ÍndicePortalMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Rehenes [+18][R][TERMINADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 11 Nov 2014, 12:32 pm

Nombre: Rehenes
Autor:
Marilyn Pappano
Artista ó personaje:
Nicky Byrne
Adaptación:
Si
Género:
Romance
Advertencias:
No
Resumen:
Libby Maxwell había abandonado su pueblo natal, para irse a la Universidad con la intención de comerse el mundo y con la certeza de que su novio, Nicholas Byrne, seguiría esperándola cuando decidiera volver.Diez años después Libby ya no era aquella chica ingenua y alocada. Después de todos los errores cometidos y todo el dolor que había causado, no esperaba recibir una cálida bienvenida al regresar al pequeño pueblo. Y mucho menos de Nicky, la persona a la que más daño había hecho. Pero tampoco se esperaba que la hicieran rehén en el atraco a un banco… Con Nicky.


Última edición por vanessa el Mar 18 Nov 2014, 11:15 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 11 Nov 2014, 12:34 pm

REHENES


Capitulo 1


El reloj de la fachada del Banco Federal marcaba las seis menos tres minutos cuando Nicky Byrne aparcó frente al edificio. Dejó el casco en la moto y recorrió a pie los escasos metros que lo separaban de la entrada. Un hombre de semblante serio le abrió la puerta y echó el cerrojo en cuanto Nicky pasó al interior.

–Parece que he llegado a justo a tiempo –comentó Nicky.

El hombre respondió con un gruñido mientras echaba las persianas de la puerta.
Nicky se dirigió hacia el mostrador, pero apenas había dado media docena de pasos cuando los pelos se le pusieron de punta. Las dos cajeras estaban pálidas y tenían los ojos abiertos como platos, y los otros dos únicos clientes, un hombre y una mujer, estaban abrazados de forma grotesca en mitad de la sala. Nicky agradeció haberse cambiado el uniforme, pero echó en falta su pistola mientras avanzaba unos pasos más.

–No hay nadie más fuera –dijo el hombre de la puerta.

El hombre que estaba en el centro del vestíbulo se dio la vuelta, girando a la mujer con él, y Nicky se dio cuenta entonces de tres cosas.
Había llegado al banco en medio de un atraco.
El hombre estaba encañonando a la mujer con una pistola en las costillas.
La mujer era Libby Maxwell.
¿Qué estaba haciendo en el pueblo? Se había marchado diez años atrás y no se le había vuelto a ver el pelo, ni para las visitas prometidas ni para la boda que habían planeado desde el instituto.

–Muchas gracias por acompañarnos –le dijo el tipo de la pistola–. Si las cosas se ponen feas, cuatro rehenes siempre serán mejor que tres.
Se dirigió al resto de aterrorizadas rehenes para presentarse.

–Me llamo Ben y voy a ser su atracador esta tarde. Hagan lo que les digo y nadie saldrá herido –apuntó con la pistola a Nicky y le dio un empujón a Libby–. Ustedes dos, sentados ahí.

Nicky maldijo en silencio. Llevaba cinco años en el Departamento de Policía de Malahide y nadie lo había preparado para actuar en un atraco a un banco. La regla general cuando se enfrentaba a situaciones difíciles era llamar a Tommy Maricci o a AJ Decker, pero no creía que al atracador le fuese a hacer mucha gracia si le pedía unos minutos para telefonear a sus jefes.
Mantuvo las manos a los costados y caminó la mesa junto a Libby. Se sentó en el suelo y Libby hizo lo mismo en el otro extremo de la mesa.
No parecía que lo hubiese reconocido. ¿Cómo era posible? ¿Tan poco significaba para ella que después de diez años ya no se acordaba de su cara ni de su nombre?
Oficialmente no lo había abandonado, pensó Nicky con una pizca de resentimiento. Simplemente había dejado de responder al teléfono y lo había bloqueado en su correo electrónico. Nicky se desplazó a Belfast en avión para averiguar lo que ocurría y descubrió que Libby no vivía allí desde hacía meses.
Al recordar el dolor y la frustración que padeció durante años se le formó un nudo en la garganta.
¿Por qué había regresado Libby?
Ben levantó a Libby del suelo, la arrojó junto a Nicky y los sujetó por las muñecas con unas esposas.

–Tengo que hablar con esas dos señoritas sobre una cámara acorazada –les dijo con una sonrisa–. Ustedes quedense aquí y portense bien. Quizá tengan que estar juntos un buen rato.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Miér 12 Nov 2014, 11:23 am

Capitulo 2


–Muy bien, señoritas –les dijo Ben a las dos cajeras–. ¿Cuál de ustedes tiene la combinación?

Libby se removió incómodamente. ¿Cómo podía aquel hombre sonreír de aquella manera tan inocente cuando tenía un arma en la mano? Sin duda había un nombre para definir a los criminales que se valían de unos modales encantadores para engatusar a sus víctimas. ¿Sociópatas? ¿Psicópatas? ¿Perturbados?
La cajera más joven, Amy, como se leía en su tarjera identificativa, agitó las manos mientras miraba muerta de miedo a Ben y a la otra cajera, Audra. La pobre quería gritar que era Audra quien tenía la combinación, pero no podía ser tan cobarde.
Con mucha calma y frialdad, Audra habló.

–Yo la tengo.

–Pues ven conmigo y abre esos barrotes. Mis chicos están impacientes por acabar… Tienen planes para esta noche.

–Espero que sean planes para morir –murmuró Audra en voz baja.

Libby sonrió. También ella esperaba lo mismo.
Audra abrió la puerta sin alterarse, volvió al mostrador y abrazó a Amy por la cintura. La chica se derrumbó contra ella.

–¿Qué haces aquí? –le susurró Nicky a Libby.

Ella giró levemente la cabeza.

–Tenía que hacer cosas en Portmarnock y se me ocurrió pasarme por aquí, de modo que cancelé mi vuelo y alquilé un coche.

–Pero ¿qué haces aquí? –repitió él, enfatizando la última palabra.

“Aquí”, en el pueblo donde Libby había pasado dos tercios de su vida. Cuando era joven y creía que todo era posible pensaba que en aquel pueblecito se casaría, tendría hijos y viviría feliz para siempre. No se podía ser más ingenua…
Lo más probable, sin embargo, era que acabase muriendo allí.

–Sólo quería pasarme por Malahide para recordar los viejos tiempos. Me paré en el banco para sacar dinero, pero el cajero automático no funcionaba y por eso entré.

–¿No pensabas llamar a tus amigos?

Sin duda se estaba refiriendo a sí mismo, pensó Libby. Nicky debía de saber que ella había roto el contacto con todo el mundo en Malahide cuando dejó de hablar con él. Se había aislado en el miedo, la vergüenza y el poco orgullo que le quedaba, y le había resultado muy duro. En aquel tiempo todo había sido condenadamente difícil para ella.
Especialmente perder a Nicky. El único hombre al que había amado en su vida.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Miér 12 Nov 2014, 4:53 pm

Capitulo Tres


–¿A qué te dedicas? –le preguntó Nicky cuando quedó claro que Libby no iba a decirle por qué no había llamado a sus viejos amigos, especialmente a él, mientras estaba de paso en Malahide.
Los atracadores estaban ocupados en el interior de la cámara y no les prestaban atención.

–Al la hotelería.

–¿En Portmarnock?

–El hombre con el que tenía que reunirme estaba allí de vacaciones.

–¿Dónde vives?

–En Belfast.

–¿Estás casada? –su tono se iba haciendo más duro con cada pregunta. Era evidente que las respuestas de Libby lo estaban irritando, y con razón. Ella también estaría furiosa con él si le hubiera roto el corazón y luego hubiera seguido con su vida como si nada.

–Lo estuve, pero no duró mucho –tres semanas. No hizo falta más tiempo para que los dos supieran que habían cometido un error y, desde entonces, no había vuelto a saber de su ex marido.

Nicky apretó la mandíbula y formuló la siguiente pregunta con gran esfuerzo.

–¿Cuándo?

–Hace ocho años.

Justo después de la segunda rehabilitación de Libby por su alcoholismo. Ya llevaba siete años, nueve meses y diecisiete días sobria, pero a veces sentía la misma debilidad por la que empezó a beber. El día que se encontró lejos de todo lo que conocía y amaba. Se había sentido sola y asustada y el alcohol siempre había sido la solución de sus padres para todo, de modo que lo probó ella también. Y le gustó.
Tragó saliva. Que la tomaran como rehén durante un atraco no iba a tentarla. Ni tampoco volver a ver a Nicky. Era más fuerte que todo eso.
Pero si iba a morir allí…

Sofocó la tentación con un estremecimiento e intentó cruzarse de brazos, pero un tirón le recordó que estaba esposada a Pete. Apoyó la cabeza en la pared y se conformó con un solo brazo mientras sentía el calor que irradiaba el cuerpo de Nicky. Tan cerca, y a la vez tan lejos…
¿Podría salvar aquella distancia si le daba las explicaciones que él le demandaba? En eso consistía el paso número ocho en el programa de doce pasos de Alcohólicos Anónimos: arreglar las cosas con la gente a la que se hubiera hecho daño. El único paso que Libby no había logrado dar. No era lo bastante fuerte para enfrentarse a las personas a las que había fallado, y mucho menos a Nicky.

Pero en su situación actual nada tenía que perder. Tal vez nunca salieran de aquel banco…

–Cuando fuiste a Belfast yo estaba en rehabilitación –dijo rápidamente, antes de que pudiera cambiar de opinión–. Por eso no me encontraste.

Él giró lentamente la cabeza y la miró sin pestañear.
–¿Qué clase de rehabilitación?

–Alcoholismo –una punzada le traspasó el pecho y respiró hondo para aliviar el dolor–. Soy alcohólica, Nicky.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Jue 13 Nov 2014, 11:16 am

Capitulo Cuatro

“Soy alcohólica, Nicky”.

No se habría quedado más anonadado ni aunque le hubiera dicho que era una vampira. En el instituto habían bebido de vez en cuando, ya fuera en alguna fiesta en la que no faltaba el alcohol o en la licorera bien provista de los padres de Nicky. Incluso se habían emborrachado un par de veces… o quizá algunas más, incluida la primera vez que pasaron la noche juntos. Se habían tomado unas copas de más, habían hecho el amor y habían vuelto a beber, y Nicky se despertó por la mañana en el sofá con el cuerpo de Libby abrazado al suyo.
Pero una cosa era beber en fiestas o noches de pasión y otra muy distinta convertirse en alcohólica en un par de meses.
Al no recibir respuesta de Nicky, Libby desvió la mirada hacia el mostrador.

–Tenía un problema con la bebida cuando me marché de aquí. No podía beber sin emborracharme, ¿recuerdas?

Nicky lo recordaba todo muy bien, pero lo había atribuido a una mala tolerancia al alcohol. Lo cual no dejaba de ser sorprendente, ya que el padre de Libby podía beber más que todo el pueblo junto y su mujer tampoco se quedaba muy atrás.

–Cuando me marché a Belfast a estudiar me sentí completamente perdida. La nostalgia me invadió desde el primer día y me puse a beber noche tras noche. Iba a la Universidad en un estado lamentable y al cabo de un mes dejé de asistir a clase. Poco después me expulsaron de la residencia por la cantidad de veces que encontraron bebidas en mi habitación. Me quedé con algunas amigas, le pedí dinero a mis padres, busqué un trabajo y seguí ahogando mis penas en el alcohol, hasta que…

Su voz era casi inaudible, tenía los dedos entrelazados y las facciones contraídas.
Si tanto temía revelar lo siguiente, Nicky estaba seguro de que no le gustaría oírlo. Pensó en taparse los oídos, cambiar de tema, hacer cualquier cosa que atrajera la atención de los atracadores. Pero no hizo ni dijo nada y esperó con la respiración contenida.
Ella continuó hablando con parsimonia.

–Una mañana me desperté en un callejón, sin saber dónde estaba ni recordar nada de la noche anterior. Llamé a la asesora estudiantil desde una cabina y ella me puso en contacto con un orientador, quien me ayudó a iniciar un programa de rehabilitación. En ese programa me encontraba cuando fuiste a Belfast.

Se detuvo un momento y titubeó.

–Pero mis horrores no acabaron ahí.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 12:15 pm

Capitulo Cinco

Libby, una alcohólica en rehabilitación y casada con otro hombre…
Habían pasado diez años desde que estuvieron juntos, pero la noticia dejó completamente aturdido a Nicky. Libby era virgen cuando hicieron el amor por primera vez… y también él. Se había alegrado de ser el primero y había creído que sería el único. Hasta que ella se alejó lo suficiente para olvidarse de él.
Habían estado comprometidos. Enamorados. Y ella lo había abandonado y se había casado con otro hombre. No cabía traición mayor.
Una parte de él, no obstante, admitía que la mayor parte de la culpa recaía en la adicción de Libby. El alcohol y las drogas podían llevar a una persona a hacer cosas inimaginables.
Pero eso no hacía la verdad menos dolorosa.
Incapaz de mirarla, fijó la vista en la pared de enfrente mientras intentaba respirar con calma. Todo eso había pasado hacía mucho tiempo. Libby había estado con otro hombre y él había seguido con su vida. La traición no debería de afectarlo lo más mínimo. Sólo tendría importancia si él no lo hubiera superado. Y lo había hecho. Por supuesto que lo había superado.
Pensó en Libby y su rehabilitación. Sólo había tenido dieciocho años cuando su problema con la bebida se volvió incontrolable, pero la edad no tenía nada que ver. Como policía, había visto alcohólicos de doce años y de noventa y cuatro. Pero Libby era la chica buena, la estudiante de honor, la animadora del equipo de fútbol… La última persona de la que Nicky hubiera esperado que tuviese un problema.
La última persona a la que hubiese creído capaz de romperle el corazón.
Por el rabillo del ojo advirtió que ella volvía a mirarlo, pero él se negó a hacerlo y Libby acabó apartando la mirada.

–Estuve noventa días en rehabilitación. Al salir de la clínica mis padres se habían mudado a Belfast y hubo una gran cena con vino para celebrarlo. Conseguí resistir durante seis días, hasta que sufrí una recaída. Mi segunda rehabilitación no tuvo mejores resultados, pero la tercera sí. Acabó el día que cumplí veinticuatro años y desde entonces he estado sobria. Lo… lo siento, Nicky. ¿Podrás perdonarme?


Última edición por vanessa el Sáb 15 Nov 2014, 5:12 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 12:15 pm

Capitulo Seis


Nicky no sabía qué decir. Se había imaginado muchas situaciones, pero el alcoholismo no figuraba entre ellas. Cuando Libby se marchó a la universidad en Belfast, él pensó que conocería a otros chicos y que iniciaría una nueva vida lejos de su pueblecito natal. Había creído que se enamoraría de uno de esos chicos, alguien que no la obligara a vivir en Malahide y que le brindara toda clase de experiencias nuevas y emocionantes.
Pero nunca se le había ocurrido aquella posibilidad.

–¿Por qué no me lo dijiste? Podríamos haber afrontado juntos el problema y…

–¿Decírtelo? –lo interrumpió ella–. ¿Cuándo? ¿Después de que me echaran de la residencia? ¿Cuando me desperté en un callejón sin acordarme de nada? ¿Tras acabar mi primera rehabilitación? ¿O la segunda? ¿O la tercera?

–Debiste llamarme antes de empezar a beber.

–¿Y decirte que tenías razón y que cometí un error al marcharme tan lejos?

En el último verano que pasaron juntos, Nicky había tratado por todos los medios de convencerla para que no se fuera a estudiar a Dublín. Le había advertido que se sentiría sola y aislada y que su relación no funcionaría a distancia, pero ella había insistido en que estaría bien y que los estudios la ayudarían a mantenerse ocupada.
Se había equivocado. Y el error había estado a punto de matarla.

–Tendrías que habérmelo dicho –insistió él.

–Perdí la beca, la cordura, la dignidad… Lo único que me quedaba era un resto de orgullo al que tenía que aferrarme.

El primer impulso de Nicky fue burlarse de ella, pero lo reprimió rápidamente. Al fin y al cabo, la culpa no era enteramente de Libby. Él podría haberle seguido el rastro si hubiese querido. Tenía dinero de sobra para contratar a un detective privado y también tenía amigos en la policía. Pero el orgullo se lo había impedido. Creía que Libby había terminado con él y no estaba dispuesto a arrastrarse a sus pies. A veces el orgullo era todo lo que quedaba para seguir sintiéndose como un hombre.
Pero ahora, viéndola después de tantos años, ese orgullo no le servía de nada.
La estaba mirando cuando unas botas negras se detuvieron delante de él. Levantó la mirada y se encontró con el cañón de Ben apuntándolo.

–¿Tú eres Byrne?

Santo Dios… ¿Había descubierto que era un poli?

–Sí.

–Nicholas Byrne –dijo Ben tranquilamente–. Tenemos que hablar.


Última edición por vanessa el Sáb 15 Nov 2014, 5:12 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 5:11 pm

Capitulo Siete


Libby sintió la tensión de Nicky al mirar a los dos hombres. El rostro de Nicky era inescrutable, mientras Ben lo miraba con expresión expectante.
¿Por qué lo había llamado por el nombre de su padre?

–Levantate –le ordenó Ben.

Nicky se puso lentamente en pie y le ofreció a Libby una mano para que su brazo no tuviera que estar colgando en el aire. Ella permaneció cerca de él. De jóvenes no habían corrido más riesgos que beber o enrollarse a escondidas, pero él siempre la había hecho sentirse segura. Y en esos momentos necesitaba sentirse segura.

–Hay una puerta con tu nombre escrito –dijo Ben–. Da a un despacho muy elegante, lleno de cuadros y muebles caros. ¿Es tu despacho, Nicholas?

–Nicholas es mi padre. Yo soy Nicky. Y no trabajo en el banco.

Ben se giró hacia las cajeras.

–¿Eso es cierto, Amy?

La chica asintió con la cabeza.

–Su padre es el director del banco. Nicky es…

Nicky se puso aún más rígido, pero Audra le dio un codazo a Amy para hacerla callar.

–Nicky es un inútil –dijo la mayor de las dos cajeras–. Estuvo trabajando aquí, pero no duró mucho tiempo. El señor Byrne no se cansa de repetir lo decepcionado que está con él.

Libby se quedó de piedra con las palabras de Audra, pero a Nicky parecieron aliviarlo. Relajó la mandíbula y se encogió de hombros con toda naturalidad.

–Siempre le dije que no quería trabajar en el banco.

Ben retrocedió hasta el mostrador. Tras él, sus amigos se afanaban en abrir las cajas de seguridad. Un montón de bolsas junto a la puerta contenía el dinero que ya habían acumulado.

–Así que eres el hijo del director del banco… Eso te convierte en alguien valioso. ¿Tu padre te estima en algo, a pesar de su decepción?

–Eso tendrías que preguntárselo a él. Pero si estás pensando en pedirle un rescate, ¿qué más podría darte si ya estás desvalijando su caja fuerte?

–Seguro que otros bancos de la zona lo ayudarían a reunir un poco más de dinero…. Además, no soy tan avaricioso y puedo conformarme con lo que saque de aquí. Estaba pensando más bien en cubrir nuestra huida del pueblo. ¿Tu padre tiene alguna influencia con la poli?

Libby vio que Amy se disponía a hablar otra vez, pero Audra volvió a acallarla rápidamente con una mueca de censura. ¿Qué estaban ocultando?

–Es director de banco y tiene dinero. Es el cuñado del alcalde y ha comprado a políticos suficientes para fundar su propio gobierno. ¿Te parece poca influencia?

Ben asintió con satisfacción y bajó el arma.

–Es bueno saberlo. Siéntate.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 5:12 pm

Capitulo Ocho

Libby no necesitó la ayuda de Nicky para volver a sentarse en el frío suelo de mármol, pero agradeció que le pusiera la mano en el brazo para sofocar sus temblores.
Nicky retiró la mano en cuanto estuvieron sentados, dobló las piernas y apoyó el brazo libre en las rodillas. Tenía el ceño fruncido y observaba con ojos entornados a Ben regresando a la cámara.

–Eso es bueno, ¿no? –le preguntó Libby en voz baja–. Que esté pensando en huir…

–Depende de cuál sea su intención, si dejarnos a todos con vida, si matarlas a ustedes y llevarme con ellos o si matarnos a todos –apretó los labios–. Tenía planes para esta noche, y no incluían ser tomado como rehén por una banda de atracadores.

–¿Qué planes? –preguntó ella sin pensar. Era una pregunta totalmente absurda e improcedente, pero no pudo evitar formularla.

A Nicky también debió de parecerle absurda, a juzgar por la expresión de sus cejas.

–Tenía una cita con Sophy.

A Libby le dio un vuelco el corazón. Ella y Sophy habían sido amigas desde primer grado hasta que Libby se marchó a Belfast. Siempre iban a las mismas clases, hacían las mismas actividades y durante el verano trabajaban las dos como socorristas en la piscina del club de campo. Y al parecer también compartían al mismo hombre…
Tal vez no hubiera nada entre Nicky y Libby, pero ella nunca había podido olvidarlo. Ninguno de los hombres a los que conocía se le podía comparar, y cada vez que pensaba en él sentía un dolor en el pecho.
Nunca había dicho las palabras en voz alta, ni siquiera a sí misma, pero nunca había dejado de amarlo…
Las manos empezaron a temblarle y se le formó un nudo de desesperación en el estómago. Sabía reconocer una causa perdida, y cualquier sentimiento que aún albergase por Nicky estaba definitivamente condenado.
Sophy era una mujer preciosa, divertida y simpática. Nicky se enamoraría de ella, si no lo había hecho ya, y entonces se casarían y tendrían la vida perfecta y maravillosa con la que él y Libby siempre habían soñado. Pero en vez de luchar por conseguirla, Libby lo había abandonado y se había convertido en una alcohólica. No era exactamente la clase de chica a la que un hombre quisiera presentar a sus padres.
El único futuro que ella tenía por delante era una vida triste y solitaria.
En aquel momento empezó a sonar el teléfono que había tras el mostrador.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 5:13 pm

CAPITULO NUEVE


Al oír el teléfono, Nicky miró automáticamente el reloj que había en la pared de enfrente. Eran las seis y veinte. Alguien debía de estar echando en falta a uno de los rehenes, y el instinto le decía que era a él. Lo bueno de ser extremadamente puntual era que la gente no tardaba en darse cuenta de que algo no iba bien.
Ben miró hacia el teléfono y también los hombres que estaban en el interior de la cámara. Una llamada al banco a la hora de cierre era cuanto menos sospechosa. Si alguien hubiese llamado a las cajeras lo habría hecho a sus celulares, no al teléfono de la oficina.
Después del cuarto toque Ben le hizo un gesto con la pistola a Audra, quien respondió con una voz sorprendentemente normal.

–Banco Federal… Un momento, por favor –puso la llamada en espera–. Es para Nicky.

Ben apuntó a Nicky. Este no sabía cómo era la puntería del atracador y deseó que Libby no estuviera tan cerca de él. Deseó también que se encontrara a salvo en su coche de alquiler, rumbo a Dublín.

–¿Quién puede llamarte aquí?

Nicky se apartó unos centímetros de Libby.

–Había quedado a cenar con mi novia y con un amigo, y les dije que antes tenía que pasarme por el banco. Seguramente hayan pensado que mi padre me ha entretenido con algo.

–¿Qué pasará si les dice que no estás aquí?

–Saben que estoy aquí. Y mi moto está aparcada ahí fuera.

Ben se quedó pensativo unos instantes.

–Conecta el altavoz –le ordenó a Audra.

Ella obedeció y Nicky se levantó, tirando de Libby tras él, para acercarse al mostrador.

–Soy Nicky.

–¿Dónde te has metido, hombre? Llevamos diez minutos esperándote en casa de Sophy –la voz masculina sonaba ligeramente irritada, pero no se parecía en nada a la de su amigo Shane Filan.

Porque era la voz de uno de sus jefes, Ronan Keating. Un alivio inmenso invadió a Nicky. Ronan había visto su moto a la entrada del banco, había intuido que algo iba mal y había avisado a Kian, quien ahora se disponía a desbaratar los planes de los atracadores.

–Vamos, hombre, ¿es que has olvidado cómo soy? –dijo Nicky, pensando a toda prisa–. Ya sabes que para mí no hay retraso hasta que no hayan pasado por lo menos tres cuartos de hora. Se me ocurrió esperar a que cerraran y acompañar a Audra y Amy a sus coches. No quiero que les pase nada malo.

–Qué considerado –dijo McFadden en tono sarcástico–. Voy a decírselo a tu novia.

–OK, y díselo también a Sophy. Diles que llegaré en cuatro… no, mejor en cinco minutos en cuanto Amy y Audra hayan acabado aquí.

–No lo creeremos hasta que te veamos –dijo McFadden antes de colgar.

Nicky miró a Ben, quien no parecía sospechar nada. Las pistas que Nicky le había dado a su jefe eran bastante pobres, pero eran mejor que nada.

McFadden y Shane eran los mejores en su trabajo. Averiguarían lo que estaba ocurriendo y sabrían qué hacer.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Sáb 15 Nov 2014, 5:13 pm

CAPITULO DIEZ


–Tú nunca llegas tarde –le murmuró Libby a Nicky cuando volvieron a sentarse en el suelo.

–Lo sé, y McFadden también lo sabe –dijo él.

–¿Bryan McFadden? ¿No se hizo po…? –dejó la palabra a medias, pero sus ojos se abrieron como platos–. Le insinuaste lo que estaba pasando y le dijiste las empleadas que están retenidas. Y te comportaste como si Sophy no fuera tu novia… ¿Para darle a entender que había más rehenes? –para ella era muy fácil averiguarlo, ya que estaba viviendo el atraco en persona–. ¿Llamará al FBI?

Nicky la miró con el ceño fruncido.

–El FBI está a más de una hora de aquí. Además, la Policía de Malahide sabe arreglárselas sola. No necesitan a los federales.

Ella también frunció el ceño, pero su expresión se iluminó de repente.

–Eso era lo que Audra intentaba ocultar hace un momento, ¿verdad? Los dos se pusieron muy tensos cuando Amy empezó a hablar… Eres un poli.

La mirada ceñuda de Nicky fue toda la respuesta que necesitaba.

–Vaya… Hoy es el día de suerte de Ben. Ha hecho rehén al hijo del director del banco, que además es poli. Supongo que no tendrás experiencia en este tipo de situaciones… –dijo con un deje esperanzado en la voz.

Nicky puso una mueca.

–Siento decepcionarte, pero yo me dedico a atender llamadas, poner multas de tráfico y mediar en peleas domésticas.

A Libby le costó un momento encontrar su voz.

–Nunca me has decepcionado, Nicky. Todo ha sido culpa mía… Lo siento muchísimo.

Él le sostuvo la mirada, sin la menor hostilidad en sus ojos. Finalmente la apartó y ella echó la cabeza hacia atrás con un suspiro.
Nicky era policía… Aquello sí que era una sorpresa. Desde niño lo habían educado para que ocupara su lugar en el negocio de su familia, pero él había perdido el interés desde que tenía ocho años. Su madre esperaba con ilusión que trabajara en el banco al acabar la universidad, y su decepción debió de ser mayúscula cuando en vez de eso se hizo policía. Cuando Yvonne Byrne se contrariaba todo el mundo se echaba a temblar. Nicky, sin embargo, se mantuvo en lo suyo.
Igual que cuando había seguido viendo a Libby en el instituto. Yvonne no la miraba con buenos ojos y creía que su hijo debería salir con una chica que fuera miembro del club de campo, no con alguien que trabajara allí. Había dejado muy clara su desaprobación, pero Nicky no se echó para atrás. Nunca se había avergonzado de Libby ni le había hecho creer que fuese inferior a él.
Pero Yvonne tenía razón. Era inferior a él.
No se merecía ni se merecería jamás a Nicky.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 11:10 am

Capitulo 11


–Disculpa, Ben –dijo Audra, cambiando el peso de un pie a otro–. Amy y yo tenemos que ir al baño.

–Yo no… –empezó a protestar Amy, pero algo la hizo callar y miró a Audra con una mueca asesina. La pobre iba a acabar con más golpes que una estera, y ninguno por parte de los atracadores–. Sí… tengo que ir. Es muy urgente.

Ben puso los ojos en blanco.

–Maldita sea… Jerry, lleva a las cajeras a los lavabos. ¿Y tú? –le preguntó a Libby.

–No –respondió ella.

Jerry cambió las herramientas por una pistola, salió de la cámara y les hizo un gesto a las cajeras para que lo precedieran. Apenas habían desaparecido tras la esquina cuando el teléfono volvió a sonar.
Ben apuntó con el arma a Libby.

–Responde tú.

Ella se puso en pie y casi perdió el equilibrio, pero Nicky la agarró del brazo con la mano libre y la estabilizó. Al soltarla no rompió el contacto del todo, sino que giró la mano derecha hasta envolverle los dedos con los suyos. El tacto la ayudó a sentirse más cómoda y segura.

–Banco Federal –respondió alegremente–. Soy Libby.

–Hola, Libby –la saludó una voz de hombre–. Soy el teniente AJ Decker, de la Policía de Malahide. ¿Va todo bien?

–Tan bien como podría ir.

–Conecta el altavoz –le ordenó Ben.

“No sé cómo”, articuló ella con los labios, y Nicky alargó el brazo para apretar un botón.

–¿Quién está al mando, Libby? –preguntó Decker.

–El hombre con la pistola. Se llama Ben y ahora mismo está escuchando.

–Sabemos que tienes cómplices en el banco, Ben. Y rehenes…

–Incluyendo al hijo del director –puntualizó Ben.

–A cambio me parece justo que sepas lo que nosotros tenemos aquí fuera: todo el cuerpo de policía y de la oficina del sheriff, unos cuantos soldados y media docena de agentes del GBI que estaban pasando el fin de semana en el pueblo. Todas las salidas del centro están cortadas y el banco está acordonado. No hay escapatoria posible.

–Bueno, creo que eso es negociable –dijo Ben, acariciando la barbilla de Libby con el cañón de la pistola. Ella apretó los dientes y se mordió la lengua para reprimir una mueca de asco y terror. Junto a ella, Nicky le apretó la mano–. Como ya te he dicho, tengo al hijo del director del banco.

–Sí, ya lo he oído. Pero si esperas que Nicholas Byrne te ayude después de haber desvalijado su caja fuerte, es que estás sobreestimando el vínculo entre el padre y su hijo.

Ben miró a Nicky.

–Dijiste que tu padre tenía influencia en la poli.

Nicky se encogió ligeramente de hombros.

–No dije que fuera a usarla por mí.

El teniente Decker reclamó otra vez la atención.

–No importa lo que tengas, Ben. No vamos a negociar contigo hasta que todos los rehenes hayan sido liberados. Mientras tanto, esto quizá te ayude a tomar una decisión.

La línea telefónica se cortó.
Y un instante después, la electricidad.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 11:11 am

Capitulo 12
 
Al apagarse las luces se oyeron unas furiosas maldiciones procedentes de la cámara acorazada y unos gritos de pánico provenientes del vestíbulo. Jerry regresó rápidamente con las dos cajeras al mostrador.

–¿Qué demonios ha pasado? ¿Quién estaba al teléfono?

–Los malditos polis. ¿Qué te crees que ha pasado?

Jerry volvió a maldecir y empujó a las dos mujeres tras el mostrador antes de dirigirse hacia los otros ladrones. Uno de ellos encendió una linterna en la cámara acorazada.

–¿Te importa si nos sentamos? –preguntó Nicky–. A Libby le cuesta mantenerse en pie.

Ella captó la indirecta y se agarró inmediatamente al borde de la encimera.

–Lo siento… Mi cuerpo no tolera bien el estrés. Se me baja el azúcar y la tensión y puedo perder el conocimiento.

–Sentados –ordenó Ben.

En vez de volver a la mesa, Nicky se sentó con la espalda pegada al mostrador. Desde allí no podían ver lo que sucedía, pero tampoco podían ser vistos.
Se acercó a Libby hasta rozarle el pelo con la boca.

–¿Sigues siendo tan flexible como antes?

–Depende de lo que estés pensando. Ya no tengo diecisiete años…

–Tengo las llaves en el bolsillo derecho. ¿Puedes alcanzarlas?

Libby metió la mano derecha en el bolsillo de los vaqueros y Nicky cerró los ojos, recordando las otras veces en que su mano había buscado algo distinto a las llaves…
Lo habían pasado muy bien juntos. Perderla había sido doloroso, pero era aún peor no saber lo que él había hecho mal.
Diez años después seguían acosándolo las mismas preguntas por las noches. Dónde estaría, cómo estaría, con quién estaría… Cada vez que salía con alguien, la comparaba con Libby y siempre salía perdiendo la otra mujer. Cada vez que pensaba en su futuro, se veía a sí mismo solo, deseándola, añorándola, amándola.
Era patético… Diez años después de que ella lo hubiera rechazado sin darle una explicación, él seguía amándola.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 11:11 am

Capitulo Trece

Libby sacó las llaves del bolsillo de Nicky sin hacer ruido y se las puso en la mano.
A Nicky le gustaba que fuera tan lista y sagaz y que no hiciera preguntas cuando él le pedía que hiciera algo. No podría haber tenido una compañía mejor en una situación como aquélla. Conocía a varios policías, entre ellos Kiki, la amiga de Sophy, quienes se habrían muerto de miedo si un atracador los apuntara con un arma. Pero Libby no. Para ser una alcohólica en recuperación demostraba una seguridad envidiable.
Tentó las llaves a oscuras hasta encontrar la que estaba buscando. La deslizó en la cerradura de las esposas y se soltó la muñeca. Unos segundos después había abierto también la cerradura de Libby y se inclinó hacia ella. El dulce aroma a vainilla le hizo cosquillas en la nariz.

–¿Recuerdas el plano del banco? –le susurró–. Al fondo del vestíbulo está la puerta del aparcamiento trasero. Sal por ahí.

–¿Y dejarte aquí?

Ahora se ponía a hacer preguntas…

–Puedo manejar la situación.

–Yo también.

–Lo sé, pero me sentiré mucho mejor si no estás aquí. No soporto la idea de que te hagan daño.

Libby lo miró. Estaba muy cerca de él, pero su rostro sólo era una sombra borrosa en la oscuridad.

–Pero, Nick…

Él le puso los dedos en los labios.

–Por favor, Lib. Confía en mí.

Ella le rodeó los dedos con los suyos y los apretó un momento.

–¿Y si ellos…?

“¿… te matan?”. No pudo acabar la pregunta y él no quería pensar en ello. Le habría gustado creer que estaba preparado para afrontar el peligro, pues al fin y al cabo era policía, pero la idea lo asustaba horrores. Claro que aún lo asustaba más la idea de que mataran a Libby.

–Por favor –le insistió–. Vete.

Libby lo miró durante un largo rato, sin apenas respirar, hasta que finalmente asintió. Se puso de rodillas y desapareció furtivamente en las sombras.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 5:02 pm

CAPITULO CATORCE

“Por favor, vete”.

Nicky le había suplicado que intentara escapar y ella le había hecho caso.
Pero mientras avanzaba a gatas hacia la salida, el miedo volvió a apoderarse de ella por primera vez desde que vio a Nicky entrando en el banco.
Los temblores le dificultaban sus movimientos y se sentía como una niña pequeña aprendiendo a gatear. La oscuridad la desorientaba y la angustia por Nicky y por las cajeras tiraba de ella como un peso muerto.
Pero se obligó a continuar hasta el final del mostrador y allí vio un reflejo de luz en el suelo. Se detuvo y asomó la cabeza por la esquina.
Ben estaba en la puerta de la cámara, hablándoles a los hombres por encima del ruido de las sierras y taladros. Amy estaba sentada en un taburete frente a una mesa, con la cabeza apoyada en los brazos y el pelo ocultándole la cara. Audra estaba sentada en el suelo, a escasa distancia.
Libby cruzó rápidamente el hueco del mostrador y miró hacia atrás para llamar la atención de Audra. La cajera no dudó un instante al verla y empezó a arrastrarse por el suelo hacia el pasillo y la libertad.
Libby intentó avisar a Amy también, pero la chica tenía los ojos cerrados y no había tiempo que perder.
Audra pasó junto a Libby, pero permaneció lo bastante cerca para que Libby viera el brillo que despedían las piedras de imitación de sus zapatos. El destello la ayudó a orientarse en la oscuridad, pero a medida que se alejaban del mostrador el brillo se iba haciendo más débil hasta que se apagó por completo.
Entonces oyó un clic delante de ella, pero antes de saber si era Audra abriendo la puerta un grito de pánico llegó desde atrás.

–¡Audra ha desaparecido! –chilló Amy–. ¡Está intentando escapar!

–¡Corre, Libby! –gritó Nicky.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 5:03 pm

CAPITULO QUINCE

“¡Está intentando escapar!”.

Libby oyó el aviso de Amy a los atracadores y miró desesperada hacia donde había visto por última vez a Audra.
Milagrosamente, Audra había conseguido abrir la puerta. La cajera se puso en pie y desapareció en el exterior.
Libby también se levantó y se lanzó hacia la puerta mientras unas pisadas resonaban por el pasillo y un rayo de luz rebotaba frenéticamente en las paredes. Estaba a escasos centímetros de la libertad cuando una mano la agarró por el pelo, deteniendo su impulso y arrojándola media docena de pasos hacia atrás.
Su cuerpo impactó de lleno en el suelo. El golpe en la frente le hizo ver las estrellas y la dejó sin aire en los pulmones.
La puerta del aparcamiento se cerró de golpe, y un segundo después la mano la levantó con un fuerte tirón. Jerry la arrastró de vuelta al vestíbulo, pasó junto a Ben y volvió a empujar a Libby al suelo.

–La otra zorra ha escapado.

Nicky agarró a Libby para amortiguar su caída. Tenía el rostro contraído en una mueca de disgusto, sin duda porque ella lo había decepcionado otra vez.

–¿Por qué tienes una llave de las esposas, Nicky? –le preguntó Ben amablemente.

–Es mía –respondió Libby antes de que Nicky pudiera abrir la boca–. Cuando se sale de vacaciones hay que ir preparada para todo.

–¡La tiene porque es un maldito poli! –gritó Amy al otro lado del mostrador–. ¡He intentado decírtelo desde que entró por la puerta! Por amor de Dios, Ben, hasta ella sabía que Audra y él me estaban impidiendo hablar. ¿Cómo has podido ser tan estúpido?
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Lun 17 Nov 2014, 5:04 pm

Capitulo Dieciseis

El rostro de Ben enrojeció de ira al recibir las críticas de Amy, pero optó por ignorarlas con un encogimiento de hombros.

–No habría cambiado nada, salvo que lo habría esposado a la mesa de su padre o algo así.

–¡Por su culpa hemos perdido una rehén!

–Aún la tenemos a ella –le recordó él, señalando a Libby–. Y también tenemos al hijo del director, que además resulta ser un poli –sonrió–. Y a ti también, naturalmente.

Libby apoyó la cabeza en el mostrador y confió en que Amy y Ben se olvidaran de ella y de Nicky mientras discutían. Nicky le hizo apoyar la cabeza en su hombro.
Pensó en la chica. Amy, la joven inexperta y asustada, había sido la socia de Ben todo el tiempo. Si conseguían salir de allí con vida le retorcería el pescuezo con sus propias manos. Y Jerry se llevaría una patada en los testículos.
Eso si no la mataban antes.
A Nicky le dolía la mandíbula por el puñetazo que había recibido de Ben al intentar correr detrás de Libby. El golpe no lo había derribado, pero la pistola en la otra mano de Ben sí lo hizo quedarse en el suelo. Extrañamente no había sentido ningún miedo, ya que lo importante era que Libby se pusiera a salvo.
Pero no había sido así. Libby había perdido un tiempo precioso para avisar a Audra y eso le había costado la libertad. Eso y también Amy.
Debería haber sospechado de ella al preguntarse cómo Ben y sus amigos conocían la cantidad de dinero que había almacenada en la caja fuerte el fin de semana, pero Amy siempre le había parecido una cabeza hueca que sólo se interesaba por la ropa, el maquillaje y los hombres.

–Hemos acabado, jefe –dijo uno de los hombres desde la cámara–. Vamos a ser ricos.

–Vamos a acabar en la cárcel –murmuró Amy–. ¿Cómo demonios vamos a salir de aquí? La poli nos tiene rodeados.

–Tenemos rehenes.

–El teniente Decker no negociará por nosotros –dijo Nicky tranquilamente.

–Claro que sí. Al principio se hacen los duros, pero nunca dejan morir a un rehén. Llamará dentro de unos minutos. Le diré que retire a todos sus hombres si no quiere que le pegue un tiro a Libby. Y él lo hará.

El teléfono empezó a sonar en aquel instante, pero Ben lo ignoró y extendió la mano.

–Dame tus llaves.

Nicky se las entregó.
Segunda llamada.

–Y ahora ponte esto –le ordenó Ben, tendiéndole las esposas.

Tercera llamada.
Nicky agarró las esposas que colgaban del dedo de Ben, se cerró una manilla alrededor de la muñeca y la otra en la muñeca de Libby.

Cuarta llamada.
Ben no quedó satisfecho y apretó las esposas hasta clavarles el metal en la piel.
A mitad de la quinta llamada levantó el auricular y conectó el altavoz.

–¿Qué quieres, teniente?

Y entonces la sala explotó.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 18 Nov 2014, 11:13 am

 Capitulo Diecisiete

Una explosión de luz cegadora estremeció el edificio del banco y barrió el interior con la onda expansiva.
Nicky agachó la cabeza y cerró fuertemente los ojos, pero aun así vio un haz de luces brillantes que le traspasaron los párpados. La detonación lo había dejado casi sordo, pero pudo distinguir algunos sonidos… Las maldiciones de Ben y sus hombres, un grito de espanto de Amy, golpes en las puertas y las pisadas de los policías irrumpiendo en el edificio.
Gracias a Dios… Estaban salvados.
Debajo de él oyó una respiración acelerada y dificultosa, síntoma de una hiperventilación.
Le apartó a Libby el pelo de la cara y le susurró con voz suave y casi inaudible.

–Ya está, Libby. Ya está… Todo ha terminado.

Ella abrió los ojos y lo miró con una expresión de asombro, confusión y, por primera vez, de pánico. La explosión la había dejado sorda y no podía oír las palabras tranquilizadores de Nicky.
De modo que Nicky se olvidó de las palabras y la besó en la boca con toda la pasión contenida. Al cabo de diez años seguía deseándola con un apetito voraz.
Ella también lo besó, con el mismo deseo y avidez, al tiempo que se aferraba a él con todas sus fuerzas.
Había vuelto a casa.
Y también él.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 18 Nov 2014, 11:13 am

Capitulo Dieciocho


Libby estaba segura de que la explosión había causado un daño permanente en sus oídos y que su visión, si se atrevía a abrir los ojos, quedaría borrosa para siempre.
Pero por el momento no le importaba. Se abrazó al cuello de Nicky y lo besó con toda su alma para que su calor y excitación masculina borrasen el frío, el miedo y el dolor.
¿Cuántas veces había añorado los besos de Nicky? Cientos. ¿Cuántas veces había soñado con estar de nuevo entre sus brazos? Miles.
Tal vez sólo fuera el alivio al estrés postraumático y para él no significara nada, pero para ella lo significaba todo.
Fue vagamente consciente de que el banco se llenaba de gente que gritaba órdenes y que reducía a los atracadores. No le importaba. Mientras Nicky la estuviera besando y abrazando el resto del mundo no existía. Tenía que deleitarse con aquellos momentos antes de volver a la normalidad. En Belfast la esperaba su vida triste y solitaria.
El primer sonido que pudo distinguir fue un carraspeo cercano. Nicky fue el primero en reaccionar e interrumpió el beso para levantar la cabeza, aunque ella intentó detenerlo.
Libby abrió los ojos y se encontró con un hombre atractivo y sonriente, agachado junto a ellos.

–Brian McFadden –dijo al reconocerlo.

–Libby Maxwell –respondió él–. Tienes muy buen aspecto.

–Tú también.

Nicky se incorporó y la ayudó a hacer lo mismo. Libby se pasó los dedos por el pelo, ligeramente avergonzada.
No era la primera vez que Brian los sorprendía besándose, pero entonces eran jóvenes. Ahora eran adultos, ella había traicionado a Nicky y él estaba saliendo con Sophy.

–Vamos a necesitar una declaración de ustedes y de las cajeras –dijo Brian–. Audra ya está en la comisaría.

–Guarda un par de esposas para Amy. Estaba metida hasta el cuello –dijo Nicky, antes de girarse de nuevo hacia Libby–. Nos veremos en la comisaría… dentro de un rato.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 18 Nov 2014, 11:14 am

Capitulo Diecinueve

Brian sacudió la cabeza con consternación al enterarse de que Amy era cómplice de los atracadores.

–Siempre son las más guapas las que te sorprenden. Nicky, tus padres están ahí fuera, así que quizá quieras escabullirte con Libby por la puerta de atrás. Los veré en la comisaría.

Nicky asintió y se puso en pie mientras Brian se alejaba.
Libby seguía esposada a Nicky y se levantó con un suspiro. Era lógico que Nicky no quisiera que sus padres la vieran. No les gustaba antes de haberle roto el corazón a su hijo, y no era muy probable que hubieran cambiado de opinión.
Era lógico, pero no por ello menos doloroso.
Nicky la agarró de la mano y la condujo hacia la salida trasera. El aparcamiento estaba lleno de vehículos oficiales. Un agente de uniforme les ofreció transporte, pero Nicky negó con la cabeza. Otro agente les ofreció quitarles las esposas, pero Nicky volvió a negar con la cabeza y siguió caminando.
La noche era fresca y soplaba una ligera brisa. La comisaría estaba a media manzana de allí, pero Nicky giró hacia el norte, hacia la plaza del pueblo, y ella lo siguió encantada. Lo habría hecho aunque no estuviesen esposados, feliz de poder prolongar aquellos momentos.
Llegaron a la glorieta en el centro de la plaza, rodeada de concurridos restaurantes, y Nicky se detuvo para mirar fijamente a Libby a la luz de las farolas.

–Estaba muy furioso contigo, Libby… y también muy dolido. En todos estos años no he dejado de preguntarme qué había hecho tan mal para que dejaras de quererme.

Los ojos de Libby se llenaron de lágrimas.

–Nicky, yo jamás…

Él le puso los dedos en los labios.

–Odio lo que ocurrió, pero ya forma parte del pasado. Lo único que no ha cambiado es lo mucho que te quiero. Nunca he dejado de quererte, Libby. Y nunca lo haré.

Las palabras de Nicky le llegaron al corazón.

–Yo tampoco he dejado de quererte… –susurró.

Él le puso una mano en la barbilla y le provocó un cálido estremecimiento con sus caricias.

–Danos una oportunidad, Libby. Déjame… –se calló un momento y tragó saliva–. Déjame ser parte de tu vida.
Volver arriba Ir abajo
vanessa

avatar

Mensajes : 235
Fecha de inscripción : 10/07/2014

MensajeTema: Re: Rehenes [+18][R][TERMINADA]   Mar 18 Nov 2014, 11:14 am

Capitulo Veinte


Libby permaneció tanto rato en silencio que a Nicky casi dejó de latirle el corazón. Finalmente, sorbió por la nariz y una lágrima resbaló por su mejilla.

–¿Parte de mi vida? –repitió en voz baja y temblorosa–. Siempre has sido la mejor parte de mi vida, Nicky. Nunca he conocido a nadie como tú. No he pasado un solo día sin pensar en ti, sin echarte de menos, sin lamentar lo que te hice… Pero ¿qué pasa con Sophy?

Él le secó el rastro húmedo que había dejado la lágrima.

–Sophy y yo no estamos saliendo. Íbamos a cenar juntos, pero sólo como amigos. Nunca ha habido nadie más que tú, Lib. Podrías haberme llamado en cualquier momento… Podrías haber vuelto a casa cuando quisieras.

Ella sacudió la cabeza.

–No te habrías alegrado de verme. Hoy no te has alegrado de verme.

–Es normal que te guardase un poco de rencor al principio –sonrió tristemente–. Pero no hay nada como tener una pistola apuntándote a los ojos para darte cuenta de lo que realmente importa. Y tú, Libby, eres lo más importante de mi vida.

Volvió a besarla y se deleitó con su exquisito sabor y dulzura.
Un coche patrulla se detuvo en la plaza e Egan, el compañero ocasional de Nicky, les llamó la atención.

–Eh, Nicky, al teniente le gustaría acabar con el papeleo cuanto antes para irse a casa con su mujer. ¿No podrías dejar los besos para luego?

Nicky se tomó su tiempo para acabar el beso antes de responder, sin dejar de mirar a Libby.

–Enseguida vamos.

Agarró a Libby de la mano y echaron a andar hacia la comisaria.

–¿Hasta qué punto es importante para ti vivir y trabajar en Belfast?

–El trabajo sólo es un trabajo, y Belfast es un buen lugar para vivir, pero no es mi hogar. Mi hogar está en aquí… Donde estés tú.

–Estupendo, porque no me gustaría un matrimonio a distancia…
Ella esbozó una amplia sonrisa y juntos siguieron caminando.


FIN
Volver arriba Ir abajo
 
Rehenes [+18][R][TERMINADA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mi angel...(TERMINADA)
» Camino a tierra prometida [Oliver Cromworth] TERMINADA
» Dibujos mios =D ...
» Un momento de debilidad [Atsushi Murasakibara]
» La muerte en derredor [Libre] TERMINADA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Forgotten Words :: Novelas Rosas :: Novelas Romanticas-
Cambiar a: