todos terminan siendo como una gran familia.

Ella se preguntó por qué le estaba dando explicaciones. parecía averginzado de su generoso gesto. Nunca lo hubiera esperado de él. Era un hombre mucho más complejo de lo que ella pensaba. Eso la molestó. Una de las razones por las que finalmente había aceptado casarse con él era que pensaba que sabía qué tipo exacto de hombre era y eso la hacía sentirse segura.

-Aquí están el pozo y el puente levadizo que estaba usted tan ansiosa de ver, milady -dijo Nicky.

-Pero... no hay agua.

-No,por supuesto que nola hay. El castillo no ha sido usado  como fortaleza desde hace siglos -explicó él- Ahora es un simple lugar histórico.

-Razón de más para que hubiera agua en el pozo -dijo Ava, como si se sintiera desilusionada, como si el castillo no respondiera a sus fantasías.

-Habrá mucha agua en él cuando empecemos a filmar -le prometió.

Una suave sonrisa iluminó la cara de ella. Su sonrisa desapareció de pronto, al levantar la vista, y dio un paso atrás.

-¿Qué sucede? -preguntó él- No me digas que has visto al fantasma

-¿El fantasma?

-La gente local asegura que siempre que hay luna llena, como esta noche, el espiritu inquieto de Francesca puede ser visto caminando porl as murallas almenadas.

-¿De verdad? -un frío estremecimiento recorrió el cuerpo de Ava.

Una leve sonrisa burlona levantó las comisuras dela boca de Nicky, mientras observaba a Ava.

-¿Crees en fantasmas?

-No, claro que no -contestó ella,pero continuó recorriendo las murallas almenadas con ojos muy abiertos, como si esperara ver uno- Aunque casi puedo creer que existen fantasmas en un lugar así -añadió- Leí alguna vez que las emociones, las emociones muy fuertes como el amor y el odio muy intensos, generan una especie de energía que se queda en la atmósfera de un lugar mucho tiempo después de que las personas se hayan ido de él.

Se volvió a mirarlo, con los ojos llenos de asombro.

-Es posible que el recuerdo de un amor tan intenso como el de Paolo y Francesca persista todavía entre estas paredes de piedra -continuó ella- ¿Puedes imaginarte cuánto debieron amarse, cuando sabían que cada vez que se encontraban se arriesgaban a morir?

-Ese es el verdadero amor -reconoció Nicky.

Empezaba a comprender cómo un hombre podía estar dispuesto a arriegarlo todo por una mujer.
El triste y largo suspiro de Ava fue llevado por el viento.

-Ese tipo de amor ya no existe.

-Sí, si existe -insistió Nicky, sorprendido porla amargura que había en el tono de ella- Lo que pasa es que ese tipo de amor es tan raro ahora como lo era entonces. Pero todavía hay unos cuantos hombres y mujeres que tienen la fortuna de amarse profundamente.

Ava miró a su alrededor.

-¿De verdad? -murmuró, casi como si hablara ella misma- Me pregunto qué será amar y ser amado de ese modo.

Nicky levantó la mano y retiró unmechón de pelo que el viento había arrojado sobre la cara de ella.

-Yo nunca he sabido lo que es amar y ser amado de ese modo, tampoco -adimitió. Introdujo su mano en la cabellera rubia de Ava y volvió la cara de ella hacia él- Nosotros podríamos descubrir qué es, tú y yo.

Ava estaba demasiado asombrada para reaccionar. Miró a Nicky como si nunca lo hubiera visto. El jamás le había hablado de amor. No la había mirado nunca de ese modo. Ningún hombre la había mirado con un anhelo tan desnudo como el suyo.

-¿Tu y yo? -ella rió, una leve risa llena de amargura quele dolió a Nicky de manera muy profunda.

-¡Sí! -fue un voto hecho con furia y frustración, pero un voto que Nicky intentaba cumplir.

Su mano apretó el pelo de ella. Con ferocidad, selló el voto con un beso.
El grito asombrado de Ava se perdió en la presión dura y posesiva de su boca. Antes que ella se pudiera recobrar, unos poderosos brazos la atrajeron con fuerza. La boca de él se movió sobre ella con un hambre quele quitó el aliento, obligando a sus labios a separarse para admitir la dura intromisión de su lengua.
Un gemido surgió de él,como si hubiera estado hambriento del sabor de ella. Su lengua hurgó en las tibias profundidades de la boca de ella con una intimidd que la dejó temblando. Nunca lo hubiera creído capaz de sentir una pasión tan intensa. Una extraña emoción empezó a esparcirse por ella y no pudo hacer nada para contenerla.
El temblor que sacudió a Ava no le pasó inadvertido a Nicky.
Nunca había conocido a una mujer que respondiera a él con tanta emoción, con una sensualidad puramente instintiva. Pudo sentir el calor de su boca y de su cuerpo, mientras se derretía en sus brazos.
El beso se hizo más gentil y más profundo al mismo tiempo.
Ella subió los brazos, que echó al cuello de Nicky, y su cuerpo se oprimió de forma apasionada contra él. Sin pensarlo, respondió a su beso, ansiosa de encontrar un amor que coincidera con sus fantasías. Sólo cuando Nicky retiró su boca de la de ella, se rompió el hechizo en el que la joven había caído. La poca razón que le quedaba volvió a ella.
La sonrisa victoriosa que curvaba sus labios y el brillo que habia en sus ojos,le reveló lo que él sentía respecto a su reacción.

-Estaba en lo cierto, ¿verdad?

-No -contestó Ava con frialdad, alejándose de él- Eso no es amor.

El se echó a reír, de la misma forma en que se había reído cuando ella le había dicho que no se casaría con él.

-Tal vez no, pero es un principio endemoniadamente bueno en esa dirección.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 12 Jul 2014, 5:19 pm

Capitulo 3

Ava sonrió con deleite cuando vio por primera vez el patio interior del alcázar. Una elegante acada con amplios y anchos arcos adornaba el patio.

-No esperaba nada como esto -admitió Ava a Nicky mientras cruzaban el patio- ¡Es tan elegante!

-Espera a que veas la casa que he alquilado para nosotros -le dijo Nicky lleno de orgullo- Es una villa situada en lo alto de un acantilado que da al Adriático. Fue originalmente construida como casa de verano para un príncipe del Renacimiento.

Ava apenas se había recobrado del beso que él le dio, así que no estaba preparada para recibir aquella nueva sorpresa.

-Pero yo creía que nos íbamos a hospedar en el Grand Hotel, en Rímini, con el resto del personal.

-No, eso fue solo la noche pasada -le informó- Una vez que nos casemos, prefiero que estemos solos.

-¿Solos? -eso era nuevo para ella- ¿Y qué me dices de Mike?

Nicky frunció el ceño, como lo hacía siempre que recordaba la influencia de Mike sobre Ava.

-Tu padre se quedará en Rímini con los demás miembros del reparto.

-¿El está de acuerdo?

-¿Que si está de acuerdo? -era evidente que a él no se le había ocurrido pedir opinión a su padre- Donde vivas tú ya no es responsabilidad d etu padre, Ava -le recordó con sequedad- Dentro de menos de una hora, serás mi esposa.

-Sí, lo sé, pero yo creía... -ella había pensado que el matrimonio no iba a cambiar realmente las cosas; él nunca le había dicho nada de que fuera a cambiar.

-Es bastante lamentable que no vayamos a tener una luna de miel porque el gobierno italiano no ha autorizado un cambio de nuestro permiso de filmación. Pero la villa está muy aislada, así que, por lo menos tendremos algo de intimidad. Será casi como tener un hogar.

Ava estaba cada vez más confundida. Como conocía la reputación de Nicky, el que él deseara un hogar era lo último que ella hubiera esperado.

-Hay muchos lugares tan hermosos como este en Italia -continuó él- En vez de volver a Irlanda, cuando terminemos la pelicula, he pensado que nos quedaremos aquí un mes.

La agarró del brazo y la acercó a él.

-Venecia está a sólo dos horas de Rímini, por las costa de Adriático. Podríamos quedaros allí una semana; después ir a Florencia y a Roma y, por último, a la Riviera italiana -en los ojos de él brillaba el entusiasmo cuando se clavaron en los de ella- Tendremos una verdadera luna de miel.

Ava tuvo que mirar hacia otro lado para que él no viera lo profundamente quela había alterado la idea de irse con él de luna de miel... con todo lo que ese término implicaba.
Nicky no quería hablarle a Ava de sus planes para la luna de miel, hasta después de la boda, pero la forma en que ella había respondido a su beso hizo que le resultara imposible seguir manteniendo en secreto la sorpresa que le tenía reservada.

-Después cruzaremos hacia la Riviera francesa y terminaremos nuestra luna de miel en París -los dedos de él se deslizaron por el brazo de ella para entrelazar sus dedos- ¿Te gustaría?

-Pero, ¿y qué me dices de la post-producción de la película? -preguntó ella de forma evasiva, retirando su mano- Tú me has dicho que supervisas personalmente la edición y la grabación final de todas tus películas.

-Esta vez voy a dejar que el director lo haga -se detuvo y sus ojos se encontraron de nuevo con los de ella- Creo que es más importante que tengamos tiempo para nosotros mismos. Sólo así llegaremos a conocernos, ¿no crees?

El no esperó la respuesta de ella. Ava no sabía qué decir. Se sentía traicionada, como si él acabara de cerra una trampa que había preparado con gran cuidado para ella. Le había hecho creer que su matrimonio sería un arreglo de negocios, una simple extensión de su contrato profesional con él. ¿Por qué hablarle de villas aisladas y románticos viajes de luna de miel? La única pasión que compartían era la de hacer películas. Sin embargo, su beso todavía ardía en su boca y la respuesta que ella recordaba hacía que le ardiera la cara.

-Aquí está la capilla en la que vamos a casarnos -él señaló la entrada que había a la derecha antes de dirigirse a la elegante escalera de mármol que había junto a ella- Esta escalera conduce a las habitaciones. Nuestra recepción de bodas tendrá lugar arriba, en el gran salón -su mano se apoyó en la parte baja de la espalda de ella. La condujo hacia otra puerta con forma de arco que había a la izquierda- He ordenado que te prepararan esta habitación, aquí abajo,para que nadie te moleste mientras terminas de arreglarte.

El había pensado en todo, comprendio Ava,llena de resentimiento.

-Nicky, yo...

-¡Aquí están... por fin! -una voz, en la que se exclamaban el alivio y la exasperación, la interrumpió. Un joven alto y flaco salió corriendo, con muestras de gran nerviosismo- ¿Sabes qué hora es? -le preguntó a Ava, casi histérico- ¡Las ocho y media! ¡La boda es a las nueve! ¿Cómo pueden esperar que yo haga algo maravilloso con tu pelo en sólo treinta minutos?

-Tranquilo, León -intervino Nicky- La señorita Kendall no necesita que hagas ninguna maravilla. Cuanto menos hagas con su pelo, mejor.

-¡Carámba, Nicky! -protestó el estilista- Me he pasado la mayor parte de la noche haciendo dibujos. Tenía en mente la más maravillosa creación medieval que es posible imaginar -tomó un mechón del pelo de Ava- ¿No comprendes lo que puedo hacer con eso?

-No lo dudo ni un momento -murmuró Nicky- Pero no para esta noche. Te sugiero que reserves tu inspiración creativa para los peinados de la película.

-Tú eres el jefe -dijo León. Soltó los largos mechones de pelo de Ava y le hizo señas desesperadas para que entraa porla puerta que había enfrente de él- Ven conmigo.

Ava no se movió. Ls exigencias desesperdas del estilista solo aumentaron las sensación de que su vida estaba completamente fuera de control.

-Nicky, debo hablar contigo.

-No hay tiempo ahora -le recordó León, golpeando el suelo de piedar con el pie, en un gesto de impaciencia.

-Danos unos minutos, ¿quieres, León?

-Como tú digas -exclamó León por encima de un hombro- pero faltan veinticinco minutos para que suban el telón.

Nicky esperó hasta que León despareció en el improvisado camerino, antes de preguntar:

-¿Qué pasa, Ava?



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 13 Jul 2014, 12:26 pm

Capitulo 4


-Bueno, es que todo ha sucedido con tanta rapidez que no hemos tenido tiempo de discutir nada, ¿verdad?

-Es muy tarde para eso, ¿no crees?

-No, será demasiado tarde después de que nos casemos -insitió ella- Por eso debemos hablar sobre ello ahora -aspiró una gran bocanada de aire para tranquilizarse un poco- Nicky, yo nunca te he mentido acerca de mis sentimientos hacia ti.

Una sonrisa burlona apareció en la boca de él.

-Más bien querrás decir de lo que no sientes por mí.

-Bueno, sí -admitió ella- Así que no puedo casarme contigo bajo falsas pretensiones.

-Ninguno de los dos hemos pretendido nada, ni dicho nada que no creamos -le aseguró él, fingiendo una indiferencia que estaba muy lejos de sentir.

-Lo sé, pero hace unos momentos estabas hablando de irnos de luna de miel un mes y... -no pudo continuar.

-Pensé que te gustaría -dijo él con voz ronca- Yo haría todo lo posible para que la pasaras bien.

La sensualidad de su mirada la hizo comprender que él no se refería a que la llevaría a conocer lugares de interés.

-A eso me refiero, Nicky -repuso con voz tensa- No puedo casarme contigo a menos que quede claramente entendido que...

-Pensé que había arreglado todo con tu padre -la interrumpió él con cierta dureza- Este no es el momento de hacer demandas adicionales.

-¿Demandas adicionales? -repitió ella, confundida- No sé de qué estás hablando.

Nicky estaba acostumbrado a las actrices que usabab su poder y su posición para dar un impulso a sus propias carreras. El sabía que esa era la razón de que Ava hubiera aceptado casarse con él, pero, por lo menos ella no fingía amarlo, como las otras.

-Yo nunca te he pedido nada -protestó Ava.

-Sólo dime qué quieres, Ava -exclamó él con tono firme- y si está dentro de lo razonable, lo tendrás.

-Yo no quiero nada. Estaba tratando de averiguar qué querías tú.

-¿Qué quiero?

-Sí, de mí, como... tu esposa -trató de explicar ella- Pensé que sabía con exactitud lo que esperabas de mí. Pero después d eoírte hablar de villas, de luna de miel y... y lo que acaba de suceder... -el recuerdo de su beso la abrumó y la hizo detenerse.

Nicky vio el temor mezclado con la excitación en los ojos que ella levantó hacia él. Sus labios entreabiertos temblaron un poco. No era como las otras, pensó él, con una oleada de amor hacia ella.

-Lo que trato de decir -continuó Ava con dificultada- es que no puedo casarme contigo a menos que sepa que puedo darte lo que deseas. ¿Qué es lo que quieres de mi, Nicky?

-Todo. - la misma palabra estaba en sus ojos, cuando la recorrió de arriba a abajo- Todo lo que tienes para dar.

Ava retrocedió un paso, tambaleante.

-¡Eso es imposible!

-Tal vez, pero ahora. Puedo esperar.

-Pero tú no entiendes. Yo...

-Ava, escúchame -la interrumpió, agarrándola por los hombros- ¿Te he obligado alguna vez a hacer algo que no quisieras?

-No -tuvo que admitir ella- Pero, Nicky...

-Ya sólo faltan veinte minutos -gritó León.

-¡Maldita sea, pero tiene razón! -murmuró Nicky- Se nos acaba el tiempo -sus dedos oprimieron los hombros de ella para tirar de su cuerpo hacia él.

Ella levantó las manos para empujarlo y, al hacerlo, sintió los músculos contraerse al contacto de ella.

-No me rechaces -dijo con voz ronca- vamos a ser una pareja fantásticas, ya lo verás -su boca se apoderó de la suya en un beso rápido y feroz.

Después, la hizo darse la vuelta y la empujó hacia el improvisado vestidor.

-Solo faltan diecinueve... -empezó León, antes de ver la cara de Ava, que se había quedado temblando, a poca distancia de la puerta- ¿Qué te pasa, preciosa? -se acercó a ella- ¿Te sientes bien?

Ava logró a duras penas asentir con la cabeza.

-Son los nervos previos a la boda, ¿eh? -una sonrisa de simpatía iluminó su cara- No te preocupes. Mamá León está aquí ahora -la condujo hacia una silla- Yo voy a encargarme de tu pelo en esta película y te vas a ver preciosa en ella.

Ava agradeció el intento del estilista de tranquilizarla.
Los profesionales se hicieron cargo de su cara y su pelo. Una vez más Ava tuvo la sensación de que había perdido por completo el control de su propia vida.
Recordó la expresión posesiva que había en los ojos de Nicky cuando le había dicho que quería de ella cuanto tenía para darle. Pero ella ya no tenía nada, ya no. Derek se lo había llevado todo al abandonarla. Todo, excepto la decisión de no volver a amar nunca a un hombre más de lo que él la amara a ella.
Nicky había sido siempre respetuoso y formal con ella. Esa era una de las cosas que más le gustaba de Nicky, que se sentía a salvo con él.
Había aceptado casarse con él en parte porque, como ella sabía que a él lo único que le importaba era su trabajo, estaba segura de que no le pediría mucho en el aspecto sexual. Ahora ya no estaba tan segura.
Se formó un nudo en su estómago cuando pensó en la noche de bodas que no tardaría en llegar. De pronto comprendió que no podía casarse.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 13 Jul 2014, 5:16 pm

Capitulo 5


-Déjanos echarte una última ojeada -ordenó León. Dio un paso atrás y observó a Ava con aire crítico- Nicky tenía razón -exclamó al terminar de admirar su trabajo- Ella no necesita nda maravilloso... ¡ella misma es maravillosa!

Con rapidez, se apartó a un lado para que Ava pudiera verse.

-¿No está lista todavía? -la gran voz de barítono de Mike lo precedió a su llegada a la habitación.

-Ha llegado el momento, preciosa -dijo León.

-Buena suerte -con una sonrisa cordial,la maquillista, Cathy oprimió la mano de Ava de forma impulsiva- Se lleva usted al mejor de los hombres, querida.

-Date prisa, pelirroja, o noostros llegaremos tarde -le dijo León y la muchacha echó a correr detrás de él- ¡Luces, cámaras, acción! -gritó cuando pasó por delante de Mike en dirección de la puerta.

El padre de Ava llevaba puesto su mejor traje azu, el que guardaba siempre para las pruebas o las ocasiones especiales.

-Nunca te había visto tan hemrosa como hoy, princesa -murmuró- Estoy tan orgulloso de ti... -su mano que sujetaba el ramo de novia, tembló.

-Pero, Mike, yo... -Ava estaba a punto de decirle que no podía seguir adelante con la boda, pero las palabras murieron en su garganta, al ver las lágrimas de felicidad que nublaban los ojos de su padre.

-¡Y espera a ver la fiesta que Nicky ha preparado! -exclamó- Todo servido en porcelana finísima, con cubiertos de plata y copas de cristal tallado.

Nuevas lágrimas cuajaron sus ojos y Ava se preguntó cómo podría comunicarle su decisión.

-Tú siempre has sido mi princesita, pero Nicky ha organizado una boda digna de una reina -metió la mano en el bolsillo del pecho, sacó un pañuelo y se limpió las lágrimas en él- ¿No tenía razón sobre Nicky? ¿No te alegras de haberme hecho caso?

-Mike, yo tengo que...

-Imagínate, acabo de tomar una copa con un conde real, verdadero. Yo, Mike Kendall, de la avenida Fltbush... -movió la cabeza con incredulidad- Te digo quela boda debe haber costado una fortuna.

-Estoy segura de que lo cargará en el presupuesto e la publicidad.

-Una verdadera fortuna... -inistió Mike- Los arreglos florales, solamente, deben haber costado varios miles de dólares -como si de pronto hubiera recordado el ramo nupcial que todavía tenía en las manos, se lo dio a Ava- Nicky me ha pedido que te dé esto.

El ramo estaba formado por rosas blancas combinadas con pequeñas azucenas. Las rosas blancas eras sus flores favoritas, pero en vez de sentirse satisfecha, Ava sintió todavía un mayor resetimiento.
Una vez más Nicky había pensado en todo.

-No, no puedo -exclamó de pronto- ¡No puedo casarme con Nicky!

-Vamos,princesa -dijo como si ella tuviera cinco caños y no quisiera comer las verduras de su plato- Son los nervios que siempre preceden a la boda. Es muy normal. Una hora antes de casarme con tu madre, estaba dispuesto a irme de la ciudad, de tan nervioso que estaba.

-Tú no comprendes, Nicky me ha engañado -se aferró al brazo de su padre en su afán de detenerlo- No me puedo casar con Nicky porque no lo amo. Nunca podré amarlo y eso es lo que él quiere.

-Ava, Nicky sabe con exactitud cuál es la situación. Ya la hemos discutido tú y yo antes. Olvidas que más que matrimonio, esto va a ser una sociedad. Una sociedad que te va a dar la gran oportunidad en tu carrera de actriz, ¿y piensas tirarla por la ventana? ¿Para qué? ¿Para poder casarte por amor, con algún actorcillo de mala muerte como ese con el que estuviste liada? -se detuvo para darle tiempo a que recordara a Derek- ¿Eso es lo que quieres?

-No -contestó Ava, soltando el brazo de su padre.

-Yo te puedo decir todo lo que hay que saber sobre los matrimonios por amor. Tu madre y yo nos casamos por amor, ¿y de qué sirvió? -dejó el ramo, que Ava no habia querido tomar, en una mesa- El dinero es lo importante. Nosotros nunca teníamos dinero,porque siempre estaba luchando para tener éxito como actor. Cuando pienso en todos los horribles trabajos que tuve que aceptar para poder mantener a mi familia, cuando lo que deseaba hacer era actuar, me siento morir.

-Papá, por favor -imploró Ava, que había oído lo mismo cientos de veces antes- Ya sé a todo lo que renunciaste por mí, pero...

-De noche, después de trabajar duro todo el día -continuó él lleno de amargura- actuaba por nada en algún teatro de mala muerte. Y cuando por fin tuve oportunidd de actuar en un buen teatro, mi mala suerte hizo que la obra fuera un fracaso. Pero yo nunca renuncié a mi sueño. Tu madre nunca pudo comprender eso. ¿Y donde quedó el amor? Tú estabas allí. Tú oíste las discusiones -le dirigió una mirda acusadora- Ella nunca me perdonó haberte interesado en la actuación... tú lo sabes muy bien. Debes recordar todas las peleas que tuvimos porque gastaba en tí el poco dinero que conseguía ahorrar, en clases de actuación o en ropa bonita para que estuvieras presentable cuando te llevara a una prueba.

El sentimiento de culpabilidad que Ava había snetido siempre por haber sido la causa de la ruptura de uss padres, se hizo más intenso.

-Papá, yo sé que nunca podría pagarte todos los sacrificios que hiciste por mí.

-Nunca me importó hacer esos sacrificios, princesa -insistió él-, porque siempre compartimos el mismo sueño. Ahora, gracias a Nicky, ese sueño puede ser realidad. Un hombre como Nicky tiene dinero y poder. Pero, lo que es más importante... él cree en tu talento. El puede hacerte la gran estrella que yo siempre soñé que serías... -sus ojos se humedecieron todavía más- Es el único sueño que me queda.

Ava, en silencio, tomó el ramo nupcial.

-Yo sabía que no podías fallarme, princesa -dijo Mike lleno de gratitud- Tú eres la unica persona queno me ha fallado nunca. Espera a que tu mdre te vea convertida en una estrella. Daría cualquier cosa por ver su cara.

-¿Qué pasa? ¡Vamos, es tarde? -dijo León, asomando la cabeza- El público empieza a ponerse impaciente, sin mencionar al novio.

-Ya vamos -le aseguró Mike, irguiéndose orgulloso.

-Bien, diré que empiecen ya con la música -suspiró León.

Cuando León se marchó, Mike le ofreció a Ava el brazo y ella se apoyó agradecida en él, porque le temblaban las piernas.

-No te dejes dominar por los nervios -dijo Mike a sentir que su mano temblaba de forma incontrolada- Tú eres una actriz. Recuerda lo que te he enseñado. Imagínate que estás en una escena de boda en una película. Yo soy tu padre. Guido de Polenta, señor de Ravenna. Tú eres mi hemrosa e inocente hija. Francesca, y vas a casarte con Paolo Malatesta, el hombre que amas. Concéntrate sólo en las realidades físicas de la escena.

Ava intentó obedecer a su padre.

-Ahí está él. ¿Lo ves? -murmuró Mike con voz muy baja, mientras empezaban a andar por el pasillo central- El hombre a quien amas te está esperando allí, frente al altar.

Pero el hombre que la esperaba frente al altar , no hubiera podido ser nunca Paolo Malatesta.
Los ojos de él se encontraron conlos de ella, a través de la capilla. De pronto, Ava ya no pudo sumirse en un mundo de fantasía. Nada le había parecido nunca más real. Ella era Ava Kendall. Al cabo de unos minutos, se convertiría en la esposa de Nicky Byrne.
Se tambaleó cuando soltó el brazo de su padre. Este fue sustituido por el de Nicky. La mirada de él la recorrió de forma posesiva, casi triunfal, recordándole que pronto le pertenecería.
Ava se juró a sí misma que nunca le perteneceria de ninguna forma significativa.
Una lenta sonrisa curvó la boca de él, como si hubiera leído su pensamiento. Y de pronto Ava supo, con una certeza que no alcanzaba a comprender, que un hombre como Nicky Byrne nunca se sentiría satisfecho hasta que no la poseyera en cuerpo y alma.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 14 Jul 2014, 11:50 am

Capitulo 6


-¡Felicidades! -exclamó la mujer que había logrado introducirse entre Ava y Nicky.

La breve presentación de Nicky fue innecesaria. Lorraine Landis era tan famosa como las estrellas cuyas vidas privadas hacía públicas de forma implacable.

-¡Qué boda tan espectacular! La mejor producción de Nicky Byrne que yo haya visto nunca -dijo con su voz chillona y nasal. Tenía el talento de hacer que sus cumplidos sonaran siempre a insultos- Sólo tú Nicky, podías haber pensado en algo como esto -dijo señalando el enorme salón en el que se estaba celebrando la recepción- ¡Qué romántico casarse en un castillo! No sabía yo que tenías un corazón romántico, Nicky.

-Hay muchas cosas de mí que no sabes -contestó Nicky con sarcasmo- El señor Ferretti nos estaba contando la historia del castillo. Esto debe interesarte Lorraine. Parece que Lucrecia Borgia vivió una vez aquí.

-Fascinante -ella sonrió forzadamente- Pero no me interesa mucho la historia. Si no te molesta, Nicky, voy a robarte a tu flamante y hermosa esposa durante unos momentos, para mantener una conversación de mujer a mujer.

Antes que Nicky o Ava pudieran contestar, tomó a la joven delbrazo y la empujó a un rincón.

-Llevo horas tratando de atraer tu atención -dijo Lorraine con tono quejumbroso- Empezaba a pensar que me estabas evitando deliberadamente.

-No, ¿por qué iba a hacerlo? -liberó su brazo del de la periodista y se detuvo- Es que estoy abrumada por todo esto.

-No estás acostumbrada a este tipo de lujos, ¿verdad?

-No -contestó Ava con sinceridad.

-Eso explica por qué pareces tan incomoda. ¡Qué cena! Nunca me habían servido tantos platos. He comido tanto que mañana tendré que hacer régimen. Tú, en cambio, casi no has tocado la comida.

Ava no se había dado cuenta de que la había observado con tanta atención. Eso la escandalizó y la ofendió.

-¿Temes engordar para la película o el amor te ha quitado el apetito? -preguntó laperiodista e hizo que la palabra amor sonara como una palabra obscena- ¿Qué te preocupa?

Ava nunca había tratado con periodistas chismosas y no sabía cóno enfrentarse a la situación. Le dirigió una sonrisa forzada.

-No me preocupa nada.

-Entonces, ¿por qué tengo la impresión de que lago nomarcha bien?

-No sé a qué se refiere -dijo Ava, mirando nerviosa hacia Nicky.

Nicky estaba hablando con el señor Ferretti, pero no perdía de vista a Ava. Cuando vio la mirada casi desesperada que le dirigió, se disculpó con rapidez.

-No te habrás casado porque tienes que hacerlo, ¿verdad?

-¿Qué?

-Puedes decírmelo. Después de todo,no es algo que podrás disimular durante mucho tiempo -la periodista recorrió la figura de Ava- ¿Estás embarazada?

-No -exclamó Ava con voz ahogada- Cómo se atreve a hacerme esa pregunta?

Nicky se detuvo junto a Ava y puso una mano protectora en su brazo.

-¿Qué pregunta?

-Estaba tratando de arrancar a tu joven esposa su secrteto -dijo la periodista.

-¿Secreto? -Nicky no se molestó en disimular su irritación.

-El secreto de su éxito -contestó Lorraine de forma evasiva. Era evidente que no quería enfrascarse en una discusión con Nicky- ¿Cómo ha conseguido conquistar a uno de los solteros más codiciados de Hollywood? ¿Qué tiene ella de especial?

-Si tú supieras lo que se necesita para que unamujer sea deseable para un hombre, no necesitarías hacer esa pregunta -se detuvo para disfrutar de la expresión desolada de Lorraine- Y ya han sido suficientes preguntas para una noche.

-Bueno, desde luego, si tienen algo que ocultar... -dijo de forma maliciosa, cuando se dieron la vuelta para alejarse de ella.

-¿Qué querría decir con eso? -preguntó Nicky mientras conducía a Ava hacia donde estaba el señor Ferretti, enfrascado en una animada conversación con una condesa italiana.

-Cree que algo no anda bien entre nosotros.

-Ella siempre ha sido muy observadora -admitió Nicky- Además -añadió, dirigiendo una mirada burlona a Ava- tu actuación de esta noche como la novia feliz no ha sido muy buena que digamos.

-Lo siento -dijo Ava con sinceridad- Trataré de actuar más como...

-No -la interrumpió él con brusquedad y se detuvo de pronto- Nunca actúes conmigo, Ava. Es lo único que no podría soportar.

-Nicky, no lo he dicho en ese sentido.

Con una maldición silenciosa, Nicky se dio la vuelta y se alejó. o era frecuente en él perder el control,pero la había visto picar la comida en la mesa, como si fuera su última comida antes de ser ejecutada. Durante horas había estado sentada a su lado, sin sonreír, sin hablar. El se había tomado muchas molestias y había incurrido en muchos gastos personales para hacer de su boda una experiencia inolvidable, y en realidad, no había significado nada para Ava.


-Señor Ferretti, ¿qué le parece si hacemos ese recorrido por los apartamentos como nos tiene usted prometido? -preguntó Nicky al caballero italiano, cuando llegó a su lado.

Nicky ya había visitado los apartamentos hacía algunos meses,pero Lorraine estaba todavía observando todos los movimientos de Ava y él,pensó que aquella era una buena manera de eludir su penetrante mirada.

-¿Ahora mismo? -pregutó.

Era evidente que no le gustaba la idea de renucniar a la compañía de la atractiva condesa, sin embargo, asintió con una sonrisa encantadora.

-Sería un placer para mí acompañarlo, señor Nicky.

Con un ovimiento de su elegante mano, el señor Ferretti señaló un candelabro que había en una mesa cercana.

-Será necesario llevar esto con nosotros.

-Por favor, no se moleste -dijo Nicky de pronto.

Envidió la forma en que el señor Ferretti y la condesa ansiaban la mutua compañía.

- Creo que recuerdo el camino. Yo sé que usted ya ha visto este lugar un centenar de veces, no hay necesidad de que lo haga de nuevo.

Nicky se dio la vuelta con rapidez para no ver las sonrisas de alivio de la pareja.

-Me gustaría anunciar algo -dijo con voz alta, dirigiéndose a los invitados- Para aquellos que estén interesados, vamos a hacer un recorrido por algunos de los apartamentos que hay en esta sección del castillo.

-Cuenta conmigo -dijo el padre de Ava.

-Creo que será divertido -dijo Lorraine y se dirigió hacia donde estaba Nicky.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 14 Jul 2014, 5:01 pm

Capitulo 7

En cosa de momentos, Nicky se vio rodeado por una docena, o más, de personas, en su mayoria actores de la misma película y varios peridostas ingleses y norteamericanos. los invitados italianos, sin embargo, ya habían visto el castillo antes y prefirieron seguir disfrutando del champán, el baile y la promesa de un nuevo romance.

-Ava, ¿vienes con nosotros? -preguntó Nicky, sacándola de sus pensamientos.

-Sí, desde luego.

Ella se acercó a él. Al sentir la mirada curiosa de la periodista clavada en ella, Ava dirigió a Nicky una gran sonrisa. Pero él no se la devolvió.

-Todas las luces eléctricas de las habitaciones en que filmaremos han sido sustituidas por lámparas antiguas de velas -explicó-, así que tendremos que llevar esto con nosotros -se inclinó y levantó un pesado candelabro de hierro con una sola mano- Síganme, damas y caballeros.

Ofreció a Ava su brazo en un gesto mecánico. Sin embargo, ella notó cómo sus músculos se ponían rígidos al sentir su contacto.

-Este es el salón del consejo y de la guerra -anunció Nicky, deteniéndose. Soltó el brazo de ells y abrió la pesada puerta- Bien, pasen -ordenó- Ya sé que muchos de ustedes no están familiarizados con la historia de Paolo y Francesca -dijo Nicky, cuando todos estuvieron reunidos en la habitación- así que voy a hacerles una breve sinopsis.

Esperó a que varios periodistas terinaran de sacar sus grabadoras.

-Francesca, que será interpretada por Ava Kendall -hizo un movimiento con la cabeza en dirección a ella- era hija de Guido de Polenta, señor de Ravenna. Para sellar la alianza entre los Polenta y los Malatesta, que habían hecho por fin las paces, se acordó que Francesca se casara con Gianciotto Malesta, señor de Rímini.

Con un movimiento de mano, señaló a Larry Davenport, el actor que haría el papel del esposo de Francesca.
En respuesta a la atención que se había concentrado en él, Larry dio varios pasos hacia adelante, arrastrando una pierna paralizada tra él, al mismo tiempo que se retorcía un imaginario mostacho. Todos rieron por su actuación, menos Ava.

-Ahora bie -continuó Nicky- Gianciotto, que a sus espaldas era llamado El Cojo, era un hombre brutal, muy hábil en las artes de la guerra y el poder, pero muy torpe en el más gentil arte del amor. Así que el padre de Francesca...

-Soy yo -intervino Mike, colocándose en el centro de la habitación donde todos pudieran verlo- Mike Kendall. Hago también el papel de padre de Francesca en la película.

Ava nunca había comprendido la hambriento de atención que estaba su padre.

-Como yo sabía lo tímida y sensible que era mi joven hija -continuó diciendo Mike- temí que se negara a casarse con Gianciotto si lo conocía, así que planeé una intriga para hacerla caer en la trampa de aceptar el matrimonio.

-Es probable que ese plan se gestara en esta habitación -dijo Nicky, tomando de nuevo el control- En una mesa como esta. Así que acordaron enviar al hermano menor de Gianciotto, Paolo, a Ravenna, para enamorar y casarse con Francesca en nombre de Gianciotto. A diferencia de su hermano, que estaba dedicado a la guerra y a la conquista, Paolo era un joven culto y elegante.

-No lo llamaban Paolo el Bello por capricho... -intervino Mike.

-Francesca se enamoró de Paolo en el momento mismo en que lo vio -continuó Nicky- Y aceptó sin titubeos el matrimonio. Paolo también se enamoró de Francesca, pero como él mismo había sido obligado a un matrimonio arreglado, un matrimonio por conveniencia, cuando tenía diecisiete años, no tuvo más alternativa que cumplir las órdenes recibidas. Se casó con Francesca en nombre de su hermano, sin decirle la verdad.

-¡Santo cielo! ¿Sucedió eso de verdad? -preguntó una periodista inglesa.

-Sí, fue traicionada por todos ellos -dijo Ava con amargura- fue obligada por su padre a casarse con un hombre que ella no amaba, y que no la amaba a ella. El sólo la consideraba una posesión más, y fue traicionada y abandonada por el único hombre que ella había amado.

De pronto se dio cuenta del silencio prfundo que se había hecho. Nicky la estaba mirando, con una expresion indefinida en la cara. Necesitó de sus dotes de actriz para recuperarse.

-Estoy segura de que todos pueden imaginarse los sentimientos de Francesca cuando en su noche de bodas fue Gianciotto quien llegó a su cama, en vez de Paolo.

-Por cierto, ¿dónde está Paolo el Bello? -preguntó Lorraine- Hemos conocido al resto de las estrellas de la película...

Por primera vez, Ava agradeció la curiosidad de la periodista. Eso era algo que ella misma se estaba preguntando.

-Tenemos un pequeño problema por razones de fechas -informó Nicky a todos- No sabrñe con seguridad si el actor al que quiero para el papel estará disponible, hasta mañana. Tengo un posible sustituto,por si él no puede hacerlo.

-Pero, ¿quién es? -insistió Lorraine.

-No creo que deba decir su nombre hasta asegurarme de que está disponible -contestó Nicky- pero puedo decirles que es uno de los actores más brillantes y más apuestos que tiene Hollywood.

-Podrías darnos por lo menos una... -empezó a decir Lorraine.

-El dormitorio de Francesca estápor ahí -dijo interrumpiéndola con aire molesto- Ahí es donde tiene lugar la escena final de nuestra historia.

Una vez en la habitción de Francesca, Nicky reanudó la historia:

-Una vez consumado, aun en contra de la voluntad de ella, el matrimonio era considerado legal tanto por la iglesia como por el Estado. Francesca fue obligada a aceptar su destino de esposa de Gianciotto. Y aunque herida y furiosa con Paolo por haberla traicionado, ella continuó amándolo en secreto.

¡Qué tontas son las mujeres cuando se enamoran!, pensó Ava con tristeza.

-Como miembros de la misma familia, Francesca y Paolo estaban juntos con frecuencia -continuó Nicky- La situación debió volverse insoportable para Paolo,porque aceptó un importante cargo político en la ciudad de Florencia. Pero si el ver a Francesca sin poder decirle cuánto la amaba había sido un tormento... -Nikcy se detuvo y sus ojos se oscurecieron, como si supiera con exactitud lo que Paolo había sentido- el no verla debió resultarle insoportable. Tres meses más atrde. Paolo renunció al puesto por razones personales y volvió aquí, al castillo. Como no pudieron seguri negándose sus sentimientos, Paolo y Francesca se hicieron amantes.

-Qué historia tan fabulosa -exclamó el periodista inglés- ¿Qué sucedió después?

-Rumores de su idilio llegaron a oídos de Gianciotto. Para sorprenderlos, fingió que se iba de viaje y salió del castillo. Estaba seguro de que los amantes no podrían resistir la tentación de aprovechar aquella oportunidad para estar juntos. Paolo y Francesca estaban dormidos el uno en brazos del otro, de pronto Gianciotto empezó a golpear la puerta cerrada con llave, exigiendo que le dejaran entrar. Cubriéndose con una bata, Francesca fue a abrir la puerta. Paolo solo tuvo tiempo de echarse la capa por encima y envolverse en ella antes de escapar.

Nicky se colocó en el centro de la habitación. Se inclinó y asió una argolla de hierro incrustada en el suelo de madera de roble. Todos lanzaron exclamaciones ahogadas de sorpresa, cuando tiró de ella y se vio una trampilla en el suelo.

-Esta es la puerta secreta por la que Paolo llegaba a visitar a Francesca. Como suponía que su amante ya había escapado y estaba a salvo, Francesca abrió la puerta y dejó entrar a su esposo. Pero la capa de Palo había sido pillada por la puerta secreta. Antes de que pudiera liberarse, Gianciotto lo vio. Ciego de rabia, sacó su espada y corrió a atacar a su hermano. en un desesperado intento de detenerlo, Francesca se colocó delante de Paolo y la espada la atravesó a ella antes de clavarse en el joven, matándolos a ambos.

-¡Vaya, parece una tragedia de Shakespeare! -murmuró el periodista inglés.

-Es de Dante -lo corrigió Nicky, cerrando la trampilla- El gran poeta italiano inmortalizó a estos amantes en La divina comedia.

-Había oído hablar de él -dijo Lorraine- ¿No es el libro que habla de los diferentes círculos del infierno?

Nicky asintió con la cabeza.

-Nueve círculos. Cada uno diseñado para castigar un tipo particular de pecado -una luz maliciosa brilló en sus ojos- Hya hasta un círculo reservado para la gente que esparce chismes y escándalos. Su castigo es que los van descuartizando poco a poco, miembro por miembro.

-Yo no creo en el infierno -dijo Lorraine enfadada.

-Pero, ¿y si te equivocas y existe de verdad?

Nicky disfrutó con la expresión desolada de la reina del chisme tanto como lo hizo con la risa que Ava no pudo contener. Era la primera vez que reía en toda la noche.

-Este es el final del recorrido, damas y caballeros -anunció Nicky- Estoy seguro de que todos desean volver a al fiesta. Yo lo deseo de verad. ¿Ava? -le ofreció su brazo y se sintió satisfecho al ver con qué ansiedad lo aceptaba ella.

Rió de nuevo mientras iban de regreso hacia el gran salón.

-Nunca olvidaré la expresión de esa mujer cuando le dijiste que tenía un lugar en el infierno, esperándola -confesó Ava cuando dejó de reír.

-Con todo el daño que ha hecho, ahí es a donde debe ir.

-¿En cuál círculo del infierno colocó Dante a Paolo y Francesca?

-En el segundo círculo, el reservado a aquellos que han pecado por amor. Su castigo era ser arrastrados por un fuerte viento, con sólo sus cuerpos como apoyo. Flotan en el espacio envueltos uno en brazos del otro, toda la eternidad.

-¿Envueltos uno en brazos del otro toda la eternidad?

-No parece la idea del infierno, ¿verdad? -murmuró Nicky con tono burlón.

-No, esa es mi idea del cielo -suspiró Ava.

Nicky la miró a los ojos.

-Veo que tenemos la misma idea del cielo.

Ava se sintió demasiado sorprendida para contestar.

-Vámonos de aquí -dijo Nicky atrayéndola con su brazo hacia él.

-¿Qué? -murmuró Ava, aunque el deseo desnudo que se reflejaba en la cara de él no dejaba menor duda respecto a la razón de que deseaba irse- No podemos irnos cuando la recepción está en su apogeo. ¿Qué hacemos con toda esa gente?

-Como diría Dante... al infierno con ella.

-¿No deberíamos esperar un poco más?

-No -el brazo de él la oprimió de forma posesiva- No voy a esperar ni un momento más He esperado demasiado tiempo.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 15 Jul 2014, 11:37 am

Capitulo 8

-Tu dormitorio -señaló Nicky, abriendo una puerta de madera de roble.

Ava lo miró cin comprender.

-¿Mi dormitorio?

-Sí -a pesar de lo mucho que deseaba estar con ella, el orgullo le permitía a Nicky imponerle su presencia, cuando sabía o que ella sentía respecto a él- Pensé que te sentirías más cómoda teniendo una habitación para ti sola.

-Sí, así es -admitió ella- Gracias.

Aunque él sabía que era tonto esperar que ella se sintiera decepcionada por no compartir su cama toda la noche con él, su evidente alivio hirió más de lo que hubiera creído posible.

-Pero, ¿dónde dormirás tú?

-Mi dormitorio está exactamente en frente del tuyo -con un movimiento de mano señaló una puerta idéntica.

Nicky tuvo que hacer un gran esfuerzo para no tomar a Ava en sus brazos y entrar con ella en el dormitorio. Anhelaba hacerlo como un novio real lo habría hecho. Ansiaba arrojarla en la cama y acariciarla hasta que ella lo deseara con la misma desesperación conla que él la deseaba a ella.
Tuvo que recordarse a sí mismo que ella no lo amaba a èl.

-Dejaré que te prepares, entonces -logró decir con cortesía.

Se dio la vuelta con brusquedad y entró en su propia habitación, antes de hacer algo que él temía pudiera arruinar sus limitadas posibilidades respecto a ella.
Ava saltó al oír que lapuerta se ecrraba. No había notado lo alterados que estaban sus nervios. Su mano temblaba cuando cerró su propia puerta. Admiró la lujosa decoración renacentista del amplio dormitorio.
Sus dos maltrechas maletas, que Nicky había mandado recoger al hotel, sin duda alguna, se veían fuera de lugar en aquel ambiente de lujo, como Ava se sentía. Se sorprendió al descubrir que su ropa estaba ya colgada en el armario.
Una botella de champán se enfriaba en un cubo de plata, osbre una de las mesitas de noche, y el fuego que crepitaba en la chimenea daba un resplandor tibio y acogedor a la habitación. Había docenas de rosas blancas de tallo largo colocadas en varios floreros de cristal. La ropa de cama estaba abierta con cuidado, lista para ser ocupada.
Como siempre, Nicky se había ocupado de todo, notó Ava con resentimiento, hasta el camisón de seda rosa, que había formado parte del ajuar que él había insistido en regalarle y que ahora se encontraba doblado con cuidado al pie de la cama. Se sintió como otro objeto de la habitación comprado y pagado por Nicky Byrne.
Dejando atrás el camisón que el esperaba que se pusiera, Ava se dirigió a la puerta que daba a una terraza. La abrió y salió. El viento llevaba el rumor del Adriático, el aroma salado del mar se mezclaba con el refrescante olor de los pinos. La luz de la luna brillaba sobre las aguas tranquilas.

-Es una hermosa vista, ¿verdad? -la voz de Nicky  se oyó detrás de ella de forma tan inesperada quela hizo saltar.

Ava se dio la vuelta para quedar frente a él y contuvo la respiracón al verlo. Se había puesto una bata negra corta, al estilo de un kimono japonés. A través de la abertura del frente se veía el principio de una capa de vello. Ella comprendió, escandalizada, que bajo la bata Nicky estaba desnudo.

-No quería asustarte -dijo, acercándose a ella- He llamado varias veces. Supongo que no me has oído.

-No, no te he oído.

Nicky se dio cuenta de la tensión que había en la voz de Ava y notó que no se había puesto el camisón.

-?Te gusta tu habitación?

-¿Cómo no podría gustarle a alguien? -murmuró ella, evasiva.

-Pero, ¿te gusta a tí? -insistió el. Eso significaba mucho para él.

-Es el dormitorio más hermoso que he visto en mi vida -se vio obligada a aditir.

-Si hay algo que quieras o que necesites, cualquier cosa, házmelo saber.

Ava se dio la vuelta y miró el mar.

-Todo es perfecto. Como de costumbre, has pensado en todo.

El tono amargo de la voz de ella lo confundió. Cualquier otra mujer, sabía él muy bien, se habría sentido deslumbrada por tanto lujo. Tuvo que recordarse a sí mismo que ella no era como las demás mujeres a las que estaba acostumbrado. Por esa razón la amaba tanto. Per también hacía a veces imposible para él saber cómo tratarla. Nada parecía funcionar con ella. Y la quería tanto, que le dolía.
Sin importar lo mucho que se opusiera a ello, la presencia de Nicky atrajo los sentidos de Ava de una forma tan inexorable como la luna atraía a la marea. El silencio que había entre ellos era eléctrico, cargado con el recuerdo del beso que habían compartido antes. Sin poder soportar durante más tiempo aquel silencio, Ava murmuró:

-Es precioso este lugar.

-Esperaba que te gustara -su voz era profunda y baja, íntima de manera inquietante- Pero creo que debemos entrar, ¿no te parece? Estás tiritando. La noche ha empezado a enfriar.

Ella había dado un paso atrás y lo miraba con ojos temerosos.

-No me había dado cuenta -dijo con todo defensivo.

-Vamos dentro.

La rodeó con un brazo por la cintura y la hizo entrar en la habitación. Aunque la sujetaba de forma ligera, ella podía snetir la fuerza que había en los músculos de su brazo y el calor que dejaban sus dedos en los lugares de su cientura que eran tocados por ellos. Comprendió que él notaba lo mucho que ella estaba temblando.

-Supongo que hacía más frío del que pensaba -dijo tratando de explciar su nerviosismo.

-Ven, siéntate junto al fuego.

La dejó junto al diván que había a un lado de la chimenea.
Ava se sentó en él, de lado. Prefirió no recostarse.

-¿Quieres un poco de champán? preguntó Nicky.

-Sí, por favor.

-Es italiano -explció él, mientras descorchaba la botella y servía las copas- ¿Lo has probado?

-No.

-No es tan seco como el francés. Tiene un sabor más dulce y más suave. Creo que te gustará.

Ava comprendió que Nicky estaba hablando para tranquilizarla.

-Creo que se impone un brindis -murmuró el, cuando se sentó e el borde del diván, junto a ella y le entregó una copa- Por un amor tan profundo y duradero como el de Paolo y Francesca.

Durante un momento, Ava pensó que estaba bromeando. El deseo que ardía en sus ojos le aseguró que lo decía en serio. A toda prisa se bebió casi la mitad del burbujeante vino.

-Está muy bueno -dijo, tratando de no hcer caso de la intensidad de su mirada y de su inquietante cercanía- Es más dulce que el champán frances y sabe más a fruta.

El bebió un trago largo y lento, sin dejar de mirarla.

-Es casi tan dulce como tú.

Ava entreabrió los labios, sorprendida. Recrdó cómo la lengua de él había explorado su boca. Bajó los ojos y vio cómo estab él sentado, con la bata entreabierta a la altura del pecho.
Nicky sonrió al notar que ella lo miraba fijamente.

-Pienas que no estoy adecuadamente vestido, ¿verdad?

Ava bebió el resto de su champán a toda prisa.

-¿O eres tú la que no lo está? -el humor brilló en los ojos de él mientras recorría con la mirada su vestido de gasa y se inclinaba hacia ella- ¿Tal vez necesitabas a alguien que te bajara la cremallera? O  no te he dado suficiente tiempo, ¿eh?

-Sí... ¡oh, no! -dejó su copa en la mesita de mármol que había cerca del diván- Nicky, lo siento, pero voy a necesitar más tiempo.

La expresión cálida y humorística que había en los ojos de él desapareció.

-¿Cuánto más? -preguntó con voz tranquila. Sabía que ella no se refería al cambio de ropa- ¿Un día? ¿Una semana? ¿Un mes?

-Sólo hasta que nos conozcamos el uno al otro.

-No puedo imaginar una forma mejor de que se conozcan un hombre y una mujer que haciendo el amor.

-Eso es, precisamente -exclamó Ava, poniéndose de pie de un salto- ¡No estaríamos haciendo el amor!

-¡Oh, sí, sí lo estaríamos haciendo! -con un solo movimiento ágil se puso de pie- Esa es una promesa.

Dio un paso hacia ella. Ava retrocedió.

-Nicky,por favor...

-Ava, no estás representando un papel -la interrumpió- Eres mi esposa. Quiero que seas mi esposa en toda la extensión de la palabra.

-¡Pero no puedo... no podría nunca! ¡Traté de decírtelo antes, pero no quisiste escucharme! -vio el dolor aparecer un momento en sus ojos. Arrepentida,puso una mano sobre su brazo- No es solo contifo, Nicky -añadió con tono suave y triste- No puedo amar a nadie.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 15 Jul 2014, 5:03 pm

Capitulo 9


-Eso es ridículo -dijo él con firmeza.

-Es la verdad -exclamó ella, con voz entrecortada.

-¿Quién es él, Ava? -preguntó Nicky después de observarla durante unos momentos con ojos penetrante- ¿Quién fue el hombre que te hirió d emanera tan profunda que tienes miedo de amar otra vez?

Ava miró a Nicky con asombro. Nunca esperó que él fuera tan perceptivo. Aunque todavía le dolía hablar de Derek, comprendió que debía a Nicky una explicación. Lentamente, se dejó caer de nuevo en el diván.

-Fue un actor al que conocí hace cinco años. Estábamos en el mismo grupo que estudiaba actuación. Fue el primer hombre con quien yo... -no pudo terminar.

-¿Fue tu primer amante? -preguntó Nicky con voz tensa.

-Mi primer amante -admitió ella un poco titubeante- y el único.

Ahora le tocó a Nicky sentirse asombrado. El había supuesto que una mujer tan hermosa como Ava debía haber tenido varios amantes antes de conocerlo a él. Ahora casi deseó no haberse equivocado. Era evidente que había amado tan profundamente a ese único hombre, que no había podido olvidarlo... tal vez todavía lo amaba.

-Háblame de él -exigió, aunque no estaba seguro de querer oírlo.

-Era el actor más popular del grupo -empezó a decir ella con cierta renuencia, mirando hacia el fuego- Todos decían que sería una gran estrella. Tenía todo lo que se necesitaba para ser un gran actor clásico: apostura, talento, carisma. Todas las muchachas del grupo estaban enamoradas de él -sonrió con timidez- Yo misms estuve ilusionada de él durante meses enteros, aunque pensaba que él no se daba siquiera cuenta de mi existencia. Entonces un día tuve que hacer una escena con él. Era una escena del balcón, de Romeo y Julieta.

Tomó una gran bocanada de aire y la dejó salir con lentitud.

-Estábamos ensayando la escena, una tarde -continuó, mirando hacia las llamas-  Pero de pronto dejamos de actuar. Nuestros besos eran reales. Olvidamos los diálogos, la escena. Lo olvidamos todo.

El recuerdo de su primer amor iluminó los ojos de Ava conuna luz interior que rasgó el corazón de Nicky. La luz se apagó de pronto y ella lo miró como si hubiera recordado de forma repentina que estaba allí.

-Así fue como nos hicimos amantes -terminó con lentitud.

-¿El también te amaba? -preguntó Nicky, haciendo un enorme esfuerzo para que no hubiera emoción alguna en su voz.

-El me dijo que si y yo le creí -movió la cabeza con tristeza- Por eso no puedo comprender cómo pudo hacer lo que hizo. Fuimos muy felices esos meses, unos cuantos, que pasamos juntos... -su voz se detuvo en lo que parecía un sollozo contenido.

-¿Qué sucedió? -Nicky dio un paso hacia el diván- ¿Cómo terminó?

-Sólo... terminó -Ava se encogió de hombros, tratando d eolvidar su dolor- Un día recibió una oferta para hacer una película en Hollywood. Ni siquiera me dijo que la había recibido -quiso reír, pero su risa saió quebrada, más como llanto que como risa- Solo dejó un mensaje en mi celular.

-¡Dios mío! -murmuró Nicky.

Como sabía lo sensible que era Ava,podía imaginar con facilidad lo mal que debió sentirse. Comprendió por qué se había encerrado en un mundo de fantasías desde entonces. La esperanza se apoderó de él; la resistencia de Ava no era en contra suya, sino en contra del amor.
Se sentó en el diván, junto a ella.

-Ahora entiendo por qué te sientes así, Ava -le dijo con suavidad- Pero no puedes aislarte del amor durante e resto de tu vida, sólo porque te hirieronuna vez, sin importar lo profundamente que lo hicieron.

-Yo voy a dejar el amor para aquellas personas que se lo pueden tomar a la ligera. Yo no puedo, así que será mejor que prescinda de él.

El movió la cabeza de un lado a otro, con una sonrisa comprensiva.

-No, nada de eso. Eres una mujer demasiado sensual y demasiado emocional para que te niegues a ti misma el amor.

Su análisis de ella fue tan asombroso, que Ava se echó a reír casi a pesar suyo. Derek siempre había bromeado sobre lo tímida e insegura que era, tanto como mujer, como en su condición de amante.

-¿Cómo es que tienes esa idea de mí?

-He visto esas cualidades en tu forma d eactuar. Sólo cuando actúas te permites expresar tus sentimientos más profundos. Te he observado atentamente en el escenario, Ava -sus ojos buscaron los de ella- He visto el anhelo de amor que hay escondido dentro de ti. He percibido la sensualidad que tratas con todas tus fuerzas de negar, al besarte esta tarde.

La imagen de si misma que Ava vio reflejada en los ojos de Nickyla dejó demasiado estupefacta para contestar.

-¿Quires que te lo demuestre? -se deslizó hacia ella, tan cerca que pudo sentir el calor que irradiaba de su cuerpo- Bésame -ordenó él bajando la cabeza hacia ella.

Ava sintió que se le cecaba la boca. Tenía la garganta cerrada que lo único que pudo hacer fue mover la cabeza de un lado a otro.

-Puedes demostrarme que soy un mentiroso con un solo beso -murmuró él con tono burlón.

-¡Nicky, por favor! Dame sólo un poco más d etiempo..

-No -dijo él- Habría estado dispuesto a hacerlo, si no hubieras respondido a mi beso como lo hiciste. No puedes negar lo que sucedió entre nosotros. No voy a permitirte que lo niegues, Ava.

Lentamente la cara de él descendió hacia la de ella.

-Nicky, no -Ava tartó de soltarse, pero era demasiado fuerte para ella- Tú prometiste no imponerte a mí.

-Puedes detenerme cuando quieras -murmuró él antes de que su boca se apoderara de la de ella.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 15 Jul 2014, 10:23 pm

Capitulo 10


Ava no estaba preparada para sentirla dolorosa ternura del beso de Nicky, así que no pudo defenderse de él. Tocó algo muy profundo de su ser, un anhelo de amor que ella no sabía que existía. La boca de Nicky era suave y cálida. Con movimientos lentos y profundos, la lengua de él entreabrió sus labios y se deslizó en si interior antes de que ella comprendiera lo que estaba permitiendo que sucediera.

-Eres tan dulce -gimió él contra su boca- No sabía que algo podía saber tan dulce como tú.

Como si estuviera lamiendo la miel de una cuchara, desizó su lengua de un extremo de los labios de ella al otro. Ava lanzó una exclamación ahogada y la sacudió un estremecimiento incontrolable. Las manos que había apoyado en elpecho de él para empujarlo, se aferraron a la tela de su bata. conmovimeientos gentiles, deslizó la lengua sobre la boca de ella de nuevo.

-¡Dios mío, me encantaría probar cada centímetro tuyo!

El miedo la invadió al oírlo y al ver el deseo que ardían en sus ojos. Trató de liberarse de él, pero sus manos la agarraron del pelo.

-No tengas miedo de mí -suplicó él.

-No tengo miedo -ella tuvo que bajar la cara para que él no viera en sus ojos que eso era mentira.

-Sí, lo tienes -murmuró Nicky con tristeza. Soltó su pelo y con un dedo le levantóla barbilla, obligándola a mirarlo- Tienes miedo de mí, pero no por la razón que te imaginas -inclinó la cabeza, rozó suslabios con suavidad y saboréo elpequeño gemido que escapó de ellos- Lo supe después de besarte por primera vez. No podía comprender por qué tenías miedo... hasta aghora -sonrió. Una mujer como tú jamás podría haber respondido de la forma en que lo hiciste, a menos que sintiera algo por mí.

-¡No! -gritó Ava. Lo empujó lejos de ella y se puso de pie- ¡No es verdad! No sé por qué sucedió eso. Debió ser la impresión de ver al castillo por primera vez, a la luz de la luna. Tal vez me hundí en la fantasía de...

-¡No más fantasías! -la interrumpió él con impaciencia- No vas a necesitarlas conmigo -con un movimiento poderos, se puso de pie y le agarró la muñeca cuando ella se disponía a alejarse, para atraerla hacia él- ¡Tengo algo mejor para ti!

La abrazó con fuerza y su boca descendió sobre la de ella. No había ternura en su beso ahora. Estaba decidido a borrar de la conciencia de ella todo, excepto las realidades innegables de us boca y de su vibrante cuerpo.
Ava trató de resistir el asalto erótico que estaba realizando sobre sus snetidos. Pero la boca de él se movió sobre la suya con un hambre que iba más allá del deseo fisico y que la asustó por su misma intensidad. Ava se pregunto cómo podía él causar tal efecto en ella cuando no lo amaba. Los brazos de ella rodearon el cuello masculino y sus labios se abrieron a la invasión profunda y posesiva de su lengua.

-Si vas a detenerme -murmuró con voz emocionada al sentir que había dejdo de resistirse- será mejor que lo hagas ahora.

Ava abrió los ojos,invadida por senscaiones en las que sólo había soñado. Aunque trató de hablar no pudo hacerlo. Entonces, la boca de él se cerró de nuevo sobre la de ella y se se había llevado no sólo su aliento, sino el último residuo de razón.
Con duras y profundas penetraciones de su lengua, Nicky llenó su boca de la misma orma en que ansiaba llenar su cuerpo. Ava se entregó a sus caricias de una forma total y absoluta.
Las manos de Nicky buscaron la cremallera de su vestido, para quitar la última barrera que los separaba; sin embargo la tela se enganchó en ella.
Rompió de un violento tirón la cremallera atascada.
Ava lanzó una exclamación ahogada y apartó su boca. Los brazos de ella bajaron del cuello de Nicky y retrocedió. Eso sólo sirvió para facilitarle la tarea de quitarle el vestido. Pieza por pieza le arrancó laa prendas interiores de encaje, con demasiada rapidez para que ella pudiera detenerlo. Las arrojó a un lado, lleno de impaciencia.
Sólo cuando ella estuvo delante de él como en sus sueños, con su espléndido cabello cayendo sobre su cuerpo desnudo, Nicky notó que Ava estaba temblando de una forma incontrolable.

-Siento haber sido tan rudo -se disculpó con voz ronca- pro sabes cuánto he deseado esto...

Abrió su bata y envolvió con ella el cuerpo tembloroso de Ava. Sus brazos se cerraron sobre la espalda de ella y la empujaron contra él. Ava lanzó una exclamación ahogada al sentir la piel candente de Nicky contra su propia piel, la inesperada intimidad de compartir su bata.

-Te he deseado desde el momento en que te vi -murmuró él. 

El calor del cuerpo masculino penetró hasta los huesos de ella y disolvió los últimos rastros de temor. La boca de Nicky descendió hacia el pulso que latía en la base del cuello de ella.

-Nunca en mi vida había deseado algo tanto como te he deseado a ti.

Un ligero estremecimiento recorrió la espalda de Ava cuando se abrió la bata y as manos de Nicky se deslizaron hacia sus caderas para adherirlas a las de él. Ella contuvo la respiración cuando lo sintió tenso de deseo.
Nicky percibió cómo se abría para él. Eso casi le hizo perder el control. Sus amnos se aferraron de una forma feroz a su redondo trasero,mientras la piel de uno rozaba la del otro, la levantó hasta que sus senos quedaron a la altura de su boca
Ava lanzó un grito cuando sintió su boca en ella, hambrienta. Se aferró a sus hombros y sus uñas se clavaron en los músculos tensos. Los labios y los dientes de él cotinuaron acariciando su seno, haciéndola temblar de placer, mientras la conducía a la cama.
No la soltó del todo en ningún momento, excepto para quitarse con rapidea la bata. Se tendió en la cama junto a ella. Sus manos  rodearon sus senos y los unieron, de modo que su boca pudiera moverse con facilidad de uno a otro. Conl eves mordiscos atormentó sus pezones hasta que se pusieron erectos de excitación; el dolor de su  hinchazón fue calmado con alargos y húmedos movimientos de su lengua.
Ya enloquecida de placer, Ava introdujo las manos en elpelo de Nicky. Arqueó los senos hacia él, ansiosa de que él tomara más de ella, de que la tomara toda ella.
El rió triunfal, feliz de  poderla arrastrar a aquella locura de deseo.
Se deslizó hacia abajo sobre el cuerpo d eella. Sus amnos se habían adelantado para separar sus muslos y meterse entre ellos. Se puso rígida por la impresión cuando su cálido aliento la acarició... nunca había sio tocada de una forma tan íntima. Cuando él trató de abrirla con besos cnadentes, una protesta ahogada surgió de ella.
El levantó la cabeza y la miró.

-Te dije que quería todo lo que tuvieras para darme -dijo él- Te quiero toda para mí -sus manos se deslizaron bajo sus caderas- Yo no voy a detenerme hasta que consiga lo que quiero.

Levantó las caderas de ella para que quedaran a la altura de su boca.
Todo el amor que Nicky sentía por Ava, un amor que él sabía que ella no quería, surgió a través de él y se derritió en su sangre. L acarició hasta que Ava se retorció desesperada bajo él y sintió los ardientes espasmos del deseo sacudirla con intensidad. Comprendió que estaba ya ansiosa de entregarse a él de una forma total. Rápidamente, se colocó encima de su cuerpo y se intridujo en ella.
Ava grito al sentir la exclamación absoluta de su posesión, una posesión que era más que física, que exigía uan respuesta igual de parte de ella. La llenó toda y aun así s ehundió d emanera más profunda, buscando y deseando todavía más. Nicky llegó a estar tan profundamente metido en ella, fue hasta tal punto parte de ella, que Ava  no supo sónde terminaba ella misma y empezaba él.
Una tormenta de pasión estalló sobre ellos, sacudiéndolos con fuerza, el mundo se disolvió a su alrededor y un solo momento se transformó en una eternidad.
Como uno solo, fueron consumidos por la misma ardeinte y convulsiva explosión.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 16 Jul 2014, 11:45 am

Capitulo 11


Dormida, todavía, Ava extendió los brazos buscando el calor del cuerpo de Nicky. Al encontrar solo vacío, despertó. El principio del amanecer se filtraba a través de las ventanas, iluminando el espacio vacío que había junto a ella. Un rápido recorrido visual de la habitación confirmó lo que, de algún modo, había percibido en sueños: Nicky se había ido.
Ava se preguntó cuándo se habría marchado. Al recordar cómo se había aferrado a ella, después de hacer al amor, como si no quisiera soltarla nunca, se preguntó por qué. Le sorprendió descubrir que echaba de menos la sensación de su brazo alrdedor de su cintura, su mano rodeando su seno de forma posesiva, aun en sueños, y la de su muslo, áspero por el vello, encima de su cadera.
Al recordar la ternura con la que la había envuelto en su bata al darse cuenta de lo asustada que estaba, sentimientos nuevos y extraños se apoderaron en ella.
Vio entonces una cajita envuelta en papel para regalo, colocada contra la base del cubo para enfriar el champán. Ella no recordaba haberla visto la noche anterior. Se acercó más y vio una tarjeta metida en el lazo de satén que adornaba la cajita. Decía simplemente: Para Ava, de Nicky.
Tomó el paquete, que era largo y estrecho, lo desenvolvió y vio que era un estuche de terciopelo negro. Contuvo la respiración al abrirlo y encontrar en su interior una gran esmeralda, rodeada de diamantes y suspendida de una cadena de platino.
El colgante debía haber costado miles de dólares y, sin embargo, Ava nunca se había sentido tan vulgar y ta corriente como en esos momentos. Nicky Byrne siempre obtenía lo que deseaba porque estaba dispuesto a pagar el precio, se recordó con amargura. El mismo se lo había dicho. La noche anterior había obtenido, por fin, lo que quería de ella, y ahora estaba pagando por ello.
Ava cerró el estuche y lo dejó bruscamente sobre la mesita de noche. Las lágrimas asomaron a sus ojos. No había comprendido lo mucho que la noche anterior había significado para ella, hasta que él la había destruido.

Ava estaba ya levantada cuando la llamaron por teléfono para despertarla y decirle que eran las siete de la mañana. Se dio una ducha. Se estaba peinando cuando, cuando oyó que llamaban a la puerta. Supuso que era Nicky y se puso tensa.

-¿Puedo pasar, señora? -preguntó en italiano una mujer.

Llevaba el desayuno en una enorme bandeja. Se detuvo sorprendida al ver a Ava de pie en el centro de la habitación y volvió una mirada interrogante hacia la cama.

-¿La señora no desayuna en la cama?

Ava jamás en su vida había desayunado en la cama.

-No, gracias.

-¡Ah, comprendo! -exclamó la mujer, muy sonriente- La señora prefiere desayunar con el señor Nicky . El señor ha pedido un gran desayuno americano y me ha ordenado que le pregunte si se quiere reunir con él.

-No -Ava contestó con más brusquedad de la que quería- Yo nunca desayuno mucho.

-Eso fue lo que yo dije al señor Nicky. Una señora nunca desayuna mucho -la mujer apoyó la bandeja sobre su abdomen- Entonces, ¿dónde quiere desayunar la señora?

Ava no estaba acostumbrada a dar órdenes y le molestó tener a la pobre mujer de pie con aquella enorme bandeja.

-Por favor, deje esa bandeja en cualquier parte.

-Muy bien, señora -con pasos rápidos, la mujer llevó la bandeja a una mesita de mármol.- Soy Marina -se presentó a sí misma, con una cálida sonrisa- Yo me ocuparé de la casa mientras ustedes estén aquí.

Llenó una gran taza de café con leche.

-Café con leche -explicó la mujer al ver la expresión curiosa de Ava- Es lo que los italianos tomamos en el desayuno. Pero si la señora prefiere café americano, o té, puedo traerlo.

-No, gracias, eso está bien -le aseguró Ava- Por favor, no se moleste -se apresuró a añadir al ver que la mujer acercaba una silla a la mesa para que Ava pudiera sentarse- Tomaré solo el café con leche, gracias.

-¿Sólo café con leche? -parecía muy desilusionada.

-No tengo hambre -explicó Ava con tono de disculpa.

-Ah, cuando se es joven y recién casada, como la señora, una solo tiene hambre de amor.

Ava se ruborizó al recordar su noche de bodas.

-¿La señora necesita algo más? -preguntó Marina.

-No, Marina, gracias. Y, por favor, no me llame señora. Me llamo Ava.

-¿Señora Ava?

-No, solo Ava.

-¡Ah, ya veo que usted es como el señor Nicky! -dijo mirando a Ava con simpatía- Muy democráticos. Me va a gustar mucho trabajar para ustedes -con pasos rápidos se dirigió a la puerta- Ahora, debo servir el desayuno al señor Nicky -justo antes de cerrar la puerta dirigió a Ava una suave sonrisa- Les deseo a usted y al señor Nicky mucha felicidad.

Ava se sintió conmovida por el deseo de Marina, aunque sabía que había pocas probabilidades de que se hiciera realidad. Eso, por alguna razón, la entristeció.
Al dirigirse al armario, se detuvo para recoger el vestido de gasa y su ropa interior de encaje, todavía esparcidos por el suelo. Algo en suinterior se contrajo al recordar cómo nicky se los había arrancado prácticamente. Con exasperación dejó caer las prendas en el diván y continuó avanzando hacia el armario.
Se vistió con rapidez. Estaba decidida a salir de allí antes de que Nicky terminara de desayunar y fuera a buscarla. Se detuvo para comprobar que en su amplio bolso iba el guión de la película, y corrió hacia la puerta.
Deliberadamente, dejó el colgante donde lo había encontrado.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Miér 16 Jul 2014, 6:01 pm

Capitulo 12


-Señor Nicky, he buscado en todas las habitaciones y la señora no está -dijo Marina, deteniéndose ante la mesa del comedor.

Con el ceño fruncido y la expresión perpleja, Nicky retiró suplato vacío y tomó su taza de café.

-Debe estar en alguna parte, Marina. ¿No le ha dicho que yo quería que desayunara conmigo?

-Sí, señor, pero ella dice que nunca desayuna mucho. Sólo ha tomado una taza de café con leche.

-Entiendo -tratando de disimular su desilusión, Nicky tomó un trago de café- Bueno, como usted sabe, hoy es nuestro primer día de rodaje. Estoy seguro de que tiene muchas cosas de que ocuparse.

-Tal vez. Pero, ¿dónde?. No está en su habitación.

-Hágame un favor. Vaya a buscarla de nuevo, ¿quiere, Marina? Ella no conoce la villa y tal vez se haya perdido.

-Muy bien, señor -dijo Marina con un suspiro de resignación.

Nicky terminó su caé con expresión pensativa. Más que nunca lamentó no haberse quedado con Ava toda la noche, como hubiera querido. Pero le había prometido intimidad, como un tonto, y no quería faltar a su palabra la primera noche que pasaban juntos. El sabía que haría flta mucho tiempo para que ella lo aceptara como esposo en el más amplio sentido de la palabra. Entonces ella sería la que desearía que se quedara. Después de su respuesta a él la noche pasada, estaba seguro de que eso sucedería tarde o temprano.
Nicky bajo su taza de café ya vacía y sonrió para sí mismo. Se preguntó cuál sería la reacción de Ava al ver el regalo que le había dejado.

-Señor Nicky, la señora no está en la casa -anunció Marina cuando volvió al comedor, unos minutos más tarde- En su prisa por estar lista ha dejado esto -dejó el estuche de terciopelo en la mesa- No creo que una cosa así deba dejarse abandonada.

Nicky tomó el estuche y lo abrió. El colgante con la esmeralda no había sido sacado siquiera del estuche.

-Gracias, Marina.

-¿Quiere que lo guarde en la caja fuerte?

-No, se lo entregaré yo mismo -cerró el estuche de nuevo y lo guardó en el bolsillo de su chaqueta- ¿No la ha encontrado entonces? -preguntó y tuvo el presentimiento de que algo andaba mal

-No. La señora no está en ninguna de las habitaciones.

-Por supuesto. La señora está en e jardín, Marina -la interrumpió Marco, que entraba en esos momentos en el comedor- Acabo de verla en él.

Nicky sintió un intenso alivio.

-¿Qué hace allí? -preguntó, poniéndose de pie.

-No lo sé, señor -contestó el chofer- Tal vez esté deseosa de empezar la película.

-Es más correcto decir ansiosa -le explció a Marco- El deseo está más bien relacionado con sentimientos de amor.

-¡Ah, el amor! -suspiró Marco.

-Vamos, Marco -ordenó Nicky sonriente- Se hace tarde y todos estamos ansiosos de empezar la película.

-¡Sí, señor! -contestó Marco, pero dirigió una mirada maliciosa a Marina.

Los dos hombres salieron del comedor.

-¿Cómo puede un hombre no amar a todas las mujeres? -preguntó Marco a Nicky al salir por la puerta principal- Jóvenes, viejas, latas, bajas, gordas, flacas. Cada una a su manera, todas son hermosas. Y yo las amo a todas.

-Ya lo he notado -dijo Nicky con tono sarcástico- Pero ¿nunca has amado a una sola mujer?

-¡Oh sí! -exclamó Marco orgulloso- ¡Muchas veces!

Nicky sonrió por la actitud del joven chofer ante el amor.

-Uno de estos días, Marco -predijo con solemnidad-, conocerás a una mujer muy especial y entonces no podrás ni siquiera vovler los ojos hacia otra mujer.

-No creo que tal cosa sea posible, señor Nicky -protestó Marco- Una mujer no puede satisfacer todos los deseos de un hombre.

-Puede hacerlo, si es la mujer adecuda -insistió Nicky.

Dos meses antes él mismo tampoco hubiera creído eso posible. Desde donde él estaba ahora, el automóvil que Marco había dejado en la entrada era prefectamente visible. Ava estaba sentada en el asiento de atrás. El solo verla dejóparalizado a Nicky. Sintió quela sangre se precipitaba alocada por sus venas.Todavía sentía en la boca el sabor de ella. Aspiró una bocanada de aire y la dejó escapar en un suspiro tembloroso.

-Créeme, Marco, la mujer adecuada puede satisfacer deseos que tú no sabías siquiera que tenías.

-Así que usted, señor Nicky, ha encontrado una mujer así -siguiendo la dirección de la mirada de Nicky, Marco vio a Ava. Ella estaba demasiado enfrascada en el guión que estaba memorizando,para notar que la estaban mirando- ¡Ah, la señorita Kendall es bellísima!

-Ahora es mi esposa -le recordó muy serio- No lo olvides.

-Jamás podría olvidar tal cosa -comentó Marco con rapidez- me gusta demasiado la vida.

Nicky le dirigió una mirada de soslayo, mientras bajaban la escalinata de la entrada.

-¿Por qué dices eso?

-Porque un hombre como usted nunca dejaría que otro hombre le quitara a su mujer, estoy seguro -contestó Marco con una seriedad poco frecuente en él- Creo que usted mataría primero a ese hombre.

-Y yo creo que has visto demasiadas óperas, Marco.

Pero cuando se dirigiero hacia el coche, Nicky se preguntó qué haría si Ava se enamorara de otro hombre. El solo pensar en ella entregándose a otro hombre somo se había entregado a él la noche anterior, era suficiente para destrozaro por dentro.
Con toda sinceridad, no sabía lo que haría.
A través de la ventana abierta del automóvil, Ava oyó el sonido de los pasos que se acercaban. Levantó la mirada y vio acercarse a Nicky.

-Así que aquí estás -dijo mientras Marco mantenía abierta la puerta para que él entrara- Estaba a punto de mandar a los sabuesos a buscarte.

-Yo tampoco sabía dónde estabas tú -contestó Ava con frialdad.

-Estaba en el comedor -dijo él sentándose a sulado- ¿No te dijo Marina que etsaba desayunando? Esperaba que te reunieras conmigo.

-Yo nunca como nada en el desayuno.

Sobre todo, pensó furiosa, cuando él le enviaba sus órdenes con una criada, en vez de preguntarle qué deseaba hacer. Volvió a concentrarse en el guión.
Pudo sentir que él la observaba. Por fortuna Marco, que había ocpupado su lugar frente al volante, interrumpió el icómodo silencio dándole los buenos días. Ava le contestó con una leve sonrisa.
Eso era más de lo que había tenido para él, comprendió Nicky. Se sintió confuso y herido. No sabía qué hacer. Lo único que se le ocurrió fue meter la mano en el bolsillo, sacar el estuche de terciopelo y entregárselo.

-Me parece que has olvidado esto.

-No, no lo he olvidado -contestó ella, volviéndose lentamente hacia él- No puedo aceptarlo Nicky.

El sonrió con incredulidad. Nucna había conocido a una mujer que rechazara un regalo.

-¿No puedes hacerptar un regalo de tu marido?

-Eso no es un regalo -exclaó Ava con todo el dolor y el resentimeinto que había en ella- Ese es el pago por unos servicios prestados.

Nicky se quedó inmóvil y sus facciones se endurecieron. Se inclinó hacia adelante y subió el cristal que los separaba del chofer. Luego se volvió hacia ella.

-¿Servicios prestados? -repitió, con voz ronca- ¿Eso es lo que crees que significó para mí lo de anoche?

Ava se sintió tan sorprendida porla intensidad de su reacción que no pudo contestar.

-¿O es lo que significó para ti? -cerró ele stuche con brusquedad y lo tiró sobre el guión que ella tenía en su regazo- Sería mejor que lo aceptaras, puesto que pareces creer que te lo ganaste.

-¡Así es exactamente como me has hecho sentirme tú! Crees que puedes comprar cualquier cosa, porque el dinero es lo único que realmente concoes y te interesa -llena de orgullo le devolvió el regalo- ¡Bueno, a mí no puedes comprarme!

-Ya lo he hecho -le recordó él de forma brutal.

Ava lanzó una exclamación ahogada, como si la hubiera abofeteado.

-No, no lo has hecho y no lo harás jamás -dijo con dificultad- lo único que has comprado ha sido el derecho de acostarte conmigo. Pero no puedes comprar el amor.

-¡Claro que puede comprarse! -replció Nicky con amargura- Solo que cuesta más -una sonrisa carcástica curvó su boca- Dime... ¿cuál es el precio actual del amor?

-No me sorprende que tú no sepas eso -dijo ella, llena de desprecio- el amor sólo puede comprarse con amor.

Nicky se irguió y se inclinó hacia ella.

-¿Quieres decirme que para conquistar tu amor lo único que tengo que hacer es admitir que te amo?

Ava bajó los ojos.

-Ambos sabemos que no me amas.

-Sería un tonto si lo hiciera, ¿no? ¡Tú no quieres nada que yo pueda darte, mucho menos mi amor!

Con un rápido movimiento del brazo, arrojó el estuche con el colgante de esmeralda y brillantes por la ventana del coche.

-¡Nicky! ¿Estás loco? -gritó Ava al ver desaparecer el estuche de terciopelo entre un grupo de cipreses- ¡Ese colgante debe costar miles de dólares!

-Eso debe darte una idea de lo mucho que el dinero significa para mí -dijo él.

No volvió a hablarle hasta que cruzaron el patio del castillo. Su tono era estrictamente profesional cuando lepreguntó:

-¿Recuerdas dónde está tu camerino? Donde te arreglaron anoche.

-Sí, desde luego.

-Entonces puedes empezar a prepararte. Voy a buscar a Hal para avisarle que hemos llegado.

Ava se alegró de tener tantas cosas que hacer. Así no podría permitirse el lujo de pensar en Nicky o en la discusión que acababan de mantener.
Cuando la maquilladora y el estilista terminaron con ella, sus pensamientos estaban concentrados en la escena que tenían que rodar esa mañana.
Y, sin embargo, cuando se dirigió al estudio, con la ansiedad retorciendo sus entrañas, buscó a Nicky con la mirada entre la multitud de actores, técnicos, luces y equipo de sonido que se encontraban en él. Se sintió extrañamente desilusionada al descubrir que no estaba él.

-Aquí está nuestra Francesca -dijo Hal Dunhill, el dierctor, examinado su traje y supeinado medievales- Preciosa... simplemente preciosa -miró a su alrededor, con aire pensativo- ¿Y dónde está Paolo el Bello?

-Aquí estoy, Hal -dijo una voz profunda detrás de Ava.

Ava contuvo el aliento y la sangre desapareció de su cara cuando se dio la vuelta.

-Aquí está tu Paolo, Francesca -dijo Hal con tranquilidad-  Estoy seguro de que no necesita presentación.

-Espero queno -dijo Derek Granger con una sonrisa.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Jue 17 Jul 2014, 10:37 am

Capitulo 13


-¡Corte! -gritó el director, interrumpiendo a Ava en medio de un parlamento.

Todos se quedaron inmóviles. Ella se volvió hacia el camarógrafo.

-¿Qué pasa esta vez?

El camarografo levantó las manos en un gesto de impotencia.

-Está desencuadrada. No se ha fijado de nuevo en las señales.

-Francesca, no te has fijado en las señales de nuevo -dijo Hal acercándose a ella.

-Lo siento -se disculpó Ava y dirigió una mirada nerviosa hcia Nicky, que observaba a un lado.

Era la tercera vez que no prestaba atención a las señales y había olvidado dos veces sus diálogos, debido a lo que le alteraba la idea de trabajar con Derek.

-Lo siento de verdad, yo...

-No te preocupes. Es el primer día y todos estamos un poco nerviosos -le dijo Hal con la sonrisa de un verdadero profesional.

Era un veterano del cine, hacía veinte años que trabajaba en Hollywood, nada era ya capaz de sorprenderlo.

-¿Barry? -dijo a su ayudante, mirando la señal puesta en el suelo- Por favor, pon un trozo de cinta adhesiva más grande ahí. Creo que Ava tiene problemas para verla.

Mientras el ayudante de dirección cumplía la orden. Hal se llevó a Ava a un lado.

-Me gusta lo que estás haciendo, Francesca. El trabajo es bueno. Veo el dolor en tu rostro. Te veo luchando contra la situación. Sigue actuando así, pero en el lugar correcto, donde está la señal, ¿te parece?

-Me fijaré esta vez.

-Así me gusta. Ahora, Paolo -hizo una señal a Derek para que se acercara- Me gusta lo que está haciendo. Sigue así, pero expresa un poco más de remordimiento, de sentimiento de culpabilidad.

Derek frunció el ceño.

-¿Remordimiento?

-Aunque estás tratando de justificar tu traición a Francesca, sabes muy bien lo mucho que la has herido -explicó el director- Quiero que lo expreses -mientras volvía a su silla, añadió- Por cierto, la tensión sexual entre ustedes es la justa. Manténgala así.

Derek sonrió.

-Eso es fácil -le dijo a Ava entre dientes, mientras volvían a sus puestos- Eso no es actuar.

-En lo que a mí se refiere, sí lo es -contestó ella con firmeza. Pero cuando vi a su ex amante ocupar de nuevo su posición, Ava comprendió que mentía.

Derek nunca había estado más atractivo. Una sensación profunda de dolorosa pérdida pareció a punto de invadirla; se dijo a sí misma que Francesca debía haber sentido lo mismo cuando volvió a ver a Paolo.

-¡Atención! -gritó Hal cuando se instaló en la silla de director- ¡Vamos a hacer otra toma!

-¡Silencio! -gritó el ayudante de dirección, aunque ya todos se habían callado.

-¡Cámara, acción! -ordenó el director- Empezamos.

El segundo ayudante colocó la claqutea ante la cámara.

-Escena dos. Toma seis.

Se necesitaron ocho tomas más antes de que todo saliera a la perfección y Hal anunciara por fin:

-Se imprime esa toma. Los actores tiene cinco minutos de descanso mientras preparamos la toma inversa.

Ava emitió un hondo suspiro de alivio.

-¡Me siento eufórico! -le dijo Derek con una sonrisa encantadora- Hacía mucho timepo que no disfrutaba tanto de una actuación -sus ojos se encontraron con los de ella- Siempre hemos formado un equipo maravilloso.

-¿De verdad? -Ava se obligó a encogerse de hombros- No lo recuerdo.

Se dio la vuelta y se alejó de él. Las piernas le temblaban. Se sentía tan agotada emocionalmente, que no sabía cómo podría interpretar la siguiente escena con él. Mientras los técnicos trasladaban luces y equipo, se dirigió hacia donde estaba Nicky esperándola.

-¿Estás bien, Ava? -preguntó Nicky, mirándola con intensidad.

A Ava le sorprendió que Nicky se hubiera dado cuenta del estado en que se encontraba.

-Nicky, hay algo que tengo que... ¿podríamos ir a mi camerino un momento?

Antes de que Nicky pudiera contestar, el padre de Ava se acercó a ella corriendo.

-¡Has estado sensacional, princesa! -exclamó Mike- Hay sólo un par de detalles menores que quiero enseñarte.

-Por favor, ahora no, Mike -suplicó Ava- Sólo quiero ir a mi camerino y...

-De acuerdo -dijo Mike, haciéndose a un lado para dejar pasar a un técnico- Pero tengo unas cuantas sugerencias sobre cómo deberías...

-Ya tenemos un director en el estudio -le interrumpió Nicky, sin molestarse en disimular su irritación- ¿No se supone que debías estar en maquillaje, Mike?

-Sí, sin embargo, antes quería ver cómo le iba a Ava.

-No te preocupes por Ava -dijo Nicky con brusquedad- Ava está muy bien. Preocúpate de estar vestido y maquillado a tiempo. Tu escena va después de esta toma.

-Sí, lo sé. Ya estoy listo... prácticamente -dio al brazo de Ava un rápido apretón- Hablaré después contigo, princesa. Sabes dónde encontrarme si me necesitas.

Al ver la mirada que Nicky le dirigía, desapareció en el acto.
Nicky emitió un suspiro de exasperación.

-¿Por qué permites que tu padre te trate así?

-¿Que me trate cómo? -murmuró Ava con aire distraído.

Derek estaba de pie, casi enfrente de ellos, y la miraba con intensidad.

-¿Que te pasa, Ava?

-No puedo hablar aquí. Hay demasiada confusión.

-Ven, vamos a tu camerino. No van a necesitarte en la próxima media hora- Nicky tomó el brazo de Ava y sintió lo tensa que estaba- ¿Qué te tiene tan alterada? Has estado maravillosa. La escena ha resultado perfecta.

-Pero, ¿no te has dado cuenta de todos los errores que he cometido? -preguntó ella con expresión desdichada, mientras él la condujo fuera del estudio- Los siento, Nicky. Nunca en mi vida me había costado tanto hacer una escena.

-Lo que se ve en la pantalla es lo que cuenta -le aseguró Nicky con suavidad- Como Hal dice, todos están nerviosos el primer día.

-No es eso. Yo... -Ava se detuvo en lo alto de la escalera que conducía al patio del castillo- Nicky, ¿por qué no me dijiste que Derek Granger iba a hacer el papel de Paolo?

-Porque no estaba seguro de lo haría.

-¿Cómo es eso posible? ¡Tú eres el productor! -protestó Ava.

-No estuve seguro hasta el último día, en que el psquiatra de Derek decidió que ya podía trabajar.

-¿Qué quieres decir con eso?

-Yo creo que tú lees los periódicos. Estoy seguro de que sabes el problema de alcoholismo que Derek ha tenido.

Ava había procurado no leer nada acerca de él, pero no había podido pasar por alto los titulares que proclamaban sus peleas de borracho, sus problemas con los directores o sus tormentosos idilios.

-No sabía que la bebida se había vuelto un problema para él.

-Prácticamente destruyó su carrera. Nadie en Hollywood quiere ya contratarlo.

-Entonces, ¿por qué lo has contratado tú?

-Porque es perfecto para el papel. Nunca he pensado en nadie más. No hay ningún otro actor con su apostura y su talento, que sea capaz de interpretar papeles clásicos como lo hace él.

Era imposible negar eso.

-Pero, ¿valdrá la pena correr el riesgo? -extendió una mano y se aferró al brazo de él- Nicky, estoy segura de que va a causarnos problemas.

-Eso es lo que el estudio cree también -admitió Nicky- Por eso he tenido que contratar a John Colby como posible sustituto.

-Entonces, ¿por qué no hace el papel él? -preguntó Ava.

Nicky se echó a reír.

-¿Lo dices en serio?

Ella retiró la mano del brazo de él.

-Muy en serio, Nicky.

-¿Me estás pidiendo que sustituya a un Derek Granger por un John Colby?

-John Colby es un buen actor, muy bueno. Ha demostrado su capacidad en varias obras de Shakespeare.

-Sí -reconoció Nicky, abriendo la puerta del camerino- Colby es un actor muy repsonsable, y estoy seguro de que había una buena actuación. Pero quiero una actuación electrizante y solo Derek Granger tiene carisma suficiente para ello.

-Si es que quiere esforzarse -contestó Ava, pasando por delante de Nicky para entrar en el camerino.

-Lo hará -la siguió al interior- Admito que hay un cierto riesgo con Derek -continuó diciendo Nicky- pero yo nunca juego a lo seguro. Siempre he pensado que vale la pena correr el riesgo en lo que a la gente se refiere -una sonrisa burlona curvó sus labios- he corrido un riesgo contigo.

-¿Conmigo? -Ava levantó la mirada hacia él, sin comprender.

-El estudio quería una estrella reconocida para el papel de Francesca. Yo quería lo hicieras tú. He tenido que luchar mucho para conseguirlo, pero lo he logrado.

-¿Cómo?

-Convenciendo a todos de algo evidente. Cuando esta película sea estrenada tú serás una estrella. Y creo que Derek merece una oportunidad, también -añadió Nicky- Cayó en la trampa de Hollywood, como tantos otros. Se volvió estrella después de su primera película y no supo asimilar el éxito -movió la cabeza con tristeza- Tuvo demasiado, y muy pronto. Sé que eso arruina a veces a los mejores hombres. Empiezan a beber o drogarse para escapar de las presiones y los problemas que trae consigo el éxito. Pronto el escape se convierte en una trampa mortal.

Ava se volvió hacia un lado.

-Esa no es la única razón por la que me niego a trabajar con él.

-Ava, escúchame -Nicky extendió las manos, tomó a Ava por los hombros y la hizo volverse hacia él- Derek no ha tomado una sola copa desde hace más de cuatro meses y me ha prometido no tomar ni una gota más. Yo voy a encargarme de que cumpla esa promesa -Sonrió- Así que no te preocupes Derek Granger. Ese es mi trabajo. Yo cuidaré de él.

-Pero yo soy la que tiene que actuar con él -Ava protestó con énfasis- Y no puedo, Nicky... ¡no puedo!

-¿Cómo puedes decir eso después de la escena que acabas de hacer con él? ¡Los dos han estado fantásticos!

-Han sido necesarias catorce tomas para que la escena salga bien porque me estaba costando mucho poder trabajar con él. Y eso que era una escena relativamente simple. ¿Qué va a suceder cuando vengan las escenas de amor?

-¿Las escenas de amor? -Nicky observó a Ava con atención. Notó que había una expresión desesperada en sus ojos- ¿Por qué iban a molestarte de forma especial esas escenas?

-Porque... -Ava aspiró una gran bocanada de aire para tranquilizarse- Nicky, ¿recuerdas que anoche te dije?..

-No estoy interrumpiendo nada, ¿verdad? -dijo Derek de pronto



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 18 Jul 2014, 11:14 am

Capitulo 14


Ava contuvo el aliento cuando se volvió a mirarlo. Se preguntó cuanto tiempo llevaría ahí y cuánto de su conversación con Nicky había oído.

-En realidad, estábamos hablando de ti, Derek -admitió Nicky con franqueza.

-Me pareció oír mencionar mi nombre -Derek dirigió a Ava una sonrisa irónica, mientras se acercaba hacia donde estaban ellos- Tenía que pasar por delante de este camerino, para ir al mío, y la puerta estaba abierta.

-Entonces, sabes cuál es el problema -dijo Nicky.

-Sí -dijo Derek, mirando a Ava- yo sé cuál es el problema.

-Realmente no puedes culpar a Ava por sentirse como se siente -añadió Nicky con rapidez, en defensa de ella- Ella es al que tiene que actuar contigo.

-Pero esto no tiene nada que ver con mi actuación -contestó Derek con tono burlón- ¿Verdad, Ava?

-No -admitió ella.

-Por supuesto que nadie pone en tela de juicio tus dotes de actor -empezó a decir Nicky, cuando Barry Jones, el ayudante de dirección, entró corriendo en la habitación.

-Esperaba encontrarlo aquí, señor Byrne -dijo, y se detuvo un momento para recobrar el aliento.

-Hal lo necesita urgentemente -dijo con voz alterada.

-¿Para qué? -preguntó Nicky- ¿Qué sucede ahora?

-Bueno, ¿conoce usted a Sam, el electricista? Estaba tratando de colocar unos soportes en la pared para poner los aparatos de iluminación -un suspiro de frustración escapó de sus labios- Pero este italiano, el superintendente del castillo, o algo así, no deja que lo haga. Parece que va a darle un ataque, de sólo pensarlo. Hal quiere que vaya usted a hablar con él.

-Muy bien. Yo me encargaré de eso -dijo Nicky, con tono tranquilo- Creo que tendrás que defenderte solo, Derek.

-Pero, Nicky, yo también te necesito -protestó Ava.

Lo último que deseaba era quedarse sola con su ex amante.

-Lo siento, Ava, pero sólo puedo resolver un problema a la vez. Sin la iluminación adecuada, no podremos igualar las tomas anteriores y tendríamos que repetir la escena que acabas de hacer -se dirigió hacia la puerta- Volveré tan pronto como pueda. Mientras tanto, traten de resolver sus diferencias.

-Les avisaré en cuanto estemos listos para empezar -gritó Barry por encima del hombro, mientras corría detrás de Nicky.

Una prolongada y tensa pausa se produjo entre Derek y Ava.

-Bueno, será mejor que hagamos caso a tu marido y tratemos de arreglar las cosas.

-No hay nada que arreglar, Derek -contestó Ava con frialdad- Me niego a trabajar contigo y eso es todo.

-Has cambiado -dijo él- Has madurado desde que te vi por última vez. Echo de menos esa cualidad dulce e inocente que solías tener. Era una de las cosas que más me gustaba de ti -sus ojos la recorrieron- Pero eres todavía más hermosa de lo que recordaba.

Ava sonrió con desprecio ante el cumplido.

-Tú, en cambio, no has cambiado nada.

-Sí, claro que he cambiado -insistió Derek- Quisiera ser todavía el hombre que conociste y amaste alguna vez. No dejes que mi aspecto físico te engañe. Todavía puedo cantar, bailar y mantener una dura pelea con la espada, cuando es necesario, pero el hombre ágil y despreocupado que conociste ha dejado de existir.

-No actúes conmigo, Derek -le advirtió Ava.

-Realmente has cambiado mucho. Antes no era vengativa.

-¿Vengativa?

-¿Cómo llamarías al uso que estás haciendo de tu situación como mujer del productor, para lograr que me echen de la película? No me digas que no estás tratando de hacerme pagar caro el que rompiera nuestro idilio.

-¡Eso no es cierto! -protestó Ava- No puedo trabajar contigo porque si... -se detuvo justo a tiempo.

No podía decirle que nunca conseguiría olvidarlo si trabajaba con él o que tenía miedo de que ese nuevo contacto con él reviviera los sentimientos que ella creía sepultados en su interior.

-Pero si tú quieres creer que estoy siendo vengativa... -se obligó a si misma a encogerse de hombros con indiferencia- no me importa lo más mínimo.

-Ava, no te culpo por odiarme, después de lo que te hice -dijo Derek con tristeza- Dios sabe bien que que yo mismo nunca me he perdonado. Me porté como un cerdo de primera.

Ava lo miró con ojos muy abiertos por la sorpresa.

-Nunca me había enamorado -explicó él- Y,por cierto, nunca me he vuelto a enamorar desde entonces. Eso me asustó.

Ava rió con incredulidad, aunque estaba a punto de llorar.

-Me dejaste de la forma en que lo hiciste... ¿porque me amabas?

-Sí. Y porque los dos empezábamos a tomar muy en serio nuestra relación -admitió- Yo sabía que si me quedaba terminaría casándome contigo. Quería casarme contigo . Pero yo había visto cómo el matrimonio y la responsabilidad que da tener una familia puede arruinar la carrera de un actor incluso antes que se inicie. Yo era ambicioso y decidido. No iba a permitir que nada se interpusiera entre el éxito y yo... ni siquiera mi amor por ti.

-Si realmente me hubieras amado, Derek, habríamos podido resolver juntos todos los problemas.

-¿Como lo hicieron tus padres?. No quería terminar siendo un fracasado como tu padre, Ava, ni culparte el resto de mi vida por haber destruido mis sueños.

-Pero yo no soy como mi madre -le recordó Ava con orgullo- A mí nunca me han importado las cosas materiales. Y, a diferencia de mis padres, tú y yo compartíamos los mismos sueños... Al menos, creía que os compartíamos.

-Y yo creía que estaba haciendo lo que era más correcto en esos momentos.

-Podías haberme dicho, por lo menos, que ibas a dejarme, Derek. ¿Cómo pudiste despedirte de mí dejando un simple mensaje en mi celular?

-¡Tenía que hacerlo! ¿No te das cuenta? -sus ojos buscaron los de ella suplicantes- Si te hubiera vuelto a ver, Ava,jamás habría podido dejarte. Estaba a punto de tener la gran oportunidad de mi vida. Nada ni nadie iba a detenerme -movió la cabeza de un lado a otro- Ese era el tipo de hombre egoísta que era yo entonces. Hast que te conocí, lo único que me había importado en la vida era ser famoso.

Una sonrisa burlona curvó sus labios.

-La ironía del asunto fue que una vez que tuve éxito, éste no me importó nada sin ti.

Se acercó un poco más y Ava sintió deseos de retroceder, pero no pudo hacerlo.

-No podía dejar de pensar en ti, de pensar en lo felices que habíamos sido juntos. No sabes cuántas veces he sentido a tentación de levantar el teléfono y llamarte.

-¿Por qué no lo has hecho?

-Porque me despreciaba por haberme portado tan mal contigo -contestó el con tono desdichado- Podía imaginarme lo que tú me despreciabas. Creo que fue por eso por lo que empecé a beber -se acercó más todavía- Por favor, no me odies, Ava.

Extendió la mano y le acarició una mejilla con dedos temblorosos.
Ava dio un paso hacia atrás, chocó contra la mesa y tiró varios frascos de maquillaje.

-Nunca te he odiado, Derek -admitió mientras luchaba para recobrar el control de sí misma- Pero nada de lo que has dicho cambia la situación. Sólo la empeora. Lo siento, pero no puedo trabajar contigo.

-Ava, yo sé que he cometido muchos errores, pero he pagado caro por ellos -insistió- Arruiné mi carrera y destruí la única relación real que había tenido con una mujer. Pero te juro que he cambiado.

Ava empezó a recoger los frascos que había tirado.

-Créeme -insistió él- si algo he aprendido en estos cuatro meses que he pasado en una clínica para alcohólicos es que no he hecho otra cosa, desde que alcancé la fama, que autodestruírme.

Ella se volvió a mirarlo.

-¿No te dijo Nicky que cuando me ofreció el papel de Paolo, fue con la condición de que fuera a una clínica especial para que me desintoxicara del alcohol que había en mi organismo y para que recibiera ayuda profesional?

-No -suspiró ella- No me lo dijo.

-Hasta me adelantó el dinero para pagar el tratamiento, porque yo estaba en la más completa ruina. ¿Crees que podría dejar mala Nicky después de lo que ha hecho por mí? Hace un año que mi representante no quiere saber nada de mí.

Ava se dejó caer en la silla que tenía frente a ella.

-Yo no sabía que te encontrabas en tal situación.

-No he hecho una sola película desde hace casi dos años. Si no termino ésta, jamás en mi vida volveré a trabajar -se puso sobre una rodilla, de tal modo que su cara quedó al mismo nivel que la de ella- Si me echan de esta película ahora, en mi primer día, ¿sabes lo que dirán todos? Derek Granger ha vuelto a emborracharse, o ha tenido otra pelea con el director. Habré acabado para siempre.

Derek asió las manos de Ava.

-Ava, por favor, no me hagas esto.

-Está bien, Derek -cedió- pero...

-Yo sabía que no podías haber cambiado tanto -exclamó él- Siempre fuiste la criatura más dulce del mundo. Nunca olvidaré esto -le dirigió una de sus sonrisas más cautivadoras- Como tampoco podré olvidar lo que vivimos juntos.

-Pues tienes que olvidarlo, Derek, o no podremos trabajar juntos. -Ava retiró sus manos de las de él y se puso de pie- Ahora soy una mujer casada.

Ava se dirigió con rapidez hacia la puerta.

-Por cierto -Derek se puso de pie lentamente- ¿le has dicho a Nicky lo nuestro?

-No. Estaba a punto de decírselo cuando entraste.

-Eso fue lo que pensé.

-Todavía pienso hacerlo.

-No creo que eso sea una buena idea, Ava -dijo Derek.

-¿Por qué no?

-¿De verdad no lo sabes?

-No, no lo sé -contestó ella, a la defensiva- Siempre le he dicho a Nicky la verdad. El la merece.

Ava salió del camerino.
Derek la siguió.

-Bueno, tal vez tú sepas lo que estás haciendo, pero... -se detuvo cuando vio que Nicky empezaba a bajar la escalera- si yo tuviera que ver a mi esposa representando apasionadas escenas de amor con un hombre de quien sé que ha estado enamorada una vez, me volvería loco.

-Nicky no es como tú -le aseguró ella.

-¿De verdad? Mi instinto me dice que Nicky es un hombre muy posesivo. Tengo la impresión de que si alguna vez se despertaran sus celos podría hacer el papel de Otelo sin maquillaje.

Ava se echó a reír, mientras cruzaban el patio. No podía imaginar a Nicky amando a una mujer lo suficiente para ser consumido por celos incontrolables. Sin embargo, cuando lo vio aparecer, comprendió que tampoco había creído que era un hombre apasionado hasta la noche anterior.

-Nicky no es un hombre celoso -insistió ella.

-Espero tengas razón -contestó Derek, viendo como Nicky avanzaba hacia ellos- La verdad es que nunca había conocido a un hombre con tanta confianza en sí mismo como él. Esperemos que se sienta igualmente seguro de tu amor.

Ava miró hacia otro lado.

-¿Cómo van las cosas? -preguntó Derek a Nicky, ya muy cerca de ellos.

-Todo está arreglado -contestó él y en unos segundos más se encontró a su lado.

-Lo mismo puede decirse por nuestro lado -declaró Derek.

Al recordar lo alterada que había parecido Ava ante la idea de trabajar con Derek, Nicky la miró sorprendido.

-¿Has cambiado de opinión?

Ava asintió con rigidez.

-Me alegro de que hayan solucionado sus diferencias -dijo Nicky con sinceridad- porque yo sé que va a trabajar muy bien juntos.

-Siempre lo hemos hecho -confirmó Derek.

-¿Ya han trabajado juntos?

-Estudiamos arte juntos -explicó Derek- Representamos varias escenas juntos durante el curso, ¿verdad, Ava?

Ava no pudo contestar. Lo único que pudo hacer fue observar la tensión que se apoderaba de las facciones de Nicky.
Derek se echó a reír con satisfacción.

-Todavía se habla de cómo representamos la escena del balcón, en Romeo y Julieta.

-Sí, me lo imagino -dijo Nicky.

Su tono era todavía más impresionante porque estaba totalmente exento de emoción.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 18 Jul 2014, 4:45 pm

Capitulo 15


Pasaron el resto de la tarde trabajando en la película. Irónicamente, las mismas eociones conflictivas que Ava había experimentado durante su encuentro con Derek eran las que tenía que expresar ante la cámara. Pero otro sentimiento insistía en filtrarse en su trabajo, un sentimiento que no entraba en sus planes, un sentimientos de culpa respecto a su marido.
Las pocas veces que Nicky le dirigió la palabra, fue enun nivel puramente profesional. Su actitud fue cortés, pero distante. Estaba segura de que esperaría hasta que volvieran a la villa esa noche ante de exigirle una explicación sobre Derek. Sentía mucho que lo hubiera descubierto de la forma en que lo había hecho. Ella había querido decírselo.
Sin embargo, cuando terminó de quitarse el maquillaje y se puso de nuevo su propia ropa, Nicky mandó al ayudante de dirección a informarle que Marco la llevaría sola a la villa. No debía esperarlo para cenar, porque pasaría buena parte de la noche revisando los bocetos de las escenas que iban a filmarse al día siguiente, con Hal y Dutch Hermann, el director de fotografía.
En el camino de regreso a la villa, Ava hizo que Marco detuviera el automóvil junto al grupo de cipreses hacia los que Nicky había tirado el colgante con la esmeralda. Tardó casi media hora, a la luz difusa del crepúsculo, pero por fin logró encontrar el estuche de terciopelo antre la hierba.
Después de volver a la villa, Ava se dio un baño para disolver la tensión de su espalda. Luego, bajó a cenar. Nicky no había vuelto aún cuando Ava tomado ya su segunda taza de café. Como se sentía un poco perdida, decidió hacer el primer recorrido completo de su hogar. Cada habitación era una obra de arte en sí misma y todas contenían pinturas renacentistas, esculturas y muebles bellamente tallados.
Mientras esperaba en la sala a Nicky, Ava trató de estudiar el guión del día siguiente, pero no logró concentrarse. Se percató de que intentaba encontrar las palabras más adecuadas para dar a Nicky una explicación.
Eran las once de la noche cuando por fin, renunció a la imposible tarea de encontrar solución a su situación y subió a su dormitorio. Pero el acostarse en la misma cama en la que había hecho el amor con Nicky la noche anterior, sólo sirvió para intensificar su desazón y eso le hizo imposible conciliar el sueño.
Cuando pensaba en lo que había sentido al hacer el amor con Derek, sólo podía recordar su amor por él, ese placer maravillosamente delicioso de descubrir el amor por primera vez.
Sin embargo, cuando pensaba en Nicky, recordaba cómo le había hecho el amor. Todavía podía sentir sus manos en su piel, su boca devorando a besos cada parte de ella, el grado total y ardiente de su posesión. Su respuesta a él había sido tan completa, que nopodía ser captada con elpensamiento, pero continuaba viva en lo más recóndito de su ser.
Con un suspiro de exasperación, Ava se incorporó y volvió a enceder la luz. No lograba comprender cómo el sexo sin amor podía ser tan sensacional.
Impulsivamente, se levantó de la cama. Tal vez estudiando el guión dejara de pensar en Nicky. Al buscarlo, en su bolso, sus dedos tocaron el estuche de terciopelo que había guardado después de encontrarlo. Lo sacó, lo abrió y la enorme esmeralda captó la luz y la convirtió en multitud de rayos verdes.
Sin embargo, lu único que Ava pudo ver fue el dolor reflejado en los ojos de Nicky al tirar el colgante por la ventana del coche. Durante varios minutos contempló el regalo de Nicky como si lo viera por primera vez.
Ava cerró el estuche de terciopelo, sintiéndose más cofundida que nunca. Estaba dejándolo encima del tocador cuando oyó pasos en el pasillo. Comprendió que sólo podían ser de Nicky. Cuando se detuvieron de pronto ante su puerta, Ava se dio cuenta de que se le había olvidado respirar.

Nicky titubeó ante la puerta cerrada, aunque la luz que se veía por debajo de ella le aseguraba que Ava estaba todavía despierta. Se dijo a sí mismo que sería mejor hablar sobre Derek porla mañana, cuando estuviera menos cansado y pudiera controlar mejor sus emociones. Se dio la media vuelta y se dirigió a su propio dormitorio.
Acababa de abrir su puerta, cuando Ava salió al corredor.

-¿Nicky?

-¿Sí?

Todas las palabras de explicación, que había ensayado con tanto cuidado, desaparecieron de la cabeza de Ava al ver a Nicky. Comprendió de pronto, por qué le había resultado tan difícil decirle lo de Derek; no quería herirlo más de lo que ya lo había herido al rechazar su regalo. No sabía, hasta el incidente en el automóvil, que Nicky podía ser herido por ella.

-Has trabajado hasta muy tarde -fue lo único que pudo decir ella al fin- ¿Has cenado?

-Tu preocupación de esposa es realmente conmovedora. Teníamos mucho trabajo y nos han subido algo de comer.

Se hizo una incómoda pausa entre ellos.

-Creí que estarías dormida -comentó Nicky por fin- Mañana tienes que levantarte muy temprano.

-Te estaba esperando -dijo Ava, tragando saliva- Quería explicarte lo de esta tarde, lo de Derek.

-Es un poco tarde ahora para eso, ¿no? Estoy seguro de que puedes esperar hasta mañana.

-No, no puedo esperar -dio un paso hacia él- Nicky por favor. No podré dormir si no hablamos de esto.

Nicky sabía muy bien que Ava prefería evadir los problemas, así que su decisión lo sorprendió.

-Está bien.

Aunque no quería hacerlo, sus ojos se clavaron en el suave y femenino balanceo de sus caderas, cuando la siguió al interior de su dormitorio. Recordó el calor de su cuerpo bajo sus manos. Derek también había conocido la suavidad y el calor de ella. Le invadió un profundo dolor al pensar en ello.

-Así que Derek Granger tiene el honor de haber sido tu primer y único amor- dijo él antes de que ella tuviera oportunidad de decir una sola palabra.

-Sí -admitió Ava- Realmente siento mucho que lo hayas descubierto como lo hiciste, Nicky.

Deseosa de demostrarle que estaba siendo sincera, puso su mano con suavidad en el brazo de él. Nicky se puso rígido al sentir su contacto.

-Te empecé a hablar de Derek y yo, pero...

-¿Cuándo fue eso? -la interrumpió él, retirando su brazo.

Se dio la vuelta y se alejó de Ava. Necesitaba poner cierta distancia entre ellos para mantener sus emociones bajo ocntrol.

-Esta tarde en el camerino -le recordó ella- Estaba a punto de decírtelo, cauando Derek entró.

-Derek siempre ha tenido gran sentido de la oportunidad -dijo con sequedad- Y ciertamente sabe cuándo entrar en escena, pero... -se detuvo de pronto frente al tocador- ¿Cómo ha llegado esto aquí? -levantó el estuche de terciopelo negro.

-Yo recordaba más o menos dónde había caído -explicó Ava acercándose a él- así que cuando volvía a casa esta noche, lo busqué y lo encontré.

El la miró directamente por primera vez desde su llegaday cuando habló, lo hizo sin sarcasmo.

-¿Esto sigifica que aceptas mi regalo?

-No, sólo que... -vio que la mano de él apretaba el estuche- ¡Esa no es razón para tirarlo otra vez por la ventana! ¡Dámelo! -le quito el estuche y lo guardó en el primer cajón del tocador, antes de continuar- Nicky, yo nunca te he mentido -levantó la mirada hacia los ojos de el y encontro una frialdad que no esperaba- ¿Cómo iba yo a saber que esto sucedería?

-Esto parece la escena de una mala película.

-Yo tenía la intención de decirte lo de Derek -insistió ella- Su hubiera sabido que ibas a contratarlo como Paolo, te habría hablado de nuestra relación.

-Dime cuál es la relación  de ustedes ahora, Ava. ¿Estás todavía enamorada de él?

Ella bajó los ojos.

-No lo sé -admitió con voz muy baja- Sólo sé que no quiero amarlo.

-Eso no me basta -murmuró Nicky con cierta amargura.

A pesar del dolor que ella le estaba causando, nunca la había deeado más.

-¿Cómo piensas lograrlo? -preguntó con frialdad- ¿O acaso te propones renaudar tu relación con Derek donde la dejaste?

-¡No, claro que no! -exclamó Ava- Ni siquiera quiero trabajar con él. ¿Por qué crees que te supliqué que lo sustituyeras por John Colby?

-Porque Derek tiene todavía poder sobre ti. Te afecta -dijo Nicky con voz tensa- ¿No es así?

-¡Oh, no lo sé! -repuso Ava alejándose de él. Durante cinco años Derek había llenado sus fantasías y ella había estado segura de su amor por él... hasta la noche anterior- Estoy muy confusa.

-Si realmente no quieres trabajar con él -insistió Nicky, siguéndola- entonces, ¿por qué dejaste que te convenciera y cambiaras de opinión?

-¿Qué podía hacer? -Ava se detuvo junto al diván- Me explicó que acababa de salir de una clínica de rehabilitación y que no ha hecho ninguna película desde hace dos años. Si es sustituido por alguien ahora, todos creerán que ha vuelto a beber. Y no volverá a trabajar -se dejó caer en el diván- No podía hacerle eso.

-Después de lo que te hizo -le recordó Nicky con voz ronca- yo creía que estabas deseando encontrar la oportunidad de vengarte de él.

-No es porque sea él -protestó Ava- ¡No podría hacerle eso a nadie!

-No, yo sé que no podrías -reconoció Nicky con suavidad- Se que eso es lo que te hace ser una maravillosa actriz, Ava -añadió con tono burlón, sentándose junto a ella- pero algunas veces pienso que eres demasiado sensible.

No añadió que su sensibilidad era una de las razones por las que la amaba.

-Tú eres quien corrió un riesgo contratándolo, cuando nadie quería hacerlo, Nicky ¿podrías sustituirlo?

-Sí, podría hacerlo -dijo él- Y lo haré, si es necesario.

-Entonces, ¿por qué no lo haces?

Una irónica sonrisa se curvó en sus labios.

-A ti te gustaría que lo hiciera, ¿verdad, Ava? ¿Te gustaría que yo resolviera el problema por ti? -movió la cabeza de un lado a otro- Pero no voy a hacerlo. Contraté a Derek para que hiciera el trabajo. Si no o hace lo despediré. Pero no estoy dispuesto a despedir a un hombre porque mi esposa podría estar todavía enamorada de él.

Ava no pudo decir nada.

-Además... -se inclinó hacia ella- yo sé que no puedo vencer la imagen de fantasía que es, es evidente, tienes de Derek. pero creo que tengo cierta posibilidad de hacerlo respecto al hombre real.

Ava se sintió como el botín por el que Nicky estaba compitiendo con Derek. El amor no tenía nada que ver. Se volvió hacia otro lado.

-No voy a renunciar a tí sin luchar -prometió con fiereza- Eres mi esposa ahora, y te deseo...

Levantó los brazos, la tomó por los hombros y la hizo vovlerse hacia él.

-Pero tú eres quien va a tener que decidir si quieres que nuestro matrimonio salga adelante, Ava.

-¿Yo?...



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 19 Jul 2014, 11:12 am

Capitulo 16


-¿Desde cuándo tengo yo algo que decir al respecto?

-¿Desde cuándo? Desde el principio. Siempre has tenido libertad para elegir.

Ava se puso de pie de un salto, enfadada.

-¡Si hubiera tenido libertad para elegir, nunca me habría casado contigo!

Nicky se estremeció como si ella lo hubiera golpeado, porque sus palabras lo habían afectado profundamente. Se obligó a sonreír con burla.

-Lo único que tenías que hacer era decir que no.

-Dije que no, pero no aceptaste un no como respuesta.

-Nunca acepto un no como respuesta cuando deseo algo -contestó él- Yo quería que fueras mi esposa. Esa fue mi elección. ¡Pero tú la aceptaste! -se acercó a ella- Sin importar la razón, tú decidiste casarte conmigo. ¡Y un día de estos tendrás que admitirlo ante ti misma y aceptar la responsabilidad de tu decisión.

-Tú no me dejaste otra alternativa -insistió Ava con amargura.

-No te até, ni te llevé gritando y pataleando al altar, ¿o sí?

-Hiciste algo muy similar. Te confabulaste con mi padre sabiendo cómo...

-¿De qué diablos estás hablando? -la interrumpió él furioso- Yo nunca me confabulé con tu padre. El ni siquiera me cae bien.

Ava lo miró sin comprender.

-¿No prometiste a Mike que me harías una estrella si me convencía de que me casara contigo?

-La única vez que hablé con tu padre sobre nosotros fue después de que habías aceptado casarte conmigo -le informó él, lleno de dignidad- Nunca necesité la ayuda, ni la aprobación de tu padre. Y creo que es una vergüenza que él te explote de la forma en que lo hace.

-¿Que me explota? El sólo desea ayudarme -contestó Ava con tono defensivo- ¡Mi padre me quiere!

-Tal vez te quiera -comentó Nicky con sequedad- pero eso no impide que te explote. Y tú lo dejas.

-Tú no sabes nada sobre mi padre -gritó Ava, con voz temblorosa- No sabes los sacrificios que tuvo que hacer por mí. Arruinó su propia carrera de actor. Durante años trabajó en cosas que odiaba porque tenía que mantenerme. ¡Por mi culpa mi madre lo abandonó!

-¿Por tu culpa!

-Sí. Nunca había suficiente dinero, pero cuanto centavo extra ganaba lo gastaba en mí -explicó- Lecciones de actuación, clases de dicción y de baile y... y eso siempre enfurecía a mi madre. Discutían día y moche por mí -las lágrimas ardían en el fondo de sus ojos, pero ella se esforzó en contenerlas- Se sintió destrozado cuando ella o dejó. Aún no se ha recuperado de ello.

Nicky vio la angustia reflejada en la cara de Ava y olvidó lo enfadado que estaba con ella.

-¿Por qué te te culpas de eso? -preguntó con suavidad- A mí me parece que tu madre estaba furiosa con tu padre porque él estaba tratando de explotar a su única hija... a la hija de ella.

Esa era una posibilidad que Ava nunca había considerado, pero dejó a un lado aquel pensamiento desleal.

-Tú todavía no conoces a Mike. Todos sus sueños de éxito se desvanecieron. Mi éxito es el único sueño que le queda.

-Así que por eso fue por lo que aceptaste casarte conmigo -murmuró Nicky, casi para sí mismo.

El siempre había supuesto que, como las actrices con las que había mantenido algún tipo de relación antes de conocerla a ella, Ava sólo estaba interesada en usar su poder y su influencia en su propio beneficio. Debía haber comprendido la verdad. Sólo tenía que recordar la noche anterior para comprender que ella era incapaz de ultilizar el sexo para impulsar su carrera.

-¿Por qué yo? -le preguntó.

Ava levantó la mirada muy sorprendida hacia Nicky.

-¿Qué?

-Eres una mujer muy hermosa, Ava -sus ojos se deslizaron sobre las curvas que su camisón apenas si lograba ocultar- Estoy seguro de que debes haber recibido ofrecimientos similares de otros productores. Tal vez no hayan incluido el matrimonio, pero podría apostar cualquier cosa a que eso no habría molestado a tu padre -la expresión doloorsa que apareció en la cara de Ava reveló a Nicky que su suposición era correcta- ¿Aceptaste alguna de esas ofertas?

-No, claro que no -contestó Ava, ofendida- Hasta perdí varios papeles porque me negué a acostarme con la persona que me los ofreció.

-Entonces permíteme repetir la pregunta: ¿Por qué yo?

-Porque me sentí segura contigo -dijo ella sin el menor titubeo.

-¿Segura? -repitió él sonriendo de forma burlona.

-Sí -admitió Ava, con voz tranquila- Tú siempre me trataste con respeto. Tú me hiciste sentir que creías realmente en mi talento. Y yo admiraba tu trabajo. Y, desde luego, sabía lo mucho que significaría para Mike que me casara contigo.

-Todo parece perfectamente lógico -concedió Nicky con aire burlón. Dio un paso hacia ella- ¿Y cómo explicas tu respuesta de anoche a mí?

-Bueno, debes admitir que eres un hombre muy atractivo, Nicky -contestó, decidida a encontrar una razón lógica para el abandono sensual que él había provocado en ella- Me abrumaste por completo.

-Así que tú no tuviste nada que ver en el asunto -murmuró él con ironía- Tampoco anoche te di ninguna alternativa... ¿es eso lo que quieres decir?

-Pues... sí.

-Sin embargo, yo te dije que te sintieras en libertad de detenerme cuando quisieras -le recordó- Y no me detuviste.

-¿Cómo podría hacerlo? -protestó ella- Ni siquiera podía pensar.

-No, yo sé que no podías hacerlo. Estabas muy ocupada sintiendo... -una sonrisa de franca satisfacción masculina curvó sus labios y brilló en sus ojos oscuros, cuando éstos se clavaron en los de ella- No te limitaste a una participación pasiva conmigo, Ava. Tú me deseabas tanto como yo te deseaba a ti.

Tal vez más, comprendió Ava para su propio asombro.

-No, no es verdad -mintió ella a la defensiva y pasó por delante de él.

-¡Claro que lo es! -dijo él y le dio alcance- ¿Qué tengo que hacer para que lo admitas?

No esperó su respuesta. La asió con brusquedad por la cintura y la adhirió a él, mientras su boca descendía sobre la de ella.
Su boca se movió sobre la de ella con suavidad.
Ava no se resistió, Dejó que él continuara besándola para demostrarse a sí misma, que ella podía resistirle. Con largos y lentos movimientos de su lengua, separó sus labios y la deslizó hacia su interior. Ella logró ahogar un gemido cuando la lengua húmeda de él cubrió la suya, pero cuando se introdujo de una forma todavía más profunda, todo el cuerpo de ella se contrajo contra el de él.
El beso de Nicky la hizo perder el control. El deseo, que ya no se molestó en negar, sacudió a Ava con la misma intensidad que a Nicky y se aferró a él. La apasionada que contraía cada músculo del cuerpo masculino, tiró por tierra la escasa resistencia que le quedaba a ella. Nicky sacó la mano de su pelo y la deslizó por su camisón.
Un gemido escapó de sus labios cuando su mano se cerró posesiva sobre uno de sus senos. Sus dedos buscaron y encontraron el pezón erecto. El retiró su boca de la de ella.

-Tu cuerpo me dice cuánto me deseas, aunque tú no lo hagas -murmuró con aire triunfal.

Cn un sólo movimiento, deslizó el fino tirante por su hombro y dejó el seno al descubierto. Inclinó la cabeza, tomó el pezón con su boca y lo acarició con la lengua. Ava sitió un placer casi insoportable. Entonces, impulsado por su propia necesidad, empezó a mordisquearla, como si estuviera hambriento, hasta hacerla estremecer de excitación.
Sonrió con profunda satisfacción cuando por fin levantó la boca y vio que ella temblaba de pies a cabeza, demasiado atontada por la pasión para poder hablar siquiera.

-En estos momentos podría hacer contigo lo que quisiera, ¿no es cierto? -preguntó con voz ronca- Yo sé lo que me gustaría hacer -el deseo que ardía en sus ojos no dejaba la menor duda respecto a sus intenciones. Su mano se deslizó por el cuerpo de ella para acariciarle de forma íntima- Pero no quiero que vuelvas a acusarme de no darte alternativa -retiró a mano- Cuando estés lista para admitir que me deseas tanto como te deseo yo, tendrás que venir a mí.

Su voz sonaba muy segura; sin embargo, sus dedos temblaban cuando levantó el tirante y lo puso de nuevo en su hombro, para que el seno de ella quedara cubierto por el encaje que sostenía.

-Mi dormitorio está al otro lado del pasillo -le recordó- Te estaré esperando.

Nicky nunca supo dónde encontró la fuerza suficiente para dejara a Ava allí, con los ojos agrandados y la cara encendida de deseo. Sólo sabía que él deseaba que ella se le entregara por su propia voluntad... no quería poseerla de otra manera.
Se dio la vuelta y volvió a su cama.
Con el cuerpo doliéndole de deseo, Nicky esperó la llamada a la puerta de su dormitorio, pero ésta nunca se produjo.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 20 Jul 2014, 11:47 am

Capitulo 17


La tensión empezaba a hacer mella en él, comprendió Nicky cuando al dejar la taza de café lo hizo con tanta brusaquedad que estuvo a punto de romper el plato. Todas las noches, durante las últimas dos semanas, había esperado que Ava fuera a él. Todas las noches había terminado solo en la cama, dando vueltas hasta que caía sumido en un sueño inquieto.
Por las mañanas despertaba excitado, incapaz de disipar el deseo que turbaba sus sueños, el amor que ella no quería. El verla a todas horas sin poder tocarla sólo aumentaba su frustración. Le había resultado difícil no tocarla antes del matrimonio, pero ahora que sabía lo que era hacerle el amor, no poder hacerlo lo estaba volviendo loco,

-¿Otra taza de café, señor Nicky? -preguntó Marina.

Nicky estaba tan concentrado en sus pensamientos que no la había oído entrar en el comedor.

-No, gracias, Marina.

-¿Qué es esto? -preguntó el ama de llaves, colocándose delante de la mesa. Con un amplio movimiento de la mano, señaló su desayuno a medio comer.

-Todo estaba muy bueno, Marina -le aseguró él, apartando el plato- Lo que sucede es que no tengo hambre.

-Nadie en esta casa tiene hambre -gruñó- La señora comió como un pajarito enfermo anoche y esta mañana ni siquiera ha probado el café con leche.

-Está muy nerviosa -dijo Nicky- Hoy vamos a filmar la escena principal.

-Entonces necesitaba el doble de fuerzas. Debía... -se interrumpió al ver a Ava en el umbral- ¡Ah, aquí está! -sus grandes ojos oscuros se iluminaron.

Ava cerró su amplio bolso y dirigió a Nicky una leve sonrisa.

-Buenos días, Nicky.

-Buenos días -contestó él sin mirarla.

Todo era más fácil cuando no la miraba. Se levantó de la mesa.

-Señora Ava, ¿está segura de que no quiere comer nada?

-Sí, estoy segura; gracias, Marina.

Nicky percibió en el acto la tensión en la voz de Ava. Al acercarse a ella advirtió que su piel estaba extrañamente pálida y que había grandes ojeras bajo sus ojos. Si estaba teniendo problemas para dormir, se recordó a sí mismo con amargura, no era debido a él.

-Me temo que no podría comer ni un bocado.

-¿Mariposas en el estómago? -preguntó Nicky con tono sarcástico- Eso me parece bien, porque hoy vamos a filmar la gran escena de amor -el sólo pensar en que Derek iba a tocar a Ava le produjo un dolor tan inetnso, que sintió deseos de herirla de algún modo- Pero estoy seguro de que lo vas a pasar muy bien.

La forma en que Ava contuvo la respiración fue la única respuesta que pudo darle.

-Vámonos -ordenó Nicky, sin hacer caso de la extraña mirada que le dirigía Marina- Hoy no querrás llegar tarde.

-Señor Nicky, ¿van a venir usted y la señora a cenar a casa esta noche? -preguntó Marina en el momento en que Nicky conducía a Ava hacia la puerta.

-¿Piensas cenar en casa esta noche, Ava? -el tono de Nicky no podia ser más indiferente.

-Por supuesto -contestó Ava con brusquedad, ya sin poder disimular su irritación.

Le sorprendía que él preguntara eso. Ella siempre cenaba en casa. Era él quien no había cenado un solo día en casa, durante toda la semana anterior, porque siempre trabajaba hasta tarde. La noche pasada había llegado después de medianoche. Ava empezaba a preguntarse si realmente estaba trabajando todas las noches. Y le molestó que la inquietara el pensar que no fuera así.

-No voy a estar aquí -le informó Nicky a Marina- Me voy a Roma esta mañana. Volveré dentro de un par de días.

-¿Roma? -exclamó Ava con voz ahogada.

-Sí. Será mejor que nos demos prisa. Adiós, Marina -tomó a Ava del brazo y la empujó hacia la puerta- Marco apenas si tendrá tiempo de dejarte en el estudio, antes de llevarme al aeropuerto.

-¿Por qué no me has dicho antes que tenías que ir a Roma? -protestó Ava.

-¿Para qué? ¿Acaso vas a echarme de menos?

-Nicy, no puedes irte a Roma -Ava se detuvo en el centro del vestíbulo- Te necesito.

-Tú no me necesitas, Ava.

-¡Claro que sí! -admitió ella con desesperación- Tú sabes lo mucho que significa para mí tenerte en el estudio. Tu opinión es más importante para mí que la de todos los demás... inclusive, que la de Hal.
El lanzó una leve carcajda amarga mientras continuaba avanzando hacia la puerta.

-Muchas gracias. Es sensacional sentirse necesitado.

-No comprendo -insistió ella, siguiéndolo- ¿Por qué tienes que ir a Roma hoy?

-Porque tengo una cita con el distribuidor de la película en Europa.

-Podrías posponer esa cita pata mañana o pasado -lo asió del brazo en el momento en que él abría la puerta- Nicky, por favor, no te vayas.

Era la primera vez que ella lo tocaba desde hacía dos semanas. El podía sentir la presión de sus dedos a través de la chaqueta del traje.

-¿Por qué no? -preguntó con tono áspero.

Ava titubeó. Ella quería decirle a Nicky cuánto temía representar la escena de amor con Derek, pero eso sería admitir que Derek todavía ejercía algún poder sobre ella. De algún modo, el saber que Nicky estaría allí, la haría sentir más segura.
El temor que apareció en los ojos de Ava fue visto por Nicky. El sabía que tenía miedo de que la escena de amor con Derek pudiera revivir el amor que alguna vez había sentido hacia él. Era el mismo temor que que lo habia tenido a el despierto la mayor parte de la noche anterior.

-¿Por qué no, Ava? -repitió él, con voz dur.

-Porque es la escena más importate de la película, Nicky, y la más difícil para mí -oprimió el brazo de él con gesto suplicante- Necesito que estés a mi lado.

Le sorprendió que ella que estuviera presente. Aunaque no alcanzaba a comprender sus motivos, su sinceridad era innegable. Pero hubiera preferido andar sobre brasas ardiendo, antes de ser sometido a la tortura de ver a Ava y a Derek recrear la pasión que una vez habian sentido.

-Estoy seguro de que tu sola puedes hacer frente a esto -dijo él con fingida indiferencia- Hal es muy buen director. Es especialmente bueno en las escenas de amor -se liberó de la mano de ella- Además -dijo sin poderse contener- estoy seguro de que Derek te ayudará.

Ava retrocedió y lo miro fijamente.

-¿Por qué haces esto? -preguntó ella, con voz que apenas si podía oírse- ¿No te das cuenta de lo que estás haciendo?

Nadie comprendía mejor que Nicky el riesgo que estaba corriendo.

-Si no nos vamos ahora, perderé el avión -dijo con tono brusco- Y tú llegarás tarde al estudio.

Abrió la puerta, salió y, sin esperarla, se dirigió con pasos largos e impacientes hacia el lujoso automóvil que los estaba esperando.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 20 Jul 2014, 4:46 pm

Capitulo 18


-Mike, estoy bien -insistió Ava- Sólo estoy nerviosa. Ya sabes cómo me pongo antes de una escena importante.

El frunció el ceño.

-¿Por qué no está Nicky aquí? -preguntó- Me gustaría saberlo.

Ava tuvo que hacer un esfuerzo para contestar casual.

-Ya te he dicho que tenía una cita muy importante en Roma.

-No lo entiendo. No se mueve del estudio cuando se rueda la escena más insigificante y hoy, cuando se va a rodar la escena más importante... -se detuvo- ¿Has discutido con él?

-Mike, por favor -suplicó Ava, con nervios alterados. Si pensaba ahora en Nicky, no podría hacer nada- Mi escena es la siguiente. Estoy tratando de prepararme para ella y...

-Sí, has discutido -la interrumpió- ¿Por qué? -preguntó con tono acusador.

Ava miró a su padre durante unos momentos.

-¡Oh, Dios mío! -exclamó el hombre, horrorizado- Tenía razón. ¿Qué ha sucedido? No me digas. No quiero saberlo. ¡Y justo cuando todo iba a empezar para nosotros!

-No mires, Mike -dijo una voz desde el umbral- pero creo que se te avecinan más problemas.

-¿Qué quieres, Derek? -Mike nunca se molestaba en disimular el resentimiento que todavía sentía por el ex amante de su hija.

Derek señaló la puerta con un movimiento de cabeza.

-Creo que te gustaría saber que el ayudante de dirección te nada buscando.

-No te preocupes por mí -murmuró Mike irritado, mirando a Derek de arriba a abajo- ¿No te debías terminar de prepararte tú?

-Ya lo estoy -contestó Derek, señalando su vestuario.

-Este es el camerino de Ava -le informó Mike con tono combatiente- ¿Por qué no esperas la señal en tu propio camerino?

-Yo podría decir lo mismo de ti -dijo el ayudante de dirección irritado- ¿Cuántas veces tengo que decirte que no puedo estar subiendo y bajando esta escalera detrás de ti?

-Nicky me dijo que e quedara con Ava mientras él estaba ausente -mimtió Mike.

-Bueno,pero hazlo durante las escenas de los demás. Estás interrumpiendo la filmación -el ayudante se dio la vuelta y salió a toda prisa- Vamos.

Mike dio a Ava una paternal palmadita en un hombro.

-No te preocupes por nada, princesa. Todo saldrá bien. Si tienes problemas con algo o alguien, házmelo saber -dirigió a Derek una mirada de advertencia- Yo se lo comunicaré a Nicky.

-Me temo que no le caigo muy bien a tu padre -comentó Derek al ver a los dos hombres alejarse- Y realmente no lo culpo -añadió, mirando a Ava conuna sonrisa encantadora- Soy un tipo bastante desacreditado.

-Sí, me temo que sí -reconoció Ava con seriedad.

-No me digas que tampoco te caigo bien a ti. Tú eres la única persona que me ha comprendido en toda la vida. Y te aseguro que he tratado de portarme bien durante estas últimas semanas -sus ojos recorrieron la figura de ella.

-Derek, si no te importa, me gustaría estar sola -le dijo Ava con frialdad. Abrió el guión que tenía sobre su regazo- Todavía tengo que trabajar un poco la escena.

-Tal vez yo pueda ayudarte -se ofrecio él- ¿Por qué tienes problemas con nuestra escena?

-No tengo ningún problema -le aseguró ella, hojenado el guión para buscar la escena- Sólo que necesito trabajarla más.

-Estabas muy tensa durante los ensayos -se acercó a ella- Me parecía tener una estatua en los brazos. Una hermosa y helada estauta de mármol. Tú no eres así.

-Eran sólo ensayos -le recordó- Yo reservo mis sentimientos para el mismo momento de hacer la escena.

El rió con suavidad.

-No sabes cuánto deseo que llegue ese momento.

-¿Tienes la bondad de dejarme sola, para que pueda prepararme?

-¿Por qué tratas de evitarme?

-Yo no trato de evitarte -mimtió ella.

-No me has dirigido más de dos palabras fuera de las cámaras en las dos semanas que llevamos trabajando -insistió él- Esta es la primera oportunidd que tengo de hablar contigo a solas. Cuando Nicky no está junto a ti, está tu padre. Desapareces en cuanto dejamos de trabajar y ni una sola vez has estado en las reuniones que técnicos y actores tenemos por las noches en el hotel.

-He estado muy ocupada -murmuró ella evasiva.

-¿Haciendo qué? ¿Qué haces sola todas las noches?

Ava se sintió sorprendida durante un momento.

-¿Por qué dices eso?

-Bueno, yo sé que Nicky trabaja hasta muy tarde todas las noches.

-Está en plena producción de una película -le hizo notar ella.

-Es cierto. No ha sido una gran luna de miel para ti.

-Nicky y yo hemos decidido posponer nuestra luna de miel hasta que terminemos la película -contestó Ava.

-Todavía no sé como puede hacerlo. Yo no podría -se dejó caer en el diván, junto a ella- Si tú me estuvieras esperando en casa, no me harían trabajar por las noches, ni aunque me pusieran una pistola en la cabeza.

Ava se puso tensa por la cercanía del cuerpo de Derek.

-Ya te lo he dicho más de una vez, Derek -contestó y cambió de posición para alejarse un poco de él- Nicky no es como tú. Es un hombre muy responsable. El sabe cuánto dependen de él todos los que participan en esta producción. Y, además, está decidido a hacer de cada una de sus películas una obra de arte. Insiste en supervisar todo, hasta el más pequeño detalle.

-Por eso no entiendo por qué no está aquí hoy.

-Tenía una importante cita de negocios en Roma, con el distribuidor europeo de la película -explció por décima vez esa mañana.

-Eso me han dicho -no pareció muy convencido- ¿Por qué concertó la cita para hoy?

-Es evidente que el distribuidor no podía reunirse con él otro día.

Derek movió la cabeza de un lado a otro.

-Esa me parece una excusa muy mala. Nicky no se acomoda nunca a las necesidades de nadie.

Ava no podía discutir ese punto.

-Dijiste que le ibas a contar a Nicky lo nuestro. ¿Lo hiciste?

-Sí, por supuesto.

-Me imaginé que a eso se debía que se hubiera enfriado un poco su actitud hcia mí -murmuró entre dientes- Pero aun así, las piezas del rompecabezas no acaban de encajar. Si Nicky sabe que fuimos amantes, es otra razón más para que estuviera hoy aquí.

Se inclinó hacia ella.

-Si tu fueras mi esposa -le aseguró- y tuvieras que realizar una apasionada escena de amor con un hombre al que habías amado una vez, lo último que haría sería dejarlos solos. Especialmente cuando él debe saber que tú no lo amas.

-¿Qué te hace estar tan seguro de eso?

-Yo te he visto enamorada, Ava -le recordó- Recuerdo la expresión de amor que había en tu cara siempre que estabas conmigo. Nunca he podido olvidarla -sonrió- Y nunca te he visto mirar a Nicky de ese modo.

-Estás recordando a una muchacha que ya no existe, Derek. No podría amar a nadie así otra vez, ni siquiera a tí.

-¡Te hice yo eso? -extendió la mano y recorrió con un dedo la mejilla de ella con ternura- Lo siento.

-No o sientas -dijo Ava, empujando su mano a unlado- Me diste una lección que necesitaba aprender. Unalección que no pienso olvidar nunca. Las mujres queremos amor... los hombres solo quieren sexo. Su trabajo es lo único que les importa, en realidad.

-Yo fui así alguna vez -admitió Derek- pero ya no. Y realmente te amaba, va. Todavía te amo.

-También he aprendido que hay cosas más importantes en una relación que lo que los hombres llaman amor.

-Dime una -dijo él sonriendo.

-Respeto. Confianza. Tener a alguien que cree en ti. Yo tengo todas esas cosas en Nicky. Es cierto, no estoy enamorada de él, pero nunca he admirado a un hombre tanto como lo admiro a él.

-Oye, no tienes que convencerme de lo que vale Nicky. Nunca podré olvidar lo que ha hecho por tí. Siento por él un profundo agradecimiento.

-No lo dudo -dijo ella con tono burlón- Pero lo traicionarías conmigo sin titubear un segundo, ¿verdad?

-No puedo evitar estar enamorado de ti -protestó Derek- Si yo supiera que realmente te ama, no estaría diciendo nada de esto.

-¡Basta ya, Derek!

Ava tiró el guión a un lado e intentó ponerse de pie; sim embargo, Derek fue más rápido que ella y la aprisionó con su cuerpo.

-Tú sabes que tengo razón, Ava -insistió él- Si Nicky te ama realmente, ¿por qué trabaja hasta tarde todas las noches, cuando debía estar contigo? ¿Y por qué no está ahora contigo, en vez de haber ido a una cita de negocios?

Ava no se molestó en contestar a Derek, puesto que la respuesta era tan evidente como dolorosa. Nicky no la amaba.

-Mira,no estoy tratando de menospreciar a Nicky -continuó Derek- Lo que pasa en que no puedo imaginarte con alguien como él. Comprendo que tiene dirnero y poder suficiente para ayudarte mucho en tu carrera, pero tú eres una mujer que necesita ser amada... -se inclinó más hacia ella- Yo puedo darte lo que necesitas. Tú sabes que puedo. ¿No recuerdas cómo fueron las cosas entre nosotros?

Los ojos de él buscaron los de ella.

-Puede ser así otra vez, Ava -le prometió él.

Bjaó la cabeza, con los labios entreabiertos y buscó los de ella.

-¡No, no!

Lo empujó con tal fuerza que no cayó al suelo de milagro. Ella corrió hcia la puerta abierta. Tuvo que apoyarse en el marco,porque le temblaban las piernas.

-No vuelvas a intentar eso, Derek -le advirtió con voz temblorosa.

-Podrás impedir ahora que te bese, Ava, pero no podrás hacerlo durante la escena de amor -dijo acercándose a ella- ¿Recuerdas todavía la primera vez que hicimos el amor?

Sonrió cuando ella volvió la mirada hacia otro lado.

-Pensé que te gustaría saber que voy a utilizar ese recuerdo para hacer la escena de amor. Como creo que tú también lo harás -con el dedo índice, le hizo levantar la barbilla para que sus ojos se encontraran- Así que recuerda que cuando te acaricie dentro de un rato, no estaré actuando.

-Yo sí, Derek -insistió Ava, pero su voz temblaba.

El le dirigió una sonrisa, llena de confianza en sí mismo.

-Ya veremos.

Se dio la vuelta y salió.
Ava suspiró. ¿Por qué no estaba Nicky allí?, se preguntó furiosa.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Mar 22 Jul 2014, 6:16 pm

Capitulo 19


Nicky recorrió con la mirada la sala de proyección, aunque sabía que todas las personas relacionadas de un modo u otro con las escenas que iban a ver estaban allí. El director y su ayudante estaban sentados tres filas delante de él, y el camarógrafo un par de filas atrás.
A excepción de Ava, que nunca asistía a la proyección diaria de las escenas filmadas el dia anterior, los principales miembros del reparto estaban presentes esa noche. Nicky captó la mirada interrogante que Hal le dirigió por encima del hombro; sin embargo, todavía titubeó para dar la orden de empezar a pasar la escena de amor. Se había dicho a sí mismo que, aunque no había tenido fuerzas suficientes para ver en directo cómo Ava y Derek recreaban la pasión que una vez habían compartido, el verlos en la pantalla no sería tan devastador. Podía ver la escena de una forma objetiva. Era sólo una escena más de una película.
Y, sin embargo, titubeó. Sabía que estaba a punto de conocer la respuesta a la pregunta que lo había atormentado durante las últimas semanas y lo había hecho huir a Roma. ¿Estaba Ava todavía enamorada de Derek?

-¿Sucede algo, Nicky? -preguntó Hal.

Nicky volvió a su vez la cabeza hacia atrás.

-¿Estás ya listo, Glenn? -preguntó.

-Todo listo.

-Entonces... empieza -ordenó Nicky con voz tensa.

La sala de proyección se hundió en la oscuridad y la pantalla cobró vida. Nicky contuvo el aliento cuando la imagen de Ava apareció en ella. Estaba tan hermosa, que era capaz de quitar la respiración a cualquiera.
El deseo se despertó en él con sólo verla. La cámara parecía tan enamorada de ella como él mismo. Captaba cada sentimiento reflejdo en su cara, exquisitamente sensible... cada cambio de emoción que brillaba en las profundidades de sus ojos verde esmeralda.
Cuando Derek aparecio en la pantalla, algo se retorció en las entrañas de Nicky. Se veían tan perfectos juntos que parecían haber sido hechos el uno para el otro. Impotente, vio cómo se unían en un apasionado abrazo; el amor que ya no podían seguir negando pareció iluminar la pantalla y volvarse más allá de los límites de la película.
Con creciente desesperación, Nicky vio su temor más grande convertirse en realidad ante sus ojos. Estaba seguro de que todos los demás se daban cuenta también de que lo que estaba viendo iba más allá del arte que casi se podía palpar, era evidente en cada mirada y en cada gesto.
Se maldijo a sí mismo por haber corrido el riesgo de dejar a Ava sola con Derek. Debió haber comprendido que eso la obligaría a enfrentarse a sus sentimientos por su ex amante, de una vez por todas. Ahora se preguntó si Ava y Derek habían parovechado su ausencia para concluir esa escena de amor en privado.
La cámara se acercó a Ava, captando su reacción al prologado y ardiente beso de Derek. Su cara se veía transfigurada por la expresión de amor que parecía sofocarla. Nicky apenas sipodía respirar del dolor que sentía en su interior.
El orgullo era lo único que lo mantenía pegado a su asiento. Se negaba a dejar que sus emociones lo dominaran delante de los demás... especialmente delante de Derek. Sin ver realmente, bajó la mirada hacia la libreta de apuntes que tenía en el regazo. No podía ver a Ava, pero todavía podía oír su voz, jadeante a causa de los besos de Derek, murmurando palabras de amor que él jamás había oído de sus labios. Palabras que, sabía muy bien, ahora, jamás oiría.
Se levantó de su silla y se dirigió al pasillo. Exclamaciones de asombro llegaron a sus oídos. A través de las lágrimas que pugnaban por asomar a sus ojos, captó la sonrisa de satisfacción que vio en la cara de Derek.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Vie 01 Ago 2014, 5:43 pm

Capitulo 20


El teléfono sonó ocho veces. Por fin, cuando Ava estaba a punto de colgar, fue contestado por una serie de maldiciones en italiano, completamente intraducibles.

-Marco, siento mucho despertarlo -dijo Ava con sinceridad- pero es importante.

-¿Señorita Kendall? -preguntó Marco- Perdóneme, no sabia que era usted.

-Soy yo quien debe pedirle disculpas por despertarlo a estas horas, Marco, pero son casi las dos de la mañana y Nicky no ha llegado a casa. Yo he pensado que usted tal vez sabe dónde puede estar.

-No, no lo sé. Dejé al señor Nicky en Rímini, como él me pidió. Dijo que podía tomarme libre el resto de la noche, porque él mismo conduciría el automóvil para volver a casa.

-¿A qué hora fue eso?

-Oh, temprano. A la hora de cenar... a las ocho, más o menos.

-A esa hora lo esperaba yo, porque me dijo que volvería a casa después de la proyección -Ava lanzó en largo y profundo suspiro- ¿Dónde podrá estar?

-No lo sé. A mí me pareció que estaba muy... ¿cómo dicen ustedes? -hubo una pausa- Muy turbado.

-¿Turbado?

-Sí, turbado, muy turbado.

-¿Por qué? ¿Qué sucedió?

-No lo sé, señorita Kendall. Tal vez ha habido algún problema con la película -sugirió, tratando de ser útil- O tal vez el señor Nicky ha tenido que trabajar hasta muy tarde con el señor Hal y ha preferido quedarse a dormir en el hotel.

-No, ya he hablado con Hal y no lo ha visto ni sabe nada de él.

-¡Oh, que pena! -dijo Marco- Lo siento, señorita Kendall, pero no puedo ayudarla.

-Gracias de todas maneras, Marco -murmuró Ava-. Vuelva a acostarse. Siento mucho haberlo despertado.

La mano de Ava temblaba al colgar el teléfono. La informacion que Marco acababa de darle sólo aumentó su preocupación. ¿Cómo se le había ocurrido a Nicky conducir de noche por caminos que no conocía? Tal vez se había perdido o el automóvil se había descompuesto o...
Sintió que se le helaba la sangre. El empinado camino que ascendía por la montaña, hacia la villa era muy empinado. ¿Y si habia tenido un accidente?
El presentimiento que se había apoderado de ella horas antes se agudizó: algo terrible debía haberle pasado. Corrió hacia la puerta de cristal, la abrió y salió a la terraza. Ava se aseguró a si misma que Nicky era un excelente conductor. Tal vez lo había entretenido algún problema de producción. Pero Hal habría estado enterado de ello. Y Nicky la habría llamado. Había prometido volver a casa en cuanto terminara la proyección...
Pero eso fue sólo porque ella había insistido, recordó Ava.
Había logrado disimular su desilusión, aunque no su enfado, cuando él le dijo que pensaba trabajar hasta tarde, a pesar de que no se habían visto desde hacía tres días. Su actitud hacia ella, desde su vuelta de Roma, había sido distante, casi reservada. Aun así, no era típico de él faltar a una promesa. Sin importar lo ocupado que estuviera, él siempre acudía a tiempo a sus citas y era puntual en todo. Precisamente por eso, ella estaba ahora tan preocupada por él.
Después de casi una hora de inútil espera, volvió a su habitación. Un extraño sentimiento se apoderó de ella y la hizo detenerse de forma repentina. Se sentía como si la única seguridad que había conocido en su vida le hubiera sido arrebatada de pronto, dejándola vulnerable e indefensa.
Su primer impulso fue negar el sentimiento, encontrar algo extreno a o que pudiera aferrarse su mente.
Pero descubrió que no podía hacerlo. Lo único que podía hacer era pensar en Nicky. El día anterior pasó horas en la playa, paseando y pensando.
Había estado tratando de descubrir por qué Nicky s ehabía queddo en Roma todo el fin de semana.
Tal vez no había estado solo, pensó. Tal vez había renunciado a la idea de que ella fuera a buscarle, se cansó de esperar y encontró otra mujer que satisfaciera sus necesidades sexuales. La sorprendió descubrir lo mucho que le dolía la posibiidad. Por fin tuvo que admitir que lo echaba de menos mucho más de lo que hubiera creído nunca posible.
Sin embargo, una parte de ella misma se habia alegrado de tener aquella oportunidad de estar sola el domingo. Necesitaba pensar y analizar las emociones que la tenían tan confusa.
El hacer la escena de amor con Derek la había obligado, por fin, a enfrentar sus sentimientos hacia él. Decidió que ella y Nicky necesitaban tener una larga conversación.
Pero, ¿dónde estaba él?
Recordó su conversación telefónica con Marco. Le había dicho que Nicky estaba muy turbado. ¿Qué podía haberlo puesto así?
De pronto, recordó algo que la hizo saltar. ¡La proyección Nicky había visto las escenas de amor en la pantalla. ¿Era posible que estuviera celoso? ¿Estaría enamorado de ella, después de todo? ¿O era solo su "ego"?...
Un rectángulo de luz se volvó sobre Ava, interrumpiendo sus pensamientos. Se dio vuelta. Cuando vio que la luz provenía de la puerta del dormitorio de Nicky, lanzó una exclamación de alivio. Se dirigió con rapidez a la puerta y llamó.
Un momento después, se abrió la puerta y salió Nicky.

-¿Qué haces aquí? -preguntó. No parecía alegrarse de verla. Al contrario, la miraba con expresión furiosa.- ¿No sabes qué hora es?

-¿Dónde has estado? -preguntó Ava- Temía que algo terrible te hubiera sucedido.

-Tu preocupación es realmente conmovedora.

-¿Estás bien? -preguntó ella, sin permitir que su sarcasmo la intimidara- ¿Ha sucedido algo?

-Soy yo quien debería preguntarte eso a tí.

De pronto se dio cuenta de que todas las respuestas que Nicky le daba dede su boda estaban llenas de sarcasmo. El nunca había sido así. No recordaba ya la última vez que lo había visto sonreír.

-¿Ha sucedido algo en mi ausencia que yo deba saber?

-No entiendo por qué has hecho esto -insistió Ava- ¿Cómo te has atrevido a conducir el coche?

-¿Cómo sabes que yo he conducido el coche?

Su voz sonaba un poco extraña. Ava comprendió que había estado bebiendo...y mucho. Eso tampoco era habitual en Nicky.

-Me lo ha dicho Marco.

-¿Has hablado con Marco? ¿Cuando?

-Cuando vi lo tarde que era y me di cuenta de que no habías vuelto a casa, como me habias prometido -explicó ella con ansiedad- No sabía dónde estabas ni qué te había sucedido, así que llamé por teléfono a Marco.. y a Hal. Pero ellos tampoco sabían dónde estabas.

-Sentí deseos de dar una larga vuelta. Necesitaba estar solo,para poder pensar.

-Pero tú sabías que te estaba esperando. Te estoy esperando desde las nueve de la noche. Son más de las tres -dijo con brusquedad- Tienes un celular. Lo menos que podías haber hecho era llamarme. ¡Soy tu esposa!

-¿Mi esposa? ¿Desde cuándo has sido una esposa para mi?

La amargura de sus palabras penetró como un puñal en el corazón de Ava, dejándola sin habla. Vio el dolor reflejado en su cara y en las profundidades de sus ojos. ¿Ella le había hecho eso?
Dio un paso hacia él.

-Nicky, también he pensado mucho estos días.

-Me lo imagino -murmuró Nicky, con voz dura.

La compasión que vio en su cara era lo que menos deseaba de Ava.

-Por favor -insistió ella- Tengo que hablar contigo.

Nicky se puso rígido, pensando en el impacto que le iban a producir las palabras que ella, sin duda, iba a pronunciar.

-No te molestes -gruñó- Yo sé lo que me vas a decir.

-No podemos seguir así, Nicky -protestó Ava, decidida a aclarar por fin las cosas entre ellos- Tenemos que...

-Tienes razón. No podemos seguir así -la interrumpió él, con furia salvaje- ¿Por qué no admitimos que este matrimonio fue un error desde el primer día? No sé cómo diablos me engañé yo mismo pensando que podría salir bien -volvió a entrar en su dormitorio- puedes divorciarte cuando quieras, Ava, en las condiciones que quieras -añadió con voz ronca- ¡Terminemos de una vez por todas con esto!

Cerró la puerta con violencia. Era la única forma en que él podía defenderse de ella, de lo mucho que todavía la amaba.
Ambos permanecieron inmóviles durante largo rato. Por fin, Ava se dio la vuelta y volvió a su habitación.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Sáb 02 Ago 2014, 12:02 pm

Capitulo 21


Ava no estaba teniendo la pesadilla típica de los actores, no estaba en una obra equivocada, recitando algún guión equivocado. Sin embargo,la sensación de estar emocionalmente desnuda sí era la típica, así como la actitud hostil del público Nicky debía saber cómo podía salir de aquello y la ayudaría, si lograba encontrarlo.
Mientras decía el único parlamento que se sabía, aunque estaba convencida de que era el equivocado, lo buscó con desesperación entre los bastidores, pero no estaba. Su padre era el que se encontraba en ellos. Mike le decía las palabras que ella debía pronunciar gracias a un enorme libreto que tenía en las manos. Pero ella no entendía nada porque Mike hablaba en italiano.
De pronto, se dio cuenta de que ella iba vestida con ropa moderna mientras que el resto de los actores que había en escena llevaban puestos trajes de época. Los abucheos del público se hicieron más intensos. Derek, que hacía el papel de Romeo frente a su Julieta, tuvo que levantar la voz para que ella pudiera oírle. La asombró que él hablara italiano tan bien.
El sonido de alguien que daba golpes con un martillo aumentó su confusión. Cuando levantó la mirada hacia el escenario, vio que éste no estaba aún terminado. El carpintero todavía estaba clavando el telón que correspondía a la parte posterior del castillo. Ella sabía que Nicky nunca habría permitido una cosa así en medio de la función... pero, ¿dónde estaba él?
El sonido del martillo empezaba a ser más fuerte.
Tan fuerte que la despertó.
Ava tardó un momento en comprender que había estado soñando y que los ruidos, en realidad, se debía a que alguien estaba llamando a la puerta de su dormitorio.

-Perdone, señora Ava -se disculpó Marina al entrar, llevando la bandeja del desayuno con una mano- pero son las nueve de la mañana.

-¡Las nueve de la mañana! -Ava arrojó a un lado la ropa de cama y se levantó de un salto- ¿Por qué no me han despertado a las siete?

-El señor Nicky me ha dicho que la dejara dormir hasta más tarde -explicó Marina, mientras llevaba la bandeja a la pequeña habitación que servía como desayunador.

Además de las jarras de café y leche caliente, contenía un plato lleno de bollos calientes. Marina todavía no había renunciado a conseguir que Ava desayunara bien.

-El tiene una reunión abajo, con varios señores.

-¿Una reunión aquí en la casa? -Ava miró a Marina con incredulidad.

Nicky nunca hacía en la casa nada relacionado con sus negocios.

-¿Qué clase de reunión?

-¡Ah, no lo sé! Sólo sé que ha estado hablando por teléfono desde las siete -dejó con todo cuidado la bandeja del desayuno en la mesa- Cuando Marco llegó, lo envió a Rímini para que trajera a esos señores aquí.

Ava se detuvo en el momento en que se iba a poner la bata, recordando lo que Nicky había dicho sobre el divorcio.

-¿Abogados? -murmuró.

¿Estaría Nicky realizando ya los trámites del divorcio?

-¿Abogados? -repitió Marina. Sólo entonces comprendió Ava que había hablado con voz alta- Sí, es posible -añadió Marina con aire pensativo- Cuando les serví el desayuno todos tenían cara de abogados. Estaban muy serios, como cuando se va a leer un testamento.

-Será mejor que me bañe ahora mismo -dijo Ava.

-Espero que todo vaya bien, señora Ava.

La sincera preocupación de Marina conmovió a Ava.

-Me temo que no, Marina.

-El señor Nicky no parece el mismo últimamente.

-Sí, así es -admitió Ava. Y todo era culpa suya. Se dio la vuelta para que Marina no viera lo alterada que estaba- Se está haciendo tarde. Creo que será mejor que me vista ahora mismo.

-¿Puedo ayudar en algo?

-No, gracias, Marina -Ava le dirigió lo que esperaba que fuera una alegre sonrisa.

Eso no pareció tranquilizar a la mujer.

-El amor -murmuró entre dientes. Con un profundo suspiro y un fatalista movimiento de cabeza. Marina caminó hacia la puerta- El café no sabe bien si se enfría -dijo por encima de un hombro, antes de cerrar la puerta.

Ava se obligó a sí misma a moverse. Se bañó y se vistió de forma automática. Mientras buscaba en el primer cajón de su tocador el cinturón que iba con el traje que se había puesto, se encontró con el estuche de terciopelo negro que había guardado en él hacía dos semanas.
Ella pensaba devolver a Nicky el colgante con la esmeralda, pero había estado tan preocupada con sus problemas que se olvidó por completo de  él. Ciertamente tendría que devolverle ahora aquel caro regalo. Sin abrir el estuche, se lo guardó en uno de los bolsillos de su traje. Se detuvo para tomar su bolso y salió del dormitorio. Bajó la escalera corriendo.
Sus pasos se hicieron más lentos, al acercarse al comedor, llegaron hasta ella voces masculinas a través de la puerta abierta. Aunque no entendía todavía las palabras, le pareció que la conversación tenía un claro tono legal. Llena de tensión, se detuvo en el umbral.
Una gran sensación de alivio la invadió cuando reconoció a los hombres sentados con Nicky alrededor de la mesa. Hal acababa de decir algo con lo que Dutch parecía estar de acuerdo. E hombre que era la mano derecha de Nicky, Alex Elliott,productor asociado, estaba muy ocupado tomando notas.
Nicky estaba sentado de espaldas a la puerta, de modo que Ava no podía ver su cara. Su desayuno, intacto, había sido empujado hacia el centro de la mesa; en su lugar había una carpeta abierta,llena de papeles. Hal estaba a punto de decir algo, cuando vio a Ava en el umbral.

-Siento mucho interrumpir -dijo Ava entrando en el comedor.

Nicky se puso rígido al oír su voz. Se volvió lentamente a mirarla.
A Ava le asombró su aspecto. Tenía puesto el traje con el que llegó la noche anterior, así que supuso que no se había acostado. Tenía el cuello de la camisa entreabierto y el nudo de la corbata deshecho. Su pelo, casi siempre peinado de una forma impecable,parecía haber sido desordenado con dedos impacientes. Una barba de dos días cubría su mandíbula.
Parecía exhausto. A ella le dolió verlo así.
Nicky volvió a concentrar su atención en los papeles que tenía delante de él.

-Está bien, Ava -dijo con frialdad- Estábamos revisando algunos detalles mientras esperábamos a que estuvieras lista. Ya nos hemos ocupado de todo lo que teníamos que discutir -cerró la carpeta que tenia delante de él y se la entregó, cerrada al productor asociado- Ya saben todos lo que tienen que hacer, ¿verdad?

Mientras todos expresaban su acuerdo, Ava se maldijo a sí misma en silencio por haber sido tan tonta. Debía haber comprendido que el único problema lo bastante serio para tener a Nicky despierto toda la noche debía estar relacionado con su trabajo.

-Todavía tenemos que terminar la película -les recordó a todos, mientras levantaba la taza de café para dar un trago a su contenido.

Todos se pusieron de pie... todos menos Nicky. Cuando Ava comprendió que él no tenía intenciones de salir con ellos, preguntó:

-¿No vas a ir al estudio con nosotros?

-No -contestó, sin mirarla- Todavía tengo algunos asuntos que atender -se volvió hacia el productor asociado- Alex, cuando pases por el vestíbulo, ¿puedes hacerme el favor de decirle al señor Lombardi que puedo recibirlo ahora?

-Por supuesto, Nicky -contestó Alex.

El señor Lombardi tenia lo que Marina habría llamado la cara de un abogado, notó Ava, cuando pasó por delante del caballero vestido de forma clasica, que se encontraba sentado en una silla que había en el vestíbulo. Cuando lo vio dirigirse hacia el comedor, con una carpeta en una mano, se preguntó si sería abogado especializado en problemas de grandes empresas o en divorcios.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Dom 03 Ago 2014, 12:02 pm

Capitulo 22


Ava nunca había encontrado el silencio tan opresivo.
Durante todo el recorrido hasta el castillo, los tres hombres se dedicaron a estudiar ls notas que habían tomado durante la reunión con Nicky.
Recibió con gusto el ruido y la confusión que reinaba en el estudio.
Más nervioso que de costumbre, el ayudante de dirección salió a su encuentro

-Gracias a Dios que ha llegado -le dijo a Hal cuando se acercó a donde estaban ellos- ¡Ese tipo, Rossi, nos está dando problemas otra vez! ¿Dónde está Nicky? El es el único que puede controlar a ese tipo.

Alex, el productor asociado, dio un paso adelante.

-Yo me encargaré de eso. ¿Dónde está el señor Rossi?

-Está ahí, discutiendo con un técnico. ¡Cualquiera creería que estábamos tratando de instalar bombas en el Vaticano, por Dios!

-Yo hablaré con él -dijo Alex con tono traquilizador.

Se metió bajo un brazo la carpeta que Nicky le había dado y se dirigió hacia el encaragdo del castillo, mientras Dutch iba a buscar a su primer ayudante.

-Parece que nos espera otro día maravilloso en la maravillosa tierra de Oz -suspiró Hal, antes de vovler su atención a Ava, que empezaba a sentirse abrumada- Me parece que vamos a tardar todavía un par de horas en poner todo en orden para empezar a filmar. ¿Por qué no vas a acostarte a tu camerino? Pareces muy cansada.

-Sí, lo estoy -había logrado dormir sólo unas cuantas horas y se sentía física y emocionlamente ahgotada por lo sucedido la noche anterior- ¿Estás seguro de que no habrá problemas?

-Es una orden -le dijo el director de forma gentil, pero firme- Y pon el letrero de No molestar fuera. Yo mandaré a Barry a avisarte cuando tengas que empezar a maquillarte y vestirte.

-Gracias, Hal -dijo Ava agradecida.

El hombre le dedicoó una sonrisa de compasión y eso la hizo sentirse todavía peor- No podía quitarse de la cabeza la idea de que Hal sabía algo sobre Nicky que ella ignoraba.
e pronto, todo el ruido y la confusión del estudio empezaron a afectar los nervios ya alterados de Ava. Anheló la quietud de su camerino y la oportunidad de poner un poco de orden en sus pensamientos.
Pero cuando llegó a su camerino, encontró que la maquilladora la estaba esperando.

-Oiga, ¿qué le sucede? -preguntó- Está muy pálida. ¿Se siente bien?

-Sí, estoy bien -dijo Ava, con una sonrisa forzada- Sólo estoy un poco cansada.

-¿Por qué ha llegado hoytan tarde?

-Nicky tenía una reunió a primera hora esta mañana y...

-¡Ah, por fin has llegado! -exclamó Derek entrando sin pedir permiso, con un disgustado León tras él.

Ya estaba maquillado y vestido.

-Me ha parecido oír tu voz.

-No he terminado de rizarte el pelo, guapo -le recordóLeón, con un cepillo de espiral en una mano y una tenaza eléctrica en la otra- ¿Tienes la ondad de volver a tu?... -olvidó termianr su frase cuando vio a Ava- ¿Qué te ha pasado, preciosa? Estás como si fueras a representar la Dama de las Camelias moribunda y sin maquillaje -se volvio hacia la maquillista- Hoy vas a tener que trabajar mucho con ella, pelirroja.

-No está tan mal así -protestó la chica en defensa de Ava- Yo he visto...

-¿Quieren hacerme el favor de hablar en otra parte? -la interrumpió Derek con impaciencia- Quiero hablar a solas con Ava.

-¡Por favor, déjenme en paz! -gritó Ava.

Todos se volvieron a mirarla, en silencio. Era la primera vez que ella levantaba la voz en el estudio.

-¿Me permiten decir algo, para variar? -aspiró con fuerza para tranquilizarse- Hal acaba de explicarme que no se podrá filmar hasta dentro de un par de horas. Así que quisiera descansar. El nos avisará cuando esté listo.

-Están sucediendo cosas extrañas -dijo León- ¿Qué es lo que pasa? -miró a Ava y Derek, como si estuviera seguro de que sólo ellos conocian la respuesta- Corren muchos rumores.

-¿Rumores? -preguntó Ava- ¿Qué clase de rumores?

-Sólo son rumores -dijo Derek, pero su tono era insinuante y su sonrisa tan íntima que Ava se sintió turbada.

-Bueno, no tengo ningún interés en oírlos. -se dio la vuelta y se dirigió a la puerta para colgar el letrero de No molestar- Lo único que quiero es dormir un poco, para poder trabajar más tarde.

-Ciertamente dormir te sentaría muy bien, preciosa -dijo León, cuando vio el letrero que ella tenía en la mano. Dirigió otra mirada hacia Derek. Después se volvió hacia la maquillista- Vamos, pelirroja. Vamos a tomar otra taza de ese devastador café italiano.

-Si tomo otra taza de café... -empezó a decir- ¡Oh, claro! -añadió con rapidez, al ver la expresión de León. Se puso de pie de un salto- Supongo que me vendría bien otra taza de café.

Ava vio cómo el peluquero y la maquilladora salían.
Derek colocó en la puerta el letrero que ella tenía en la mano.

-No sabía cómo podría verte a solas hoy. Tu padre ha estado aquí ya dos veces, buscándote- ¿Dónde está Nicky? Me han dicho que no va a venir hoy. ¿Es cierto?

-Sí -admitió Ava- Se ha entretenido porque ha tenido una reunión muy importante.

-¿No sucede eso siempre? -preguntó cerrando la puerta.

-Derek, como ya he dicho, quiero dormir un poco.

-Pero yo quiero hablar contigo -insistió él- Me has estado evitando todo el fin de semana. Lo menos...

-¡Por favor, no ahora! -ella estaba ya bastante alterada por la reunión de Nikcy.

Lo último que necesitaba era tener que enfrentarse a Derek. Empujándolo a un lado, extendió la mano hacia el picaporte.

-¡Pero tengo que decirte lo que pasó en la proyección!

-¿La proyección? -Ava bajo la mano y se volvió hacia él.

-¡Dios Mío, cómo me gusatría que hubieses estado en ella! -exclamó él con ojos brillantes- ¿Por qué no estuviste?

-Nunca veo las proyecciones diarias -le recordó- No me gusta verme. Me hace sentir... avergonzada.

-¡Pero... si estabas sensacional!

-Dime que sucedió.

-¿Recuerdas lo que ocurre cuando estás en un escenario,una noche realmente buena? Todo funciona a tu favor. No puedes hacer nada mal. De pronto, el público guarda un silencio absoluto -hizo una breve pausa- No se oye ni un solo murmullo. Nadie tose. Todos contienen el aliento mientras te miran. Entonces te das cuenta de que has cautivado al público.

Se volvió hacia ella.

-Bueno, eso fue exactamente lo que sucedió durante la proyección de nuestra gran escena de amor anoche -su gesto eta triunfal- ¡Había una sala llena de profesionales, que lo han visto todo, y los cautivamos!

-No es eso lo que quiero saber, Deek. Yo...

-Lo que había entre nosotros era tan fuerte, Ava -continuó él- que salió de la pantalla y se apoderó de todos. ¡Debías haber visto su reacción!

-¿Cuál fue la reacción de Nicky?

-No pareció muy feliz que digamos. ¿Qué hombre lo habría estado al ver a su esposa expresando su amor por otro hombre?

-Esa era una escena de una película, Derek -protestó Ava- Yo sólo estaba actuando.

-Ninguno de los dos estaba actuando, Ava, y tú lo sabes -replicó él- Como lo saben todos los que vieron esa escena. Tus sentimientos hcia mí no eran fingidos.

-¡Claro que lo eran! Estaba evocando las emociones que experimenté la primera vez que hicimos... que hice el amor. Habría hecho lo mismo con cualquier actor que hubiera interpretado a Paolo.

-¿Es eso lo que le has dicho a Nicky? -le dirigió una mirada burlona- Estoy dispuesto a apostar cualquier cosa a que el no se lo ha creído -dio un paso hacia ella- ¿Qué te ha dicho?

-Nada.

-¿Nada? -preguntó con evidente desilución- A juzgar por el aspecto que llevaba cuando salió de aquí, pensé que iban a tener la pelea del siglo.

-¿Qué aspecto tenía? -preguntó ella con más emoción de la que se proponía- ¿Estaba muy turbado?

-Bueno, no estoy seguro de que turbado sea el término adecuado. No tengo que decirte cómo es Nicky. El está acostumbrado a salirse con la suya en todo, y no le gusta nada que no suceda así -se echó a reír con menosprecio- Nicky Byrne siempre obtiene lo que quiere. ¿No es famoso por eso?

Ava habría querido discutir ese punto, pero nadie mejor que ella sabía que Derek tenía razón. Lo que ella esperaba que fueran celos de parte de Nicky, comprendió, sólo había sido orgullo herido.

-Me gustaría saber qué está planeando hacer ahora -dijo Derek- Estoy seguro de que no me va a echar de la película. No cuando llevamos ya un mes de rodaje... Tendría que vover a filmar todo.

-Aunque solo llevara rodando un día -dijo Ava, defendiendo de pronto a su marido- Nicky jamás te despediría por razones personales.

Se dio la vuelta y se alejó de él.

-Entonces, ¿qué va a hacer? -preguntó Derek- ¿Te lo ha dicho? -captó en ella una expresión de dolor- Es evidente que te ha dicho algo.

-Sí -admitió ella. No tenía sentido ocultárselo, puesto que muy pronto todos sabrian lo que estaba pasando- Va a pedir el divorcio.

-¿El divorcio? -era evidente que Derek no esperaba esa noticia y tardó un momento en recobrarse de la sorpresa- Bueno, eso ciertamente no es característico de Nicky. Nunca hubiera imaginado que se daría por vencido fácilmente.

-No -murmuró Ava entre dientes- yo tampoco.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 04 Ago 2014, 11:21 am

Capitulo 23


La cara de Derek se iluminó.

-¡Entonces está dispuesto a dejarte libre! ¡Eso es fantástico!

-¿De verdad? Me alegro de que tú lo consideres así.

El se encogió de hombros, sin dar importancia al sarcasmo de ella.

-Vamos, Ava, tú sabes que no amas a Nicky.

-No, claro que no -reconoció. Entonces ¿por qué experimentaba esa sensación profunda y dolorosa de pérdida?

-Y Nicky no te necesita. El no necesita a nadie. El tiene su trabajo Pero yo te necesito, Ava. Siempre te he necesitado. Ahora lo sé... -una sonrisa triste relajó sus hermosas facciones- ¡Dios mío, qué tonto fui! Debí casarme contigo hace años. Tú eres la única mujer a la que he amado.

Ava no pudo menos que admirar la técnica de Derek.

-Así que, como es tan común decir en Hollywood, ¿con todas las demás mujeres que has compartido tu vida durante estos años, sólo te unía una pura amistad?

-Ninguna de esas mujeres ha significado nunca nada para mí -le aseguró. Se acercó más a ella- La única mujer que me ha interesado siempre eres tú.

Ava o dejó de percibir la ironía de la situación en la que se encontraba. Estaba aprisionada emocionalmente entre dos hombres; uno que era incapaz de decirle que la amaba y otro que lo decía con demasiada facilidad.
De pronto se sintió cansada.

-Déjame en paz, Derek. Tengo que dormir ahora o no...

-No te das cuenta de lo que te estoy diciendo, pequeña tontuela?
-la sacudió ligeramente por los hombros, como si quisiera que comprendiera- Te estoy pidiendo que te cases conmigo.

-¿Qué?

-¿Crees, al fin que te amo de verdad?

Ella se sentía demasiado asombrada para contestar.

-Bueno, di algo -gritó él- El suspenso me está matando.

Ava se sintió como si todo su mundo se hubiera vuelto del revés dos veces en un día. Casi sin darse cuenta de lo que hacía, se dirigió al diván y se tumbó.

-Mira, yo sé que no tengo el dinero, ni el poder que tiene Nicky -continuó Derek, acercándose a ella- pero una vez que se exhiba esta película, volveré a estar en la cumbre. Todos lo dicen.

-Yo no te amaba porque fueras famoso, Derek -le recordó ella- No lo eras entonces.

-Ya lo sé. Tú eres la única que me ha amado por mí mismo -se sentó en el diván, junto a ella- Por eso te necesito, Ava. Nunca comprendí lo mucho que te necesitaba hasta que vi a proyección de anoche.

-¿La proyección? -murmuró ella sin comprender.

-¡Dios mío, me habría gustado que hubieras visto esas imágenes! Es el mejor trabajo que he hecho desde hace años -le dirigió una sonrisa conmovedora, llena de gratitud- Pero no habría podido hacerlo sin ti.

-Eso no es verdad -le dijo ella con sinceridad- Tú eres un actor con mucho talento.

-El talento no es suficiente. El éxito tampoco lo es. Estoy seguro de que sin ti yo arruinaría mi vida otra vez -extendió las manos para tomar las de ella- Tú nunca sabrás lo que has hecho por mí. Tú has sido la única razón por la que he podido mantenerme sobrio todo este mes -se llevó las manos de ella a los labios y las besó con ternura- Tienes que casarte conmigo, Ava. ¿No te das cuenta de cuánto te necesito ahora?

-Pero, Derek...

El colocó su dedo índice contra los labios de ella, para hacerla callar.

-No digas más. Yo sé lo que estás esperando -le dirigió una sonrisa maliciosa- Una declaración formal. Y la tendrás.

Se puso sobre una rodilla ante ella, haciendo una asombrosa imitación de Clark Gable.

-Perdóname por haberte asustado con la impetuosidad de mi declaración, mi querida Escarlata, pero no debe haber escapado a tu atención que desde hace algún tiempo...

Ava se echó a reír casi a pesar de sí misma, haciendo a Derek reír también.

-Estaba empezando a temer que había perdido mi estilo -dijo cuando se sentó junto a ella otra vez- Pero me alegra ver que todavía te puedo hacer reír -sus ojos se encontraron con los de ella y un mundo de recuerdos brilló en ellos- Nos divertimos mucho juntos, ¿no es cierto?

-Sí -se sintió obligada a admitir Ava- así fue -tuvo que tragar el nudo que se le había formado en la garganta- Pero eso fue hace cinco años, Derek. Muchas cosas han sucedido desde entonces.

-¿Qué tengo que decir para convencerte de que te cases conmigo? -suplicó con una sonrisa avasalladora- Una vez que nos casemos, podremos olvidar que han transcurrido esos cinco años.

Pero los pasados cinco años habían transcurrido.
Durante cinco largos años, Ava había vivido aquel momento en sus fantasías. Imaginaba a Derek implorando su perdón, asegurándole que la amaba más que nunca, suplicándole que se casara con él... como estaba haciendo ahora. La emoción que había en su voz y en su expresión eran casi idénticas. Sólo los sentimientos de ella eran diferentes.
De pronto, Ava comprendió por qué Derek había llenado sus fantasías durante años, haciendo imposible para ella dejar de amarlo. Era el amante romántico con el que todas sueñan, aunque muy raras veces lo encuentran en la realidad.

-Ava, ¿me estás escuchando? -Derek estaba preguntando algo con expresión inocente.

-Sí, si, desde luego.

-Entonces, ¿por qué no has contestado a mi pregunta? -emitió un suspiro de frustración- ¿Por qué no te quieres casar conmigo? ¿No es lo que has deseado siempre?

-Sí, era lo que siempre había deseado.

-No puedes negar que todavía me amas -insistió él- porque anoche vi lo mucho que que amas. Todos lo vieron.

-Derek, ya te lo he dicho, estaba actuando.

-Está bien -dijo con una sonrisa seductora- no estamos ahora ante cámaras. Averigüemos, de una vez por todas, si todavía me amas o no.

Derek rodeó con un brazo la cintura de ella. Titubeó un momento antes de atraerla hacia él, como si esperara que Ava protestara. Pero Ava no tenía la menor intención de protestar. estaba tan ansiosa como él de encontrar, por fin, la respuesta a esa pregunta... tal vez más que él. Ella tenía mucho más en juego que Derek.
La hizo apoyarse sobre los cojines en un movimiento evidentemente estudiado y bajó los labios hacia los de ella en un ángulo perfecto.
La boca de él se movió sobre la de Ava de una forma experta, exquisita. Derek la besó de la forma en que toda mujer sueña en ser besada. Y Ava encontró,por fin, la respuesta que buscaba.



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
mariposa
Admin
avatar

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 06/07/2014

MensajeTema: Re: Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]   Lun 04 Ago 2014, 6:01 pm

Capitulo 24


Ava renunció a la idea de dormir, después de su encuentro con Derek. Subió al estudio. El ruido y la confusión que la habían recibido antes se habían calmado un poco.
Ava miró a su alrededor para ver si Nicky había llegado ya, pero no vio señales de él. Al ver a su padre, corrió hacia él, pensando que él sabría dónde estaba Nicky.
Mike estaba andando de un lado a otro con evidente nerviosismo. Puesto que ella sabía que aquel día iban a filmar la escena en que el padre de Francesca prepara todo para hacerla casarse con un hombre al que no ama, supuso que estaba repasando sus diálogos.
El suspiró de alivio cuando ella se detuvo a su lado. La agarró de la muñeca y la hizo darse la vuelta.

-Me estaba volviendo loco, esperando a que despertaras -dijo él con un murmullo.

-¿Por qué? ¿Qué ha pasado?

-¡Eso es lo que yo quisiera saber! -levantó las manos en un gesto de frustración- He pasado toda la noche sin dormir pensando en lo que pudo suceder después de que Nicky salió de la sala de proyección como un loco...

-¿Nicky salió de forma violenta de la proyección?

-¡Ni siquiera terminó de verla!

-¿Se salió en medio de la proyección? -preguntó Ava con incredulidad- ¿Delante de todos?

-¡Sí! -él la miró furioso, con expresión acusadora- ¿Sabe Nicky que Derek y tú fueron amantes?

Todavía sin haberse recobrado del efecto que había producido en ella la extraordinaria noticia que acababa de recibir, Ava consiguió asentir con la cabeza.

-Yo misma se lo dije.

-¡Oh, Dios mío! -gimió él- ¿Por qué lo hiciste?

-Porque es mi marido y merecía saber la verdad.

-¿Y qué me dices de mi? -exclamó él con voz alta- ¡Yo soy tu padre y me debes algo también, después de tddos los sacrificios que he hecho por tí!

-Mike, por favor -imploró Ava, avergonzada de la intensidad de su estallido.

-¿Como has podido hacerme eso a mí? -preguntó el, bajando de nuevo la voz- ¿Es verdad entonces lo que se rumora? ¿Es verdad que Derek y tú acaban las escenas de amor en privado?

-¡No, claro que no!

A Ava la afectó profundamente que su padre pudiera pensar siquiera que tal cosa era posible.

-Será mejor que te asegures de que Nicky sepa que no hay nada entre Derek y tú -ordenó como si fuera todavía una niña- Porque después de ver las escenas aoche, debe pensar que...

-Pero Derek me ha dicho que todavía me ama -lo interrumpió Ava desafiante- Y me ha pedido que me case con él

Encontró cierta satisfacción en la expresión de absoluto horror que apareció en la cara de su padre.

-¡Oh Dios mío! ¿Te das cuenta de lo que eso significaría? ¡Habrías acabado con tu carrera antes de que ésta hubiera empezado!

-¿Mi carrera? Eso es lo único que realmente te importa, ¿verdad? -murmuró ella empezando a ser consciente de la verdadera situación- Mi felicidad no significa nada para ti.

-¿Cómo puedes decir eso? Todo lo he hecho pensando en tu felicidad -protestó él- Cuando seas rica y famosa serás feliz,princesa. Puedes creerlo.

-No, no voy a creerte, Mike. ¡Ya no te creo!

-¿Has olvidado tan pronto lo que significa luchar? Llevamos años trabajando y sacrificándonos para hacer realidad este sueño. ¡No puedes tirarlo a la basura de ese modo!

-Pero es tu sueño, ¡no el mío! -exclamó ella, lena de resentimiento- Lo siento, pero no puedo hacer que tus sueños se hagan realidad. Sólo tú puedes hacerlo, ¡y te aconsejo que dejes de esperar que yo lo haga por ti!

El la miró con asombro. Era la primera vez en su vida que Ava la alzaba la voz.

-No entiendo. Yo... yo creía que teníamos el mismo sueño.

-Yo también lo creía -admitió Ava con tristeza- Pero ahora comprendo que siempre ha sido tu sueño, Mike. Yo te seguí la corriente para complacerte,para compensarte de todas las desilusiones que habías... -se interrumpió y tuvo que aspirar una gran bocanada de aire para poder continuar- Me encanta actuar, pero nunca me ha importado mucho ser una gran estrella. Y me quedaré con Nicky sólo si lo amo, no por mi carrera.

-Pero, princesa... -murmuró Mike.

-Yo tengo también un sueño, Mike -continuó ella, negándose a ceder a los sentimientos de culpabilidad que amenazaban con abrumarla, como de costumbre- Un sueño al que había renunciado porque no creía que pudiera hacerse realidad nunca. Pero ahora voy a hacer todo lo posible para conseguir que se convierta en realidad... si no es demasiado tarde.

-¿Qué sueño? -preguntó él, como si por primera vez se diera cuenta de que ella era una persona independiente, con sueños y necesidades propias.

-El tipo de sueño de amor y matrimonio que tiene la mayor parte de las mujeres -le dirigió una sonrisa triste- Mi sueño no es tan brillante como el tuyo, Mike, pero por lo menos no destrozará mi vida de la forma en que destrozó la tuya.

Las lágrimas asomaron a los ojos de su padre.

-Te quiero, papá -dijo Ava, con las lágrimas nublando sus propios ojos- Y siempre te estaré muy agradecida por todo lo que has hecho por mí -rodeó con un brazo sus delgados hombros y lo oprimió contra ella- Quiero pagarte lo mejor que pueda todo lo que has hecho por mí, pero sólo yo puedo decidir lo que voy a hacer con mi vida... -papardeó para controlar las lágrimas, lo besó con usavidad en la mejilla y dio un paso atrás- Sólo yo puedo elegir al hombre a quien quiero amar. Y ya lo he hecho.

Mike movió la cabeza d eun lado a otro.

-¿Sabes? Algunas veces quisiera que tuvieras un poco más de fe en mí -le dijo- Te sorprenderías. Es posible que haya tomado la decisón correcta.

Pero él no la estaba escuchando. Se enguajó los ojos con un pañuelo y se sonó la nariz de forma ruidosa.

-Así que es verdad, entonces -dijo con un suspiro de derrota- Debido a lo que hay... entre Derek y tú, Nicky ha dejado la producción de esta película.

-¿Lo dices en serio? -dijo Ava, riendo con cierta burla- Ni siquiera un terremoto haría que Nicky dejara esta película.

-Yo tampoco lo creí cuando lo supe. Pero eso es lo que la gente dice en el estudio en estos momentos. Dicen que Nicky ha renunciado y ha nombrado a Alex Elliot productor ejecutivo.

-Eso es impo... -la imagen de Nicky entregando la carpeta llena de papeles a Alex, por encima de la mesa del comedor, apareció en la mente de Ava.

De pronto, todas las piezas del rompecabezas... la reunión urgente que Nicky había convocado esta mañana, el embarazoso silencio en el automóvil, las sonrisas de conmiseración de Hal... encajaron en su sitio, formando un cuadro completo.

-¿Dónde está Hal? -gritó Ava.

Se dio la vuelta con rapidez y buscó con desesperación al director entre aquella marañana de hombres y equipo que había a su alrededor. Al verlo inclinado sobre una mesa, junto a Dutch, dejó a su padre y corrio hacia él.

-¡Hal, necesito hablar contigo!

-¿De qué se trata, Ava? -preguntó el director sin levantar la vista de los dibujos que estaba discutiendo.

-Es urgente -la extraña ansiedad que había en su voz atrajo por fin su atención- Es sobre Nicky.

-Está bien -dijo él. La tomó del codo y la llevó a un lado- ¿Cuál es el problema?

-¿Es verdad que Nicky ha dejado la producción de la película?

-Sí, ¿no lo sabías? Piensa volver en avión a los Estados Unidos esta tarde.

-¿Qué?

-¿Es que no te lo ha dicho?

Ava movió la cabeza de un lado a otro.

-No comprendo. ¿Por qué ha dejado la película? Su trabajo es la cosa más importante del mundo para él.

-¿Crees realmente que pdría soportar verlos a tí y a Derek representar más escenas de amor, queriéndote como te quiere?

Ava entreabrió los labios, pero no pudo decir nada.

-¿Sabes? Yo me alegré de que Nicky se casara contigo. Pensé que ya era hora de que encontrara un poco de felicidad. Y lamento mucho su ruptura- Se encogió de homros- Supongo que es lo más natural en este loco negocio en el que estamos metidos. Vamos, pongámonos a trabajar.

-No, no puedo -Ava retrocedió un paso- Necesito ver a Nicky antes de que se vaya.

-Déjalo en paz, Ava. Ya le has hecho bastante daño.

-Hal, esas historias que corren sobre Derek y yo no son ciertas -insistió- No puedo dejar que Nicky crea que lo son.

La mirada que Hal le dirigió la hizo darse cuenta de que no la creía.

-Vámonos, Ava. Ve a maquillarte y a vestirte. Ya está casi todo preparado para filmar tu escena.

-No me importa nada la escena -gritó Ava furiosa- ¡No me importa nada la maldita película! ¡Lo único que me importa es Nicky!

Hal retrocedió con un asombro inusitado en él. Luego una amplia sonrisa iluminó su cara.

-Oye, eso está muy bien -dijo, con más animo del que Ava había visto nunca en él- Muy bien, vete. Usaré a tu doble para las tomas a distancia, y filmaremos escenas en las que tú no apareces.

El movió la cabeza de un lado a otro, mientras veía a Ava irse corriendo... ¡Y pensar que él creía que lo había visto todo!



Volver arriba Ir abajo
http://forgotten-words.foroactivo.mx
 
Fantasías Prohibídas [Nicky Byrne][18+][TERMINADA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Lacrim Tenebris. Foro de rol Fantasía/Steampunk (+18) [Normal]
» Mi angel...(TERMINADA)
» Camino a tierra prometida [Oliver Cromworth] TERMINADA
» Dibujos mios =D ...
» Dentro de Laberinto y especial fantasía en la TV!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Novelas Rosas :: Novelas Romanticas-
Cambiar a: