ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Please Stay [+18][R]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Please Stay [+18][R]   Jue 27 Ago 2015, 12:41 pm

Nombre: Please Stay
Autor: Sara
Artista ó personaje:
ShNicky
Adaptación: No
Género: Romance gay
Advertencias: No
Resumen: Después de una decepción amorosa, Nicky descubre que el amor siempre estuvo delante de él.

Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Jue 27 Ago 2015, 12:44 pm



Capitulo 1

Nicky estaba feliz de estar de regreso en Irlanda después de estar tres meses de gira con el grupo. Y lo primero que hizo fue llamar a su novio Rob. Pero no lo encontró, llamó varias veces a su celular pero lo mandaba a buzón. Decidió llamar a su casa pero le informaron que había salido y no sabían a qué hora volvería.

Rob no lo llamó sino hasta la noche y estaba de prisa, pues asistiría a con su padre a una recepción.

-Lo siento, Nicky, tengo que ir. Mi padre insiste y no puedo zafarme. Por desgracia, en este momento tengo demasiado trabajo.

-Rob, ¿qué pasa? -le preguntó Nicky.

-¿De qué? -parecía distante- No pasa nada, solo que tengo mucho trabajo. Papá me ha encomendado muchas cosas y no tengo justificación para no hacerlas -su tono cambió y se oyó emocionado- Este fin de año quiere que forme parte de la mesa directiva, dice que ya es hora de que esté allí para apoyarlo. ¡Creo que al fin me toma en serio!

-¡Que maravilla! -exclamó Nicky sonriendo- Me siento muy feliz amor. -añadió- Pero, ¿cuándo te veo? Hace tres meses que no nos vemos.

-Si -asintió Rob con lentitud- Claro... tengo mucho que contarte, pero estoy tan ocupado... Espera, permíteme ver mi agenda. ¿Que te parece cenar juntos el viernes?

-El viernes, muy bien. Ansío verte, te extrañé mucho -Aceptó Nicky.- Nos vemos en el restaurante que está frente a tu oficina después de tu trabajo, para primero beber una copa.

-Si -titubeó- ahí a las seis y media -hizo una pausa y se aclaró la garganta- Nicky, lamento todo esto, pero papá... Bueno, no es justo que culpe a mi padre, es como se han presentado las cosas, siento mucho desilusionarte...

-No te preocupes, amor -contestó afectuoso y sonriente al escuchar el tono de la voz de Rob. Pobre, tenía que partirse en dos, ahora se percataba- Entiendo y no estoy molesto contigo -agregó y Rob suspiró.

-¿En verdad? Gracias, Nicky, eres un ángel -la voz volvió a cambiar; se tornó más ágil- Tengo que irme, alguien me llama... nos vemos el viernes, entonces te contaré todo.

Nicky colgó el auricular sintiéndose desanimado e intrigado. Había algo extraño en Rob; le pareció distante... frío con él.

No era la primera vez que lo sentía así, en estos tres meses había notado el cambio pero se decía que era su imaginación. Pobre amor, estaba cansado, eso era todo. El trabajo lo tenía así, era muy importante para él, pues estaba decidido a impresionar a su padre. Por ser gay él no lo tomaba mucho en serio, siempre trataba de demostrarle a su padre que él era de la misma cepa. ¿Lo había logrado ahora?
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Sáb 29 Ago 2015, 12:25 pm

Capitulo 2

Ese viernes, Nicky se levantó de muy buen humor, esa noche vería a Rob; habían estado separados semanas y sentía un cambio en su relación. No estaba seguro de si se había originado en él o en Rob, pero no podía negar que hacía tiempo se sentía inseguro e inquieto y tal vez Rob lo había notado.

¿Acaso Rob estaba intranquilo por la forma en que su padre siempre trataba de hacerlo menos? Debería ser muy duro para él tener que pelear constantemente con su padre por él.

El señor Cornwell se negaba a conocerlo; no le agradaba la idea de que su hijo fuera gay y por consiguiente que estuviera enamorado de un integrante de una boyband. Con seguridad esperaba, o incluso tenía planeado un matrimonio importante para su único hijo heredero de tanto poder y dinero.

Nicky suspiró. Rob confiaba en lograr que su padre cambiara de opinión. Pero Nicky no estaba tan seguro de que ello y esa era la única sombra que empañaba su felicidad hasta el momento.

Llegó puntal al restaurante, pero no había señales de Rob, por lo que se sentó en una mesa y ordenó una copa de vino blanco. Varias personas lo reconocieron y aprovecharon para pedirle un autógrafo y la respectiva foto.

Nicky dio un sorbo a su vino y miró a través de la ventana; esperaba ver a Rob salir del edificio de oficinas. Pasaron los minutos, miró su reloj, frunció el ceño.
Rob estaba retrasado quince minutos. Había dicho que estaba muy ocupado, tal vez lo entretuvieron.

Nicky terminó su copa de vino y decidió no ordenar más hasta que llegara Rob. Dio otro vistazo al reloj; ya eran veinte minutos de retraso. ¿Debía ordenar otra copa de vino? ¿Llamar a su oficina para saber cuanto más demoraría?

Escuchó unas risas nerviosas que provenían de la mesa de junto. Volvió la cabeza y notó que Jean Hood y sus amigas lo observaban. Conocía a Jean, era una periodista muy descarada y cruel con sus comentarios. Siempre se había mostrado muy crítica hacia Westlife y cada vez que tenía la oportunidad los descalificaba.

-¿Estás esperando a alguien? -le preguntó mordaz.

-A Rob -señaló Nicky.

-¿Rob Cornwell? -inquirió la mujer y lo miró de un modo extraño- Oh, bueno, que te diviertas.

Todas apartaron la mirada y murmuraron demasiado bajo como para que escuchara lo que decían. Pero era obvio que hablaban de él; tal vez pensaban que Rob lo había plantado.
Con la cabeza baja jugueteó con la copa vacía. De pronto se abrió la puerta del restaurante y ansioso dirigió ahí la mirada y se sorprendió al ver que no era Rob el que aparecía sino Shane,

-Hola, Nick -ocupó una silla frente al rubio. Su voz era seca.

-Hola -respondió- Espero a alguien, ¿te importaría ocupar otra mesa?

-Tengo que hablar contigo -insistió Shane en voz baja, con los ojos fijos en el rostro de Nicky- A solas, en privado, Nick.

-Mira, estoy esperando a Rob, llegará en cualquier momento...

-No -lo interrumpió y Nicky lo miró con fijeza- Vamos afuera, Nick. No creo que quieras escuchar esta noticia aquí, donde todos te ven.

-¿Se trata de Rob? -palideció y Shane asintió. Su imaginación voló creando imágenes terribles. Rob en un accidente automovilístico, lesionado, al borde la muerte- ¿Qué pasa? -preguntó con voz ronca.

Shane se puso de pie, lo tomó del brazo y lo condujo fuera del restaurante. Nicky apenas notó la smiradas que lo seguían y las murmuraciones.

-¿Qué pasa? -le preguntó a Shane, curioso- ¡Dime por Dios! Dime qué le pasó a Rob ¿Está herido? Teníamos una cita esta noche, lo esperaba. Empezaba a inquietarme...

-No te verá esta noche -indicó Shane cortante- Ni ninguna otra noche.

Nicky contuvo el aliento. La sorpresa lo dejó inmóvil... Rob tenía que estar muerto.

-Él está en su fiesta de compromiso -Los ojos de Nicky se abrieron muy grandes por la sorpresa.

-¿Qué?

-Se casará con Martha Hunt.
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Dom 30 Ago 2015, 6:20 pm

Capitulo 3

Nicky estaba asombrado, negaba con la cabeza como un tonto.

-Está comprometido conmigo -su voz temblaba- Hablamos por teléfono, me habría dicho... algo... íbamos a cenar juntos hoy -levantó la cabeza y lo miró acusador- ¿Por qué mientes? ¡No creo lo que dices! -pensó en Martha Hunt y murmuró- ÉL apenas la conoce; solo se vieron en una ocasión, en aquel desfile en Londres.

Martha Hunt era una modelo de Victoria's Secret a quien él y Rob habían conocido hacía seis meses.

-Mientras Rob estuvo en los Estados Unidos, se vieron en numerosas ocasiones. Charlie Cornewll tiene un gran negocio con la agencia para la que ella trabaja... eso fue lo que hizo que Rob viajara a los Estados Unidos.

-¿Está su padre detrás de todo esto? ¿Cómo es que sabes todo esto? -respiró profundamente- Ha tratado de separarnos desde hace varios meses... me odia. Es probable que él haya inventado esa historia, para que me pelee con Rob, pero...

-No seas tonto, Nick -Shane trató de controlar su ira- Charlie Cornwell puede estar encantado con la relación de Rob y Martha, pero no te engañes solo...

El rubio se estremeció. Sabía que Shane hablaba con veracidad, él jamás se atrevería a mentirle, pero no soportaba escucharlo.

-A Rob no le agradaba Martha -Nicky protestó- Dijo que era como todas las modelos, que no tenía cerebro y que era una consentida.

-Martha es mucho más decente que él -indicó Shane- Rob pensaba dejarte ahí esperando sin que le importaran tus sentimientos. Es un desgraciado, un egoísta y cobarde. No se atrevió a decírtelo en persona. Supongo que pretendía decírtelo hoy; esa era la idea de la cita, pero su padre decidió que era la ocasión perfecta para anunciar su compromiso.

-¡Rob me habría hablado para romper la cita!

-No pudo enfrentarse contigo. En lugar de eso te escribió una carta y después olvidó enviarla. Marha la encontró sobre el escritorio cuando pasó por su oficina...

Nicky imaginó lo que la pobre chica pensó cuando leyó el contenido del sobre dirigido a él. ¿Cómo podía Rob hacerle esto?

-Confesó que te vería esta noche para explicártelo todo y terminar contigo -prosiguió Shane con voz tranquila- Ella pensaba que ya lo había hecho y Rob le prometió que lo haría en cuanto regresara de los Estados Unidos, después le dijo que ya lo había hecho. Es un mentiroso, tu Rob maravilloso. Al pasar frente al restaurante hace un cuarto de hora Martha te vio ahí, esperando...

La humillación invadió a Nicky, quien se mordió con fuerza el labio inferior para contener un grito de dolor.

-Estaba horrorizada -prosiguió Shane- Me llamó y fue ella quién me pidió que viniera al restaurante y te lo dijera.

Nicky cerró los ojos y se apoyó contra la pared.

-¿Por qué a ti? No sabía que tuvieras una amistad con ella.

-Rob le dio mi número.

-Genial -dijo Nicky con amargura.

De la nada Jean se acercó a ellos. Y comenzó a torturarlo con sus preguntas.

-Nicky, ¿qué sientes al enterarte del sorpresivo compromiso de Rob Cornwell con la modelo Martha Hunt? ¿Estabas enterado? ¿como te sientes al saberlo? ¿Es cierto que son amantes?

-Tranquilo Nick -dijo Shane. Agarrándolo por los hombros lo guió hacia su auto.

-¿Es una farsa este compromiso? -preguntó Jean Hood con malicia- Nicky, desde cuándo mantienes una relación con Rob? ¿por qué lo ocultaron tanto tiempo?

-Lo que pasa con Nicky o Rob no es asunto suyo... ¿por qué no lo dejas en paz? Tú y todos tus colegas son una bandada de buitres, y si, puedes ponerlo textualmente.

Shane lo tomó de la mano y lo condujo a su auto, abrió la puerta y lo obligó a deslizarse en el asiento del pasajero, después él se sentó al volante y puso en marcha el motor dejando atrás a la fastidiosa reportera.

Nicky una vez más cerró los ojos y apoyó la cabeza contra la ventana del auto, temía empezar a llorar en cualquier momento.


Última edición por Sara el Miér 08 Jun 2016, 6:57 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Jue 03 Sep 2015, 12:08 pm

Capítulo 4

El auto se detuvo. Renuente, Nicky abrió los ojos y vio que estaban frente al edificio de apartamentos donde Shane vivía.

-Esta no es mi casa -expresó sin mirarlo a los ojos.

-No podía llevarte a tu casa. Hay reporteros fuera. Te guste o no eres la noticia del momento.

-Qué suerte la mía.

Shane abrió la puerta y se dirigieron al salón. Se hizo un largo silencio, Shane dijo al fin:

-¿Nick?...

El rubio empezó a reír, sin saber bien de qué, y la risa se volvió llanto. Las lágrimas contenidas tanto tiempo ahora le rodaban por el rostro, Nicky se estremeció y se apoyó contra la pared para ocultarse la cara.

Shane le permitió llorar un par de minutos, después lo abrazó. Nicky se resistió y trató de detener su llanto, ero el moreno con firmeza lo obligó a volverse para que se apoyara contra él, Nicky enterró la cara en el cuello del moreno y percibió el aroma de su locion.

-Vamos, Nick -lo animó Shane en voz baja- No es el fin del mundo, sabes. Te recuperarás. Insiste en decirte lo patán que es y con eso lo olvidarás.

Nicky se pasó una mano temblorosa sobre los ojos húmedos antes de levantar la vista. La expresión de Shane lo sorprendió; su voz sonaba tranquila, pero tenía las facciones tensas y la mirada sombría. Estaba furioso y Nicky no pensaba que él se sintiera tan mal sólo por compasión hacia él.

-N-necesito estar solo un rato -declaró- ¿Puedo conseguir alguna habitación?

-¿Estás seguro? -preguntó sin soltarlo y el rubio le sonrió desdeñoso.

-¿Qué piensas que podría hacer? ¿Matarme?

Shane se tensó y frunció el ceño.

-¡No me mires así! -exigió con ira- Rob me engañó, pero tengo suficiente respeto por mi mismo como para hacer algo tan estúpido. ¡No me mataré por Rob Cornwell! Ni siquiera lo mataré a él, aunque desearía hacerlo. ¡Lo que me gustaría hacer es hablar con Jean Hood y contarle la historia de lo que me hizo! Y de paso acabaría con la buena reputación de su padre, que ese matrimonio es una farsa, que lo hace solo no soporta tener un hijo gay.

-Pero no lo harás -indicó Shane en voz baja y Nicky lo empujó irritado. El moreno dejó caer los brazos a los costados y lo dejó libre.

-¿Por qué no? -murmuró sonrojado- ¡Se lo merece! Todos, él, su padre y esa chica que sabe que es gay se presta a esa farsa. Han sido despiadados conmigo, ¿por qué no puedo serlo con ellos?

-Por dos razones -comenzó cauteloso- Primero, porque serías tan despreciable como lo ha sido Rob y tú no eres así. ¿Por qué bajar a su nivel? Eres demasiado honesto como para vender la historia. Sabes lo que harían con ella.

-Sé como se sentirían Charlie Cornwell y su adorado hijo al leer la historia en los tabloides. ¡La odiarían!

-Estoy seguro de que si -admitió Shane- Pero hay otra razón por la cual no debes hacerlo; meterías al grupo en un escándalo. Louis jamás te perdonaría que echaras por la borda la buena imagen de Westlife. Conociéndolo; no se tentaría el corazón para echarte del grupo.

-Si -torció la boca al considerar las palabras de Shane- Tienes razón, lo haría. ¿Qué clase de mundo es este? Él y su hijo me trataron mal, pero si se lo digo a alguien seré yo quien sufra las consecuencias -respiró furioso- ¡No es justo!

-No -admitió- pero el mundo no es justo. Eres un adulto, Nick. Eso debiste descubrirlo hace mucho tiempo -sus ojos brillaban- El sufrimiento forma parte de estar vivo y una manera de no sufrir es en especial no enamorarse.

Nicky lo observó. Había cierta tristeza en sus palabras. Por un momento se olvidó de sus propios sentimientos movido por la curiosidad. ¿Seguiría enamorado de Gillian?

-Lo dices por Gillian, ¿verdad?. ¿Sigues enamorado de ella? -se atrevió a preguntar.

-¿Por qué quieres saber?

-Hace cuatro años que terminaron y desde entonces no has vuelto a salir con nadie. ¿Ya no crees en el amor?

Shane esbozó una mueca.

-Tal vez no existe, tal vez si. No lo sé. Dejé de creer en cuentos de hadas hace mucho tiempo. Solo sé que si existe alguien para mí aparecerá tarde o temprano. No lo busco. -lo miró con las cejas arqueadas y una sonrisa burlona- Deberías hacer lo mismo. Tómate tu propio tiempo, disfruta estar a solas contigo mismo. No le entregues tu corazón a cualquier estúpido que te sonría.

Nicky bostezó y estaba tan cansado que tuvo que apoyarse contra la pared para mantenerse de pie.

-Shane, ya no puedo hablar. Necesito estar solo. No haré nada tonto, me acostaré y tal vez duerma un poco. Has sido muy amable y te lo agradezco, pero, necesito estar solo...

-Apaga tu celular antes de irte a la cama y no sueñes con Rob Cornwell.

-¿Cómo controlo mis sueños? -preguntó amargado.

-Será mejor que te de algo diferente en qué soñar -murmuró Shane y un segundo después lo besó.
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Jue 03 Sep 2015, 6:16 pm

Capitulo 5

Nicky se quedó helado. Nunca, ni en sus más locas fantasías se hubiera imaginado que Shane lo besaría. Él no era gay. Entocnes, ¿por qué lo estaba besando?

Trató de decirle que lo soltara, pero no pudo... había algo en ese beso que lo hacía estremecer. Sus labios eran suaves y cálidos y el beso era dulce. Nicky se sentía extraño, el moreno besaba demasiado bien. Shane logró separar sus labios e introdujo su lengua en la boca del rubio, Nicky cedió y dejó caer la cabeza hacia atrás.
Con los ojos cerrados, Nicky le devolvió el beso, le pasó los brazos alrededor del cuello y le acarició el cabello con la manos.

Las manos de Shane le recorrían la espalda de arriba abajo, lo acercaba más, exploraba su cuerpo,lo tocaban con suavidad. Nicky se acercó más abriendo la boca para que Shane tomara todo de él.

Ahora el beso era desesperado y apasionado, Shane profundizando su lengua en la caverna de la boca de Nicky donde corrió a lo largo de los dientes inferiores del rubio antes de buscar la lengua oponiéndose y hacer una batalla rápida. Nicky chupó la lengua debajo de su propia y mordisqueó los labios, antes de sumergir su cabeza para besar y lamer el cuello de Shane. Shane inclinó la cabeza para permitir un mejor acceso, mientras que Nicky se entretuvo allí, Shane aprovechó la oportunidad para empezar a desabrochar la camisa de Nicky, cuando el rubio se dio cuenta de lo que el moreno pretendía, campanadas de alarma sonaron en la mente del rubio y abrió los ojos desmesauradamente. ¿qué estaba haciendo?. El no podía hacer esto; no con Shane, él era su mejor amigo. El moreno era el último hombre con quién tuviera una aventura.

-Lo siento -declaró con voz tensa, apartándose de él- No puedo, pensé que podría, pero no es posible. Traté de fingir que eras Rob, mas no funciona...

Nicky notó la sorpresa que le causaron sus palabras.

-¿De qué hablas? Hace un momento estabas...

-Eres un buen amigo, sé por qué lo hiciste...no te lo mereces, yo... fingí que eras Rob.

-¡No te creo! Mientes,me deseabas a mí, no a él. Lo habías olvidado.

-No puedo olvidar a Rob... ¿cómo podría? Lo amo... perdóname por favor... Oh, lo siento, tengo que irme...

Nicky se marchó de allí a toda prisa y dando un portazo.

Shane se quedó allí, de pie, molesto...¡lo había arruinado! Nicky no necesitaba ese beso, estaba pasando por un mal momento, necesitaba a un amigo y él simplemente se aprovechó. Se maldecía por eso.

Se frotó la cara y se fue a la cama, no esperaba poder conciliar el sueño, pero necesitaba la oscuridad y él silencio a su alrededor.

*****

Con los primeros rayos de luz del nuevo día, Nicky despertó. Fue a la cocina y se preparó un poco de café fuerte y aún tembloroso volvió a recostarse.

Después de un rato se calmó lo suficiente como para comenzar a pensar. Se dio cuenta de que en realidad nunca estuvo seguro de Rob. Él nunca tomó su relación en serio. Había una pizca de maldad en él que disfrutaba cuando otra gente caía de frente, pero Nicky se decía que en su interior había otro Rob, un hombre con sentimientos. Nicky culpaba al señor Cornwell de todas las fallas humanas de Rob. Pero ahora sabía que no era así.

Lo lastimó perderlo, y de esa manera. Saber que Rob aceptó la farsa de ese matrimonio fue todo un choque.

Bueno, podría olvidarlo. Mas se aseguraría de que no tuviera otra oportunidad. Y en cuanto a Shane...
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Miér 08 Jun 2016, 6:48 pm

Capitulo 6

La carta de Rob llegó más tarde, esa mañana. Nicky la leyó atontado; escuchando su voz a través de las palabras, Rob encantado, autocomplasivo.
La había escrito de prisa, a mano; la letra era grande y tendía a volverse un garabato y Nicky tuvo que adivinar algunas de las palaras. Rob le decía que tenía que romper la ralación, que lo lamentaba, que se sentía muy mal y que comprendía como debía sentirse él. Conforme iba leyendo se percataba de que Rob estaba ás interesado en sus propios sentimientos que en los de él. Trataba de zafarse de la relación sin asumir ninguna responsabilidad.

Hacía parecer como si Martha lo hubiera acosado, pero que al verla todos los día no pudo evitar enamorarse de ella y así como tampoco descubrir que no era gay. Insinuó que su padre había provocado la reunión y que haora lo presionaba para que se csara con Martha y no con Nicky a quién según él, Charles Cornwell consideraba talentoso y buen hombre, pero no estaba de acuerdo en sus preferencias sexuales y aunque estuviera de acuerdo, tampoco estaba seguro de que fueran el uno para el otro. "Por favor, perdóname", concluía, "no pude evitarlo".

Nicky leyó la carta varias veces y cada vez veía con mas claridad la nueva imagen de Rob: un hombre joven débil, consentido y egoísta que no aceptaba la responsabilidad ni de sí mismo y que trataba de culpar a todos los demás por sus actos.
Si la carta hubiera llegado sin advertencia, la habría destruído pero habiendo escuchado la noticia primero de los labios de Shane el golpe fue menos duro.

De cualquier manera, estuvo en un estado de confusión y depresión el resto de fin de semana.
No pudo evitar ver en televisión e internet las imágenes del compromiso de Rob, se veía feliz junto a la modelo. Tuvo que admitir que se veían muy bien juntos, mas no enamorados... al menos no por parte de él.
Sus emociones cambiaban de un momento a otro, en un momento deseaba llorar, al siguiente, deseaba gritar. A ratos se sentía furioso consigo mismo, pues en primera, no debió involucrarse con Rob.
Sin embargo, Rob tenía razón en una cosa. Debió saber siempre que no funcionaría; había demasiadas cosas contra ellos y no eran el uno para el otro.

Sentía que había actuado como un tonto. Se enamoró de alguien inexistente. Le fascinó el encanto de Rob, su alegría, amó su atractivo, su sonrisa, la forma en lo trataba. Pensó que lo conocía, pero no fue así. El hombre al que creyó amar no existía.
No podía culpar por completo a Rob. Su propia química en la cama lo había engañado, Rob era muy sensual; era un hombre muy deseable en más de una forma; lograba llevarlo al placer más intenso y descubrió nuevas formas de amar. 
Nole importó su dinero, ni su posición, pero le gustó mucho. Estuvo ciego y consideró que eso era lo unico que importaba. Pero la atracción física no era suficiente para cimentar un amor profundo. Rob no podía divorciarse de su familia, ni de su poder ni de su dinero y tampoco querría ahcerlo. A Rob le gustaba ser un Cornwell, ser importante, que la gente se rindiera a sus pies, hacer lo que quisiera sin sentir culpa y sin que nadie lo castigara. Él no se conformaría con vivir como todos los demás.

Nunca hubo la posiblidad de que se quedara con él, ahora Nicky lo veía. Habría encontrado ota justificación, incluso otra mujer u hombre si no s ehubiera presentado Martha Hunt.
Entonces, ¿por qué le pidió que se casaran? ¿Un capricho del momento? ¿Para molestar a su padre? ¿Acaso a Rob también lo engañó la atracción física?
Las ideas le daban vueltas y vueltas en la cabeza, hasta que se sintió exhausto. No salió a ningún lado ese fin de semana; permaneció en su departamento, sin poder hacer mucho, comiendo poco, mirando a la nada y pensando en Rob. Se preguntaba como se enfrentaría al mundo.

Justo antes de sentarse a desayunar el lunes por la mañana, Nicky vio en la televisión a Rob quien estaba con Jean Hood. La periodista había entrevistado a Rob en su casa.

"Rob, primero que nada te felicito por tu compromiso, realmente hacen una hermosa pareja y se ven muy enamorados"

"Lo estamos" contestó Rob muy sonriente.

"Sin embargo, no puedo dejar de preguntarte sobre el integrante de Westlife; Nicky Byrne. Había fuertes rumores sobre ustedes, muchos acerca de que tienen una relación... amorosa" preguntó mordaz la mujer.

Nicky observó a Rob el cual ni se inmutó con la declaración de Jean, al contrario solamente sonrió. "A Nicky lo conocí hace cinco años en un evento de caridad de mi padre, Westlife actuó allí y desde entonces establecimos una buena amistad."

"Entonces niegas que entre ustedes haya algo más que una 'buena amistad'? Un romance en secreto por ejemplo..."

Una vez más Rob sonrió. "Lo niego. Es cierto que Nicky es gay, yo no tengo problema con ello, sin embargo nunca ha habido nada 'secreto' ni 'amoroso' entre nosotros."

"Sin embargo, ha habido varias personas que afirman que ustedes son pareja, los han visto salir juntos infinidad de veces en lugares gay e incluso los han fotografiado tomados de la mano o con sus rostros muy cerca del otro."

—No te das por vencida ¿verdad? —se preguntó Nicky en voz alta, pero en el fondo quería que Jean siguiera con su interrogatorio a Rob. Quería ver hasta donde llegaba la paciencia de su ex novio.

"Hoy en día gracias a la tecnología se puede alterar cualquier imagen, y hacernos creer cosas que no son."

"¿Por qué no invitaste a Nicky a tu fiesta de compromiso? soltó Jean de repente.

"Tenía otro compromiso al cual asistir" mintió Rob.

"Me parece raro que siendo ustedes mejores amigos, no haya estado en el momento más importante de tu vida".

Nicky observó que Rob comenzaba a ponerse nervioso.

"Creo que eso deberías preguntárselo a él, entonces" dijo Rob conteniendo la rabia.

"Oh,lo hice" dijo Jean con una expresión cínica en su rostro." El viernes, el día de tu compromiso lo vi en el restaurante que está frente a tu oficina, estaba esperándote. Nicky no tenía ni idea de te casabas y mucho menos con Martha Hunt. Para ser sincera, fue Shane el que le dijo que te casabas, no sabes lo mal que se puso al enterarse, no podía creerlo" concluyó Jean satisfecha con una sonrisa malévola en su cara.

Nicky no podía creer que esa mujer dijera eso, miró a Rob, que estaba pálido.

"¿Eres gay, Rob?" Jean preguntó seria.

"No vas a dejarlo hasta que te diga la verdad ¿no es así?" dijo Rob molesto.

"Me conoces bien" sonrió la mujer.

"Bien, No soy gay, ayudé a Nicky a fingir tener un romance para que no descubrieran la verdad"

"¿Qué verdad?" preguntó Jean interesada.

Rob miró a la cámara.

"Nicky y Shane son novios"

Nicky se quedó helado, no podía creer lo que Rob acababa de decir.
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Sáb 18 Jun 2016, 5:58 pm

Capitulo 7

Shane no daba crédito a lo que escuchaba. No se esperaba esa ingratitud por parte de Rob. No le importaba lo que dijera de su persona, pero era injusto que insinuara que entre ellos lo "usaran" para esconder una supuesta relación amorosa. Deseó tenerlo frente a él para golpearlo y obligarlo a no ser tan poco hombre.

Pensó en Nicky, en cómo se estaría sintiendo en ese momento. La noche del viernes lo había dejado muy mal, se odiaba por haberlo besado; a decir verdad, no odiaba el hecho en sí, sino el momento en que lo hizo. Hubiera preferido que fuese de mutuo acuerdo y no provechándose que su amigo estaba vulnerable por la traición de Rob. Pero no pudo contenerse, amaba a Nicky desde hace tiempo y, verlo llorar de esa forma le produjo un sentimiento de impotencia, quería hacerlo sentir mejor. Cerró los ojos pensando en el beso, en el calor de los labios del rubio en los suyos, lo sintió estremecerse en sus brazos, estaba seguro que Nicky lo besaba a él, no a Rob.
Si tan solo Nicky pudiera darle una oportunidad...

***

Lleno de rabia, Nicky apagó el televisor, no sabía qué pensar o sentir, las lágrimas inundaron sus ojos. Se apoyó contra la pared incapaz de asimilar todo lo que él había dicho. Rob era el hombre que amaba, el hombre con quien soñaba compartir el resto de su vida. Y, de un momento a otro, había acabado con sus ilusiones. Y él que había creído que Rob lo amaba de verdad. ¡Amor! Una palabra cuyo significado aquel hombre ignoraba. Sin energía para hacer nada, Nicky se tendió en la cama, dejando correr libremente las lágrimas, mientras sentía arder la garganta y los ojos.
No podía permitir que Rob se saliera con la suya; decidido a terminar con esta farsa, Nicky se secó las lágrimas que corrían por su rostro, salió del apartamento, subió a su coche y pisó el acelerador. Sabía lo que tenía que hacer.

***

Shane tocaba insistentemente el timbre del apartamento de Nicky, sin obtener respuesta.

"Espero que no haya hecho nada estúpido", pensó Shane. Salió de ahí y subió a su auto con rumbo a casa de los Cornwell, pero inmediatamente después cambió de idea.

"No, por más molesto que esté con Rob, jamás se humillaría ante ese estúpido" luego, Shane recordó las palabras de Nicky: "¡Lo que me gustaría hacer es hablar con Jean Hood y contarle la historia de lo que me hizo! Y de paso acabaría con la buena reputación de su padre, que ese matrimonio es una farsa, que lo hace solo no soporta tener un hijo gay." "Sé como se sentirían Charlie Cornwell y su adorado hijo al leer la historia en los tabloides. ¡La odiarían!"
Shane se estremeció; "Por tu bien espero que no hayas hecho lo que estoy pensando". Piso con más fuerza el acelerador con dirección a las oficinas del tabloide en el que Jean trabaja.

***

—Lo lamento, Nicky —expresó Jean Hood con sinceridad. Era más sensible de lo que la gente suponía, pero no era buena para ofrecer consuelo— Se que todo lo que Rob me dijo fue mentira.

—Gracias —su voz estaba tensa— pero sobreviviré, espero.

—¡Estoy segura de que sí! Te habrías cansado de él! Es guapo, pero le falta cabeza —indicó Jean— Te habrías aburrido de él. ¡Eres demasidado para alguien como Rob Cornwell!

Sorprendido por el cumplido, Nicky se lo agradeció.

—Supongo que estás aquí por tu derecho a réplica.

—Esa era mi idea al venir, pero... ahora que lo pienso; no vale la pena, no es más que un niño mimado por su padre. Si quiere casarse que lo haga, que se hundan juntos en sus mentiras. Al final del día, van a acabar siendo infelices.

—Es tu oportunidad para hundirlo —dijo Jean cautelosa.

—Tal vez... pero no voy a rebajarme con él. Lo siento.

—Está bien, como quieras. Pero dime algo —hizo una pausa— ¿Shnicky es real?

Nicky sonrió.

—Por desgracia, para tí, somos amigos. Shane no es gay.

—Supongo que no —acordó con un suspiro la mujer— Bueno, tengo mucho que hacer. ¿Seguro que no quieres vengarte de él?

—Lo siento, Jean. Prefiero no hacerlo.

—Llama cuando cambies de opinión.

Nicky salió del edificio a toda prisa, no le gustaba que los demás empleados lo vieran y hablaran a sus espaldas, subió a su auto y miró su reflejo en el espejo retrovisior. ¿Por qué tenía que sentirse culpable? No era su culpa que Rob le hubiera traicionado.
Puso en marcha el motor. En ese momento, alguien llamó a su ventana, con los dedos. Nicky se sobresaltó y volvió la cabeza. Shane lo miraba. Bajó el vidrio sin apagar el motor, esperaba dar la impresión de que no tenía tiempo para conversar.

—Después de todo, lo hiciste —lo acusó Shane molesto— Hablaste con Jean Hood. Vendiste tu historia!.

—Sí, hablé con ella —empezó a decir Nicky—, pero...

—No pudiste mantenerte callado! —exclamó Shane, había desprecio en su voz— después de lo que te dije, lo hiciste. ¡Por Dios, Nicky! ¿No tienes dignidad?

—No hice lo que estás pensando —se sonrojó Nicky molesto.

—¿No? Tus palabras de la otra noche implicaban lo contrario —sus ojos echaban chispas— Dijiste que querías vengarte de Rob, que venderías tu historia.

—¡Pero no lo hice!

—¿Entonces, a qué viniste? ¿A tomar el té con Jean?

Nicky sintió un estremecimiento nervioso, le molestó que su amigo lo creyera capaz de un acto tan bajo.

—Admito que era era mi idea en un principio, pero...

—Ahí está, lo hiciste! —lo interrumpió Shane.

—¡No! —Nicky estaba tan furioso que temblaba.

—¿No? Bueno, supongo que no lo admitirás —Shane dio un paso atrás como para alejarse y Nicky abrió la puerta con tal fuerza que casi golpea a Shane. El moreno brincó a un lado sorprendido.

Nicky salió del auto y fue hacia Shane.

—¿Qué quieres que admita? ¿Que amo a Rob?, sí, lo amo!, ¿que me dolió su traición?, sí,me dolió, ¿que quería vengarme de él por lo que me hizo? Si, también lo admito. Y no voy a permitir que vengas aquí a juzgarme y a decirme lo que tengo o no qué hacer —gritó— Qué pena darme cuenta en qué concepto me tienes —declaró con amargura— Creí que eras mi amigo, que me darías tu apoyo, tu consuelo. Pero lo único que has hecho es aprovecharte de mí, juzgarme, humillarme, como si no tuviera suficiente con todo lo que me está pasando. Y sabes qué?, ESTOY HARTO! —Se dio media vuelta y subió a su auto y sin decir otra palabra, puso el pie en el acelerador y salió a toda prisa.

Shane permaneció ahí como una estatua, viendo que Nicky se alejaba. El rubio alcanzó a notar que su rostro se ensombrecía, hasta que lo perdió de vista.

Más tarde, esa noche sonó su teléfono celular. Vio que era Shane y lo apagó. No había dado dos pasos cuando otra vez sonó, pero ahora era el teléfono de su casa. Lo levantó, colgó y lo descolgó de nuevo, que llamara todo lo que quisiera. No quería saber nada de él.

Media hora después alguien llamó a la puerta. En silencio recorrió el pasillo para asomarse por la mirilla de la puerta. Era Shane. Nicky lo miró un rato; sabiendo que él no podía verlo contemplándolo. Por primera vez vio a un Shane muy diferente. Estaba muy serio y parecía triste. Pero ni aún así le abriría. No quería oir más reproches de su parte.

¿A qué había ido? ¿Solo a disculparse? ¿Acaso creía que estaba más deprimido que el viernes anterior, tan infeliz y tan solo que le permitiría besarlo otra vez?
Ahora creía cualquier cosa de Shane.
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Sáb 18 Jun 2016, 6:15 pm

Capitulo 8

Pasó una semana desde que Shane había ido a la casa de Nicky y éste no le abrió. En ese tiempo Shane no lo buscó ni lo llamó, de hecho, Nicky se había enterado de que el moreno se había ido a Sligo a visitar a sus padres. "Mejor", pensó, quería a Shane y odiaba la idea de estar molesto con él. Estos días alejados les haría bien a ambos para calmarse y pensar bien las cosas.
Él todavía se sentía enojado y resentido por lo que Rob le había hecho.
Pasaría mucho tiempo antes que se recuperara del abandono de su novio. Era suficientemente doloroso haber perdido al hombre que amaba como para perder también a su mejor amigo.

Nicky decidió aprovechar estos días para salir, no quería encerrarse entre cuatro paredes a llorar por alguien que no valía la pena; salió con amigos, jugó golf; por las noches salía a bares gay, conocía a otros hombres, hablaba con ellos. Nicky no pensaba apartarse del sexo masculino por completo, pero tampoco se entregaría tan facilmente, después de lo de Rob, trataría a los hombres de otra manera. Nunca volvería a confiar en uno. Ni vovlería a salir con alguien que le gustara; se divertiría, pero no se entregaría; no permitiría que volvieran a lastimarlo.
En el futuro trataría a los hombres del mismo modo como lo trataron a él.

Pasó cada uno de esos días conociendo hombres, la mayoría eran chicos agradables, de los cuales disfrutaba su compañía, pero eso sí, no se había ido a la cama con ninguno por más que le gustara, así pasó esos días entre el placer de conocer gente nueva y la actividad de disfrutar de su soltería; no tuvo un momento de aburrimiento. Nicky no tuvo cuidado de protegerse de la prensa y varias veces lo captaron saliendo con diferentes hombres. Tuvo cuidado de no entablar ningún tipo de relación con ellos, sin embargo, solo salía con aquellos que se veían confiables. Cada vez que aparecía un hombre que no le daba confianza, lo ignoraba y se alejaba. Evitaría que alguien pensara ya había formado pareja.

Sin embargo, hubo momentos en que permanecía solo; la depresión lo envolvía como la niebla, entonces se encerraba en su apartamento y se permitía llorar.
A veces daba paseos por el bosque para pensar.
Fue en uno de esos paseos en el que Nicky se topó con alguien que ya conocía.

Vio a un hombre que se acercaba, traía pants, una sudadera y tapaba su rostro con una gorra, algo le llamó la atención en él y lo miró con detenimiento. Cuando se detuvo delante de él, Nicky se quedó helado; se topó con un par de ojos grises y retrocedió.
¡No puede ser!
El no, No aquí.

Por lo que pareció una eternidad, no pudo ver, ni oír, ni nada más, la impresión de ver a Rob Cornwell de repente, cuando era la última persona a quién pensaba encontrar, lo dejó como una piedra.

Cuando recuperó la visión y el oído, Rob se acercó a él.

—¿Que... demonios haces aquí? —murmuró Nicky, casi sin aliento.

—Bueno, necesitaba verte —dijo un poco tímido— Necesitamos hablar.

—¡Hablar! —exhaló Nicky molesto— No veo de qué, todo lo que necesitaba saber me lo dijiste en esa patética y cobarde carta que me enviaste.

—Precisamente, porque sé que fue una cobardía de mi parte es que estoy aquí para explicarte de frente que...

—¿Explicar qué? —preguntó molesto Nicky— No me interesa lo que me tienes que decir. Ya sé cómo eres realmente y me das pena, cásate y trata de ser "feliz" en tu matrimonio si es que puedes y a mí déjame tranquilo.

—Te amo —dijo enfático y lo miró a los ojos— Eso no es mentira. Jamás mentí cuando dije que te amaba y que quería estar siempre a tu lado.

—Rob... —Nicky se quebró— ¿Qué pasa? ¿por qué haces esto? —preguntó furioso. ¿Cómo podía afectarle tanto escuchar a Rob decirle que lo amaba?

—Nicky, solo te pido otra oportunidad, por favor... no quiero perderte.

—¡Cállate Rob! —susurró Nicky furioso consigo mismo. ¿Por qué lo estaba escuchando? ¿por qué no solo se marchaba de ahí?— Es demasiado tarde, me perdiste en el momento en que te comprometiste con esa mujer. Ahora cásate con ella y olvídate de mí.

—Jamás, entiende que te amo!! —Rob lo tomó por los brazos— ¿Crees que no me duele pensar que por mi culpa estás sufriendo?

Nicky lo miró, parecía sincero, más ya no confiaba en sus palabras.

—Perdóname —dijo Rob acercando a Nicky y abrazándolo fuertemente a su pecho.

La calidez que le transmitía el abrazo de Rob hizo que su corazón comenzara a latir de forma apresurada. ¡Él le pedía que lo perdonara! Había ido hasta ahí para verlo y a decirle esas palabras. Pero sin embargo, Nicky no estaba dispuesto a caer otra vez en sus brazos.

—Rob... —comenzó, solo había una forma de saber si lo que decía era verdad. Lo miró a los ojos— ¿De verdad me amas?

—Por supuesto que si, eres el amor de mi vida. —Dijo enfático, subió sus manos hasta el rostro del rubio y acercó sus labios a los de Nicky para besarlo.

—No... —dijo Nicky volteando la cara hacia otro lado y luego levantó la vista hacia esos ojos grises— ¿Cómo puedo creerte?

—Mira is ojos, en ellos está la verdad, no miento; te amo. Estoy dispuesto a lo que sea por ti —susurró con su rostro muy cerca al del rubio.

—Entonces, solo te voy a pedir dos cosas.

—Lo que sea, dime qué quieres que haga. —Dijo Rob esperanzado

—Quiero que te retractes publicamente con Jean Hood sobre lo que dijiste sobre Shane y sobre mí.

—Está bien...dalo por hecho, ¿Qué más tengo que hacer?

—Romper tu compromiso con Martha Hunt y presentarme oficialmente como tu pareja.

Nicky vio la sorpresa y la duda en los ojos de Rob, el hombre se puso pálido.

—¿Qué pasa? —preguntó Nicky— ¿No estás dispuesto a hacerlo? ¿No dices que me amas?

—Nicky... sabes bien que no puedo... mi padre...

—Deja de ponerlo de pretexto, al diablo con él! —estalló Nicky— Ya veo que nuevamente mientes. Tú no me amas, no amas a nadie más que a tí mismo. Qué pena me das. Adios Rob, sé feliz en tu mundo de mentiras.

Nicky se dio la media vuelta y se fue. Las lágrimas se formaron en sus ojos, le dolía descubrir (una vez más) que él no era nadie para Rob.
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Dom 29 Ene 2017, 5:52 pm

Capitulo 9

Nicky se removió en su cama, eran las once de la noche, el insomnio se había instalado en su casa desde hacía cinco días cuando se encontró con Rob en el parque.
En el fondo sabía que Rob no lo amaba, pero por un instante quiso creerle, quiso creer en sus palabras de amor y que estaba dispuesto a dejarlo todo pór él.
¡Qué tontería!
Sólo él podía creer en milagros. Se levantó y fue a la sala, encendió el televisor y lo dejó en el primer canal que apareció, no estaba interesado en ver qué pasaba en la pantalla, solamente quería que hubiera ruido, no quería sentirse solo.
Se acurrucó en el sofá y cerró los ojos, tenía ganas de llorar.

Necesitaba a Shane, lo extrañaba como amigo. Si tan solo le hubiera dejado entrar aquel día, pero estaba tan enojado con él y ahora se arrepentía. Estiró su mano y tomó el celular que estaba en la mesa de centro, buscó el número de Shane y estuvo tentado a llamar cuando de pronto, en la televisión el presentador del talk show mencionó a Rob y Nicky fijó su atención en la pantalla. Presentaron varias imágenes de la pareja asistiendo a una gala de beneficencia, ambos muy guapos y elegantes, Nicky tuvo que admitir que se veían muy bien juntos. Eso era lo que Charles Cornwell quería para su hijo, una hermosa mujer de la cual Rob pudiera presumir y llevar del brazo, no un hombre.

Apagó el televisor con rabia, y se acurrucó más en el sillón. ¿Hasta cuando se acabaría este sufrimiento?... ¿Por qué no podía simplemente enamorarse de la persona correcta como todos los demás?
En el fondo tenía miedo de quedarse solo, de no encontrar a su alma gemela nunca.
Una vez más se encontró llorando, odiaba la persona en que se había convertido estos últimos días. Él siempre se había reído de las personas débiles y dependientes de otra. Y ahora, él era una de esas personas.

Definitivamente tenía que hacer algo para salir de esa depresión. Se dio cuenta de que estaba actuando como un cobarde, se estaba dejando vencer por el miedo a la soledad, y estaba harto de sentirse un miserable, se dio cuenta de que nadie iba a hacer nada por él, si quería salir adelante tenía que hacerlo por si mismo. Descubrió que solo tenía dos opciones igual de malas:

Uno: Podía seguir en su depresión y sintiendo lástima por de sí mismo o mandar al rincón oscuro a su pasado y a su resentimiento, ya que, evidentemente, no podían rivalizar contra el sentimiento agobiante que le recordaba todo lo que significaba la traición de Rob.

Decidió pues, empezar a liberarse de sus demonios y tomó el teléfono y marcó el número.
Unos segundos después, finalmente contestaron, la voz masculina se escuchó al otro lado de la línea:

—¿Por qué me llamas? —contestó muy seria la voz masculina.

Nicky suspiró para darse valor.

—Para decirte adiós de una vez por todas, Rob.

—Nicky yo...

—Déjame hablar por favor —Lo interrumpió Nicky— Quiero que sepas el daño que me hiciste con tu traición. Pensé escribirte una carta como tú lo hiciste, pero, eso me convertiría en un cobarde como tú y es lo que no quiero, parecerme a tí. No comprendo qué pasó, éramos felices, o al menos eso me hiciste que pensara. Me hiciste creer muchas cosas; que me amabas, que al fin había encontrado al hombre con el que quería pasar el resto de mi vida y de repente... ¡pau! Me dejaste. Todavía es hora en que no me lo explico, pensé que tú sentías lo mismo. Me destruiste cuando me dejaste —lo acusó Nicky, brusco— Pensé que tenía que haber un mal entendido, fue el peor día de mi vida, no sabía por qué esa decisión, pensé que tu padre te habia presionado, pero descubrí tu verdadera cara, la de un ser egoísta que solo piensa en sí mismo. Ahora sé que nunca me amaste y sinceramente no sé por qué estabas conmigo, pero eso ya no importa. Tengo que cerrar este capítulo y la única forma es decirte adiós, aunque no lo creas deseo que seas feliz -dentro de lo posible- con Martha, por lo que sé es una buena chica, no la hagas sufrir. —La voz se profundizó— Adios Rob.

—¡Nicky...! —exclamó pero Nicky había colgado.

Rob se estremeció; dejó caer el teléfono y hundió la cabeza entre sus manos. Temblaba con violencia y las lágrimas le quemaban los ojos, ¿qué había hecho? había perdido al hombre que amaba.
Si, amaba a Nicky más que a nada, ahora lo sabía, pero ya era tarde, sacrificó el amor de Nicky por la aprobación de su padre... pero, ¡a qué costo!
Volver arriba Ir abajo
Sara

avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Please Stay [+18][R]   Dom 29 Ene 2017, 6:35 pm

Capitulo 10

A la mañana siguiente Nicky despertó muy temprano, había logrado conciliar el sueño a eso de las dos de la mañana, pero a las cinco ya estaba en vela nuevamente, salió de la cama y se quedó en la ventana viendo hacia la calle, la llamada a Rob lo dejó exahusto mentalmente. Había llorado, fue su manera de decirle adios definitivamente, fueron las últimas lágrimas que derramaría por él, de hoy en adelante se dedicaría a vivir la vida, ya no más pensar en él. Decidiendo que tenía que hacer algo para salir de esa depresión acordó ir a visitar a su madre. Desde lo de Rob no había querido verla, sentía vergüenza de lo que se había convertido su vida.

A Yvonne le encantó la visita. Del resto de su familia, sólo su hermana Gillian estaba en casa, Adam estaba en la universidad. A Nicky le agradó ver a su hermana; siempre se habían entendido muy bien.
Ni su madre ni su hermana le preguntaron nada sobre Rob y cómo se sentía con la ruptura, esperarían a que él les contara todos los detalles cuando estuviera listo para ello, hasta entonces, lo hicieron sentir bien recibido, le demostraron su amor y apoyo en todo momento. Yvonne lo mimó cocinando su comida y postre favoritos ante la molestia de Gillian.

—Quisiera que vinieras a casa con mayor frecuencia —le comentó su madre cuando tomaban el té esa tarde—Me siento sola desde que tu padre murió.

—Lo siento mamá —dijo Nicky extendiendo su mano para alcanzar la de su madre— Perdón por presentarme hasta ahora, es solo que... bueno, ya sabes. —Se disculpó Nicky bajando la mirada.

—Lo sé. —Dijo Yvonne apretándole la mano—. Y no estoy reclamándote nada. Sé que necesitabas tiempo para estar a solas.

La señora Byrne nunca se metía en los asuntos amorosos de sus hijos y Nicky tenía años de no confiarle sus secretos, pero ella estaba encantada de que su hijo terminara con Rob, nunca le había gustado para él. Amaba a Nicky y deseaba que fuera feliz y estuviera seguro y mientras estuviera cerca de ese hombre jamás lo sería. Secretamente a ella siempre le había gustado Shane para novio de Nicky, eso sin embargo, era algo imposible de suceder, pero confiaba en el destino y que las piezas caerían en su lugar tarde o temprano.


Más tarde esa noche, Nicky estaba de nuevo en su departamento, solo. Se estaba haciendo una costumbre estar así. Odiaba recordar cosas que prefería olvidar. Cuando aparecía la imagen de Rob en su mente,él la desechaba. No quería evocarlo, tampoco quería recordar su relación o... Se mordió el labio, pero tenía que admitirlo. Más que nada no quería recordar la forma en que Shane actuó esa noche que Rob lo dejó.
Recordó en su mente el beso del moreno, las sensaciones que corrieron en su cuerpo al sentir los labios de Shane en los suyos.

Sus sentimientos aún eran un caos total. Nicky no lograba descifrar por qué Shane lo había besado... pero tenía que admitir que le gustó, sonrió ante el pensamiento, una emoción inundó su pecho, un sentimiento de calidez se adueñó de él al pensar que tal vez Shane sentía algo por él. Nicky se hundió en la cama y cerró los ojos. Casi había permitido que lo sedujera, la evocación del beso hacía que el cuerpo le quemara y le doliera. 

Hace unos años dentro de su propia ingenuidad había soñado que Shane lo quería, que le diría que lo amaba y que se verían como cualquier otra pareja. Estaba perdidamente enamorado de él y sería capaz de todo por él. Pero con el tiempo tuvo que aceptar que eso jamás sucedería. Shane no compartía sus mismos intereses amorosos.
Después conoció a Rob... era muy bien parecido y tenía un gran encanto. Disfrutaba de su compañía, la forma en como lo trataba, lo hacía sentirse especial. 

Abrió los ojos de golpe ¡Tenía que dejar de pensar en él! Furioso, se levantó de un brinco y entró en el cuarto de baño para tomar una ducha y dejar de pensar.
Volver arriba Ir abajo
 
Please Stay [+18][R]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» .:Paper Planes:.
» un entrenamiento peculiar
» Informacion de Archer
» Alexander Leonhart (Terminado)
» 4. Stay Alive

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Papelera-
Cambiar a: