Tu foro de historias
 
ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un fin de semana Inolvidable

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Un fin de semana Inolvidable   Vie 14 Ago 2015, 6:34 pm

Nombre:  Un fin de semana inolvidable
Autor: 
Zoey
Artista ó personaje:  Nicky y Shane
Adaptación: No
Género: Gay

Advertencias: Mucho, mucho, mucho sexo  :3722204252:
Resumen: Tratando de superar la infidelidad de Gillian, Shane decide darle un giro de 180 grados a su vida al poner un anuncio en internet solicitando pasar un fin de semana amoroso con otro hombre en una playa desierta. Para sorpresa de Shane, muchos son los interesados, pero solo uno llama la atención del moreno.. un hombre rubio, demasiado sexy, demasiado atractivo. Pronto, Shane se da cuenta de que ese fin de semana con ese hombre le hará reconsiderar su sexualidad.
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Un fin de semana Inolvidable   Vie 14 Ago 2015, 6:41 pm

Un fin de Semana Inolvidable


Capitulo 1


Shane advirtió la preocupación reflejada en los ojos de su amigo.

-No puedes hablar en serio... -dijo Kian sin poder creer lo que escuchaba.

-Muy en serio.

-Pero... ¿estás loco? ¿Cómo pudiste poner un anuncio como ese? -preguntó Kian incrédulo.

-Crees que estoy loco, ¿verdad?

Kian sacudió la cabeza.

-Loco no es la palabra, más bien dolido. Entiendo que te lastimó la infidelidad de Gillian y que en estos momentos lo último que quieres es ver a una mujer. Pero... ¿un hombre?, ¡vamos Shane! ¿Por qué? No sabía que te gustaran esas cosas.

Shane recostó la espalda contra el respaldo del sillón.

-Bueno, no es que me gusten, es solo que...

-¿Qué? -interrumpió Kian.

-Siempre me ha excitado ver a dos hombres hacerlo, me pregunto como se sentirá probar los labios de otro tipo, su  olor, su sabor, tocarlo. Siento curiosidad, eso es todo.

-Oye, no estoy criticándote, puedes creerme -se apresuró a replicar Kian- Confieso que he visto porno gay, y si, he llegado a masturbarme, pero de eso a hacerlo de verdad con un tipo son dos cosas diferentes. Yo nunca podría.

-Tal vez en el fondo soy gay y no me había dado cuenta.

Kian rodó los ojos.

-No creo que seas gay, solo creo que sientes deseos de experimentar cosas nuevas después de lo que pasaste y está bien que lo hagas.

-Varias veces me he preguntado si hice bien en subir ese anuncio. Y si piensan que soy un pervertido?

-Lo dudo, pero en todo caso más pervertidos son ellos al visitar esa página, ¿no crees?

-Tal vez -concedió Shane a su vez.

Kian se puso de pie y se dirigió hacia la puerta de la habitación cambiando de tema.

-No se tú, pero yo estoy muerto de sed. ¿Coca cola o té helado?

-El té me apetece más -respondió Shane sonriendo, algo más relajado.

-A mí también -Kian frunció el ceño de repente- Debes pensar que soy un mal anfitrión por no haberte ofrecido nada hasta ahora.

Shane agitó la mano en ademán de rechazo.

-En absoluto. En cualquier caso, estabas demasiado ocupado escuchando mis cosas como para pensar en otra cosa.

-Tú harías lo mismo por mí -replicó Kian, desapareciendo por el pasillo.

Minutos después regresó con dos vasos llenos de té hasta el borde, con una raja de limón cada uno. Durante un rato, bebieron en silencio.

-¿Ya recibiste respuesta? -preguntó Kian al fin.

-Oh, te refieres al anuncio?

-Exacto.

-No he visto. Pensarás que soy tonto, pero tengo miedo.

-De que nadie haya contestado?

-O de que alguien lo haya hecho. -Admitió Shane.

-Y si hay respuesta, ¿qué piensas hacer? -preguntó Kian.

-¿Me creerías si te dijera que mis pensamientos no han llegado tan lejos todavía? Pero está claro que tendré que pensar en ello.

Kian permaneció callado unos instantes.

-¿Te gustaría echar un vistazo? -dijo al fin.

Shane dejó el vaso sobre la mesita y luego abrazó a su amigo.

-Esperaba que lo dijeras.

Kian buscó su laptop y la llevó al salón donde estaba su amigo. Shane le mostró la página en la que había puesto el anuncio.

Kian silbó al ver las fotos de los hombres que allí aparecían.

-Guau, todos parecen unos sementales. Con razón quieres follar con ellos.

Shane hizo una mueca.

-Kian, demuestra un poco de sensibilidad al menos. No estoy preparado todavía para pensar en eso.

-Como tu digas -dijo Kian- ¿Cual es tu anuncio?

Shane lo buscó y le pasó la laptop a su amigo, el cual leyó el anuncio. Cuando levantó la vista, pestañeó.

-Bastante bueno, la verdad. Te vendiste muy bien, imposible que no tengas respuestas. Bueno, veamos si hay algún interesado.

Shane miró hacia otro lado mientras Kian revisaba.

-Ajá -dijo Kian mientras leía- Muy bueno... wow este va con todo!... nah, este no te conviene... -Kian apartó la mirada de la pantalla -Bueno, ¿no sientes la menor curiosidad?

Shane se rindió.

-De acuerdo. ¿Qué descubriste?
Volver arriba Ir abajo
zoey

avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 24/02/2015

MensajeTema: Re: Un fin de semana Inolvidable   Dom 23 Ago 2015, 6:06 pm

Capitulo 2

Mientras conducía camino a su casa, Shane comenzó a pensar en los tipos que respondieron a su anuncio.
Esa tarde, mientras Kian y él devoraban una pizza, estudiaron a los posibles candidatos. Todos eran bien parecidos y obvio, les excitaba la idea de tener relaciones con un desconocido por un fin de semana. Pero, Shane no encontró nada interesante en ellos como para decidirse por uno. Kian le lanzó varias miradas extrañas, pero para su alivio, se contuvo y no le hizo más preguntas. Shane estaba convencido de que en parte, se debió a que su amigo creía que cambiaría de opinión y no seguiría adelante.

No cambió de opinión. Al menos estaba resuelto a esperar más solicitudes antes de darse por vencido y aceptar que había sido una locura.
Pero ahora, después de haber visto que ya no tenía más respuestas, comenzó a albergar dudas.

-¡Maldita sea! murmuró Shane, pasándose una mano por el pelo. No pensó que fuera tan difícil encontrar a un hombre solo para tener sexo.

Estaba aburrido, Shane buscó videos de sexo gay. No encontraba ningún vídeo interesante, y buscando por la red encontró información sobre los chats de vídeo anónimo. Entró en el que parecía el más famoso.
Enseguida apareció su imagen en una ventanita. Pensando en que podrían verlo, movió la cámara para que no se viesen su cara, y empezó.
El sitio prometía pasarla bien, pero nada mas lejos de la realidad. Pulsaba y pulsaba y eso sí, salían muchos hombres. Mucha polla dura. Algunos salían con la cara descubierta, pero la mayoría, como él, no las mostraba. Hacerlo sería un peligro. Sería muy desagradable que apareciese un vídeo de él por internet.

La gran mayoría de los hombres, buscaban mujeres. Algunos buscaban hombres.
Consiguió cruzar palabras con un hombre, después de más de media hora de polla tras polla, lo cortó rápido. Estuvo tentado de salir a cara descubierta, pero se dijo que no. Que por la posibilidad de menos de un uno por ciento no valía la pena el riesgo.

Entonces, milagrosamente, ante Shane apareció la imagen de un chico con una buena polla en la mano. Shane estaba muy cachondo, deseando tener una buena corrida antes de acostarse. Iba a pulsar el botón para saltar al siguiente usuario, pero esperó.

Entonces, el escribió. Lo saludó y Shane lo saludó a él. Su mano subía y bajaba a lo largo de su larga y gruesa polla. Shane hacía lo mismo con la suya. Su imagen sólo mostraba su pecho.

-¿Te gusta mi polla? – preguntó.

-Sí, no está mal. Es una buena polla.

Se sorprendió a si mismo diciéndole eso a otro hombre.

-¿Me enseñas la tuya? – dijo.

Dudó unos instantes. Pero se dijo, “qué carajo. Ya puestos… qué importa”. Se levantó y le mostró su polla, bien dura.

-Ummmm, qué buena polla tienes.

-Gracias, respondió.

-Me la comería toda, hasta que se vaciara en mi boca.

Tocó su punto débil, las mamadas. Y estaba tan caliente que se hubiese dejado chupar la polla por un hombre.

-¿Sí? Me encantaría que me chuparas la polla y correrme en tu boca.

Sí…me encanta sentir como una buena polla como la tuya se corre en mi boca.

Shane empezó a masturbarse mirando su polla. Imaginando una cálida boca chupándosela.

-¿Y tú? – le preguntó – ¿Me comerías a mí la polla?

En ese momento habló la calentura, no Shane.

-Claro que te la comería. Te haría la mejor mamada de tu vida.

-Ummmmm estoy muy cachondo.

-Y yo.

-¿Nos corremos juntos?

-Va

Mirando su polla y él mirando la de Shane siguieron pajeando un rato, hasta que lo vio empezar a temblar y de repente su polla estalló. Shane se quedó mirando como el otro hombre se corría delante de él. No era un video. Era en vivo, en directo. Un hombre real se estaba corriendo mirando como se pajeaba Shane y esperando a que él se corriese.

Llenó toda su barriga con una buena cantidad de semen.

-Ummm qué rico. Ahora tú. Córrete para mí – dijo

Entonces hizo algo que no le gustaba que le hicieran. Cortó sin despedirse. Estaba confundido. Había tenido una relación homosexual, o lo que diablos había sido aquello. Y estaba muy excitado. Siguió pajeándose hasta que se corrió, sin que nadie lo viera.

Apagó la computadora y se fue a dormir. Le costó conciliar el sueño. Recordó lo que Kian le había dicho sobre masturbarse viendo videos y hacerlo de verdad con otro hombre eran dos cosas diferentes. Se preguntaba si se estaba volviendo homosexual. O al menos, bisexual. No podía negarse a sí mismo que le había gustado aquello.
Tenía mucho morbo.
Volver arriba Ir abajo
 
Un fin de semana Inolvidable
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Papelera-
Cambiar a: