Tu foro de historias
 
ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Don't calm the storm

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
sophia

avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/07/2014
Edad : 25

MensajeTema: Don't calm the storm   Jue 10 Jul 2014, 5:36 pm

DON'T CALM THE STORM


Tenía que decirle lo que sentía. Por mucho tiempo había estado guardando sus sentimientos en silencio para sí mismo, tuvo la oportunidad perfecta, varias oportunidades perfectas las cuales dejó pasar, todas y cada una de ellas porque tenía miedo de cómo iba a reaccionar.
¿Y ahora?
Su mejor amiga, el amor de su vida se estaba trasladando a otro país y ella ni siquiera sabía lo que sentía por ella.
El sonido del teléfono lo sacó de sus pensamientos, al mirar la pantalla vio que era Mark quién lo llamaba.

-Entonces...¿le dijiste?
-Quería, pero no pude Mark...se ha ido.
-Nicky, tienes que decirle que la amas, porque hay una buena probabilidad de que no vuelvas a verla, ella podría encontrar a alguien más.
-¿Qué puedo hacer Mark?
-Ir al aeropuerto, te digo, no es demasiado tarde.

Nicky sabía que esta era su última oportunidad y estaba dispuesto a decirle lo que sentía. Afuera habían empezado a llegar nubarrones oscuros que amenazaban una tormenta. Confiado en que el mal tiempo se mantuviera lo suficiente como para llegar al aeropuerto, Nicky tomó las llaves de su coche y su chaqueta y salió.

"Por favor Dios, dame tiempo, no puedo perderla, no quiero perderla"

Se tomó un minuto para decir su oración en silencio y luego corrió en adrenalina pura. Subió a su coche y comenzó a conducir lo más rápido posible hacia el aeropurto. El corazón de Nicky latía aprisa, sabía lo que iba a decirle, había estado ensayando las líneas los últimos tres años.

"Grace, te amo, siempre te he amado y no puedo vivir sin tí"

No era momento para preocuparse de cual iba a ser su reacción, porque ella aún podría tomar la decisión de alejarse de él, pero al menos Nicky así sabría que no había esperanza para ella y trataría de olvidarla. Grace había sido la única persona que desde el principio estuvo con él. Y en cierto modo llo conocía 100 veces mejor que los otros chicos.
El viaje hacia el aeropuerto parecía eterno, pero de repente el aeropurto quedó a la vista.
Rapidamente Nicky salió del coche sin siqueira preocuparse por estacionarlo y corrió hacia el interior. Estaba lleno de personas, miró por todas partes tratando de encontrarla, buscaba algún indicio de su cabellera negra y figura delgada, pero no logró verla por ninguna parte.
Miró las pantallas para ver si su vuelo ya había salido, graias a Dios aún no lo hacía, eso quería decir que Grace estaba esperando. Se dirigió a la sala de espera, después de recibir algunas miradas de reconocimiento por parte de algunas personas. Caminaba por todas partes tratando de encontrarla,pero no estaba por ninguna parte. Nicky estaba desesperado, con el corazón destrozado en mil pedazos.

-Grace, por favor no me dejes -susurró a sí mismo. -Por favor, que esté aquí Dios, por favor.

Por fin!, allí estaba, enfrente de él, sentada en la cafetería, su corazón se aceleró un millón de millas por hora, todas esas líneas que había ensayado, se esfumaron por la ventana, no sabía qué iba a decir. Caminó hacia ella y esperó a que levantara la caebza.

-¡Nicky!, ¿Qué estás haciendo aquí?
-Tengo que decirte algo.
-¿Qué?
-No te vayas, quédtae aquí en Irlanda.
-¿Es una especie de broma?
-No, te estoy hablando en serio, por favor Grace, quédate, no quiero que te vayas.

Nicky se sentó enfrente de ella, Grace extendió su mano y la colocó encima de Nicky.

-Nicky, no va a ser fácil para mí vivir lejos de mi mejor amigo, pero henos hablado de ello y sí que va a ser difícil, pero estaremos en contacto.

En eso anunciaron el vuelo de Grace, y ella tomó su bolso mientras se ponía de pie.

-Me tengo que ir Nicky, por favor, no te preocupes por mí.
-Grace, te necesito, por favor.

Las lágrimas asomaron a sus ojos y no le importaba si hacía una escena.

-Nicky, ¿a qué viene todo esto?
-Te amo Grace, te amo con todo mi corazón y necesito que te quedes conmigo, te he amado durante tanto tiempo y el hecho de que te vayas me está destrozando por dentro.

Grace no sabía que decir, ahí estaba él, su mejor amigo, al que siempre acudía, confesándole que la amaba. Podía ver sus labios moverse,pero no lo escuchaba, era como si las palabras que le estaba diciendo no se registraran en ella.

-Grace, di algo, por favor.
-Tengo que irme Nicky, mi vuelo...
-Pero, ¿qué pasa con lo que he dicho?
-No puedo lidiar con esto ahora Nicky, lo siento...solo...tengo que irme.
-No, no, Grace...

Nicky se levantó y apretó sus labios contra los de ella. Se encontraron en apasionado beso, ambos tenían lágrimas corriendo por sus mejillas, Grace se apartó.

-Adios Nicky
-Grace, por favor

Se alejó de él, ni siquiera se volvio para verlo, Nicky vio como se alejaba. Oró por que ella se diera vuelta y corriera hacia él, pero no lo hizo, se quedó allí hasta que desapareció de su vista.

-Regresa Grace, por favor, vuelve.

Pero no lo hizo.
Nicky salió de ahí, una vez adentro de su coche, permitió que las lágrimas cayeran libremente, por una facción de segundos la tuvo en sus brazos y la besó, realmente creía que se quedaría. Pero al menos le dijo lo que sentía por ella y ahora tenía que hacer lo que se prometió, seguir con su vida y tratar de olvidarla. Era evidente que ella no sentía lo mismo que él.
Llamó a Mark.

-Se ha ido, Mark.
-¿Se lo dijiste?
-Si...ella simplemente se ha ido.
-Oh, Nicky, amigo, lo siento mucho.
-Pensé que se quedaría, realmente pensé que se quedaría.
-Nicky, hiciste lo que tenías que hacer, ahora tienes que dejarla ir, ella tiene su vida y tienes que centrarte en la tuya.
-La perdí Mark.
-No, estoy seguro que una vez que llegue te llamará y entonces los dos podrán hablar de esto ocn calma.

Empezó a llover ligeramente y Nicky regresó a su casa. ¿Cómo llegó?, no lo sabía, su mente estaba funcionando en piloto automático. El clima parecía reflejar su estado de ánimo a la perfección.
Oyó truenos y relámpagos en la distancia, oró para que el vuelo de Grace llegara a su destino de manera segura, ella odiaba la lluvia y tenía miedo a las tormentas.

Sentado en el sofá solo miraba hacia la nada, lo único que escuchaba eran las ráfagas de viento contra la ventana, los relámpagos eran a única iluminación en la habitación, ni siquiera tenía la energía de levantarse y encender las luces.
Debe haber estado sentado horas, de pronto oyò un golpe en la puerta. Seguramnte era Mark que quería asegurarse de que estuviera bien y no se hubiera ahogado en sus penas.
Nicky no podía recordar la última vez que había caido una tormenta como esta en la ciudad. Cuando abrió la puerta se llevó el susto de su vida.

-¡Grace!
-Se me olvidó decire algo

Nicky se quedó frío y notó que ella había estado llorando y que estaba empapada hasta los huesos.
-¿De verdad?
-Te amo demasiado Nicky, te he querido desde hace tanto tiempo, pero nunca imaginé que sintieras lo mismo; cuando me dijiste que me amas, Nicky, yo no lo podía creer pero no supe como decirte que yo también siento lo mismo.
-Oh, Grace

La abrazó con tanta fuera y sientió el cuerpo de ella tamblar en sus brazos.

-Te quiero tanto, Grace, y nunca voy a dejarte ir otra vez.
-Y yo no quiero que lo hagas.

Se besaron una vez más, solo que esta vez ella no se apartó, al contrario, se apretó más hacia él.

-Estás temblando
-Tengo mucho frío
-Entremos - La guió hacia dentro y cerró la puerta. La llevó arriba y puso a llenar la tina para ella, volvió a la recámara en donde ella estaba y volvió a besarla y poco a poco con ternura comenzó a desnudarla.

-No puedo creer que estés aquí. no puedo creer que volviste.
-Estoy aquí Nicky, estoy aquí
-¿Y el trabajo?
-Es solo un trabajo Nicky, mi vida no sería nada sin tí en ella.
-Vamos, es mejor que te bañes, no quiero que te enfermes.

Nicky la dejó bañarse y tomó su ropa para ponerla en la secadora, nop odía creer que estaba aquí, había regresado. Regresó a la recámara solo para encontrarla secándose.

-Dios, eres tan hermosa.

Grace se ruborizó y se cubrió con la toalla, pero cuando Nicky se acercó a ella y comenzó a besarla, ella perdió contacto con la toalla y puso sus brazos alrededor de su cuello.

-Hazme tuyta Nicky -susurró ella y poco a poco Nicky la besó, saboreando cada rincón de su cuerpo.

Los besos de Nicky eran increíbles. La levantó en brazos y la llevó a la cama.
Se quitó la ropa, se acostó a su lado y volvió a besarla.

*******

A la mañana siguiente, cuando despertaron enredados el uno al otro, era un glorioso día soleado.
Nicky miró a Grace y su corazón dio un vuelco.

-Estaba tan asustado de despertar y no encontrarte, que lo de anoche no había ocurrido.

Grace se inclinó y lo beso apasionadamente solo para recordarle que ella realmente estaba allí.
Finalmente estaban juntos y nada los separaría.

FIN
Volver arriba Ir abajo
sunshine

avatar

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 03/08/2015

MensajeTema: Re: Don't calm the storm   Dom 15 Ene 2017, 6:40 pm

awww...que romantico!!!..
si Nicky le hubiera confesado sus sentimientos desde hace tiempo, se hubiera ahorrado esos momentos tan tristes que vivió...pero tuvo su recompensa y al final Grace renunció a todo por él...eso es amor del bueno.
Excelente fic Sophia.
Volver arriba Ir abajo
sophia

avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/07/2014
Edad : 25

MensajeTema: Re: Don't calm the storm   Lun 16 Ene 2017, 11:32 am

Muchísimas gracias, me alegro de que te haya gustado mi fic
Volver arriba Ir abajo
 
Don't calm the storm
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La tormenta del siglo (Storm of the century, 1999)
» El reemplazo de Heavy Storm
» Pasando prioridad
» Artículo: Tormenta Mitológica (Primeras Impresiones de Storm of Ragnarok)
» Xfa ayundeme con mi duda de meklord/scrap

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Novelas Rosas :: One Shots & Drabbles-
Cambiar a: